05 agosto, 2006

Observaciones de la realidad. (Tontas, por ende)

Estoy en Burgos, mi ciudad natal. Paso junto al número 85 de la Avenida del Cid, donde se ubica una farmacia. Junto a la puerta, en la calle, hay una máquina expendedora de condones. Está muy alta. Calibrando por mi estatura, estimo que la ranura de las monedas queda a una altura entre 2,10 y 2,15 metros de la acera. Los preservativos son 'Control', dulce pleonasmo.
Corolario:
Follar es actividad que en Burgos se atribuye a las personas muy altas.

26 comentarios:

Gorkataplines dijo...

Santiago.

En el País Vasco no importa la altura de las máquinas, no hay máquinas, no hacen falta, aquí no se folla.
La construcción nacional no nos deja tiempo para esas chorradas.

El Paleta dijo...

¿No se ha dicho siempre que follar es de albañiles?¿No ve el patrón que tenemos andamio?

antecessor dijo...

Si es que los de Burgos sois insaciables: queréis follar y además que os lo pongan fácil. ¿Os lo tendréis que trabajar un poco, no?

Claudia dijo...

Oiga, Santiago. A usted no hay quien le siga. Nos va a volver locas y locos.

Ella dijo...

¿No será que en Burgos TAMPOCO folla nadie?

Fernando Peregrín dijo...

Conozco esa farmacia y esa máquina expendedora de gomitas. Tiene su historia, que me la contaron no hace mucho. Verá usted, amigo don Santiago.

Resulta que los machos burgaleses suelen alardear de la longitud y consistencia de su pene. Surgió entonces la leyenda urbana de los tipos muy bien dotados de Burgos que, cuando necesitaban un condón en plena noche, por las razones que fuesen, que no entro en detalles, en vez de darle al botón de la maquinita expendedora con la yema del dedo, lo apretaban con la punta de su viril miembro. Y cuanto más alta estuviese la máquina, más longitud y más farde sexual.

El avispado farmeceútico de la Avenida del Cid observó que cuanto a más altura se colocaban las dichas maquinitas expendedoras, más condones se vendían. Incluso venían clientes de las afueras para mostrar la portentosa capacida de su pene a la hora de conseguir condones.

Durante algunos meses, y tras varios incrementos en la altura de la máquina de condones, ésta se estabilizó entorno a 175 cm. Sucedió que la noticia de que en Burgos había una máquina de condones sólo al alcance de los más y mejor dotados llegó hasta el norte, hasta Bilbao, concretamente hasta el centro mismo de Bilbao. Y claro, entonces empezó la verdadera competición y se organizaron excursiones nocturnas en autobuses que salían de Bilbao, del centro, y con destino final en la farmacia de la Avenida del Cid de Burgos, donde estaba instaldo el "vergómetro" oficial homologado por los del Guiness para establecer el record mundial de longitud del miembro masculino.

Por lo tanto son falsas las versiones que dicen que hay una ordenanza municipal en Burgos--fruto, se dice, de las presiones del obispado y de la Agrupación local de Damas de Santa Gadea, Virgen y Mártir, del PP -- que obliga a colocar las máquinas expendedoras de condones exteriores de los establecimientos a una altura prudencial que impida a los menores de edad, altura o verga el uso indebido de los infernales dispositivos profilácticos.

Fernando Peregrín dijo...

Se me olvidó decir antes que la llegada masiva de los mozos de Bilbao, del centro, hizo subir el listón hasta la altura actual, que según cuentan, sólo la han alcanzado dos "harri altxalzale" jubilados del "batzoki" del Casco Viejo.

Para más información, y ya que estamos en un sábado de agosto y entre amigos, les diré que yo dejé de comprar condones en esa maquinita de Burgos cuando la altura superó los 205 cm.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Total, que los bajitos, sin condón. Así nos van las cosas, algunos a por el octavo hijo.

Terreiro dijo...

Santiago, su blog va a velocidad endiablada:
Sobre lo de Cuaba y Patxi:
Juro por la Hostia Bendita que yo he sido progre de libro, por tanto me ha llevado mas de media vida y un viaje a Cuba para darme cuenta de todo eso. El viaje a Cuba fue como la revelación de San Pablo, no podía creer la luz cegadora que me cegaba los ojos y me decía: José Luis, la llevas cagando toda la vida.
To es posible con Patxi, excepto ser Nicolás Redondo, para eso hay que tener dos...

Sobre la máquina de condones: Mis 192 cm (de altura) me hacen no tener ningún problema en Burgos con las máquinas expendodoras, Para encontrar zapatos de mi número es otra cosa.

burgalés dijo...

Enhorabuena, Terreiro, usted podrá comprar condones en la farmacia que dice don Santiago. Pero su problema en Burgos, como en Bilbao, no va ser encontrar zapatos de su número, sino encon trar con quién.

Ótro burgalés, ja, ja,ja dijo...

Casi todos ustedes están en lo cierto. Según los últimos estudios de la Fundación Atapuerca, los aborígenes se caracterizan por ser más bien chaparros, curtidos para los fríos invernales y por aparearse una o dos veces por año, ja, ja ja.
¿Y usted de qué cojones se ríe? se preguntarán.
Es que a mí me toca hoy.

Otro burgalés, ja, ja,ja dijo...

Casi todos ustedes están en lo cierto. Según los últimos estudios de la Fundación Atapuerca, los aborígenes se caracterizan por ser más bien chaparros, curtidos para los fríos invernales y por aparearse una o dos veces por año, ja, ja ja.
¿Y usted de qué cojones se ríe? se preguntarán.
Es que a mí me toca hoy.

Otro burgalés, ja, ja,ja dijo...

Casi todos ustedes están en lo cierto. Según los últimos estudios de la Fundación Atapuerca, los aborígenes se caracterizan por ser más bien chaparros, curtidos para los fríos invernales y por aparearse una o dos veces por año, ja, ja ja.
¿Y usted de qué cojones se ríe? se preguntarán.
Es que a mí me toca hoy.

Fray Valentín de la Cruz dijo...

Usted sí que sabe, Peregrín.

Lindo Gatito dijo...

Cuentan las crónicas que un Cardenal giró visita a un convento de clausura: Las Hermanitas de la Virgen de la Gran Sorpresa. El Príncipe de la Iglesia estaba encantado con lo que encontraba; la pulcritud, el orden, la austeridad que veía por todas partes le llenaba de gozo el corazón. Aquellas monjitas eran unas almas de Dios, un pilar de la Iglesia en estos tiempos depravados y descreídos. Por eso su corazón dió un vuelco en la visita al coro. Encima del armónium destacaba una caja de preservativos de una conocida marca.

- ¡Pe... Pero, Madre...! ¿Qué es esto? -Exclamó el purpurado, con voz temblorosa, dirigiéndose a la Superiora del convento-.

- ¡Ah, eso! -Contestó, sonriente, la monja-. Nada, Eminencia. Una cajita que se encontró Sor María de la Consolación en el huerto, al lado de la tapia que de al Mundo Exterior. No sabíamos que cosa era, pero al parecer se trata de alguna medicina porque resulta que había un folleto de instrucciones que no entendimos mucho (ya sabe Su Eminencia, los médicos...), menos en un párrafo que decía: "Póngase encima del órgano para evitar las enfermedades infecciosas". Nosotras no tenemos órgano, como sabe Su eminencia, así que lo pusimos encima de armónium y, desde entonces, oiga, ni un catarrito, ¿eh? ¡Es que ni un catarrito!

.......................................................................................

Esta historia está dedicada a Don Fernando Peregrín. Se la conté yo mismo hace años a mi farmacéutico, que vendía toneladas de esas pulseritas magnéticas que tan beneficiosas eran para la salud, a juzgar por el éxito que tenían. Ante mi estupor de que semejante gori-gori tuviese tanta aceptación y de que, encima, se vendiese en una Farmacia, en lugar de en una carpa ambulante, el buen boticario me arguyó que "a algunos le iba bien". Entonces le conté la historia de las monjitas. Desde entonces me mira con un poco de prevención. Pero ya no vende esas cosas.

C7 dijo...

Hay una duda que me consume. Sobre un mensaje de "ella" a las 12:20 pm que dice literalmente:

"¿No será que en Burgos TAMPOCO folla nadie?"

Mi duda es: ese "TAMPOCO" significa que además de no follar, hay más cosas que la gente de Burgos no hace? o significa que que tiene constancia de que hay más sitios, aparte de Burgos, donde no se folla?

Por favor "ella" saqueme de dudas, aunque solo sea por ampliar mis conocimientos de geografia humana.

Ella dijo...

Para c7.

Me llega tarde su comentario de ayer, así que siento no haberle respondido con más prontitud y haber evitado su noche en vela.

Como usted bien sabe, D. Santiago vive en el País Vasco, lugar de España sobre el que corre la máxima bien fundada de que se folla POCO y MAL. Naturalmente, salvo virtuosas excepciones. Es posible que D. Santiago no esté dde acuerdo con esa máxima- ya se sabe que los hombres son reacios a ceptar ciertas realidades-, pero ese TAMPOCO se refiere a nuestra triste realidad.

P.D. Cuando digo VASCOS, en este caso no incluyo el femenino. Es un problema de nuestros hopmbres; ya se sabe: el mus, el futbol, los txikitos, las chuletas, las sociedades gastronóminas...y bueno, lo demás, todas esas cosas que les ditraen a nuestros muchachotes . Que quieren que les diga.

C7 dijo...

"Ella", me deja usted anonadado. Los tópicos son los tópicos, ya lo sé, y con la desinformación que ahora reina espero que sepa perdonarme mi confusión, pero yo pensaba todo lo contrario, porque con todo el tiempo que algunos abertzales llevan dando por ... a toda España y en especial a la CAV yo me había forjado la idea de que la capacidad sexual de los vascos sobrepasaba la media europea, e incluso pensaba que era un distintivo más de los que el sr. Arzalluz contaba para proclamar que la raza vasca era diferente. Gracias por iluminar esa zona penumbrosa de mis apreciaciones hacia el proceso de pacificación.

Ella dijo...

Pues que quiere que le diga,c7, la realidad es así de dura.... Y, lamentablemente, no se trata de una leyenda urbana. Quizá sea porla humedad, ya sabe usted. O quizá por aquello de que no nos romanizaron... No sé, pero así está la cosa.

Fernando Peregrín dijo...

"No le tiene al hombre más que por necio, por liviano, por cobarde o por perdido, según los casos…no sabe más que ser desagradecida, aborrecer, no amar y perseguir…esos defectos de esta infeliz mitad del género humano son ingénitos en ella e inseparables de su sexo: si la mujer, con lo vana que es, amara, el mundo sería una orgía continua y de sus locuras estaría saturada la vida social; y i es vana e inferior al hombre, es decir, si no tiene tanto seso y corazón que éste, es porque, de suceder lo contrario, la lucha entre el hombre y la mujer sería terrible desde el hogar doméstico hasta las esferas más elevadas del gobierno de los pueblos."

Sabino Arana

luigi dijo...

Sabino, ese hombre.

C7 dijo...

ELLA

Aquí tiene que haber un problema de técnica estadistica. Es impensable esto. Y no crea que lo digo por corporativismo. Uno es seguidor de los conductistas y estoy convencido de la eficacia del estimulo-respuesta. Y por el conocimiento que tengo del tipo de estímulo que son las ciudadanas vascas es impensable que la respuesta de los ciudadanos vascos sea la que se comenta. definitivamente esto debe ser un problema de medición estadistica.

Salvo, que esta información provenga de las secretas estimaciones estadisticas que maneja el sr. Blanco, que entonces ya queda claro de donde viene la confusión.

Ella dijo...

Para c7.
Yo creo que es su información la que proviene de las estadísticas del Sr. Blanco. Ella está compungida, a Ella no le gusta esta realidad,; pero es tozuda- la realidad-, como la vida misma. Que le vamos a hacer, c7.

C7 dijo...

ELLA

Despues de leer su último post he quedado convencido. Tenemos un problema, o seamos sinceros, tienen un problema. Ahora habrá que buscarle una solución. Y puede que la solución sea negociada. Por lo que se hacen necesarios negociadores.

Le soy sincero apreciada ELLA, el pensamiento de que la solución de este problema que a usted la compunge (y que conste que esa palabra me atrevo a decirla por que se trata de usted y del afecto que me produce la solidaridad) pueda estar en manos de los Negociadores Estrella: el sr. López y su ayudante para las situaciones importantes ... ya a mi me pone los pelos de punta ... por lo que imagino que a usted se le pondran como escarpias

Ella dijo...

Tiene usted toda la razón. Pero no se agobie, no está en manos de ningún negociador. Esto no tiene arreglo.

c7 dijo...

Si no tiene arreglo, entonces nombremos una comisión