01 agosto, 2006






EL CORREO/POLÍTICA

OPINIÓN/¿Quién tiene prisa?

Santiago González/


Estábamos, como quien dice, a punto de siesta, vale decir en ese adelanto agosteño de un fin de semana alargado por la festividad de San Ignacio, cuando el secretario general de los socialistas vascos decidió enviar un mensaje a Batasuna. Eligió el domingo para explicar al partido abertzale que está retrasando su vuelta a la legalización y que debe darse un poquito más de prisa si quieren participar en las instituciones y en una mesa de partidos.
Otegi le respondía ayer que su legalización «no garantiza el desarrollo del proceso», mientras la mesa de partidos, sí, y que por eso, lo que es urgente de verdad es la constitución de la mesa y que el único impedimento es el PSOE «que pone ahora la legalización de Batasuna como condición indispensable».No dice verdad Arnaldo Otegi al señalar que es una condición de ahora. Hasta la saciedad habían dicho Patxi y todos, absolutamente todos los suyos, que jamás se sentarían con un partido ilegal. Cuando lo hicieron en el hotel Amara Plaza, la víspera de San Fermín, explicaron que sólo una vez y la puntita nada más, pero que para la segunda reunión tenían que estar legalizados.
Patxi los quiere dentro de la democracia. Ellos, más modestos y prácticos, se conformarán con estar dentro de las instituciones, especialmente de los ayuntamientos, pero ha bastado que detecten las prisas de sus interlocutores socialistas para que se hagan de rogar. Ésta es una constante en todos los 'procesos de paz' que los etarras han mantenido con gobiernos españoles. No es que hagan ascos al acercamiento de los presos, un detallito de buena voluntad, o a la legalización de su partido en este caso, pero son menudencias. Ellos a lo que van es a la negociación política, porque tienen la seguridad de que lo otro caerá por añadidura.
Concluida la ronda de conversaciones de todos con todos menos el PP, se registran algunas coincidencias notables: Batasuna, el PNV, EA, Aralar y la inflorescencia de Madrazo son partidarios de abolir la Ley de Partidos. El PSE, de mantenerla en plan creativo: difuminar sus bordes y pedir asesoría a Atutxa para que les explique cómo se debe cumplir la sentencia del Tribunal Supremo de 27 de marzo de 2003, que ilegaliza, disuelve, borra la inscripción, ordena la paralización de todos los actos y dispone la liquidación de los bienes de Batasuna.
También están de acuerdo todos los interlocutores del PSE en la autodeterminación. Algunos, es el caso de EA, con más radicalidad que el propio Arnaldo: Begoña Errasti ni siquiera acepta negociar otra cosa que no sean los plazos de aplicación. Otegi, en cambio, mostraba ayer su pragmatismo al explicar que sin el PSE «la mesa no tendría sentido». Natural. ¿De dónde iban a cobrar todos los comisionistas, si no?¿Dónde se ha visto una timba sin la figura del 'primo'?

s.gonzalez@diario-elcorreo.com


____________


Un préstamo conceptual de Woody Allen
(O de Josu Jon Imaz)


Alvy Singer.-Esto me recuerda a aquel tipo que va al psiquiatra y dice: "Doctor, mi hermano está loco. Cree que es una gallina" y el doctor responde: "¿Pues por qué no lo encierra en un manicomio?" y el tipo le dice: "lo haría, pero es que... necesito los huevos".

("Annie Hall")

14 comentarios:

antecessor dijo...

El Comisionista: que gran hallazgo conceptual. Se puede entender todo sin Zapatero o pese a Zapatero, sin Patxi López o pese a Patxi López, pero nada tiene sentido si pasamos por alto la figura del comisionista. Nada de intermediarios, mediadores, facilitadores, hombres buenos, friendship, ni polladas: todos accesorios y prescindibles. Lo único estable, lo único permanente, en este proceso es el Comisionista.

Ya lo dijo Monterroso: cuando despertó, el Comisionista estaba allí.

Lavuasié dijo...

Lsa comisiones ni se crean ni se destruyen. Únicamente se transforman.

louellaparsons dijo...

Muy bueno lo de los comisionistas.

Sólo de la mano del PSE, Batasuna conseguirá, no sólo una couta de poder con la que se conformará en un principio, sino su objetivo soñado al final del "proceso": liderar el nacionalismo vasco. Sin prisas.

- O S A K A - dijo...

fenomenal blog, sí señor...

y no conocía esta cita del genial director; te la tomo prestada

un saludo y gracias

Oriana dijo...

Querido Santi: no tiene que ver con el blog de hoy ( necesitaría más tiempo) pero, recién llegada de vacaciones y poniéndome al día despacito para no sufrir demasiado, te quiero decir que tu "Tiempo de silencio" es genial. De silencio impuestos, por desgracia,supimos en otros tiempos oscuros. Por eso ZP, tan revolucionario él, aunque ni se le vió ni se le esperó en los movimientos de resistencia antifranquista,no debería confundir ruido con transparencia, discreción con ocultismo. Yo, hoy, volveré a insistir en "El apagón". Gracias por tu Blog. Dá calor y lucidez. Dos elementos necesarios para el equilibrio emocional de los constitucionalistas.

Carmen de Téllez dijo...

Como ayer anunciaba El Mundo en su artículo El pactito feo (*), Madariaga dijo en Telamadrid -en el último capítulo de la serie sobre ETA- que Eguiguren le pidió una entrevista con ETA de parte de Zapatero, cuando éste era todavía oposición. Estando vigente, por tanto, el Pacto por las libertades y contra el terrorismo.

Es importante recordar las actas de la reunión de ETA en que se plantean tres hipótesis para los contactos del PSOE:

"ETA aceptó en febrero de 2004 mantener reuniones con el PSOE.

Esta reunión del Comité Ejecutivo de la banda, llamado Zuba -en el que estaban representados Josu Ternera, Antza, Anboto, Esparza Luri y Peio Eskizabel-, se celebró cuando los dirigentes de Batasuna y del sindicato LAB, Arnaldo Otegi, Rafa Díez y Pernando Barrena, llevaban años de reuniones con el presidente del PSE, y cuando ETA ya había decidido la tregua para Cataluña, en aquellos momentos gobernada por el tripartito.

El acta del encuentro del denominado Zuba plantea varias hipótesis para una eventual reunión entre el Nes -aparato de negociación- y «los gorrinos-PSOE». Todo parece indicar que así, gorrinos, es como denominan a los socialistas.

ETA establece que «en el caso de que el PSOE quiera contacto con la Organización, la Organización está dispuesta». «Para eso, lo primero hay que aclarar de quién es la iniciativa: del PSOE, del Estado o a nivel personal (ésta no se acepta)»."
(**)


¿Cómo debemos calificar esto?


P.S. Inevitable atender a las referencias al centro Henri Dunant, el sacerdote irlandés y la libertad de Ternera.


--------
(*) En Revista de Prensa de BASTA YA, ayer
(**) Información de El Mundo, también en Revista de Prensa de BASTA YA, de 2 de julio

Patti dijo...

No eres nadie sino tienes un comisionista en la familia.
Otegi lo ha entendido así desde el principio, el PSE también.

Bremaneur dijo...

Díos mío, lo que se agradece que se escriba con sentido del humor. Gracias, Santiago.

Tres preguntas:

- Esta es muy ingenua, pero agradecería que alguien me contestara: ¿Por qué El País no ha dado ninguna noticia (por lo menos en estos últimos días) acerca del soplón pacifista?

- ¿Por qué en El País aparecen las noticias sobre Kale Borrica y agresiones a militantes no nacionalistas en unos breves que pasan casi desapercibidos?

- Me acabo de comprar Josu Ternera: una vida en ETA, de Florencio Domínguez. En el libro se cuenta que la famosa reunión entre Ternera, Antza y Carod fue en un restaurante, y que tomaron paella para comer. Carod cuenta otra versión: que se reunieron en una casa y que sus amigos asesinos fueron los que hicieron la comida: un arroz de sobre. ¿Alguien puede darme el menú correcto?

Santiago, has creado un blog espléndido. Muchas gracias.

Eulalia dijo...

Ibarretxe en Loyola esta mañana, aunque San Ignacio fue ayer. Dice que la sociedad vasca debe participar desde ya en el "proceso de paz". ¿Puede decirme alguien qué significa eso o es hablar por hablar? Este hombre lleva años con la misma cantinela, y lo peor es que, poco a poco, y con la ayuda inestimable de los socialistas, claro, va arrimando el ascua a su sardina, aunque soy incapaz de predecir cómo quedará el PNV después del "proceso", ¿gobernando, apartado por la coalición PSE-Batasuna?
Todavía nos quedan, como mínimo, dos apariciones más e Ibarretxe este mes; la próxima semana en Aránzazu, donde tras oír misa concederá unos minutos a los periodistas que le habrán esperado hora y media en un pasillo. Y tendrá otra ocurrencia, seguramente algún llamamiento a los batasunos. Y en fiestas de Bilbao, sus consabidas declaraciones en la plaza de toros, de pie ante el micrófono, con ese fondo de ladrillo caravista; ahí tiene que tocar ya la mesa de partidos.
Hoy habrá cantado eso de "Inazio gure patroi haundia, jesusen konpania fundatu....".
Cambiando de tercio, excelente artículo de Herman Hertsch hoy en El País.

Vate retro dijo...

Sin dudarlo, Bremaneur, créase la versión de Florencio Domínguez. Su libro es un monumento al rigor periodístico. Todo lo que escribe este hombre va a misa.

julia dijo...

Espléndido Santiago, para variar, y estupendo artículo de Javier Zarazalejos en Basta Ya!.

Anónimo dijo...

¿Alguien podría colgar el artículo de Tertsch? Gracias.

Lavuasié dijo...

Con mucho gusto, anónimo. Helo aquí:

HERMANN TERTSCH
Las últimas lecciones de Gramoz Pashko
HERMANN TERTSCH
EL PAÍS - Internacional - 01-08-2006
Aún no hay rastro del helicóptero que se supone posado en las profundidades marinas del estrecho de Otranto. Pero todos los que le conocieron, amigos y enemigos, saben ya de la redoblada tragedia que ha costado la vida a Gramoz Pashko, el que fuera viceprimer ministro albanés, a su hijo Ruben y a la tripulación que lo llevaba a un hospital en Italia después de caer en coma a causa de una caída mientras se bañaba en las rocas de la costa albanesa, cerca del estuario de Vlora. Desapareció en una turbulenta noche sobre el Adriático. Como habría dicho él entre carcajadas, tuvo que caerse dos veces al mar para matarse del todo este brillante personaje con sólida fama de ser uno de los seres más optimistas que han poblado los Balcanes. Era Pashko uno de esos individuos improbables a los que el estalinismo más oscuro e infecto de Enver Hoxha no logró mutilar intelectual y anímicamente. Miembro de la minoría cristiana ortodoxa, fue de los primeros que alzó la voz en favor de seguir el camino de las revoluciones democráticas habidas en Europa Central y fundó con el ex presidente y actual primer ministro, Sali Berisha, el Partido Democrático. Acabaron siendo grandes y solemnes enemigos. Tanto que seguro que Berisha le echará de menos.

Pero su principal virtud, más allá de su inteligencia y conversación virtuosista, era ese optimismo que le hacía ver oportunidades en situaciones en las que otros estaban tentados de cortarse las venas. En las peores situaciones de miseria, violencia y caos de los años noventa en Albania, cuando muchos creían que aquélla era una sociedad de esclavos -no liberados sino descontrolados y enajenados por falta de dueño- y abocada a convertirse en un pozo negro en Europa, Pashko explicaba brillantemente los mecanismos que, según él, encauzarían a sus compatriotas hacia conductas homologables a las de los países bienaventurados que jamás conocieron un infierno remotamente comparable al del pasado albanés. Hablaba del optimismo obligado al ser única alternativa al horror. Pashko tuvo razón. Albania salió de aquel pozo.

En estos últimos días, el optimismo de Pashko -lo recordaba también su gran amigo el gran conocedor de la Europa Oriental, balcanólogo, periodista y escritor Misha Glenny- nos habría venido bien a todos los que lo disfrutamos en el pasado. Porque el estado anímico en los foros políticos internacionales se halla en las cotas albanesas depresivas de los peores momentos. Angustia y alarma crecen sin cesar. El grito de espanto es generalizado. Con toda razón. La estrategia del silencio y la ocultación de la violencia y el desafuero son una ofensa a las víctimas y propios de regímenes como el vivido por Pashko, los existentes en Irán y Siria o el que se ha ido formando en el sur de Líbano en estos años ante la impotencia de Beirut. El grito de espanto ante los niños muertos de Qana nos debe hacer reaccionar a todos. Por intolerables. Y por evitables antes de esta guerra que comenzó porque los enemigos de las libertades y la sociedad abierta se sienten fuertes. La tragedia se ha instalado exactamente según los planes de quienes dedican vida y muerte a verter sangre, "los nuevos nihilistas", dice André Glucksmann.

En Irak, entre suníes y chiíes, en Líbano en Hezbolá, en Gaza y ya en gran medida en Cisjordania en todo su cuerpo social enloquecido por la miseria, la humillación y el culto a la muerte. Cabezas más frías -o no- en Damasco o Teherán, ven con satisfacción cómo Israel gana enemigos al mismo ritmo que EE UU pierde aliados. Crece el estado de ánimo que clama venganza a corta distancia, y la convicción de que Israel mata a propósito a civiles. Si no logra adivinar un imposible beneficio lo atribuye al instinto. Alegrará a muchos el hecho de que Israel va perdiendo esta guerra. Pero los que se alegran y viven en libertad tendrán suerte por el hecho de que Israel no puede perder sin perderse a sí mismo. Y habrá una paz impuesta a quienes creen poder medrar en guerra. Porque, como decía Pashko, la alternativa es el horror.

Anónimo dijo...

Muchas gracias, lavuasié.