12 agosto, 2006

La nueva tipología

Ocho días después de que Galicia se haya convertido en el mapa de Bonanza, no hemos encontrado la manera de que alguien decrete un alto el fuego. En las últimas 24 horas el número de incendios ha aumentado en 15 (de 128 a 143).
Es verdad que la Xunta no ha remitido aún al Parlamento regional el proyecto de Ley de Emergencias de la Comunidad Autónoma de Galicia. Debió entrar en vigor en mayo pasado, pero seguramente se enviará antes de que acabe 2006. Más vale tarde que nunca mais. Desactivaron el plan de Fraga sin haber articulado uno alternativo.
Pero esas son cuestiones intrascendentes, de calendario. El ministro del Interior se ha abrazado al sintagma revelación de este verano ardiente: la nueva tipología. Los grandes hallazgos es lo que tienen, que permiten trabajar sin datos. Antes habían enunciado el concepto Pérez Touriño y su conselleiro de Medio Ambiente, el alcalde de Santiago y algunos otros. La están rondando, aunque nadie con mando en plaza se ha atrevido a ponerle aún las siglas.
Toda Revolución canónica tiene sus enciclopedistas. Al fin y al cabo, la tarea de los intelectuales es arrimarse al tema y Suso de Toro lo había explicado la víspera en un artículo:
"El castigo es explícito: el fuego no quema masas arboladas,
va directo contra las casas, contra la gente. La trama que actúa como guerrilla
insurgente aquí y allí castiga a una sociedad que hace justo un verano ha tomado
una decisión seria, jubilar dieciséis años de administración de la
derecha."
Han sido detenidas 22 personas, con edades comprendidas entre los 17 y los 90 años. Cabe la posibilidad de que la trama esté articulada por segmentos de edad.
La ministra Narbona se desdijo y ya no cree en el despecho de los no contratados como causa. Justamente lo único que se sabe de uno de los presuntos incendiarios es que es un contratado. Quizá por eso, la mujer ha abandonado el psicoanálisis y ha empezado a buscar por los predios de la sociología. Estas cosas pasan por "el bajo nivel sociocultural de algunas zonas rurales gallegas".
Palos de ciego. Es mejor saber cuál es la meta para acertar con el camino. La nueva tipología. O, como dice el fiscal general del Estado: «Al margen de causas tradicionales, debemos ver si estamos ante una trama criminal organizada».
Desde ahí a la conclusión de Suso de Toro queda todavía un trecho que debemos recorrer con prisas, pero sin pausas. Entre los 22 detenidos, ¿Hay alguien que tengá carné del PP?¿Algún votante?¿Relaciones de parentesco con algún dirigente regional?Mejor aún: habría que investigar si Isidoro Barrios y Toñi de la Cruz están veraneando en las Rías Bajas.
__________
Vecinos en pie de foto
Eran 500 dice el pie. Se refiere a una manifestación del "pasado miércoles", hace tres días. En la foto, que quizá sea más reciente, sólo se puede ver a una docena. El pie repite el lema, elidiendo piadosamente la injuria.

18 comentarios:

Patti dijo...

Estamos en manos de unos ineptos, que además son unos desaprensivos. Se está repitiendo lo que sucedio en Guadalajara,cuando se dan cuenta de la magnitud del problema ya es tarde y han envenenado tanto el ambiente que no hay manera de solucionar nada. Lo primero es sacar tajada y luego ya prepararán un plan.

eneko beltza dijo...

Dice Rubalcaba (Alfredo) que los incendios de ahora son "estratégicos" y que están provocados "con muy mala intención".

Ya se sabe que cuando gobernaba el PP en Galicia los incendios eran "tácticos" (como la Alternativa KAS, coño¡) y los provocaban para hacer bromas.

Fernando Peregrín dijo...

Leído en la prensa de hoy

Gran avance en la investigación de la tipología topicológica aplicada

Por fin se ha resuelto el teorema tipológico de los incendios de Galicia

Fórmula Rubalcaba - de Toro:

P^3 = P x P x P = Pirómanos del Partido Popular

Ella dijo...

Ya está, Rivas lo ha dicho hoy: "Todo está organizado por qienes viven con rencor el cambio político".

Dividir España es la consigna. Dividir a los ciudadanos, extender el rencor cada vez más. Hasta que no quede nada por dividir. Jesús, que asco.

Terreiro dijo...

"Estos incediarios o pirómanos son gente que tienen una cierta preparación."

Justito igual que para ser Ministro del Interior

eneko beltza dijo...

No hay mas que ver, amigo Terreiro, a la abuela pirómana de 90 años, la de sexenios de entrenamiento y preparación que debe acumular.

Terreiro dijo...

Y Gunter Grass miembro de las SS. No sé si es más grave el hecho de que lo haya sido o el hecho de haberlo ocultado celosamente durante 60 años.

Terreiro dijo...

Evidentemente es peor el hecho de haberlo ocultado. Lo hizó en un país democrático y libre.

Yo vivo en Valladolid, no en el País Vasco. Desde aquí es fácil enfrentarte al nacionalismo, si viviese allí, si viviese en la alemania nazi (Ups, perdón por una asociación tan impertinente) nunca sé hasta donde habría dado mi valor y hasta donde hubiera crecido mi miedo.

Por eso ustedes, los que están allí y reniegan de ello tienen mi admiración.

louellaparsons dijo...

Es en las tragedias donde los canallas trabajan con más ahínco para obtener rédito, sobre todo, en un país donde difamar resulta gratis.

eneko beltza dijo...

En el fondo nos quejamos de vicio. Porque Zapatero, Rubalcaba, la Narbona et alie podían haber sido mucho más duros y fangosos de lo que han sido. A casi nadie -salvo a los gallegos- le importa que quemen los montes de Galicia. Lo vienen haciendo desde que vivían en castros, antes de la llegada de los suevos. Lo de que verdad jode a la gente es lo de las medusas en la playa. ¿Han oído a alguien del Gobierno decir que las medusas las ha puesto el PP? ¿A que no? Si es que son como madres...

Terreiro dijo...

Ya, Eneko, se ve que usted no se ha enterado bien de quién es culpa eso del cambio climático.

Gaspar A. Noiko dijo...

Hoy, en la SER, han entrevistado a Suso de Novillo, que ha aprovechado la ocasión para repetir os concetos de su artículo de ayer en el País. Le han preguntado por lo último de Cristina Narbona y ahí se ha rebelado el hombre. Dice que últimamente hay ministros de muy poca calidad y ha citado como ejemplo Trillo, Rajoy y Alvarez Cascos.
¡¡Cristina Narbona es del PP!
He aquí un camino muy prometedor para el futuro. Discurso corporativo:

Moratinos es del PP
Montilla es del PP
Carmen Calvo es del PP
Magdalena Alvarez es del PP
Trujillo es del PP
López Aguilar es del PP
Espinosa es del PP
Caldera es del PP
Rubalcaba es del PP
Maragall es del PP
José Zaragoza es del PP
José Blanco es del PP

Basta con hacer calar este mensaje y preguntar después al populacho: ¿Tú votarías a esta tropa?

Fernando Peregrín dijo...

Me sorprende que nadie haya advertido el importantísimo papel desempeñado por la Alianza de Civilizaciones, en concreto por el GAN, en la crisis de Oriente Medio y en los abortados actos terroristas en Gran Bretaña.

Por lo pronto, el copresidente del GAN (Grupo de Alto Nivel, ¡toma ya, cursilada grandilocuente!), el señor don Federico Mayor Zaragoza ha dejado claro, tras el consabido "todo tipo de violencia debe ser condenado", que:

"es una verdadera guerra la reacción israelí al lanzamiento de cohetes por parte de la guerrilla libanesa Hizbulá.

Esa acción desproporcionada, que ha causado un enorme sufrimiento en ambos lados, debería conducir a Israel a caer en la cuenta de la gente inocente que ha resultado afectada y a evitar cualquier futura hostilidad hacia los palestinos."

http://actualidad.terra.es/nacional/articulo/mayor_zaragoza_alianza_civilizaciones_990054.htm

Por lo visto, añado yo, en Israel no hay gente inocente.

Por otro lado, corren serios rumores en el Ministerio de Asuntos exteriores y Cooperación de Moratinos & Pajín de que se espera de un momento a otro una carta abierta de los capitostes de la Alianza de Civilizaciones -- Rodríguez Zapatero y
Recep Tayyip Erdogan -- al International Herald Tribune, en la línea de la que enviaron cuando la crisis de las caricaturas de Mahoma, y que comenzará así:

"Somos testigos con preocupación creciente del aumento de las tensiones y disturbios originados por la publicación, en periódicos europeos, de noticias de un compló terrorista en Gran Bretaña que los musulmanes consideran profundamente ofensivas e islamofóbicas. Todos vamos a salir perdiendo si no somos capaces de poner calma inmediatamente en esta situación, que sólo puede dejar en el camino un rastro de desconfianza y de desacuerdo entre las dos partes. Por este motivo, es necesario hacer una llamada al respeto y a la calma y dejar que se oiga la voz de la razón.

El año pasado, cuando los jefes de Gobierno de Turquía y España presidieron la puesta en marcha de los trabajos del proyecto de la Alianza de las Civilizaciones, lo hicimos con una firme creencia: que necesitábamos iniciativas e instrumentos para detener la espiral de odio y ofuscación que, en sí misma, constituye una amenaza a la paz y la seguridad internacional.
Los desafortunados acontecimientos que estamos viendo ahora solo reafirman nuestro diagnóstico y nuestro compromiso en la búsqueda de, incluso, más apoyos a esta causa".

http://www.elmundo.es/elmundo/2006/02/06/internacional/1139216771.html

Tan pronto como alguno de ustedes tenga noticias de esa carta, le agradecería que nos informara.

Enrique Zubiaga dijo...

Afirma Alfonso Ussia en su reciente artículo, "Majaderos", que para apagar un fuego en Galicia hace falta hablar gallego, aunque los fuegos gallegos parece que no atienden a razones ni a idiomas y se ve que sin el concurso de los de Nunca Mais, desaparecídos del mapa, no hay nada que hacer.

En cuanto al pronóstico de Ussia de que pronto hará falta hablar gallego para ser socorrista y rescatar bañistas, decirle que ese día llegó hace ya tiempo al País Vasco: tengo una amiga que fue rechazada para el puesto de socorrista de una piscina municipal por no tener suficiente nivel de eusquera.

Uno ya no se extraña de casi nada en un lugar donde los ayuntamientos ofrecen cursos de natación a los niños sólo en eusquera, como si no tuvieran bastante con tratar de no ahogarse como para tener que aguantar al monitor gritándoles en un idioma que muchos no entienden.

Aquí o en Galicia eso tiene un nombre: inmersión lingüística.

eneko beltza dijo...

Se les desmonta el chiringuito. Lean La Voz de Galicia:


La Fiscalía investigará si hay trama, pero los policías no creen en ella

Pero, ¿existen realmente tramas organizadas detrás de los que están quemando los montes, como insinúan los políticos de forma insistente? Los especialistas en investigación criminal adscritos a unidades centrales, que han sido desplazados a Galicia, no han encontrado, al menos hasta la fecha, indicios mínimamente solventes de la existencia de esas tramas, pero siguen trabajando.

Las mismas fuentes precisaron que no se pueden descartar intereses económicos a los que potencialmente pueda beneficiar la actual situación. Por ello, las pesquisas en curso afectan también a empresas públicas y privadas con relación directa o indirecta con el negocio del fuego, muy especialmente las que se hayan podido considerar perjudicadas por los contratos y adjudicaciones de servicios para la actual campaña.

«Ahora investigamos más a fondo que antes porque tenemos más medios. Buscamos quien está o puede estar detrás del zumbado que prende el fuego. Porque es evidente que alguien le paga para que queme», explicó ayer a este periódico un mando policial desplazado a Galicia que ha fijado su base en Pontevedra.

Otro objetivo prioritario de los investigadores es el personal de las cuadrillas que este año, tras el cambio de Gobierno en la Xunta, no ha sido contratado. «Este es tal vez el grupo de riesgo más novedoso al que nos enfrentamos este año, pero en ningún caso hay datos que permitan generalizar la sospecha», precisaron los investigadores consultados.

Los expertos consultados tampoco avalan la de que los fuegos de este año presentan una nueva tipología porque se producen más cerca de las casas. «Eso -precisaron- es verdad en algunos casos pero son los menos. La mayoría de los fuegos son donde siempre. El que se registren más fuegos que antes cerca de las casas obedece fundamentalmente a que a los incendiarios les resulta más fácil escabullirse y a que cada día hay más vigilancia del Seprona, los agentes forestales y de la Policía Autonómica».

Fantasía popular

En cuanto a los supuestos artefactos incendiarios encontrados en algunas zonas, los investigadores aclararan que una vez analizados se constató que tienen que ver más con la psicosis reinante y con la fantasía popular que con la realidad. A título de ejemplo, citan el caso de un pequeño paracaídas recogido por un particular colgado de un árbol. «Estaba a kilómetro y medio del incendio más próximo, con lo que difícilmente pudo provocarlo». Otro era una bengala marina.

eneko beltza dijo...

Ya ni la Narbona cree en las tonterías de la Narbona y sus colegas del Gobierno, así que Suso del Toro, que iba dos pasos por delante, se da cuenta de que ha quedado en descubierto y se cabrea. A ver, él haciendo el trabajo sucio y las Narbonas poniendo el culo a salvo.

Lean lo que dice la Cadena Ser en su web:


Narbona afirma que la proporción de pirómanos es mayor en Galicia que en el resto de España

La ministra de Medio Ambiente responde en 'A vivir...' a las críticas vertidas contra su departamento


12-08-2006 CADENASER.COM


La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha declarado en el programa A vivir que son dos días que en Galicia "hay un número más alto de pirómanos en proporción que en el conjunto de España". La ministra ha querido responder a las críticas lanzadas contra su departamento, entre otros, por el escritor gallego Suso de Toro en el programa de la SER.


De acuerdo con la información que la Guardia Civil aporta sobre las personas detenidas todos los años por estos delitos, hay un número "significativamente alto" de personas con patologías vinculadas al fuego, declaró Narbona el viernes a la emisora Catalunya Radio. Unas afirmaciones que ha ratificado el sábado en A vivir que son dos días.
La ministra afirmó que estos datos tienen que "ser objeto de un estudio en profundidad, muy serio" por parte de la Xunta de Galicia. La responsable del Ministerio de Medio Ambiente se ha preguntado si, como posible causa, está el "aislamiento en el medio rural", que "caracteriza" Galicia: poblaciones pequeñas y aisladas. Otro factor, en su opinión, es que viven en la zona personas con muy bajo desarrollo socioeconómico, un hecho que "es posible" que tenga que ver con aptitudes patológicas como es el usar el "fuego como venganza".

El escritor Suso de Toro criticó en A vivir que son dos días estas declaraciones. "A ministra llega cualquiera", ha dicho De Toro, quien ha afirmado que en Galicia "se ha creado una industria del fuego, es un sector que mueve muchos intereses".

"Ministerios vaciados"

Para el escritor, la ministra Narbona "ya ha ofendido otras veces a los gallegos", sin embargo, en su opinión, "hay un problema para los ministerios vaciados, que han quedado sin competencias por la transferencia a las autonomías", en alusión al departamento de Medio Ambiente.

También ha destacado que en la propagación de incendios "hay un ataque, sobre todo a poblaciones", lo que le hace pensar que "alguien dirige con un mapa" donde hay que prender nuevos focos.

Perpleja dijo...

Muchas gracias por los datos, Eneko. A ver si esta panda de sinvergüenzas espabila y entiende que las tragaderas de los ciudadanos tienen un límite. Vamos a ver en qué queda la tan famosa tipología y a ver qué explica el ministro que no nod miente.

Terreiro dijo...

Mi amigo Artabro, gallego de pro y persona sensatísima me facilita estos dos artículos de La voz de Galicia, por si tienen ganas de leer cosas con sentido común

XOSÉ LUÍS BARREIRO RIVAS

La catástrofe enseña sus claves


AYER POR la tarde, mientras las brigadas y los vecinos de Cee estaban intentando cerrarle el paso a las llamas, utilizando como cortafuegos una estrecha carretera, una simple hoja incendiada y arrastrada por el viento fue suficiente para que el fuego saltase tan frágil barrera y pusiese en serio compromiso todo el aparato de extinción allí reunido. Este hecho no descarta, ni mucho menos, que haya habido y siga habiendo incendiarios. Pero es evidente que nos releva de la obligación de atribuirle a las tramas todo cuanto tiene que ver con la multiplicación de los fuegos en un área que ya está ardiendo. Cualquiera que haya visto de cerca un incendio forestal sabe cómo se expanden las piñas quemadas, las ramas arrancadas o los rastrojos arrastrados por el viento. Y por eso hay que empezar a ver con menos milagrería el hecho sabido y comprobado de que la expansión natural de los incendios crece de forma exponencial en relación con el incremento de sus focos.
De acuerdo con los datos facilitados por las autoridades judiciales y policiales, también se está poniendo de manifiesto que la mayor parte de los incendiarios detenidos forman un grupo absolutamente heterogéneo en su personalidad, en sus motivaciones, en sus capacidades y en su modus operandi, y que todo indica que, más que encontrarnos ante el descubrimiento de una trama, las investigaciones de la Guardia Civil apuntan al mismo problema de siempre: enfermos, resentidos, gentes con problemas psicológicos, irresponsables, estúpidos y -¡faltaría más!- algunos malvados que, más que ser la explicación inicial de la trágica situación que vivimos, parecen parasitar sobre la multiplicación natural y dramática de los primeros incendios.
No se trata de negar la existencia de incendiaros criminales que de forma intencionada multiplican los daños del fuego. Pero hay que empezar a sospechar que la catástrofe es mucho más natural de lo que parece, y que toda esa requintada explicación que exige la intervención de expertos que planifican los efectos, la hora y la dirección de cada fuego (hacia las casas, las fábricas y las comunicaciones) responde más al estupor en el que nos tiene sumidos la catástrofe que a la existencia de hechos comprobados que, a salvo de la magnitud y de las pésimas circunstancias meteorológicas que padecemos, distingan esta catástrofe de las que tuvimos en 1989 y en otros años del ciclo intermedio.
Si las cosas son así, como creo, conviene modificar el discurso oficioso. Porque un mal diagnóstico de lo que pasa ahora puede llevarnos a improvisar, como ya sucedió otras veces, soluciones muy costosas y claramente ineficaces. Y ese es un error que esta vez no podemos cometer.
----
Un cóctel explosivo: sospechosos
de todo tipo, sequía, «nordés», imprevisión y el efecto contagio

César Casal

El fuego no es de derechas ni de izquierdas. Esa polémica es tan estéril como los montes chamuscados. No sirve para nada. No hay que perder ni un segundo en atender en la discusión entre tirios y troyanos. La fiscalía investigará si hay trama organizada como aseguran algunos políticos. Pero agentes de élite de la Guardia Civil y la policía no se lo creen. La heterogeneidad de los 19 detenidos como sospechosos hace pensar que la mayoría de los incendios responden a un absurdo impulso suicida. Tienen mil orígenes distintos. Hay sospechosos de todo tipo: campesinos ancianos, alcohólicos, disminuidos psíquicos, descuidados y hasta brigadistas y ex brigadistas resentidos. A este cóctel explosivo se le suman un invierno extraordinariamente seco, el abandono del rural, cierta imprevisión de los nuevos mandos en la lucha contra el fuego y el resultado es esta catástrofe ecológica.
Los incendios por libre se han multiplicado hasta el lamentable récord con algunas tramas inmobiliarias o de la industria de la madera que han aprovechado que el Miño pasa por Ourense para resolver sus pelotazos. El efecto contagio ha sido tan poderoso como el viento del nordés y el pleno sol. Pero las llamas no están afiliadas a ninguna sigla.