14 agosto, 2006




La foto del secuestrado
(Una gentileza de A. Buendía)
Un fondo neutro que no permita identificar el zulo, un camastro y el secuestrado, con mirada inexpresiva, sosteniendo en las manos el periódico que editan los secuestradores. Es la fe de vida del secuestrado, la manera que tienen sus carceleros de decir que estaba vivo en la fecha a la que corresponde la portada del periódico.
Es un secuestro con algunos miramientos. El camastro parece de mejor calidad que el de José Antonio Ortega Lara. El chándal es de marca, como ha sabido apreciar el fino instinto de José Mª Romera y el periódico le regala el cumplimiento de su vaticinio en su discurso de defensa por el asalto al Cuartel Moncada: "La Historia me absolverá". (Estas invocaciones a la historia hay que escribirlas con mayúscula). Como el periódico lo edita el partido que dirige el secuestrado, estamos ante una profecía autocumplida: L'Histoire c'est moi.
Al mismo tiempo que la foto del secuestrado se ha hecho público un autodiagnóstico (ver link en esta palabra en el post anterior), que es, al mismo tiempo, el primer comunicado. Reparen en la frase final: "A todos los que desearon mi salud, les prometo que lucharé por ella".
El secuestrado se muestra dispuesto a negociar.

9 comentarios:

c7 dijo...

Te soy sincero Santiago, a mi no me assusta la cara del camarada Fidel, quizas sea porque llevo viendola toda mi vida. Lo que si me asusta es la cara de satisfacción de algunos paisanos nuestros como reacción ante la esperanza de aguantar un tiempo más el regimen cubano por el hecho de que el dictador muestra señales de recuperación y buena salud. Yo no le deseo la muerte ni a Ternera ni a Txapote ni a Castro, pero si deseo con todas mis fuerzas que dejen de hacer lo que venian haciendo hasta ahora: someter a otra gente a compartir poryecto usando la violencia sin limite.

Fernando Peregrín dijo...

¿Por que los dictadores son incapaces de morirse con dignidad?

Tal vez porque son conscientes de que cuando un hombre muere, se acaba su vida; pero cuando muere un dictador, se acaba su vida y su dictadura.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Fernando: ¿Estás seguro de que se acaba su dictadura?

atónita dijo...

¿Han leído la semblanza de Fidel Castro escrita por Ernesto Cardenal? Es el escrito más abyecto del verano.

Escéptico dijo...

No exagere, Atónita, que hay mucha disputa para eso. Es verdad que Ernesto Cardenal demuestra ser un miserable y un imbécil, pero acuérdese del reportaje de Millás con el presi.

vate retro dijo...

Anda que la poesía del Augier tiene pelotas, como decía Romera:
Oligarcas del Norte odian todo hombre puro
que luche junto al pueblo en el combate duro,
como fue el de Bolívar, con Martí siempre fiel.
¡Hacer que todos vean la luz cada mañana,
y que todos vivamos en dignidad humana:
tal la heroica epopeya de Cuba con Fidel!

Y este tío es Premio Nacional de Literatura,En fin, ahí va una modesta aportación, a ver si me dan algo:

Tiene pelotas la cosa,
con Fidel como una rosa,
los enemigos de Cuba
se pueden ir para Aruba
o apuntarse a rayos uva.

castrista dijo...

¡Ya está bien de meterse con el comandante en jefe, mariconzones!
Aprendan de lo que escribe Aquiles:

"No hay calumnia mediática que resista a la prueba de la vida. Definir como dictador a un dirigente amado por su pueblo, que gobierna hace casi medio siglo, es un absurdo pérfido."

Estadístico dijo...

Hay algo que podemos afirmar con un margen de error de +/- 0%. A saber: que entre las opciones de la izquierda, a los bloggers de esta casa les tira más la socialdemocracia de Segolene Royal que el estilo de la revolución cubana.

Terreiro dijo...

Lo de camastro será porque es cama y de Castro, porque es inmensa. La foto trata de ocultar varias cosas: ese chandal desabrochado que se abe por la parte de abajo sutilmente. Esa silla que puede ser de ruedas o de hospital y que el periódico esconde. Y eso ue enseña es unperiódico o su fotocopia ¿tan cutre es Granma?