15 agosto, 2006



El comprador de tiempo

Santiago González/

No acertó usted, mi señor Zapatero, al decir que «el silencio es la mejor plataforma para el diálogo». El apagón informativo que anunciaba aforismo tan inane ha sido iluminado por la otra parte. Su silencio, ocupado por las voces de los otros. Cuando calla el Estado de derecho es la voz de la selva lo que se oye, decía aproximadamente a los periodistas uno de los personajes de John Huston en la escena final de 'La jungla de asfalto', mientras va apagando, una a una, las voces de la legalidad. El otro ocupa las posiciones que abandonamos, es inevitable.

Lo peor, con todo, es que las posiciones democráticas estén defendidas por voces tan menores y confusas como la de Miguel Buen, que ha valorado la manifestación del domingo tal que así: «la izquierda abertzale ha demostrado que, cuando quiere, sabe celebrar sus manifestaciones dentro de los límites del Estado de Derecho».No es «cuando quiere», sino «cuando se la obliga». Lo que a él le parece buena actitud de Arnaldo y su cuadrilla, no es más que el acatamiento estricto de los límites impuestos por el juez Garzón.

La manifestación del domingo es un paso más en su vuelta a la legalidad. Según habían anunciado ustedes, presidente, este verano iba a ser aprovechado por Batasuna para presentar unos estatutos irreprochables en la ventanilla del Ministerio del Interior y poder sentarse a negociar asuntos extravagantes en trastiendas extraparlamentarias. Sus interlocutores no necesitan la legalidad hasta las elecciones municipales o más tarde, siempre que puedan concurrir a ellas con martingalas del tipo Aukera Guztiak. Han sabido invertir la lógica y ahora son ustedes quienes necesitan su legalidad para poder constituir la mesa de partidos, ese gran invento con el que puede comprar el tiempo necesario para llegar la final de la legislatura. Ellos han conseguido volver a los tiempos en que pasaban de acudir a las instituciones, mientras cobraban puntualmente sus haberes parlamentarios y los partidos democráticos se empeñaban en ponerles alfombra roja para integrarles en la democracia, como si ello fuera uno de los misterios gozosos del Rosario. Tal vez no se acuerde, porque en aquel entonces usted no había llegado aún a diputado.

Allá en los confusos sesenta, presidente, cuando usted todavía posaba de tuno infantil con guitarra, la televisión franquista emitió un 'Estudio Uno' que a un servidor, adolescente, le pareció un drama desgarrado. Era una versión libre de Pemán de una obrita de Jacques Deval. Se titulaba 'El comprador de horas', y trataba de un cura empeñado en redimir a una puta, comprándole su tiempo, no para la práctica del amor venal, claro, sino para darle cháchara y apartarla del pecado.

Su acrisolado laicismo perdonará mi osadía analógica, presidente, pero lo de usted con Batasuna me recuerda cada vez más el inútil empeño de aquel melancólico inversor en castidades improbables.

20 comentarios:

eneko beltza dijo...

tontería del día:

Odón Elorza: "Del juez Marlaska no diré nada, con eso está dicho todo"

c7 dijo...

Aquí hay algún punto que se me escapa al entendimiento. Se supone que les estamos cambiando a los terroristas su modo de vida. Se supone que les estamos torciendo sus aviesas y criminales vias de conseguir sus objetivos. En definitiva se supone que los estamos dejando sin objetivos ni metodos para conseguirlos.

Y hay que ver lo contentos que salen en todas las fotos ... Es que nunca se les habia visto tan satisfechos. Hasta Txapote que le han condenado a no se cuantos miles de años de carcel pierde el culo por pedir venir a España ... Para mi que nos faltan piezas del puzzle para poder entender la logica de todo lo que sucede.

Para mi que a estos pastorcillos del destino vasco se les ha aparecido la Virgen en forma de Zapatero.

julia dijo...

Estupendo artículo, Santiago. Al leerlo me viene a la cabeza la pregunta que tantas veces nos hacemos algunos: ¿Dónde está ese 30% -creo- que apoyó a Carlos Totorica? ¿Dónde están Nicolás Redondo y tantos otros? ¿Sólo están Rosa Díez y dos más dando la cara?. En fin, igual la despistada soy yo. Comprendo más a los que están callados fuera del partido que a los que siguen en el partido, callados. Menudo papelón.
Buenos días.

Ella dijo...

Buen artículo, Santiago. Se te olvidó decir que el mismo Buen- el proceso de selección adversa no perdona-, que nos lanza esa perla que tú recojes anunció ayer que el Gobierno estaría dispuesto a dar indultos a algunos presos etarras- Es el precio, al parecer, por haberse portado bien durante la manifestación, aunque los cajeros los quemaran después.

Y recomiendo el artículo de Arregui en la Vanguardia. Denuncia la burla de la manifestación. Ya sé que otros muchos lo han dicho, pero está bien que se sepa que no nos toman el pelo, y que todos sabemos que esa manifa ha sido una burla consentida por la fiscalía y por el Gobierno Vasco, que no han aportado los datos que debía para permitir a Garzón suspenderla. Es el clima de permisividad,que se ha instalado lo que impide que cada cual haga lo mejor posible su trabajo. ¿Quien se va a arriesgar a investigar a cada uno de los convocantes si el propio Gobierno baja la guardia? ¿Quien - guardia civil, poícía o ertzaina-, va a ponerse a malas con los terroristas si el Gobierno se besa con ellos en los morros? Y luego, además, el tondo de Buen, va y los piropea... Es un drama, pero es así.

Ella dijo...

Donde dije "tondo de Buen", quise decir "tonto de Buen". Y "poícía" es, naturalmente, policía.

eneko beltza dijo...

Amiga Ella, está en la naturaleza de las cosas: el secretario de los socialistas guipuzcoanos siempre estará a Buen-as con los batasunos. Aunque su hermano haya tenido que irse fuera del País Vasco para vivir. Sólo para vivir.

antecessor dijo...

Oiga Ella, dónde está el artículo de Arregui? No lo encuentro en La Vanguardia.

c7 dijo...

ANTECESOR:

Lo puede ver en www.bastaya.org en la pg principal.

antecessor dijo...

Lo acabo de ver, gracias. Había sido un lapsus de Ella, era el periódico en vez de la vanguardia.
Impecable Arregi.

Ella dijo...

Lo siento, antecessor y cía: era el periódico.

Ignacio dijo...

Creo que los (pocos y dispersos, a lo que se ve) que no tragamos con esta pantomima nos debíamos centrar en oponernos de todas las amneras posibles a la mesa de partidos. Hay que poner esa mesa en el centro del debate, obligar a que sus partidarios la defiendan y la expliquen, si pueden.

Se está imponiendo por inercia la falacia de que la mesa es necesaria o inevitable o natural, cuando lo cierto es que se trata de una aberración antidemocrática y supone, en el momento en que se cree, la vixtoria de los terroristas y nuestra derrota.

Yo sólo tengo un blog que leen cuatro amigos, pero por aquí hay gente más visible. ¿No les parece que habría que pintar ahí la raya, pedir firmas contra la mesa desde ya?

Escéptico dijo...

Lo de Odón es bueno, Eneko. ¿Por qué no organizamos un concurso de tontos? Cada tripulante podría proponer la gilipollez que lea, el webmaster guardarlas y exponerlas al final del verano y resolver por votación.

Anónimo dijo...

Perdón, pero no encuentro el artículo de Arregui del que hablan. ¿Pueden poner el enlace? Gracias.

Ella dijo...

Anónimo, está en la página de Basta Ya. Sólo hace falta que pongas Basta Ya, en Google, y te sale la página. Y también, dentro de esa misma página, alguien lo ha colgado en el blog de Rosa Díez.

Anónimo dijo...

Vale, lo reconozco: soy tonto perdido. Sigo sin verlo. ¿Cómo diablos se titula?

c7 dijo...

Entra en www.bastaya.org y despues en el Blog de Rosa Díez, en el post Nº 2 lo han colgado.

Carmen de Téllez dijo...

Buen ayer estuvo inspirado.

Sólo una perla más de sus declaraciones:
"Ellos lo saben, lo que sucede es que muchas veces nosotros tenemos la impresión de que la mantienen (la violencia) porque es para ellos un elemento de presión con respecto al resto de fuerzas políticas y esto, desde luego, es inadmisible", señaló."

Ellos tienen la impresión. Fijaos. Los de ETA mantienen la violencia como elemento de presión. Y nosotros sin enterarnos. Menos mal que nos lo explica Buen.

Por la mañana en Onda Cero dijo de Mikel Buesa que es la extrema derecha de este país, y que si batasunos y PP están disgustados con el Gobierno, es que están acertando.

Tal cual.

Me sumo a la pregunta de Julia: ¿Y las bases del PSE, satisfechas con Patxi, Ares, Buen y compañía?

Ella dijo...

carmen, el PSE no tiene bases, ni humanas ni ideológicas. Es lo menos parecido a un partido político a la vieja usanza; hoy es sólo un entramado de poder.

gaspar A. Noiko dijo...

No es un entramado, Ella, es una trama, como ha dicho Rubalcaba de los autores de los incendios en Galicia. O quizá una nueva tipología de partido.

Anónimo dijo...

Gracias, C7.