01 mayo, 2007




Por el quiasmo al marasmo


Santiago González



Nunca es tarde para sacudirnos de encima el lastre de los prejuicios, presidente. Un servidor nunca había llegado a concebir que un partido pudiera ser una confederación de organismos distintos en cuanto a sus principios ideológicos, su naturaleza jurídica o su imputabilidad penal, como parece suceder con ANV en opinión de su ministro de Justicia y del fiscal general del Estado, que no es de su Gobierno, pero que es como si lo fuese.

Uno no puede imaginarse un Partido Comunista marxista-leninista en Albacete, socialdemócrata en Segovia y democristiano en Orense o un PNV independentista en Guipúzcoa, autonomista en Alava y jacobino en Vizcaya, por más que el federalismo de su partido se tornasole nacionalista en Cataluña, mientras en Extremadura se hace españolista y en Euskadi, mediopensionista. La España plural y diversa, en fin.

Un partido político no es, jurídicamente hablando, una yuxtaposición de plataformas electorales. Por eso no se entiende, mi señor Zapatero, que la Fiscalía y la Abogacía del Estado traten de convencernos ahora de que la legalidad va por barrios y que la lista electoral de un mismo partido pueda ser ilegal en Salvatierra e ir a misa en Rentería, formar parte de una estrategia terrorista en Oyarzun y ser al mismo tiempo un partido democrático en Andoain.

No me atrevo a pensar que vaya a quedar ilegalizada precisamente la lista que ANV-Batasuna presenta en Navarra, con el fin de que su partido y Nafarroa Bai puedan hacerse con el Gobierno autonómico en el caso, no improbable, de que la coalición formada por UPN y la plataforma CDN perdiera la mayoría absoluta.

“Navarra está muy bien donde está”, decía usted el domingo con una de esas frases llamadas al cincel y al mármol, para que las futuras generaciones puedan admirar el pragmatismo geográfico de este presidente. Poca gente, en efecto, se atrevería a proponer para el viejo Reino un emplazamiento distinto del actual; al sur de Despeñaperros, pongamos por caso. Si la hubiera, también tendría una frase adecuada suya, como la tuvo Carles Francino hace ahora un año en la SER, a propósito, precisamente, de Navarra:

“sin ETA, toda opción política es posible. Esa es la grandeza de la democracia. Mi proyecto político es hacer avanzar la democracia. La voluntad popular y las reglas del juego son los dos grandes principios de la democracia”.

Sostiene Arcadi Espada que está usted “enfermo de literatura”. Ya quisiera yo gozar de la mitad de la salud que rebosan sus metáforas, ya sea cuando escribe a sus poetas preferidos, ya cuando se dirige a los gentiles; aunque a veces, como le digo una cosa le digo la otra, sea tan difícil de entender. A lo más que uno ha llegado al oírle, presidente, es a interiorizar el ejemplo canónico de ‘quiasmo’ (una de sus figuras de dicción más recurrentes) que reproduce el DRAE: “cuando quiero llorar no lloro, y a veces lloro sin querer”.

Por el quiasmo al marasmo, presidente. O al orgasmo, que viene a ser otro estadio de la confusión, pero más grato.

----------------------------------------------------------

Suso de Toro teme que le roben Madrid

43 comentarios:

Feroz dijo...

Pues sí, capitán, "del quiasmo, al marasmo, pasndo por el pasmo" aunque ya hace tiempo que han dejado de asombrarnos, las repugnantes metáforas de ese vendedor de enciclopedias que nos desgobierna.

Gorka me das mucha envidia, porque yo hice lo mismo que tu, en febrero, y la verdad es que hace falta desaparecer de este embrollo y vivir en un país normal, aunque sea por unos días solamente.

Pero, a la mayoría no nos queda el último recurso de largarnos definitivamente. Tendremos que apechugar con lo que nos toque, y procurar que Efialtes fracase en su empresa.

porka miseria dijo...

Venga, Feroz, ¿vendedor de enciclopedias? Hubiera tenido que echarles un vistazo para poder venderlas y algo se le hubiera quedado, aunque fueran las fotos. Y este no le ha quedado nada dentro.

Anónimo dijo...

Antes y ahora

Antes, y no es broma, en días como hoy se retransmitía un partido de fútbol de la selección española. En el día de ayer, habíamos visto los cien mejores goles de la misma selección y posiblemente alguna corrida de toros. También se nos mostraba por la televisión las evoluciones de los coros y danzas de todas las regiones españolas, que representaban los sentimientos de «la patria chica», que así se decía en el lenguaje rococó del franquismo mediático, y que hoy llamamos autonomías, y para culminar la desectructuración se nos remarcaba de que hoy era una fiesta católica y no un día reivindicativo de la clase obrera.

Ahora es suficiente con un alumbramiento y una jornada de liga en donde por arriba y por debajo de la tabla se mantienen las incertidumbres, más la situación estratégica en el calendario para que una gran parte del personal esté de puente, puenteando, o simplemente pensando en puentear por lo que las desmovilizaciones serán cada vez más crónicas. Y, perdonen las molestias, las manifestaciones se conviertan en poco más que una procesión laica, un desfile con intenciones confusas o simplemente un acto de pasar lista. Ojo. También hay conciencia, reivindicación, compromiso y demás etcéteras que se le supone. Pero no es lo mismo. Por mucho que queramos decir que todo sigue igual. El sindicalismo hoy es otra cosa. Y la clase trabajadora es un magma de clases medias muy poco reconocible en sí misma. El proletariado está sin papeles.

Por lo tanto, el nacimiento de la tercera heredera en la sucesión al trono del reino de España es una ocasión que ni pintiparada para poder hacernos los republicanillos o los acratillas sin despeinarnos. El asunto es grave en cuanto a la presión mediática. Les ha solucionado a muchos el fin de semana informativo, pero es una pasada y solamente me queda una duda razonable, ¿este tratamiento tan frívolo no es el paso previo al desmoronamiento de la misma institución? ¿Por qué se deben seguir manteniendo estos privilegios a una única familia? Si me apuran, son capaces algunos de ir a una manifestación del primero de mayo. ¿O no es trabajo estar en el tenis de aplaudidores y aplaudidos? Ahora todo vale.

Este mapa autonómico con las Islas Canarias a la derecha cómo me recuerda al que se enseñaba en las escuelas del franquismo en las que no faltaba la leche en polvo y el caralsol diarios.

...................................

En otro orden de cosas. Cómo le gusta al Sr. González hacer juegos de palabras onsonantes. Aún recuerdo cuando dijo lo de que "se ha puesto como un obelisco" (como algunos con la última sentencia de Garzón).

Para rematar la confusión entre obelisco y basilisco nos deleitó con lo de que el famoso Obelix tenía por costumbre transportar obeliscos (en lugar de los menhires). Aún me estoy partiendo de risa, qué chistoso es usted...

Melò Cucurbitaciet dijo...

xMagnífico, don Santiago, pero lo del orgasmo no va a colar.

x ¿Me pueden decir en qué canal echan hoy "Objetivo: Birmania"?

¿"Krakatoa"?
(por el magma)

reuters dijo...

¿Qué es lo de Suso del Tauro? Es que pincho y no sale nada. ¿Alguien puede hacer un link de verdad o pegarlo?

Hemeroteco dijo...

Va por usted, señor Reuters:

TRIBUNA: SUSO DE TORO
Que no nos roben Madrid
SUSO DE TORO 01/05/2007


Desde luego una buena teoría vale mucho, si es pesada mejor, pero más vale aún una experiencia bien comprendida porque de ella puede uno sacar dos o tres teorías de mediano peso. La experiencia de un escritor conocido por mí ilustra en varios aspectos tanto la evolución del mundo literario y editorial como corrientes de fondo de nuestro país.


Este hombre tuvo la desagradable experiencia de chocar con el poder político hace unos años en su Galicia por practicar la libertad de expresión, como le había ocurrido a otros periodistas antes. Pasaron los años y pasó lo que pasó, la derecha perdió allí el poder y todo se fue temperando, dentro de lo que cabe. Hay cosas mucho peores, como que te persigan para matarte, pero como fuente de conocimiento la experiencia no estuvo mal: padecer a un poder autoritario utilizando la "información y turismo", abusando del poder de los medios de comunicación para liquidar paradójicamente la libertad de expresión. Para liquidar la realidad con una asfixiante pesadilla mediática.

Mientras tanto, este hombre podía ver editados ocasionalmente textos suyos en prensa de Madrid o Barcelona. Incluso vio publicadas sus opiniones sobre literatura en alguna cabecera manifiestamente de derechas, donde por entonces también se daba fluida cuenta de la publicación de sus libros. Él creía que eso era un derecho o cosa natural, pues era lo que se hacía habitualmente con libros de parecida índole de autores semejantes a él. Pero posteriormente descubrió que lo que creía un derecho era en realidad un privilegio que le podía ser retirado y que lo ocurrido antes en Galicia, el estrangulamiento de la opinión libre y la caza de la disidencia, ya empezaba a ocurrir en Madrid. Y lo que para la división es la "prueba del nueve" lo es para la democracia que uno pueda expresar sus ideas y no sufrir castigo por ello. La libertad de expresión es el papel de tornasol de la democracia, de la libertad.

Si unos años antes había podido publicar en una cabecera madrileña un artículo titulado "Por un Madrid federal y abierto" constató entonces que el curso del tiempo y de la política habían hecho sus ideas cada vez menos populares, nunca mejor dicho, y que la sospecha ideológica planearía sobre él. Así, cuando nuestro hombre presentó, hace tres años, un libro sobre su idea de España se tropezó con que de las cuatro cabeceras de prensa de la capital tres se negaron a cubrir la presentación. Su pesadumbre fue amargura cuando vio que la única que acudió tardó veinte días en publicar una columna con la noticia. Se le hizo evidente que no sólo su idea de España no gozaba de simpatía en aquellos medios sino que él mismo estaba en un claro y delicado fuera de juego. Algo había cambiado por debajo en el curso de unos años en el ambiente y en la actitud de los medios; no era algo manifiesto, nadie lo reconocería públicamente, pero era algo profundo. Las viejas ideas de la derecha nacionalista española impregnaban el ambiente y habían enraizado también en los medios, como ideas "naturales".

Aun así, creyó que quizá ese estigma sólo alcanzase a sus opiniones pero que su obra literaria, que era autónoma de sus querencias como ciudadano, estaría a salvo del sectarismo ideológico y seguiría siendo tratada como antaño. Pero con su nueva novela comprobó, ya sin sorpresa, que esta vez dos de las cuatro cabeceras de prensa de la capital, que siempre habían cubierto las presentaciones de sus libros, también se negaban a acudir a la presentación de la novela. Aún vio con pasmo que uno de los dos periódicos que se habían negado a dar cuenta de lo que el autor tenía que decir del libro dedicaba en cambio más tarde una página entera, y con foto en colores, a una reseña corrosiva hacia libro y autor. A la fuerza ahorcan y alcanzó a ver cómo se trabaja la división social, no se respeta la autonomía de nadani de nadie. Todo estará connotado faccionalmente, o conmigo o contra mí. Una división que si prosperase destruiría no sólo la convivencia sino incluso la coexistencia. Y en la que los medios de comunicación son el instrumento decisivo, el bisturí que utilizan los estrategas de la división para cortar y separarnos.

Esa experiencia particular muestra antes de nada que la literatura en España es un espacio roto. El espacio editorial español se caracteriza por una división polarizada en dos grandes grupos que más allá de expresar la legítima y necesaria diversidad y competencia empresarial y cultural tiene sus implicaciones ideológicas. Pero sobre eso se ha añadido en los últimos años una fortísima ideologización y, sobre eso aún, el sectarismo extremo de buena parte de los medios de comunicación; se pasó de la complicidad con el afín a la liquidación del adversario. La consecuencia para la literatura es clara: en España no existe un espacio literario común, hay dos espacios separados y contrarios.

Se dirá que es un caso muy particular, cosa de literatos. Es cierto que la literatura tiene una relación característica con la ideología que la hace muy vulnerable a los conflictos ideológicos y sus sectarismos, pero me parece que esa escisión alcanza ya a otras profesiones, de la judicatura, ideologizada y faccionalizada, a la medicina. ¿O no es eso, sajar en vivo, lo que hizo la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid depurando sin causa el servicio de urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés?

No sabemos de qué modo se saldrá de esta situación, probablemente cuando la derecha haga su crisis y aparezca una alternativa a la existente, con verdadera cultura democrática. También entonces habrá cabeceras de prensa que tendrán que revisar el daño que hicieron. Pero mientras tanto Madrid, que por las características de la construcción del Estado es el corazón de muchas cosas en España, y también el corazón del sistema de comunicación centralizado, es el lugar donde se da la batalla ideológica.

Es en las calles de Madrid, apropiándoselas, donde la derecha escenifica su rabia nacionalista y es en sus medios de comunicación donde se elabora la tremenda visión de España que nos llega cada día. ¿Y acaso no es Madrid en estos momentos una comunidad "robada", secuestrada políticamente? ¿Acaso no se le robó a la ciudadanía, utilizando a dos diputados comprados, el Gobierno autonómico para dárselo a quien ahora lo tiene? Los especuladores inmobiliarios tras la operación fueron el instrumento de esta derecha que necesitaba poseer Madrid para transformarlo en un búnker en el que resistir y desde el que emitir a toda España. Y así tienen a Madrid, explotándolo, como un corazón forzado al borde del infarto. Y así se apropian incluso de sus calles. Cualquier desafuero es posible. Ya hemos visto a todo un señor alcalde de la ciudad y a un ex presidente del Gobierno cortando el tráfico en manifestación ilegal, en su desesperación ya no hay límites ni hay que guardar las normas y las formas, por eso han sacado las viejas banderas. Pero no es el Madrid de los ciudadanos el que padecía originalmente taquicardia, sino un otro Madrid que se le superpone y que lo pretende suplantar. Se trata de una ciudad platónica y levitante, hecha de ideología y encerrada en un diálogo consigo misma. Esa lucha de la ciudad fantasma contra la tangible somete de un modo calculado a Madrid a un stress. Ese stress contrae su sistema arterial y venoso, acercándolo a la esclerosis, para que no pueda circular toda la sangre.

Si el Madrid de los ciudadanos no consigue espantar de encima esa otra ciudad agobiante y fantasmal acabará infartada, perecerá como ser vivo y libre. Será suplantada por una ciudad de pesadilla, un fantasma integrista en el que no podrá verse reflejada más que una minoría sectarizada de la población, y entonces toda la ciudadanía española tendrá un problema serio. Es preciso recuperar Madrid para todos, que ese corazón bombee sangre oxigenada y con fluidez, sin distinguir que la sangre sea azul o roja, catalana, gallega, vasca, canaria, ecuatoriana... La que sea, toda la sangre, la de todos. Es preciso que el integrismo retire sus manos arteras del cuello de esa ciudad y la deje respirar, la deje ser. Nos deje ser. El cuerpo español necesita que la derecha no reviente el corazón del Estado.

Hoy seguimos deseando lo mismo que hace años, una capital del Estado que sea para todos, que no excluya a nadie: un Madrid federal y abierto.


Suso de Toro es escritor.

reuters dijo...

¿Un Madrid federal? Que alguien me explique esta chorrada. ¿Federado con quién? ¿Con Cercedilla? ¿Y por qué no un Lugo federal?

No me sorprende que dejaran de publicarle los artículos. El espacio está mucho mejor aprovechado con anuncios de sexo. No hay ni color.

El archivero de Psikofonías dijo...

Miere que está usted pelma, don Nadie. Ya dio usted la chapa como No nacionalista el 31 de enero y fue suficientemente respondido. Permítame ofrecerle una décima espinela que aquel día escribió mi jefe:

A ese don-nadie Don No
se le metió un obelisco:
no en el agujero arisco,
en otro ojo se coló.
Él,tan formal, ¿nunca oyó
una canción divertida?
Se habrá pasado la vida
buscando su identidad.
En el arisco, en verdad,
tiene la gracia metida.

MariscalZhukov dijo...

El rufianismo de Suso solo será consecuente cuando llegue al crimen.

Melò Cucurbitaciet dijo...

¡Reuter, por Dios! ¡NO LE OPRIMA!

Reconozcámosle su derecho consuetudinario a publicar extensos artículos en todas las cabeceras de Madrí (eso sí, mediante acuerdo transaccional mediante el que cual quedemos a salvo de la obligación de leerlas)

Melò Cucurbitaciet dijo...

Disculpen, me he hecho la ojiflora un quiasmo.

Pero creo que con un poco de esfuerzo me se entiende.

Anónimo dijo...

Cuéntenos la experiencia, ¿desde el quiasmo de su ojiflora ha llegado al orgasmo o al marasmo?.

Melò Cucurbitaciet dijo...

Pues no sé que decirle, pues sospecho haber dado con el miasmo.

Carmen de T. dijo...

¿Y qué tal un Suso federal y plural?
Quizá así fuera un poco menos memo.

Melò Cucurbitaciet dijo...

Le estamos cogiendo vicio al "Marasmatrón", ¡pasa la bola!

Filógino dijo...

El escritot del que habla Suso del Toro es el propio Suso del Toro. No me extraña que un maestro así Zapatero sea tan tonto y sectario. Prefiero al aitite de Ibarretxe al menos sería un honesto trabajador.

al alba dijo...

La España de las autonomias.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Petróleo bueno, petróleo malo

JESÚS CIVERA

Las campañas propagandísticas es que son muy vulnerables. Enseguida se detectan rotos y descosidos en el argumentario. En la última que está blandiendo el Consell sobre las extracciones pretrolíferas hay, por ejemplo, valen¬cianos de primera y de segunda. Los de Vina¬ròs y alrededores han de ser de segunda; los de Valencia, de primera. En Vinaròs hay platafor¬mas petrolíferas funcionando sin que el Consell advierta, como expone José Sierra, la amenaza del chapapote, el daño para la pesca, la erosión de la flora y la fauna en los debilitados ecosistemas marinos. En Vinaròs se van a ampliar las plataformas petrolíferas o se van a construir nuevas. Vinaròs pertenece a la Comunitat Valen¬ciana. Pero, probablemente, sus habitantes y sus intereses son invisibles. Todo lo contrario que en Valencia. En Valencia se avanzó González Pons y remató la faena el presidente Camps mediante avisos continuados de resistencia: el Gobierno valenciano no tolerará que las compañías petrolíferas coloquen sus plataformas en el mar, frente a sus costas, a unos kilómetros del Saler. En palabras del presidente Camps: «Plataformas socialistas que quieren hacer de nuestro litoral una suerte de chapapote continuo.» (Como el de Vinaròs, digo yo). ¿Y por qué son «plataformas socialistas»? Muy fácil. Porque el permiso para perforar o elaborar los estudios previos lo concede el Gobierno de Madrid. Aquí hay otro descosido en la campaña propagandística. El Gobierno de Aznar (es decir, del PP) dio ocho permisos de exploración petrolífera en «nuestro litoral» sin que el PP de aquí y el Consell abrieran la boca. Por tanto, no sólo hay ciudadanos valen¬cianos de primera y de segunda; también hay gobiernos buenos y gobiernos malos sin que varíe la situación, análoga en ambos casos. La realidad se tapa con la realidad virtual. La virtual suele asentarse, de manera muy basta, en las campa¬ñas propagandísticas, bajo un maniqueísmo feroz: su misión es manipular al personal. Y se les ve el plumero. Pregunten en Vinaròs o en Castelló. Pregunten al Gobierno de Aznar. Y sostengan sus convicciones después. Hombre, somos manipulables, pero no tontos.

cáspita dijo...

Hombre, enfermo de literatura, no sé yo qué decir. Para mí que a Arcadi Espada se le ha ido la mano. Dejémoslo en letraherido con ínfulas, burócrata con aspiraciones de bohemio, doncel algo pinturero, no sé,... una especie de "Incomprendido" de la canción de Kevin Johansen , ese gran cantante argentino, o si se me apura un enfermo a secas siendo lo de Borges, Gamoneda, Suso y cía una mera tapadera, una sucinta tirita para disimular los humores malsanos que circulan si no por su falta de sangre sí que al menos por los gélidos glóbulos de muchos de sus compañeros de partido.

Feroz dijo...

Telemadrid ha sacado un anuncio que dice: "Espejo de lo que somos", que algún cachondo ha convertido en "Espe, jode lo que somos" que para Suso y demás ralea izquierdosa tiene toda la razón del mundo, porque sostienen que la mayoría de los madrileños son "sociológicamente" de izquierdas, y por eso aún no han digerido la derrota, en las últimas elecciones autonómicas.

No tienen en cuenta los desechos de tienta, que presenta la izquierda a las elecciones, pero la gente no es tonta y pasa de ellos como de la mierda.

En cuanto a sus cuitas personales, el amigo Suso vuelve a las jeremíadas habituales de los progres, se quejan de que la derecha no sea masoquista, y responda con agradecimiento a las coces que le propinan.

Cuando les tratan como se merecen, se lamentan de que la derecha sea tan retrógrada, como para no pagar por que le insulten. Y suspiran por que gobiernen los suyos, y vuelvan a chupar del bote de los presupuestos. Pero no todo el mundo es como Gallardón, que siempre está dispuesto a perdonarles.

diego dijo...

Navarra está onde tié questar.
La que está a tomar por culo es Huerva, maeztro.

diego dijo...

Puente de los Franceses
mamita mía, nadie te pasa,
porque los milicianos,
mamita mía,
que bien te guardan.

Por la Casa de Campo
mamita mía y el Manzanares
quieren pasar los moros,
mamita mía,
no pasa nadie.

Madrid, que bien resistes
mamita mía, los bombardeos.
De las bombas se ríen,
mamita mía,
los madrileños.

Anónimo dijo...

Homenaje al juez Joaquín Navarro
...
Cuando alguien de esta talla muere, se siente el estremecimiento y la impotencia de no haber sabido lo suficiente de él, de no haber aprovechado más el tiempo a su lado, de no haberle preguntado tantas cosas.

Joaquín Navarro ha sido junto a Joan Garcés, y – más recientemente- junto a Alfredo Grimaldos, uno de los grandes demoledores del mito de la transición. Con su vida y con sus libros; pagando el precio de los procesamientos, de las multas y del aislamiento.

Él habló de lo que nadie hablaba. Rompió el pacto de silencio sobre todas y cada una de las mezquindades y de los avasallamientos sobre los que se edificó el régimen de la transición.

Joaquín Navarro fue diputado por el PSOE en las elecciones de 1977 y formó parte de la ponencia Constitucional. Él contaba, y fue el único en hacerlo, dos hechos trascendentales en la ponencia de elaboración de la Constitución. Uno fue el relativo al papel de las Fuerzas Armadas establecido en el artículo 8. Cuando este asunto se debatía en la ponencia, se les pasó, como incuestionable, por parte del Estado Mayor del Ejército su texto: "Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional ." El otro fue el relativo a la prelación de los varones en la sucesión en la Corona, impuesto desde La Zarzuela y que no tenía que ver con ninguna Ley Sálica, debido a la incapacidad de la hija mayor del rey para ejercer cualquier función pública.

Fue elegido en senador por Almería en 1979 en una lista apoyada por el PCE. Fue miembro de la Comisión de Justicia y abandonó su cargo en la tramitación de la Ley Antiterrorista de 1980 por entender que vulneraba los más elementales principios de la democracia. Fue el único que lo hizo.

Contribuyó decisivamente a la causa republicana de la forma más eficaz: negando la legitimidad del régimen de la supuesta democracia. Su libro "25 años sin constitución" es el argumento más demoledor contra todo el engranaje institucional que se estructura sobre el mantenimiento de los poderes de la dictadura para sojuzgar la libertad del pueblo. Desmonta con datos incuestionables el "consenso" de los poderes legislativo, ejecutivo, judicial y el de los medios de comunicación (yo siempre le decía que le faltaba el sindical), todos ellos erigidos sobre la clave de bóveda de la monarquía, para desvelar un aparato de estado al servicioo de la oligarquía económica y del imperialismo, mantenido sobre la alternancia el poder de élites cooptadas del PP y del PSOE.

Con la claridad y la contundencia que le ha caracterizado, con la clarividencia de quien conoce todos los mecanismos del poder, planteó: "Abundan en nuestro país políticos e intelectuales que defienden el discurso de la resignación oligárquica. Que entienden que el sistema no es lo suficientemente democrático y que no hay que "tocarlo". Que piensan que es preciso asimilar la corrupción de las oligarquías y tragarse el triste fantasma de la monarquía que las integra y las alienta. Y que siente un verdadero pavor a que la libertad política, el gobierno representativo de las leyes y el control del poder exijan una reforma total dela Constitución, presupuesto indispensable para la regeneración de las instituciones y la convivencia. Es el miedo a la libertad del ciudadano acostumbrado a la servidumbre voluntaria".

La vida le llevó a ejercer como juez en Euzkadi. Él, un andaluz, libre de pensamiento y de acción, conoció, entendió y amó al pueblo vasco. Escribió su "Homenaje a Euskal Herria" y mantuvo – pese a condenas y criminalizaciones – el compromiso con su lucha y frente al poder. En él escribe: "Ahí va mi homenaje de amor y admiración a Euskal Herria, la patria de todos los vascos. Homenaje sin aromas feudales, sin espadas ni castillos. Homenaje de reverencia y respeto a un pueblo que nuca cede, que conoce cada día la aventura de sobrevivir como nación en medio de tanta hostilidad y de una represión cruel y sostenida. Esa fuerza, esa tenacidad y esa resistencia harán posible el gran parto de Euskal Herria. La pasión por la rebeldía y la libertad nunca es inútil. La pasión por la servidumbre conduce a la ignominia y a la opresión.

La rebelión contra el crimen y la arbitrariedad de la razón de Estado han hecho avanzar a la humanidad por caminos de seguridad, esperanza y libertad. Es la verdadera revolución. Euskal Herria es, en este momento, la única esperanza revolucionaria que existe en el Estado español, en la UE y en todo este Occidente degradado por las grandes mentiras del imperio usaco".

Atreverse a decir esto en 2003, y a actuar antes y después, en defensa de todo lo que se enfrentaba con el orden establecido, a lado de las luchas y los proyectos que se atrevían a cuestionar en Euskadi y en el resto del Estado la ideología dominante, por alguien que sabía tanto y que podía desmontar con tanta brillantez las mentiras del poder, no podía perdonarse. La persecución más feroz se desencadenó contra él. Una de las plumas y de los discursos más brillantes fueron censurados en los medios de comunicación y su autor sufrió innumerables condenas.

Paje del homenaje dijo...

Pensaba dejar en paz a los muertos, pero el anónimo que me precede ha colgado una necrológica sobre el juez Navarro, a la que se debe responder algo.

El patrón hizo una semblanza verosímil de Joaquín Navarro Estevan en su libro "Palabra de Vasco", que me he tomado la molestia de copiar para contraponer. De todo lo que se cuenta de este temerario amigo de los vascos, me quedo con un detalle: seis años antes de la muerte de Franco, este demócrata insobornable escribía libros de Formación del Espíritu Nacional para la enseñanza franquista. Pasen y lean:

"Otro reputado amigo de los vascos es el juez Joaquín Navarro Estevan. Colaborador habitual de Deia y de Kale Gorria, (Calle roja), el panfleto que dirige Pepe Rei y que sustituye a Ardi Beltza (Oveja negra), tertuliano de Radio Euskadi, ha tenido como presentador de lujo para sus dos últimos libros, “Veinticinco años sin Constitución” y “Buenos días, Euskadi” a Xabier Arzalluz.

La lectura de “El hombre que veía amanecer”, autorretrato del juez Baltasar Garzón por la pluma interpuesta de Pilar Urbano, presenta a este amigo de los vascos bajo luces inquietantes, como un chismoso infatigable e inevitable en cuantas conspiraciones se ponen a su alcance. A lo largo de cincuenta páginas, Garzón describe el papel de Navarro Estevan en dos de ellas, el caso Sogecable y el de las confidencias a Pepe Rei. En la primera, Joaquín Navarro convoca reuniones y cenas en domicilios privados, en alguna de las cuales, celebrada en su propia casa, Garzón se levanta de la mesa y se va a la cocina. Cuando otro de los comensales, Antonio Navalón, va en su busca y le prgunta qué hace allí, Garzón responde:
“Estoy aquí.… porque no quiero estar allí. Todo lo que está contando Joaquín es un delito. Y él tiene que saberlo. Es tan juez como yo.”

El día 23 de junio de 1997, Joaquín Navarro Estevan invita a comer en su casa a Jesús Santaella, abogado de Perote y a Pepe Rei. El almuerzo dura cinco horas y media, según la noticia que el periodista da por carta a la etarra Lurdes Txurruka Medinabeitia, presa en Carabanchel. Pepe Rei obtiene de sus interlocutores algunos chismorreos sobre lances de alcoba y uno, según el cual, el rey pidió al juez Garzón “que amainase su investigación sobre los Gal”, extremo este cuya veracidad niega tajantemente Garzón.
El juez Navarro publicaba en un año tan relativamente reciente para la cronología del franquismo como 1969 un libro de texto de “Formación Politico-Social y Cívica” para niñas de 5º curso de enseñanza primaria. En el libro consta que fue publicado por Editorial Almena. Almagro, 36 Madrid. Depósito legal: M. 11.449. 1969. En la contraportada se deja constancia del mandante y el precio del ejemplar: Delegación Nacional de la Sección Femenina del Movimiento. 75 pesetas.
Joaquín Navarro Estevan, simpatizante de Ibarretxe y de su plan, define en la primera lección “Qué es y por qué existe la provincia”. El primer epígrafe dice: “Tu familia, tu municipio y tu comarca son realidades naturales”.
“No todos pueden ser nombrados Gobernadores. Se han de reunir, aparte de la capacidad y la preparación naturales, algunas condiciones: ser español, tener más de veinticinco años, haber hecho una carrera universitaria u ocupado un alto puesto. Y, sobre todo, algo que debiera tener la mayor importancia en cualquier persona que ocupe un cargo público: una gran capacidad de servicio, de entrega a los demás.
El Gobernador civil tiene muchas facultades y muchos deberes. Ha de cuidar de que se cumpla en la provincia que dirige todo lo que disponga el gobierno para el bien del país, ha de nombrar a los alcaldes de los pueblos que tengan menos de 10.000 habitantes (en los que tengan más los nombra el Ministro de la Gobernación) (…) tiene que fomentar la Agricultura, la repoblación forestal, la enseñanza, el turismo; preocuparse de que la provincia entera tenga suficientes centros médicos y esté suficientemente abastecida de alimentos; mantener el orden público, etc.
Tiene también que atender las peticiones de los municipios que integran la provincia y tratar de que todos ellos tengan una verdadera igualdad de oportun idades de desarrollo, progreso y prosperidad. (…) Aparte de sus tareas como Gobernador, éste, al ser al mismo tiempo Jefe provincial del Movimiento, representa en la provincia esa comunidad de los españoles en unos mismos ideales que es el Movimiento y a la organización que le sirve de base.”
La lección 18 lleva por título “Las falsas interpretaciones del hecho regional: separatismo y uniformismo” y el primero de sus epígrafes reza: “Los regionalismos cultural, jurídico y administrativo, son aceptables, aunque, sobre todo el último, discutibles”. El segundo tampoco tiene desperdicio: “Falseamiento del hecho regional en la interpretación separatista” y su contenido es el siguiente:
“Sin embargo, existen ciertas ideas sobre la región que, aunque mantenidas por muy pocos, sí pueden significar un peligro grave para la unidad y la integridad nacionales.
Entre ellas se encuentran las ideas separatistas. Las de aquellos que entienden que algunas regiones tienen diferencias tan acusadas con el resto del país que deberían ser, al margen de España, países independientes. Y ésta es la más falsa interpretación del hecho regional.
Consiste, precisamente, en creer que una nación, un país, no puede contener elementos muy diversos, muy distintos entre sí, como son las regiones en el caso español.
“Que esta región es muy distinta –dicen los separatistas-, pues que se separe del tronco nacional.” Es ésta una posición torpe y estrecha, que olvida algo tan simple (vosotras ya lo sabéis) como que la existencia de la región está precisamente basada en la variedad, en ser algo distinto y diferente dentro de la superior unidad nacional.
Es como pretender que dentro de una nación todo debe ser igual, que no deben existir variedades y peculiaridades entre sus hombres y sus tierras.
Si lo que dicen los separatistas fuera verdad, España dejaría de existir, ya que es una de las naciones de mayor variedad, de más ricas diferencias entre sus hombres y entre sus tierras. Pero es absolutamente falso, una lamentable equivocación.
El regionalismo separatista ni es aceptable ni es respetable para ningún buen español.”

Sorprendida dijo...

"El regionalismo separatista ni es aceptable ni es respetable para ningún buen español." (Juez Navarro, goian bego)

Gracias por su aportación, Paje. Manda huevos con los insobornables demócratas. No es el conceto, es el tonito.

Doña Magdalena de Proust dijo...

“Tu familia, tu municipio y tu comarca son realidades naturales”.

Pues esta aportación del juez Navarro tampoco tiene desperditzio, doña Sorprendida.

Oriana dijo...

Como a mí Suso del Toro me interesa tan poco como Jose Mari Calleja, pregunto a los navegantes: son ustedes de mentira o les interesa, algo, lo que están haciendo los nuestros del Desafío en la Copa América? es que ya les vale, Jó que tropa! ni un comentario de la regata en la que España ( con perdón) está dejándonos en tan buen lugar... ya se sabe lo poco regatista que es ZP pero los de este blog.... ! un poco de espíritu marinero, por lo que más quieran!
Perdón por la perorata pero es que sigo amarrada a la quilla y el exceso de viento, en cuanto salgo a la superificie, me está trasntornando...
Saludos ( sin más)

Jokin dijo...

¿Es realmente él mismo el escritor al que se refiere Suso en su ladrillazo de hoy? ¿Es que ha empezado a escribir de su vida en tercera persona, como Julio César e Ibarretxe?

Tropo Metafórico dijo...

Así es, Jokin, pero no debe extrañarse. Si el discípulo ha salido tan aventajado practicante del quiasmo y otras figuras de dicción, ¿no ha de ser el maestro un artista en el manejo de la alteridad?

Tierno Piolín dijo...

Perdone mi curiosidad, pero eso de Tropo Metafórico me suena a Sapo Cancionero. ¿No serán ustedes parientes?

diego dijo...

"Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional ."

Uy uy uy, qué cosa más fascista, por favor. Cómo nos lo pudieron colar!
El ejército defendiendo la soberanía, la independencia, la integridad territorial y el ordenamiento constitucional del país. Esto va a haber que cambiarlo, José Luis.

Renault dijo...

Felicitaciones a Paje del homenaje por su contundente y documentada respuesta al anónimo de las 12:54. Últimamente los remeros están que se salen contestando a los amables visitantes que nos frecuentan.

Por otra parte a este anónimo le diría que es de buen tono referenciar los textos ajenos que se traen aquí mencionando al menos a su autor, además de citarlos enteros o de advertir que se trata de un extracto incompleto cuando pueda haber duda.

También a éste y al resto de los anónimos les haría un ruego. Utilicen un nick cualquiera, a ser posible siempre el mismo cada uno de ustedes, para que los demás podamos saber cuántos son, diferenciarlos a unos de otros, y argumentar no solo sobre lo último que han dicho ustedes, sino sobre todo su discurso, al igual que ustedes hacen con nosotros.

No parece que haga falta mucho valor para identificarse con un seudónimo en un blog, pero se ve que a algunos les falta hasta eso.

Louella Parsons dijo...

Un quiasmo sobre las listas de ANV:

No están todas las que son pero son todas las que están.

rostro pálido dijo...

Decía Santiago Amón que en España no cabe un tonto más. En este sentido la muerte del juez Joaquín Navarro deja un hueco tan enorme que como un concejal lo declare urbanizable tendremos pelotazo récord.

cáspita dijo...

Aviso a todos los blogueros:

Si por ventura alguien quiere dirigírse a mí, para pedirme un favor o , vaya, para echarse a llorar en mis fornidos hombros en plan quiasmo total, que por favor lo haga en tercera persona.

Podré hacerme el sueco o atenderles gustoso, según.

Oriana dijo...

Me bajo a mi camarote con una copia del documentado perfil que, sobre el juez Navarro, ha hecho Paje. Rotundo. Contundente. Sin concesiones. Con los datos desnudos. Como a mí me gusta. Ya conocimos en su día todas las debilidades del Juez pero...verlas así escritas me reconforta.. Felicidades Paje.
De la Copa América no hablemos porque veo que la Peña está integrada por navegantes virtuales...Snif..
Saludos ( sin más)

necrológicas dijo...

Ha muerto Joaquín Navarro Estevan

Tu familia, tu municipio y tu comarca, te recordarán siempre.

D.E.P.

diego dijo...

las 21:35 del martes y el "nada que ocultar" de Pepiño con 0 comments. Estoy por ponerle algo, pobriño.

Jokin dijo...

Por cierto, me sorprende que haya pasado desapercibido el soberbio "cuando la derecha haga su crisis" del insigne Suso.

Por ejemplo, cuando yo tenía 16 años 'hice' una crisis existencial y dejé de creer en Dios.

Asimismo, cuando los Estados Unidos 'hicieron' su crisis del 29, la bolsa se desplomó y mucha gente se suicidó al ver perdidas sus inversiones.

Jokin dijo...

Por cierto, me sorprende que haya pasado desapercibido el soberbio "cuando la derecha haga su crisis" del insigne Suso.

Por ejemplo, cuando yo tenía 16 años 'hice' una crisis existencial y dejé de creer en Dios.

Asimismo, cuando los Estados Unidos 'hicieron' su crisis del 29, la bolsa se desplomó y mucha gente se suicidó al ver perdidas sus inversiones.

Jokin dijo...

Por cierto, me sorprende que haya pasado desapercibido el soberbio "cuando la derecha haga su crisis" del insigne Suso.

Por ejemplo, cuando yo tenía 16 años 'hice' una crisis existencial y dejé de creer en Dios.

Asimismo, cuando los Estados Unidos 'hicieron' su crisis del 29, la bolsa se desplomó y mucha gente se suicidó al ver perdidas sus inversiones.

Jokin dijo...

He tenido un porblema técnico. Ruego al blogmaster elimine todos mis mensajes salvo el primero.

Cordiales saludos,

Jokin

Towanda dijo...

Estoy de acuerdo con Arcadi, es un problema literario. Lo he visto antes en esta misma legislatura pero en otro protagonista y con el mismo resultado (enganchado a las citas en latín o latón ;-)).
Me pregunto, como científico, si la causa es que reflexiona poco después de la lectura o que se dedica a recopilar las frases que le gustan para ir hilvanándolas en su propia literatura. No es de extrañar que dentro de poco se decante por las parábolas.

José Antonio dijo...

“Los regionalismos cultural, jurídico y administrativo, son aceptables, aunque, sobre todo el último, discutible”

Pues era mejor el juez Navarro de la dictablanda que el de la demodura.

Referido al texto precedente, me se ocurre aquello del neosocrático Merdakari Cagaleche: "¿y qué hay de malo en ello?"
Sí, sí: ¿Qué hay de malo en esto que decía el Juez Navarro cuando aún era un capullo o larva? -quiero decir, antes de convertirse en gusano, seguramente debido al régimen de cuyo alumbramiento rehusó ser cómplice, sin duda porque no tenía comparación con el precedente, que tan bien conocía-

Un notorio e inteligente socialdemócrata, maestro que fue de ZP -oficial, no oficioso y de elección, como Susote- dice recientemente en El Mundo:

"... Y es que el Ayuntamiento es un palco privilegiado para percibir la enorme falacia que considera «progresista» esa cantinela de la «cercanía» a la Administración. Sabemos perfectamente que esto no es necesariamente así y que, a menudo, la objetividad y la imparcialidad derivan justo de lo contrario, de la «lejanía». Fue este sencillo razonamiento -parece mentira tener que recordarlo- el que sirvió para desmontar el régimen feudal. ..."
[http://www.corunaliberal.es/Nuevo-desalojo-del-Estado-secretarios-e-interventores.html]
Bien, pues donde Sosa Wagner -que nunca se recuperará de haberle dado el cum laude a ZP- dice "Ayuntamiento" pongan ustedes "Autonomía" ó "región autónoma" y verán como la ecuación cuadra mejor aún, y cuanta razón tenía el Juez Navarro antes de que la autocracia marcial metamorfoseara en monarquía constitucional.