11 febrero, 2007

La morcilla repite

Manuel Vicent tomaba hoy el relevo a Almudena Grandes y Maruja Torres. Él no estuvo en la manifestación del 3-F, no conoció a esas airadas abuelitas que fuera de sus pastelitos y su te se dan a la licantropía. Leyó un reportaje creativo de Patricia Dolz sobre la manifestación. La ficción hizo el resto.

Este es el problema del periodismo de hoy: está infestado, rebosante de metáforas. El hacha, la serpiente y la gaviota, agusanados. Almudena escribe un relato sobre una chica pobre. Como ella siempre ha sido rica, le sale una versión castellano-manchega de Oliver Twist. Vicent reescribe con su mujer-hiena el hombre-lobo, otro clásico. Vendrán más: Hansel y Gretel, niños que sueñan con la ocupación de las tierras y el colectivismo agrario puestos a engordar por la bruja del PP en su casita de chocolate.
.
Frente a tan elaborado sectarismo, una solitaria ristra de ajos: José Miguel Larraya, defensor.

20 comentarios:

Perroantonio dijo...

Almudena escribe un relato sobre una chica pobre. Como ella siempre ha sido rica, le sale una versión castellano-manchega de Oliver Twist.
*****

Esto me recuerda a la redacción sobre la pobreza que le piden en el colegio al niño rico. El niño piensa un rato y empieza así:

«Ésta es la historia de una familia muy pobre. El padre era pobre, la madre era pobre, los hijos eran pobres, la criada era pobre, el jardinero era pobre, el chófer era pobre...»

Feroz dijo...

Me temo que los socialistas ya han cruzado la línea roja, y que esto solo ha empezado.

En sus mítines no hacen más que azuzar a sus seguidores, y los hooligans de plantilla están repartiendo estopa, por tierra, mar y aire, es decir prensa, radio y televisión, sin cortarse un pelo.

Quizá tenga que ver esta algarabía con el comienzo del juicio por el 11-M. Sea por lo que sea, están muy nerviosos y deben pensar que la mejor defensa es un buen ataque.

No he podido leer el artículo de Vicent, pero imagino que debe ser tan rastrero como los demás.

Pueden seguir insultando a la inteligencia de los ciudadanos cuanto quieran, que al final tendrán lo que se merecen.

Hemeroteco dijo...

Feroz, si no lo puede leer en el link que ha puesto el jefe, aquí se lo pego:

MANUEL VICENT
Hiena
MANUEL VICENT 11/02/2007


Vota Resultado 141 votos
Por su abrigo con cuello de marta cibelina, por sus finas alhajas y por su pelo blanco con reflejos azules, a simple vista nadie diría que no es una gran dama, si además viene de una estirpe con cuatro generaciones que ya se duchaban todos los días. Esta señora trata por todos los medios de que la buena educación que ha recibido continúe en los vástagos de su familia. A los nietos les enseña a manejar el cuchillo y el tenedor en la mesa, a usar la servilleta, a dar las gracias, a pedir las cosas por favor. Si algún niño pronuncia en su presencia una palabra malsonante, lo amenaza con llevarlo al cuarto de baño para fregarle la lengua con un estropajo, si bien nunca lleva a cabo este castigo porque en el fondo es una abuela demasiado tierna. Con sus amigas, que también estudiaron como ella en el colegio de las Irlandesas, se reúne muchas tardes en un salón de té del barrio de Salamanca para hablar de simplezas mientras toman canutillos de nata, aunque ella prefiere la tartaleta de fresas, su dulce favorito. Cómo este ser tan afable puede transformarse en una hiena, es un caso de licantropía, difícil de comprender. No obstante, este hecho se ha dado a la vista de todo el mundo hace unos días en Madrid. Sucedió cuando esta señora, junto con sus amigas, acudió a la manifestación contra el gobierno socialista montada por el Foro de Ermua y el Partido Popular con el pretexto del terrorismo. Rodeada de banderas nacionales y de pancartas con consignas terribles llegó un momento en que a esta señora, sin que nadie se lo explique, comenzó a crecerle pelo duro por todos los poros de su rostro, se le afilaron sus mandíbulas hasta formar un hocico agudo y de pronto su cabeza, que emergía por el cuello del abrigo de pieles, adquirió el perfil de una hiena. En ese instante se puso a vomitar insultos feroces contra el presidente Zapatero. Iba del brazo de sus amigas y azuzada por el fragor de la multitud sus gritos ya desgañitados semejaban simples ladridos, que finalmente fueron orquestados por el himno nacional. Excitada por los discursos de la tribuna, su cabeza conservó el aspecto de hiena aun después de que la manifestación se disolviera. Pero al término del acto ella y sus amigas se reunieron en el salón de té y pidieron los dulces consabidos. Cuando la señora dio el primer bocado a la tartaleta de fresa su rostro perdió de repente el pelo duro que lo cubría por completo. Sólo por la virtud de este pastel se dulcificó el color de sus mejillas y se convirtió de nuevo en la adorable abuelita de todos los días.

Anónimo dijo...

¿Qué feroces insultos proferirían contra Zapatero las viejas del comando Embassy en opinión de Vicent?¿Le mandarían al conejo de su madre?

estudiante dijo...

Hola!!

Dado que he estado de exámenes hasta arriba llevaba varios días sin visitar el blog.

Haciendo un repaso de estos últimos días ya he visto que en el días, de ayer se volvió a un tema, que si no recuerdo mal, ya se ha tacodo más veces en este blog.

Para nada quiero volver a "encender" la discusión, pero no quería dejar de hacer un pequeño comentario.

Es verdad que mi edad,y que llevo poco tiempo en "la causa" me impide tener una perspectiva temporal de la trayectoria de determinadas personas. Esto desde un punto de vista puede ser negativo, pero desde otro es muy positivo puesto que sólo puedo juzgar a la gente por los hechos recientes.

NO quiero alargarme más, ni considero que este legitimada para dar lecciones a nadie. Me quedo con un párrafo del post de ayer de nuestro amigo Renault (dada la hora puede que haya gente que no lo haya leido)

"A pesar de todo quizás para algunos no esté claro quién es el enemigo y quiénes son los aliados. Para mí está cristalino: El enemigo es ETA y el nacionalismo obligatorio, y los aliados son todos los que se opongan a ese enemigo común, estén en Basta Ya, el Foro de Ermua, la AVT, el PSOE, el PP, Ciutadans, Falange Auténtica o Unificación Comunista"

Joder, que somos pocos como para andarnos con complicacianes...


un saludo

Feroz dijo...

¡Gracias, Hemeroteco!

Pues claro que habría pijos de Serrano en la manifa. Entre tanta gente habría de todo, pero no se puede generalizar tan alegremente.

luigi dijo...

En mi opinión, muy pobre el artículo de Vicent, un par de tópicos sobre los habitantes (¿todos?) del barrio de Salamanca, una simple recreación del mito del hombre-lobo o de Jeckyll y Hide, algún prejuicio por aquí, algún otro por allá y ya está explicada la manifestación del día 3 de febrero, así de sencillo, la realidad no es compleja. Casi parece escrito para quedar bien con sus amigos.

sinacritud dijo...

Exacto luigi para complacer...pero a quien le paga.¡¡Y pensar que en otro tiempo admiraba su prosa!!!

piluchi dijo...

Y qués, ¿es que los pijos no podemos manifestarnos, o sea? ¿Es que hay que pediros permiso a vosotros para protestar?

luigi dijo...

Piluchi, pueden ustedes manifestarse cómo y cuándo quieran, pero ¿dónde?, por favor, por "la milla de oro"....

el pastor de oaxaca dijo...

en este blog ya no hay forma de saber cuántos internautas entran! Y yo que estaba haciendo una tesina sobre la influencia del blog de González en los países africanos a partir de la estadística de conexiones establecidas desde el subsáhara -ese sitio que está lleno de cayucos-, me quedo sin terminar mi trabajo académico. Voy a sacar peor nota de el Zapatero actual de Sosa Wagner.

Jokin dijo...

Huy, huy, huy...., qué nervios en la progresía. Por lo general, la prosa más pomposa y topiquera, con sus generalizaciones geográficas y familiares -según Vicent, en una familia del PP, son del PP todos sin excepción: abuelos, hijos, nietos, bisnietos y tataranietos...-, la suelen reservar para situaciones de emergencia. De lo contrario, suele acabar todo como en aquel artículo sobre la matanza de Badajoz publicado en La Voz el 27 de octubre de 1936....


«Cuando Yagüe se apoderó de Badajoz, utilizando para el ataque el territorio portugués, hizo concentrar en la Plaza de Toros a todos los prisioneros milicianos y a quienes, sin haber empuñado las armas, pasaban por gente de izquierda. Y organizó una "fiesta". Y convidó a esa fiesta a los cavernícolas de la ciudad cuyas vidas habían sido respetadas por el pueblo y la autoridad legítima.
Ocuparon los tendidos caballeros respetables, piadosas damas, lindas señoritas, jovencitos de San Luis y San Estanislao de Kotska, afiliados a Falange y Renovación, venerables eclesiásticos, virtuosos frailes y monjas de albas tocas y mirada humilde. Y, entre tan brillante concurrencia, fueron montadas algunas ametralladoras.
Dada la señal —suponemos que mediante clarines—, se abrieron los chiqueros y salieron a la arena, que abrasaba el sol de agosto, los humanos rebaños de los liberales, republicanos, socialistas, comunistas y sindicalistas de Badajoz. Confundíanse los viejos y los niños, también figuraban mujeres: jóvenes algunas, ancianas otras; gritaban, gemían, maldecían, increpaban, miraban con terror y odio hacia las gradas repletas de espectadores. ¿Qué iban a hacer con ellos? ¿Exhibirlos?¿Contarlos?¿Vejarlos? Pero pronto, al ver las máquinas de matar con los servidores al lado, comprendieron. Iban a ametrallarlos.
Quisieron retroceder, penetrar nuevamente en los chiqueros. Pero fueron rechazados, a golpes de bayoneta y de gumía por los legionarios y cabileños que estaban a su espalda. Y se apelotonaron lívidos, espantados, esperando la muerte.
Yagüe estaba en un palco, acompañado de su segundo, Castejón. Le rodeaban, obsequiosos y rendidos, terratenientes, presidentes de cofradías, religiosos, canónigos, señoras y damiselas vestidas con provinciana elegancia.
Levantó un brazo y flameó un pañuelo. Y las ametralladoras comenzaron a disparar»

Nota: se trata de una narración fantasiosa propalada en el Madrid revolucionario del 36 con una evidente carga propagandística. En las siguientes semanas, se produjeron en la ciudad los trágicos acontecimientos por todos conocidos.

Piluchi dijo...

Yo es que lo flipo, o sea. ¿Por qué van a ser las manifestaciones sólo para los desharrapados? Lo que hay es mucha hipocresía. Si ustedes ya usan Lacoste y Loewe, aunque sea de imitación, ¿por qué los pijos no vamos a poder manifestarnos? ¿Es que los pijos no tenemos derechos civiles?

Piluchi dijo...

Es que los pobres cada vez sois mas fachas, o sea.

sam dijo...

marta cibelina, finas alhajas, banderas nacionales, consignas terribles, simples ladridos, el himno nacional, tartaleta de fresa, etc.

Luis Jorge dijo...

Pilu, ahí les has dao, tía, divina de la muerte, pesaos que son estos, ¿no me entiendes?, como que sí, colegui, un morreo.

sam dijo...

sueter casual, mirada limpia, sonrisa radiante, palabras hermosas, paz sin banderas, zetapé.

papagena dijo...

Almudena Grandes y Manuel Vicent demuestran estar anquilosados. Se hicieron -¿cuándo?- una idea de lo que era una mujer mayor y siguen describiendo aquello. Hoy en España más del 93,79% de las mujeres de cierta edad nada tiene que ver con sus descripciones. ¿Creen ustedes posible que la madre de Almudena y la mujer de Manuel Vicent respondan a la imagen que de las mujeres de edad ellos nos ofrecen? ¡Ya sería casualidad que ambos conservaran en su casa esas reliquias!¡Pobres!

concalma dijo...

[Un pequeño tocho sobre el tema más conflictivo de estos tres últimos días; es largo, pero es menos de lo escrito por los participantes si sumamos sus mensajes]

Me parece interesantísima la reflexión sobre los líderes y su responsabilidad moral. Y ya que estamos cinéfilos, podemos empezar recordando Casablanca, con la dualidad Victor Laszlo (o como se escriba) – Rick, en la soberbia imagen en la que frente a los cánticos nazis, Laszlo comienza a entonar La Marsellesa… y el cínico Rick, con un ligero movimiento de cabeza, ordena a la orquesta que acompañen al líder público humillando a los soldados del Reich y provocando, a la postre, el cierre de su local. Lo hace sin recibir siquiera los laureles del reconocimiento público, lo hace desde el anonimato. El actor decisivo es Rick, pero quien asume la responsabilidad es Laszlo, porque es quien se muestra ante el público, quien da un paso al frente pidiendo, esperando, que el resto le siga.

Obviamente Rick nunca habría reprochado a Víctor que abandonara la resistencia y se acomodara a una vida placentera con su bellísima esposa. No iba con el personaje. Sí lo habría hecho, y con razón, el viejo camarero de Rick´s que se jugaba el cuello acudiendo a las reuniones de la resistencia. En esas situaciones se crea una tupida red de complicidades y responsabilidades mutuas: no puedes pedir a nadie que se juegue el cuello para luego dejarlo tirado, eso parece obvio. Y en esa red, quien asume más responsabilidad es el líder que incita al resto a luchar por algo por lo que parece merece la pena jugarse mucho.

En nuestro caso, la llegada al Gobierno central del Partido Socialista y el cambio en la política antiterrorista generó un terremoto en el País Vasco, siempre tan dependiente de lo que suceda en La Moncloa. Los motivos por los cuales Basta Ya se desactivó (la imagen de Forrest Gump cuando decide parar, y que ha traído Benjamingrullo, es genial) no han sido explicados, pero parece lógico pensar que algo tendrá que ver el cambio de política de Zapatero en relación con el nacionalismo y con ETA, desde el punto y hora en el que nadie en su sano juicio podría defender que había habido algún cambio trascendente en el propio nacionalismo. Las redes de poder, la coacción y el terror seguían vigentes y si la amenaza física había disminuido era por la eficacia del Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo.

No es grave el que un cambio de política en el Gobierno central traiga un cambio de tercio en un movimiento como Basta Ya. Es más, hasta parece lógico que ante un cambio en la estrategia del Gobierno de España, un movimiento que no nació para luchar contra el responsable de la lucha antiterrorista, sino contra el propio terrorismo y contra el nacionalismo, dé un voto de confianza y procure no estorbar o no dificultar la labor a quien constitucionalmente tiene que llevar la iniciativa frente a ETA. No olvidemos que en un principio, aunque muchos teníamos sospechas de qué fuera a suceder en el futuro, el PSOE comenzó ilegalizando algunas candidaturas, como HZ, por ejemplo y el Pacto Antiterrorista parecía que se mantenía vigente. ¿Por qué no colaborar con el Gobierno en lugar de enfrentarse a él? Si el Gobierno decide bajar un punto la presión, pero mantiene los principios, puede ser contraproducente enfrentarse a él o aumentar una tensión que pretende rebajar. Un líder (o los líderes de un movimiento) no tiene la obligación de hacer lo que la gente espera de él o de continuar siempre en la misma línea, sino que debe adecuar su actuación al criterio racional que honestamente tenga y al momento que vive.

El problema surge cuando empezamos a ver que el PCTV no se intenta siquiera ilegalizar, que Batasuna campa por sus respetos sin que Delegación del Gobierno o la Fiscalía hagan absolutamente nada, que el PSOE rompe el pacto antiterrorista al aprobar una resolución favorable al diálogo en el Congreso con el voto en contra del PP y el voto a favor de PNV, ERC, EA & co. y el resto de los síntomas innegables de que algo no iba por donde debía y que lo que eran los principios que se habían defendido en el movimiento cívico en el País Vasco y los cuales podemos decir que nos habíamos “confabulado” a no abandonar nunca, estaban siendo conculcados. La Ley empieza a dejar de aplicarse y se cambian los socios pactando, en lugar de con el principal partido de la oposición, con los nacionalismos más radicales y con todos los partidos radicalmente contrarios a la política seguida hasta ese momento y por la que había luchado Basta Ya y todo el movimiento cívico. Parecía obvio que no se trataba de un cambio de matiz, sino de un auténtico giro de 180º. Y a pesar de esos síntomas que cualquier podía ver… quien anteriormente nos había movido a defender los principios que estaban siendo conculcados, a unirnos en la defensa de ciertos valores por encima de adscripciones partidista, no sólo abandona la carrera, como Forrest Gump, sino que critica públicamente a quienes continúan corriendo, como sucedió con la manifestación de la AVT de junio, apoyada por el Foro Ermua y otros colectivos cívicos.

Es en ese momento, en el que lo que está en juego son los principios por los que anteriormente se ha pedido a la gente que se eche a la calle, se implique y se juegue su tranquilidad y, a pesar de ello, el líder (los líderes) no sólo continúa en una actitud pasiva, sino que critica además a quien no lo está, es en ese momento, decía, cuando nace una responsabilidad moral, cuando se traiciona, voluntaria o involuntariamente, por error, por vanidad, por cansancio, por una mezcla de todo ello, por lo que sea, pero lo cierto es que mucha gente se siente (nos sentimos) traicionada y creo que con razón.

Y no pasa nada por decirlo. No es una enmienda a la totalidad. No hay personajes sagrados que no puedan ser objeto de crítica (respetuosa, eso sí). Todo lo contrario: es bueno, es clarificador, sirve para que aprendamos todos. Sirve para que todos estemos atentos y vigilantes, entre otras cosas porque no es en absoluto descartable que se vuelva a tratar de neutralizar a personas que podrían oponerse eficazmente a políticas sucias y rastreras y si ayer ha sido el PSOE el que nos ha traicionado, mañana podría ser el PP… Y si el PSOE consiguió neutralizar (de hecho) frente a su traición a determinadas personas muy significadas, no está de más que se diga, para que rectifiquen quien aún no lo haya hecho y para que si en el futuro el PP (o nuevamente el PSOE) lo intentara, no pudiera conseguir su objetivo.

No se trata de equivocar el enemigo: el enemigo sigue siendo ETA y el nacionalismo. Pero igual que afortunadamente Churchill hizo frente a la política de Chamberlain, aunque el enemigo común de ambos era el nazismo, e igual que probablemente todo hubiera ido mejor si Kerensky, frente a su política de cesión a los bolcheviques, hubiera tenido más oposición por parte de quienes compartían sus valores democráticos, aquí es bueno que quienes tenemos a ETA y al nacionalismo como común enemigo, podamos debatir, discutir y criticar actitudes y políticas que, finalmente, benefician al contrario común. Eso sí, sin perder de vista que también la propia desunión beneficia al común rival. Por eso hay que criticar, pero también hay que saber: a) aceptar, como parte de la libertad, las diferencias de matiz cuando hay acuerdo en lo fundamental, b) no estigmatizar ni impedir el reenganche de personas que han hecho mucho bien y que han podido equivocarse en un momento dado.

Vistas así las cosas creo que son sencillas y que nadie debería molestarse por lo que se dice. El propio Savater estaría, creo yo, encantado de participar en esta charla y aportar sus razones. Y dudo que pretendiera impedirla o coartarla apelando a argumentos autoridad o a su inconveniencia estratégica (otra cosa sería si no habláramos más que de esto); no es su estilo.

Un cordial saludo.

elquiciodelamancebia dijo...

Su artículo me parece genial.

Enhorabuena.

---
http://www.lacoctelera.com/elquiciodelamancebia