18 abril, 2008

Criticar es pegar un poco


Ángela Sanroma Aldea es la directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha. A juzgar por los apellidos, debe de ser hermana, salvo improbable coincidencia onomástica, de José Sanroma Aldea, que tuvo cierta notoriedad a mediados de los años setenta con el alias de Camarada Intxausti, secretario general de la ORT, (Organización Revolucionaria de Trabajadores) la quintaesencia del marxismo leninismo pensamiento maotsetung (o maozedong), no sin cierta competencia por parte del PTE (Partido del Trabajo de España) cuyo secretario general era Eladio García Castro, en la clandestinidad, Ramón Lobato.

Todo aquello se fue por el desagüe la noche electoral del 15 de junio de 1977, en contra de las ilusionadas previsiones del dirigente de la ORT, Manolo Guedán, hoy profesor de la Universidad de Alcalá, que entonces soñaba un futuro de unidad revolucionaria: "El día que el PTE y la ORT se unan temblarán los cimientos del Pentágono".

Pues bien, Ángela Sanroma ha pedido mármol para su frase histórica:
"Las críticas a las ministras son semillas que hacen que germine el maltrato".


Asombroso. Para empezar, las críticas se han dirigido fundamentalmente al seleccionador, no a las seleccionadas, hasta que no bajen al terreno de juego. Salvo en el caso de Magdalena Álvarez, que ha demostrado a lo largo de cuatro años su incompetencia y su sectarismo. Pero no sale mejor parado Bermejo, por el hecho de ser hombre, en contra de lo que dice Sanroma. Ni Moratinos. En cambio, nadie ha criticado a Elena Salgado o a Cristina Garmendia.

Otro tanto con la perífrasis que lleva a un enunciado confuso. ¿Por qué no decir, sencillamente, "las críticas a las ministras, semillas del maltrato"? La semilla es la materia prima de la germinación en una planta, no un factor coadyuvante, como el mantillo, el abono o el agua.

Con la acreditada voluntad de servicio que informa este blog, sugiero un par de alternativas que mejorarían considerablemente la expresión de Ángela Sanroma:
Las críticas a las ministras son la semilla de la que nace el maltrato.

Las críticas a las ministras son el mantillo en que brota la planta de los malos tratos.

Las críticas a las ministras son el abono que hace crecer la flor del mal de la violencia de género.
O si no, llevemos la cuestión hasta las últimas consecuencias:
Cuestionar la idoneidad de Chacón para ser ministra de Defensa es la semilla de la que nace la planta del maltrato y el asesinato de género.
Llamemos de una vez a las cosas por su nombre.

.............................................

Caso práctico.-Supongamos el caso de un varón que en un arrebato escribe un artículo en el que cita por sus nombres a varios hombres y a una mujer, Cristina Schlichting y les llama:
"Pajilleros, reprimidos, grasientos, puteros, siniestros, cobardes (2 veces), acomplejados, mirones, fetichistas, mediocres, exhibicionistas."

Circunstancias: Nunca se había llamado en público (por escrito o por las ondas) putera y pajillera a una mujer. El autor del artículo carece de antecedentes de maltrato y su progresismo le avala. De hecho, el artículo referido termina con un corolario. Éste:

(A ellas, que sufren estos días el maltrato de quienes quieren robarnos el oficio: disculpas.)
Nótese con que rapidez ha germinado este corolario en la frase travertina de la señora Sanroma. Por otra parte, ¿a quién se refiere con "ellas"?¿Son las ministras en sentido estricto?¿Todas las mujeres en sentido lato? Otrosí: Las disculpas, ¿por qué las pide? ¿por un sentido de pertenencia corporativa al grupo de los machos maltratadores o por tener que emplear un lenguaje que él considera no apto para ojos y oídos femeninos?

¿Debería recaer sobre él todo el peso de la violencia de género y las competencias punitivas del Departamento que dirige Bibí Aído? ¿Cómo resolver la contradicción que plantea este caso?¿Se debería negar la condición de mujer a la periodista Cristina Schlichting?¿Debería incluirse una salvedad en la Ley contra la Violencia de Género que excluya a las mujeres de derechas de la condición de víctimas potenciales? Las guarras de la derecha no tienen género; sólo sexo. Sugieran los remeros soluciones prácticas alternativas o complementarias para que puedan seguir perteneciendo al acervo intelectual de la izquierda española expresiones como:
Soledad Becerril es Carlos II vestido de Mariquita Pérez. (Alfonso Guerra, refiriéndose a la entonces ministra de Cultura de UCD)

Esperanza Aguirre besa de día y por la noche, muerde. (José Bono. hoy presidente del Congreso)

14 comentarios:

MariscalZhukov dijo...

Glorioso, don Santiago, bordado. Buenos días.

Anónimo dijo...

"¿Por cierto, ¿criticar a las diputadas de la oposición es también germen del maltrato?" Del blog de Rosa Díez.

sinacritud dijo...

Esto es un cachondeo ¡¡coño!! ¿En que nave haremos la travesía?
¡¡A los polizones nos resulta mucho más complicado el transvase!!
Entiéndanlo. ¿Que tal un folleto explicativo?

luigi dijo...

Buenos días a todos (quédese aquí Sinacritud que fuera bate la galerna)

Mamá: ¡¡quiero ser ministra!! Conchita Velasco, artista que se moja.

Anónimo dijo...

Decia mi madre en estas situaciones: "cuánto tonto cria Dios"
Y lo curioso es Él los cria y ellos se juntan.
Que Él nos pille confesados.

Anónimo dijo...

Mandamientos de la ley políticamente correcta del mundo feliz de ZP:
1- Una mujer no puede ser mala ministra o poco idónea. (Por mujer)
2- Un negro no puede ser tonto. (por negro)
3- La derecha es fascista. Recorta derechos.
4- La izquierda es progresista. Da derechos.
5- Todas las mujeres son buenas (menos las que niegan estos mandamientos)
6- Un homosexual, una lesbiana, un ecologista, los antiglobalización, etc... luchan por el bien de la humanidad. (quien discrepe con algúno de sus postulados se opone al bien de la humanidad)
Hay más
¡Les desafío a que los formulen!

luigi dijo...

Una mala ministra no puede ser mujer.

vivalagente dijo...

De lo mejor que ha escrito ultimamente. Veo que en la Argos II es calificado por un coomentarista de "graciosillo" como queriendo rebajarle el nivel.
Yo creo que hoy ha estado sembrado.

vivalagente dijo...

NO se si alguien lo recordó ayer pero recuerdo cómo Alfonso Guerra llamaba a Loyola de Palacio, la Monja Alférez.

luigi dijo...

Cargadito el ambiente en la nueva nave. Habrá que hacer refuerzo.

Anónimo dijo...

Un tonto avía un pueblo.

Y aquí lo tenemos de presidente.

luigi dijo...

(Silbando despreocupado) Fii-fiuu-fii. Qué limpita está en los últimos tiempos la Vieja Argos. Para limpieza a fondo la que va a necesitar hoy la Nueva Argos (La Otra), perdidita está ya la cubierta a estas horas. (Continúa silbando) Fiuuu-fiii-fiuuu.

luigi dijo...

Anónimo, ya que estemos usted y yo sólos, póngase un nick. Por coger más confianza, digo, si no le parece mal.

Aittitta Makurra dijo...

Yo estoy un poco mareado con tanto transbordo, que no trasvase.
Resulta que hoy lo moderno es ser esquisitamente correcto con el lenguaje, pero esos que hoy nos imponen esa nueva moda mañana no se acordarán de ella y harán el ridículo, pero como siempre no pasará nada....
agur ta ondo izan.