28 julio, 2006

Pelillos a la mar (salada)

En "Todos dicen 'I love you'", Goldie Hawn interpretaba a una madre de familia neoyorquina, rica y liberal, que mata sus ratos de ocio en actividades de ONG. En una divertida secuencia, Steffi Dandridge, que tal es el nombre de su personaje, está impartiendo una conferencia. Reclama el derecho inalienable de los presos a recibir regularmente visitas de su propio decorador con el fin de adaptar lo más posible el aspecto de su celda a su personalidad. Cuando termina el párrafo, un giro de cámara descubre que el auditorio son un centenar de policías de uniforme.

El Ministerio del Interior ha dispuesto que los alumnos de la Academia de Oficiales y Suboficiales de la Guardia Civil de Baeza (Jaén) reciban a lo largo del próximo curso 16 conferencias genéricamente tituladas “Jornadas de sensibilización, acercamiento y conocimiento del pueblo gitano”. El programa marco lleva por título "Conocimiento del Pueblo Gitano y su Cultura" (así, con mayúsculas).

¿Creerá el Gobierno que la Guardia Civil no está impregnada de valores constitucionales o que su imagen pública es aún la de la foto de Eugene Smith en los años 30, o aquella otra de la detención del Lute en los 60?
A veces da la impresión de que nuestros gobernantes tienen una visión de España excesivamente influída por tópicos zarzueleros: toreros y bailaoras, guardias civiles, bandoleros y gitanos, que su libro de cabecera sea "Carmen", la de don Próspero Merimé. No estaría de más recordar que el partido felizmente gobernante hoy en España llamó a capítulo a todos sus efectivos para hacer 'brain storming' sobre la peliaguda cuestión de "qué es España" ¡siete meses antes de contraer responsabilidades de gobierno! Con las prisas, han simplificado mucho. Eso es todo.
Lástima que ya no esté Bono, que era el especialista en dejar como una patena la letra de los himnos militares. Él era el hombre para armonizar la memoria histórica de Federico García Lorca con una revisión adecuada del "Romancero gitano". No se trata de arrancar la página del Romance de la Guardia Civil Española, sino de acomodar aquella letra al espíritu de los tiempos y al talante del Gobierno. Algo como (tómese a título puramente orientativo):
Los caballos blancos son.
Las herraduras son blancas.
Sobre las capas relucen
brillos de oro y de nácar...
Me temo que es una tarea dura para las capacidades de Carmen Calvo.

24 comentarios:

Ella dijo...

Excelente Santiago tu art´´iculo sobre el presidente que nos anuncia silencio en el proceso de concesiones a ETA. No nos pide silencio; nos anuncia oscurantismo. Y se queda tan ancho. Ya se sabe: el puede hacer lo que quiera; ya lo hadicho JordiSevilla a propósito del vuelo presidencial para hacer compras con la Sonsoles y las gordis en Londres: "el presidente no es una persona como los demás mortales" Eso lo explica todo.

Melò Cucurbitaciet dijo...

Precioso. Una virguería sus enlaces a esas fotografías y al hermoso Romance... Sí, lo que sospechamos es que quienes deberían hacer los cursillos están al otro lado.

(Por cierto, a mucha gente le suena mi cara. Dicen que tengo un no sé qué bengalís que se les hace familiar)

Pavoment dijo...

España está lleno de personajes como Goldie Hawn en "Todos dicen 'I love you'". El Secretario de prisiones de la Generalitat catalana, insistía en mantener el programa de rehabilitación que organizaba las excursiones de presos al forum pese a que se le escapaban por docenas.
A este tipo de gente deberíamos hacerles ver 200 veces los telediarios, en donde vemos como la guardia Civil se desvive atendiendo a los inmigrantes ilegales que a diario llegan a nuestras costas.
Esa es la verdadera imagen de la guardia civil.

julia dijo...

"Tienen, por eso no lloran, de plomo las calaveras". Con qué fiereza lo recitábamos en nuestros muy jóvenes años. Uno de mis bisabuelos era guardia civil, lo que no me hizo mucha gracia cuando lo supe. Hace poco conocí a una mujer, viuda de un guardía civil asesinado por los Grapo. Su hijo tiene la misma profesión y está destinado ahora en el País Vasco. No es por nada, pero después de tratarla un poco, qué nivel tiene esa mujer. De quitarse el sombrero.Han tenido suerte, a pesar de todo, los dos huérfanos de padre.

Un comentario, que ya me quema. Cordialísimo, pero...¿qué culpa tienen la hijas de ZP?

julia dijo...

Se me olvidaba. Ya lo dice Melò. Precioso el post.

Anónimo dijo...

Los ciudadanos suspenden por primera vez a Zapatero, según el barómetro del CIS

ELPAIS.es - España - 28-07-2006 - 12:30
El PSOE ha aumentado su ventaja en estimación de voto respecto al PP hasta los 3,7 puntos, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de julio, el último antes de las vacaciones de verano. Si se celebraran elecciones generales ahora, los socialistas obtendrían el 40,6% de los votos frente al 36,9% que sumaría el PP. Aunque el presidente del Gobierno es el líder más valorado, los encuestados suspenden su actuación dándole 4,94 puntos sobre diez. Rajoy saca un 3,77 y Llamazares obtiene un 4,01.
-----------

Es que el CIS no encuesta a los gitanos?

Eulalia dijo...

Siento adherirme al coro de aduladores Santiago, pero qué razón tienen al alabar su post de hoy. Está usted que se sale, triunfando también como webmaster (según los escribo me doy cuenta de que está mal) o como se llame, aunque ayer, y seguro que fue por mi ordenador, no pude entrar en el blog durante todo el día.
Julia, pues mi abuelo fue guardia de asalto durante la república y murió en la guerra. Comparto su parecer sobre las hijas de ZP; me molesta cuando se refieren a ellas como las gordis.
Y ahora, si don Santiago me lo permite, cuelgo este artículo que se publica hoy en El Correo, de un compañero de ZP en la Universidad de León:
El color del presidente
MARIO SÁENZ DE BURUAGA /BIÓLOGO

La transición española, anhelada en sus modos y formas por tantos países, no fue sencilla, y supuso, antes que nada, generosidad y cintura en saber sortear odios, venganzas y nostalgias. Pero no es a esta reciente y apasionante etapa de la Historia a la que me quiero referir, sino a esos personajes que, sin poseer carné alguno para circular con solvencia por la autopista de la lucha por la democracia, o bien se les adjudica por terceros un marchamo que nunca tuvieron o, peor aún, se autoproclaman gladiadores de una trayectoria inequívoca en su compromiso (palabra que en aquel tiempo tanto significó). Y en esta pirueta tan extendida de querer estar donde realmente no se estuvo, tomo como singular ejemplo, aunque en su caso bien es verdad que más por la primera alternativa que por la segunda, al presidente del Gobierno. Coincidí con él, en el espacio y en el tiempo, durante el periodo universitario leonés, ése en el que muchos éramos rojos, algunos incluso muy rojos, color con el que hoy se embadurnan gran parte de los que en aquel tiempo tenían cuando menos las cualidades del agua, incoloros, inodoros e insípidos, y cuando más desteñían ligeramente en azul de camisa prieta.

Reprochar actualmente a los compañeros de Facultad o de otras facultades o escuelas universitarias que no tuvieran, en ese momento tan decisivo, un mínimo papel activo en la cantidad de frentes en los que se podía trabajar por los derechos más obvios que a una democracia se le suponen, no sería de recibo; y no lo sería porque cada cual procede de su particular escenario social, con un entorno familiar diferente, con unas creencias diversas, con una formación académica específica, con unas prioridades que no podían ser para todos las mismas, en definitiva, con unas formas de ser tan singulares como distintas personas existen. La calificación de reaccionarios que con tanta facilidad asignábamos a quien no cooperaba en aquellos trances, queda hoy ajustada en su tiempo, y desde luego se comprende que no todos se forjaran políticamente en esta frontera entre la dictadura franquista y la transición hacia la democracia.

Vanagloriarse con cierta modestia de haber participado y trabajado en la embrionaria democracia es lógico y, si se me permite, justo. Relatar las batallitas que uno puso en marcha o en las que colaboró, supone un ejercicio de piadosa vanidad que deben escuchar o soportar de vez en cuando la familia o los amigos, y si no se es muy pelma o no se va de pedante libertador en plan Che, hasta puede lograrse la sincera atención del foro al que se habla e incluso su consideración por el compromiso o coraje exhibidos. Pero la cosa se complica cuando, a menudo, en esas conversaciones surgen como setas personas que prácticamente empatan tus méritos cuando no los superan; pareciera que todo quisqui estuvo frente a los 'grises' y que toda la población estuvo a punto de entrar en la cárcel. Esta pose abunda en la clase intelectual, en la de artistas y por supuesto en la de políticos de izquierdas, haciéndonos creer que no hay ni uno solo de esa generación que no estuviera en la pomada. Y no, para nada. Aunque no se aspire a ninguna medalla, tampoco gusta que las muescas de lucha que cada cual tiene se diluyan en un pantano donde de repente todo el mundo nada con estilo y tiene episodios que protagonizar.

Y refiriéndome ya a la, entonces, pequeña Universidad de León, que en aquellos años de la transición pertenecía al distrito universitario de Valladolid, puedo afirmar, sin ninguna duda y con multitud de datos, que la aportación de José Luis Rodríguez Zapatero en todo lo que aconteció en esos años, que hervían en sucesos, reivindicaciones e iniciativas por la democracia, fue simplemente nula. Y ya digo, nada que reprocharle en principio, pero, claro, a cada cual lo suyo, y por algunas de sus palabras, aunque más bien por las que le lanzan de adorno el coro que le rodea y la prensa que le venera, podría pensarse que no fue así y que ya despuntaba en su progresía y rojerío cuando ello era obligatorio para quien tenía a flor de piel la conciencia de conocer la desgracia de la dictadura y el anhelo de la libertad. Estarán conmigo en que resulta extrañísimo que si Zapatero estaba tan sensibilizado por el fusilamiento de su abuelo en la Guerra Civil (algo que le marcó en su adolescencia tal como él mismo ha comentado en multitud de ocasiones), no tuviera papel relevante o al menos visible en ninguno de los mítines que se organizaban por cualquiera de los episodios que envolvían a la sociedad en general y a la Universidad en particular, no tomara parte, activa al menos, en ninguna de las asambleas que supusieron movilizaciones masivas en esa ciudad, no se citara con nadie para hacer pintadas nocturnas por León, para repartir pasquines o para acudir a las mil citas que, clandestinas unas y mimetizadas otras a través de actividades de cine-club, tertulias, conciertos de café , se organizaban en esta ciudad, al igual que ocurría en todos los pueblos de España.

A ZP no le recordamos, no estuvo en la organización de nada ni se la jugó con nada. Dice su biografía que ingresó en el PSOE en 1979; no lo dudo pero bien sabemos que este partido tuvo muy poca entidad en la universidad española de la transición, y desde luego prácticamente inexistente en la leonesa. Quienes estaban en el fervor y la ebullición política de la transición universitaria, fundamentalmente militaban o simpatizaban con el comunismo (PCE) o con los partidos de la extrema izquierda (ORT, PTE, LCR, MCE, OIC ), los que, por cierto, consideraban al primero poco menos que algo carca (qué tiempos) por su revisionismo de la doctrina marxista-leninista. ¿Dónde estaba ZP en ese escenario? ¿Dónde cuando la creación del Sindicato Universitario Democrático de 1980? ¿Dónde cuando los actos que se organizaron tras el golpe de Estado del 23-F de 1981? No estaba, se lo aseguro. Creo no confundirme si digo que ni uno solo de los estudiantes leoneses de finales de los 70 y década de los 80 nombraría a ZP como alguien a quien relacionen, veladamente siquiera, como presente en las movidas universitarias leonesas; y como dar nombres da consistencia, debo decir que con toda seguridad aquellos sí recordarán y mencionarían a Manolo Cavero (Veterinaria), Ignacio Fernández, Hilario Franco y Begoña Martínez (Filosofía y Letras), Quini Martínez (Derecho) o Mercedes Carlón y, perdónenme, un servidor (Biológicas), por citar sólo a algunos de los que sí estuvimos. ZP fue un estudiante más, un estudiante que en su participación política fue perfectamente anodino dentro de su propia Facultad de Derecho y más aún dentro de la Universidad como institución ya que tampoco en su breve etapa de profesor se le puede vincular con otra cosa que no fuera su posterior vocación política oficial, ésa que desembocaría en aspirar a la Secretaría provincial del partido, lo que no tardó en conseguir.

ZP dice que es rojo de siempre; pues bien, si lo es, en aquel tiempo tan proclive a ello no lo demostró. Moratinos, ante las fotos de ZP con el pañuelo palestino, indica que no son sino un detalle juvenil; pues entonces sus detalles van con significativo retraso. Pareciera que ZP desea gastar los cartuchos que en su día no tiró, pero hacerlo cuando se es el jefe de la oposición (por ejemplo, no levantarse al paso de la bandera norteamericana en un desfile oficial) o cuando se lleva el timón de la nave, suena más a nostalgia de un tiempo perdido y afortunadamente superado.

En fin, que ya sé que con la que está cayendo y con lo que tenemos entre manos en cuanto a los melones que ZP ha abierto en política nacional e internacional, hablar de su paso político por la Universidad no es lo más importante, pero si manejamos los cromatismos de antaño, por favor, donde hay gris no lo sustituyamos por rojo. Y ya que se desentierra la denominada memoria histórica, ésa que quieren ahora plasmar en formato de ley como si la memoria de cada cual pudiera amoldarse a la que un gobierno determinado quiere imprimir en el BOE, y como estamos en verano, digo, acudamos a la escuela de calor para recordar dónde estuvo cada cual no cediendo a la tentación de apuntarse a partidos nunca jugados o a dejarse incluir en alineaciones de equipos con los que ni siquiera se intentó entrenar.

Melò Cucurbitaciet dijo...

Je, je... Hoy se ve bien el blog (sin que se caiga la columna de la derecha) porque el archivo de post se ha comido el del día 21. Ése en el que puso uno fila de asteriskos más larga que la anchura de la columna principal.

Ahora si se atreve a cambiar un poquillo más los enlaces o los títulos ingleses de "Archives, Links..." tiene que adentrarse en el fastuoso mundo de "la plantilla", lenguaje CCS y HTML una cosa más sencilla de lo que parece para hombres de rudimentarias letras como servidor, por ejemplo pero por donde hay que andar con pies de plomo, o, si por la siniestra a visto revolotear unos cuervos, no adentrarse nunca jamás...

Cándido dijo...

Muchas gracias, Eulalia por aportar ese artículo de un compañero de años universitarios del pequeño farsante que tenemos por presidente del Gobierno. El domingo pasado, al leer el sonrojante trabajo de Millás, empecé a pensar que este tío se ha construido su biografía de "rojo de siempre".
Zapatero recuerda a Millás que en su casa siempre habían sido antifranquistas, que su padre había colaborado con el PCE bajo la dictadura y que en su casa había una ciclostil de esas, ¿cómo se llamaban?, pregunta que responde sugerente Millás: "¿Vietnamita?". "Eso, vietnamita", responde Zapatero.
No es muy probable que un abogado con despacho de cierto prestigio abierto en León tuviera una vietnamita en casa. Es más improbable aún que su hijo no se acuerde del nombre del invento.

En 2001 se publicó (La esfera de los Libros) la primera biografía de Zapatero. La escribió un periodista leonés, Oscar Campillo, y en ella hay profusión de fotos, evidentemente facilitadas por el biografiado. En una de ellas, el rojo de siempre aparece vestido de tuno. Yo creo que no hay más que hablar, querida Eulalia. Este tío es un farsante como Enric Marco, el presidente de l'Amical de Mauthausen que vivió 30 años en la impostura, inventándose un pasado inexistente como preso de los nazis. Hasta escribió un libro sobre el horror del campo de Flossenburg. "Memoria del Infierno" se titulaba. Memoria histórica, como la de Zapatero.

antecessor dijo...

Jo, doña Eulalia y doña Julia, permítannos un pequeño desahogo con las niñas de ZP. Déjennos llamarlas gordis, no por ellas, que sabemos que con el régimen que llevan las pobres han pedido irse a Londres para poder comer a todas horas en los pubs, sino por el padre.

El inquisidor turolense dijo...

He leído en la red que Zapatero nació circunstancialmente en Valladolid, porque su abuelo materno era un conocido médico pediatra vallisoletano. ¿es verdad que era un franquista de padre y muy señor mío?¿Algún dato sobre esto?

Servidor dijo...

He aquí la foto del tuno o del tunante:

http://www.especialeshf.com/10minuto/albumzapatero/album6.html

corresponsal en servicios dijo...

Japón y China inauguran 'la diplomacia en el baño'

KUALA LUMPUR (AFP) - El ministro chino de Asuntos Exteriores, Li Zhaoxing, y su homólogo japonés, Taro Arso, cuyos países tienen unas relaciones no siempre fluidas, inauguraron una nueva diplomacia, la del baño, durante un encuentro fortuito en los aseos de la reunión de los países del sureste asiático en Kuala Lumpur.

Li Zhaoxing y Taro Aso tuvieron el miércoles la oportunidad de dialogar para gran sorpresa de los periodistas, que no esperaban este encuentro, que se prolongó durante 20 minutos.

"Acabo de encontrarme a Li en el baño y hemos hablado", comentó Taro Arso en palabras recogidas por un miembro de la delegación japonesa.

Las relaciones entre Japón y China son tensas desde hace unos años por rivalidades geopolíticas, contenciosos territoriales y querellas históricas regularmente avivadas.

luigi dijo...

es decir, marcando el territorio

Eulalia dijo...

Pues sí, Cándido, el presidente se ha creado una biografía propia de un rojo de toda la vida. Como bien recuerda, al igual que hiciera Enric Marco y también Rigoberta Menchú, no vaya a ser que una anodina biografía real vaya a cargarse al personaje creado. Y tengo que reconocer que fui incapaz de leer lo de Millás; cuando leí su anterior reportaje, por llamarlo así, sobre ZP sentí tanta vergüenza que juré que ni una más. Una sabe lo que es el periodismo y lo de Millás es, con perdón, una mamada en toda regla.
Antecessor; insisto en lo de las hijas de Zapatero. Vamos a ver, para entendernos, por qué va a imitar usted al PP, que con todo lo que podría decir sobre la gestión de los socialistas a veces se fija en lo que no debe. Y no me haga dar ejemplos, que ahora mismo no recuerdo, pero vamos que son decenas las ocasiones en que oyendo en los informativos a Acebes o Zaplana pienso eso de ¿pero de verdad que no tienen otra crítica que hacer? Pues lo mismo, las hijas de ZP quietas, porque su padre no tiene desperdicio. Si yo tuviera su ingenio, el suyo Antecessor, no el de ZP. Un abrazo hombre

mark gardner dijo...

Gracias servidor por facilitar la foto del tuno.

Traslado, para la ilustración y enseñanza de los blogueros, el comentario que acompaña la foto:

"Una tierna imagen del nuevo presidente del
Gobierno disfrazado de tuno en 1966, en los
carnavales de su colegio Discípulas de Jesús.
Sus profesores le recuerdan como un chaval solidario,
cariñoso, alegre y abierto. Ya más mayorcito,
sus grandes ojos claros y su personalidad, templada
y reflexiva, le convirtieron en un conquistador".

Uf. Arcadas me da. También tienen miga los pies que diez minutos ha perpetrado para el resto de las fotos del dossier del Adolescente. Me ha gustado especialmente la puntualización de la foto del boda de Sonsoles y José Luis, donde se dice que JLRZ tenía 29 años el día que se casó y no 40, como consta en el acta parroquial de la boda.

Bueno, menos mal que me voy de vacaciones. Voy a necesitar tiempo para recuperarme de esto.

chema dijo...

Ha muerto la abuela materna de Zapatero.
Contaba 102 años.

Eulalia dijo...

Cada vez hay más datos que no cuadran con la biografía de ZP; resulta que estudió en el colegio Discípulas de Jesús; y se casó por la iglesia. ¡Vaya con el progre! Lo del colegio no pudo remediarlo, si sus padres decidieron que estudiara en un centro religioso, pero lo de su boda. Vamos que en los 80 un socialista convencido se casara en la iglesia. Aquí hay TONGO

chema dijo...

Dejemos la biografía ZPeriana.
Casosé por la iglesia por imposición Sonsoliana o por la rama familiar derechista.
Juzguémosle por su acción de gobierno y por cosas como lo de Millás en EPS.

Eulalia dijo...

Chema, probablemente tenga razón, pero otros muchos se impusieron a la imposición familiar ¿O no?. Y, ahora sí, leña al mono por cómo gobierna, porque lleva meses y meses mintiendo (ETA, Batasuna), haciendo lo que dijo que no haría (en los mismos temas), haciendo gestos y declaraciones que sólo pueden traer problemas al país (ahora Israel, endesa, el Estatut catalán), despreciando a las víctimas de ETA, etc. etc.

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

This site is one of the best I have ever seen, wish I had one like this.
»

Anónimo dijo...

Hey what a great site keep up the work its excellent.
»