19 julio, 2006


José Bono interpela a Dios:

¿Dónde estabas Tú el 18 de julio del 36, eh?

El exministro de Defensa debería recordar aquella vieja redondilla que respondía a cuestiones como ésta de forma más bien escéptica:

Vinieron los sarracenos
y nos molieron a palos,
que Dios ayuda a los malos
cuando son más que los buenos.

Pero sobre todo, debería ser más cauto al preguntar, no vaya a oir una voz tronante que le viene de lo alto:

"Con los míos, cacho bolo. A quién querías que apoyase, a los que me quemaban las iglesias?"

10 comentarios:

julia dijo...

(ays,ays,ays...)

Por favor, un poco de seriedad. Que no puedo trabajar.

María dijo...

No me lo puede creer. Se superan cada día.

Inés dijo...

Bono era lo mejor???

Carmen de Téllez dijo...

Y Bono respondió:

¡Facha, crispador, enemigo de la paz!

H. Tertsch dijo...

Son estupendos, Bono y Dios despistados por la Mancha y el Pocero con todos.

Un saludo, Santiago.

Anónimo dijo...

qué problema tiene esta gente, preguntan a Dios, hablan con Franco, joder así, no me extraña, no les queda tiempo para escucharnos a nosotros...

chema dijo...

¿Dónde está Bono?
¿A qué se dedica?
¿Da conferencias? ¿Hace chapucillas en casa? ¿Se aburre?

Anónimo dijo...

Pero Bono ¿no dejó de ser ministro? Pues en algo tiene que ocupar su tiempo. Esto de hablar con Dios no parece un mal hobby; Bush ya lo hizo en cierta ocasión histórica. Como dijo Machado: Quien habla a Dios acaba / hablando solo un día. ¿O era al revés?

Anónimo dijo...

Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.