02 diciembre, 2006


Suso, poliédrico
-
Suso de Toro justifica hoy en El País su condición de escritor de cabecera del presidente del Gobierno. En una armónica mixtura de sintaxis y metáforas, el escritor gallego nos explica por qué algunos intelectuales de izquierdas son de derechas y fetichistas del estado-nación y nacionalistas, por ende. Un suponer, Antonio Elorza, cuyo artículo "La insoportable levedad de un presidente", publicado hace unos días en el mismo periódico, es objeto de implacable deconstrucción por parte de nuestro héroe. Reparen en su lección práctica sobre el uso de la conjunción copulativa después del punto y aparte.
-
Tampoco está mal la aportación que hoy nos hace Manoliño Rivas sobre la figura de Aznar, ingenio y capacidad analítica a partes iguales:

E incluso llegaría ese extraño momento en que alguien lo confundiese quizá con un poeta, al verlo ensimismado con el carrito de la compra. Y Aznar, en la libertad del ser anónimo, podría recurrir a la lírica para librarse del entrometido: "¿Sabe usted lo qué es el viento? Las orejas de un pelma en movimiento".

----------------------------------------------
¿
La vida de Brian
-
El socio del Gobierno en 'el proceso de pazzz' se une al Partido Comunista de las Tierras Várdulas (PCTV-EHAK) para exigir al Gobierno que denuncie la ilegitimidad del Estado por torturador y, ya de paso, cierre la Audiencia Nacional y el archivo de todas las causas en las que el procesado hubiera estado sometido a incomunicación, lo que se traduciría por la inmediata puesta en libertad de 'Txapote' y Belén González Peñalva, entre otros.
-
La sesión de ayer del Parlamento Vasco nos acercó un poco más a 'La vida Brian', secuencia en la que el Frente Popular de Judea planea secuestrar a la mujer de Poncio Pilatos y dar tres días de plazo para desmantelar el Imperio Romano. Entre el público, un invitado de excepción, el denunciante Unai Romano.
-
El portavoz socialista tuvo que asumir una limitación: tenemos en Madrid un Gobierno plural y diverso, pero no tanto. Aún no somos el comando suicida de 'La vida de Brian'. Por eso, con harto dolor de corazón vamos a votar ante esta iniciativa lo mismo que los enemigos del proceso.
-
----------------------------------------------
-
¿Qué pensará de esto Elena Salgado?
-
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha declarado inadmisible una demanda presentada en 2003 contra España por el preso de ETA Jon Koldo Aparicio Benito, quien denunció la falta de espacios para no fumadores en los centros penitenciarios. El demandante, condenado por pertenencia a banda armada, atentados y tenencia de explosivos, había invocado la violación del Convenio Europeo de Derechos Humanos en su artículo relativo al derecho a la vida, al considerar que estaba «obligado a compartir los espacios comunes con los presos fumadores», lo que causaba perjuicios a su salud.
-
¿Está el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos contra los derechos de los presos? Jon Koldo Aparicio Benito fue uno de los seis presos etarras que en septiembre de 2004 escribieron una carta a la banda terrorista proponiendo el abandono de la lucha armada por su inutilidad. El presidente del Gobierno le hizo recapacitar meses más tarde.

24 comentarios:

CarlosLop dijo...

Hola Santi,

Los enlaces al Pravda, perdón, a El País, a mi no me funcionan. Me llevan a una página de adhesión al partido, perdón, al periódico.

Un saludo mañanero,

CarlosLop dijo...

El comentario que he colgado en el blog de Arcadi. Como el tema se habló aquí también, lo reproduzco:

Hola Arcadi,

Agradezco la explicación de lo de la mirada de María SG. Me había dejado una mala sensación.

Pero no comparto el razonamiento asociado. El terrorista deshumaniza y MSG en vez de seguir su juego es capaz de mantener la percepción de la humanidad, sin caer en la caricaturización extrema de su enemigo.

Patxi López no peca de diálogo, peca de aceptación. De incorporación del criminal a la normalidad como si fuese uno más. De darle el trato de respetable interlocutor. Y no digamos sí además no cerramos los ojos al hecho de que le da carta de negociador político. MSG no hace nada de eso. Pero tampoco niega el diálogo. Le metería en la cárcel por criminal, pero no diría a los funcionarios de prisiones que no le hablen.

Esto no creo que sea un juego de fintas de salón. Esto es una organización criminal con objetivos políticos y amplios apoyos, explícitos y no tanto, entre los partidos dominantes. Así que pretender que a la deshumanización que practica el terrorista se puede responder con una degeneración similar no solo lo considero muy poco saludable en lo personal sino además muy poco práctico en lo político.

Es como recomendar al PP que respondiese al crimen de ETA-HB desde el crimen de Estado, ¡ya que ellos lo hacen...!. No quiero decirte el coste que hubiese tenido para el PP hacer lo que se permitió hacer casi sin coste el PSOE.

Un abrazo Arcadi,

luigi dijo...

Sin duda, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos está en contra de los derechos de los presos y no está a favor del proceso, por lo que el Partido Comunista de las Peluqueras Vascas y el pnv van a exigir:
- al Gobierno que denuncie la ilegitimidad de ese Tribunal.
- a la UE el cierre del mismo.
- a la Ministra Salgado que se entere si se fuma en el mencionado Tribunal.

la madre de todas las diferencias dijo...

"(...)uno de los seis presos etarras que en septiembre de 2004 escribieron una carta a la banda terrorista proponiendo el abandono de la lucha armada por su inutilidad. El presidente del Gobierno le hizo recapacitar meses más tarde.

Dolorosa y sencilla verdad, querido Santiago. Esa es la más importante de todas las diferencias entre cualquier situación anterior y la de ahora.
Imperdonable.

terreiro dijo...

Más sobre Unai Romano

Nahum dijo...

Tras la lectura atenta de los artículos que propone el blogmaster, el día ya solo puede mejorar.

¡Canonización izquierdo-gallequista ya!

Nahum dijo...

Por cierto, aquí cuelgo la perla. Para Carloslop y demás tripulantes que no pueden acceder a la nave nodriza.

------------------

SON MOLINOS (Suso de Toro)

Vivimos un momento singular en el campo intelectual: hay toda una generación que se sintió parte de esa época en que pasamos de un régimen totalitario a una democracia, que ayudó a construir el discurso central, nacional, de esa época, una generación de intelectuales que se imaginaban a sí mismos en la izquierda y que, agotada esa etapa y ante un cambio político del calado del que protagoniza Rodríguez Zapatero, sin capacidad para comprenderlo debido a su bagaje ideológico, a los intereses adquiridos o incluso a razones de historia personal, reacciona de un modo radical confundiendo sus posiciones con las de la derecha española.

Y por falta de tiempo o de medios para instituirse en el espacio público, no aparece una nueva camada intelectual que explique y defienda lo que estamos viviendo.

Así que tanto la derecha tradicional como esos intelectuales que fueron de izquierdas se movilizan ahora para denunciar que España se desvanece y que nos disipamos hacia el exterior en una política de futilidades dispersas y disparatadas.

Probablemente, este Gobierno no ha sabido llegar a esos intelectuales, pero para entender el debate y las objeciones que éstos le hacen deberíamos considerar también el verdadero viaje ideológico de los últimos años tanto de militantes del nacionalismo militar vasco como del leninismo y la izquierda tradicionales hacia las posiciones de la derecha española, una derecha muy nacionalista.

Creo que ese desplazamiento es posible porque en el fondo la cultura política de esos viajeros apenas cambió. El viaje ideológico es posible porque cuando izquierda y derecha hacen del Estado nación la fuente de su razón comparten un mismo terreno. En este caso, izquierda y derecha no son sino dos caras de la misma moneda, el nacionalismo. Y es preciso señalar que para estas posiciones el Estado es siempre el existente en ese momento, el suyo, el que los ha creado y formado con su cultura, el que les proporciona identidad. El Estado nación es su patria. Puede hablar una lengua u otra pero siempre será el mismo tipo de patria, en el fondo autoritaria. Del Estado nación, que ha sido una gran creación cultural, política, económica y militar europea, hacen ideología y aun fetiche. Eso cuando la tecnología, la economía, la realidad social lo han hecho obsoleto en su sentido tradicional.

Y en el caso español no es difícil recurrir a nuestra memoria colectiva para comprender cómo se podía, y se puede, ser de izquierdas en cuanto a las relaciones laborales y la preocupación social y compartir con la derecha la ideología nacional que nos suministró el régimen de Franco, una visión nacionalista construida por sus intelectuales, sus historiadores, filólogos y escritores.

Las historias nacionales ofrecen un repertorio común de memoria, episodios, momentos, figuras que valen bien para la izquierda o bien para la derecha. Quien se ve en Isabel la Católica o el Cid, quien en las Cortes de Cádiz o Mendizábal; pero al final siempre habrá una figura, Unamuno, por ejemplo, en cuyo integrismo nacional se puedan encontrar muchos. Eso permitió a finales de los cincuenta el acercamiento de jóvenes falangistas idealistas, una especie de izquierda falangista, a la izquierda de matriz leninista. Eso permitió, en los cincuenta y sesenta, la entrada en esa izquierda de jóvenes que provenían del mundo ideológico del régimen.

Somos los que somos, es nuestra historia colectiva. La historia de una sociedad militarizada, educada en el integrismo católico y militarista, de la que había sido amputada toda cultura cívica, republicana.

Creo que el rechazo de algunos a Rodríguez Zapatero, antes instintivo que intelectual, responde a que la cultura política que éste representa, con su énfasis en la ciudadanía y los derechos personales, les es totalmente ajena. Ese rechazo muestra la incapacidad para dialogar con el presente que solemos padecer casi todos llegado un punto de nuestra vida. Hay quien es capaz de reconsiderar las bases de su pensamiento a la luz del presente y también hay, la mayoría, quien no.

Que ese cambio en la cultura política de la izquierda venga encarnado de modo natural en una nueva generación hace más cruel el sentimiento de ser relevado biológicamente. Pero era esperable que fuese desde la generación de Rodríguez Zapatero, que ha vivido sin Franco ya desde la adolescencia, desde donde nos llegase con naturalidad una cultura política no autoritaria ni integrista. Esa naturalidad es lo que se puede identificar con "levedad". Frente a ello, no hay tanto gravedad cuanto ranciedad.

En los últimos meses esto se manifiesta de modo revelador en los apoyos al partido Ciutadans / Ciudadanos. No hay duda de que nació de la propia dialéctica interna catalana, de su debate nacional; es una respuesta, acertada o no, a ciertas políticas. Pero tampoco cabe duda de que es una respuesta desde el españolismo casticista tradicional; no es preciso que lo evidencie el entusiasmo de los medios del nacionalismo madrileño más radical o la procedencia directa del PP de su portavoz.

Para algunos intelectuales, incapaces de dar directamente su apoyo al PP, Ciutadans es la referencia para mantener posiciones muy semejantes sin sentirse incómodos estéticamente.

Posiciones que pone sobre la mesa el artículo de Antonio Elorza de hace unos días, La insoportable levedad de un presidente, donde se ataca directamente a la figura política de Rodríguez Zapatero desde todos los ángulos. Pocos presidentes de Gobierno fueron juzgados con tanta dureza, hasta el punto de que uno tiene que echar un vistazo a su alrededor y constatar cómo van las cosas para comprobar que no estamos ante el cataclismo histórico descrito.

Se juzga su política dentro de su partido como un diseño autoritario, un afán por liquidar enemigos, un proceder autoritario impropio de un socialdemócrata. No fue juzgada con tanta acidez la época de "el que se mueve no sale en la foto".

Se valora el intento de acabar con ETA como la voluntad de conseguir una buena foto cueste lo que cueste, aunque sea a un precio muy alto. Parece un juicio cruel a un propósito que siempre se había considerado antes, con otros Gobiernos, como plausible.

Se presenta el proceso de actualización de los estatutos de autonomía, que afronta claramente el encaje político de Cataluña en España, como síntoma de una enfermedad incurable que hará prácticamente imposible hacer prevalecer los intereses generales sobre la aspiración de poder de cada uno. Y a la política exterior del Gobierno cabe reprocharle todo: desde apoyo al dictador Fidel Castro hasta rendición ante el islamismo político.

Estas posiciones casi nos hacen olvidar que tenemos un Gobierno que trata con respeto a la ciudadanía, incluida la oposición; que no usa la mentira de forma sistemática; que nos ha sacado de Irak; que es paritario, ha legalizado la vida de muchos conciudadanos homosexuales, ha reconocido la existencia de tantas personas que precisaban asistencia...

El panorama que relatan ese y otros artículos casi conduce a añorar la política interior y exterior del anterior presidente del Gobierno, que hacía todo lo contrario que el actual. Desde luego, la derrota electoral del 14-M afectó a más gente de lo que parecía. Pero, bueno, no nos hallamos ante feroces gigantes de largos brazos: sólo son molinos de viento.

desencantado dijo...

Este chico, Soso del Todo, ¿es realmente el Escritor de Cabecera del Presidente?

Por su forma de plegar el espinazo, ¿seguro que no es el de Culera?

MariscalZhukov dijo...

¿Por que Suso no es vasco?
¿Por qué Carrillo no es georgiano?
Por qué coagula antes la memez que la sangre?

CarlosLop dijo...

Gracias nahum,

Tengo que admitir que no he conseguido leerlo entero. Me aburría no encontrar ideas, solo referencias a etiquetas a las que asociar a quienes desea descalificar.

¿Que no hay intelectuales que apoyen a Zapatero? Pues etiqueta de franquistas a los actuales.

¿Que apoyan la Constitución española? Pues etiqueta de nacionalistas.

Y al final una serie de alabanzas al amado lider. A sus buenis propósitos, a su respeto a la ciudadanía, a sus pocas (ojo al parche) mentiras...(¡jua! que dirían en la conjura de los necios)


Expectacular, siempre que venga de expectorar y culo.

Un saludo,

Carlos

abuela de piolín dijo...

Impresionente. No se pueden decir más bobadas, saber menos de historia de España y de pensamiento político y escribir peor. Si al periódico de mi instituto un alumno remite un artículo como éste se lo devuelvo para que por lo menos lo corrija. ¡¡¡Y El País lo publica!!!

luigi dijo...

Otra vez: ¡¡ qué pelota el Suso !!

Por cierto lo de "Que ese cambio en la cultura política de la izquierda venga encarnado de modo natural en una nueva generación....", supongo que no lo dirá por Rubalcaba y Fernández de la Vega.

Total, que Suso trata de dar cuerpo teórico (es un decir) a lo que ya está dicho de forma más sencilla y con menos palabrería: quien conmigo y con Zapatero no está, facha es.

Ella dijo...

Suso, candidato al Cervantes en el 2008 (el 2007 toca americano).

No hay como ser el escritor de cabecera del presidente, con perdón para Gamoneda, que no tiene la culpa de ser el único escritor con alguna posibilidad de un Cervantes que decidió apoyar a Zapatero... Lo que convirtió sus sueños en factibles realidaddes. Pero, ojo al dato: próximo candidato: Suso del Toro. ¡Señor, y ella con esos pelos!!!!

Jokin dijo...

Pues yo he decir que algo me huele mal en este artículo. En cuanto al contenido, el artículo es el mismo ladrillo de siempre. Hasta ahí, todo en orden.

Ahora bien, en cuanto a la forma, he de confesar que en cuanto he abierto el blog y he visto que hoy tocaba análisis de Suso, me he frotado las manos y me he dicho: hoy me voy a poner las botas a desentrañar elipsis, anacolutos, zeugmas, concordancias 'ad sensum', enálages, hipálages, hendíadis, y todo tipo de braquilogías...

Pero cuál ha sido mi sorpresa cuando he leído el artículo, ¡y parecía redactado por una persona mayor!!

Bien, bien, un par de tristes conjunciones copulativas sin función clara tras punto y aparte (¿podríamos bautizar esta figura como susisíndeton?), pero pare usted de contar.

No me lo creo. A esto le han tenido que dar una buena capa de barniz en la redacción.

Un saludo,

Jokin

Anónimo dijo...

Y usted, señor González, de quién es el escritor de cámara.

ratón de videoteca dijo...

Fina apreciación, capitán, sobre la rara manía de comenzar los párrafoz con la conjunción "y". Todon el mundo sabe que para llegar a la copulativa hacen falta unos prolegómenos, llevar a las palabras a cenar al 'Vilas', un poco de esmero.

Esto de Suso de hoy muy bien podría formar parte del cuarto consejo que Hildy Johnson da al neófito periodista recien contratado en el 'Chicago Examiner':
Becario: ¿Podría darme algún consejo, señor Johnson?
Hildy: Te daré tres: Nunca termines una frase con una preposición, nunca te fíes de un colega y...(mirando de reojo al bujarra Bensinger) nunca te encierres con Bensinger en los lavabos.
La iniciación en el arte del periodismo quedaría completa si hubiera dicho:
-Mira Suso, te daré cuatro:
Nunca termines una frase con una preposición,
Nunca comiences un párrafo con esa dichosa conjunción copulativa, etc.

ratón de videoteca dijo...

Los cinéfilos de este barco ya habrán adivinado que la película era "Primera Plana". (Billy Wilder, 1974)

Agreste Esmeralda dijo...

¡Y no me viene el andoba con la lición de sintaxis y me va y me dice dónde he de poner la Y! ¡Será pardillo!

Bendito sea mayo con sus flores.

Ella dijo...

Ya ha vuelto el "anónimo"...

feroz dijo...

A mí me ha gustado esta frase: "militantes del nacionalismo militar vasco". Este hombre es un portento para el análisis político, porque a los etarras siempre les ha gustado eso de que les consideren "gudaris", y no hay que olvidar que antiguamente pretendían negociar el "armisticio" con el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, de igual a igual.

Ya veremos cuanto tiempo tarda en emplearse esta nueva definición de los etarras.

el pastor de oaxaca dijo...

feroz dijo...
A mí me ha gustado esta frase: "militantes del nacionalismo militar vasco". Este hombre es un portento para el análisis político, porque a los etarras siempre les ha gustado eso de que les consideren "gudaris", y no hay que olvidar que antiguamente pretendían negociar el "armisticio" con el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, de igual a igual.
---------

A ver, amigo Feroz, ETA con quien quería negociar era con la Junta de Jefes de Estado Mayor, que en el Estado Mayor hay muchos coroneles y tenientes coroneles y rangos inferiores y con esos no quiere tratos. El JEME, la vieja JUJEM y el PREJUJEM de antaño, ahora el JEMAD. ¿Pero cómo va a querer ETA negociar con esos tipos si sabe que son los jefes de una unidad de bomberos llamada UME que tienen un uniforme de conductor francés de ambulancia de los años sesenta con boina color caca de pato? Eso no impone.

feroz dijo...

Vale, Pastor, no he sido muy preciso en mi post, quizá porque esas siglas me provocan ganas de escupir.

En cuanto a lo que dices de la UME, yo no me lo tomaría a guasa, porque además de estar a las órdenes directas de ZP, ellos también van a poder dar órdenes a los civiles. A mí esto me da mala espina y solo falta que su divisa sea: "Mi honor es mi fidelidad" como otros tipos que también vestían de negro, y la cosa puede dejar de tener maldita la gracia.

el pastor de oaxaca dijo...

Amigo Feroz

Creo que deberíamos dejar aparcado el registro crítico y hacernos positivos. Por ejemplo, hacer un concurso para buscar un himno adecuado a la unidad de bomberos (sin calendario) que se ha montado ZP.

Yo hago la primera propuesta: pido que el himno de la UME sea la conocida canción

Los animales de dos en dos, ua, ua
los animales de dos en dos, ua, ua

Me da igual que sea la versión en castellano como la inglesa

The animals went two by two, hurrah, hurrah

Llegarían los tíos de dos en fondo a las nevadas cantando a voz en grito "los animales de dos en dos, ua, ua" y marcando el paso, ua, ua

Ahora, eso quiero dejarlo claro, no se merecen un himno así.

feroz dijo...

Ya que estamos con las sugerencias, propongo que la madrina que les entregue su bandera sea Doña Sonsoles, para que todo quede en familia, y a ser posible ataviada con una pamela como las de la infanta Elena. Quedaría muy bonito en la tele.

No lo digo de coña, porque he visto una foto en que llevaba una así. Estaba montada en una barca, de espaldas al fotógrafo y se la sujetaba con el brazo derecho doblado. A su lado, estaba su marido mirando de frente, agachado, con los brazos encogidos y llevando una gorra de visera que le hacía sombra en la cara. Era un contraste tremendo, y lo más curioso era que al verlo, me puse a pensar en cuánto relleno le ponen en las hombreras de las chaquetas a ZP, para que se le vean esos hombros tan altos y rectos.

Buenas noches, ya seguiremos otro día.