17 diciembre, 2006

Agujeros de la memoria


El País, editorial del 29 de julio de 2006. Las víctimas del bando republicano ya fueron honradas por los suyos:

"Otros tienen una visión más complaciente. Pero esa diferencia de opinión no debería existir sobre el tratamiento de las víctimas. Y más en concreto sobre el derecho de las víctimas del franquismo -las causadas por este régimen durante la Guerra Civil y a partir del 1 de abril de 1939- a que se las trate como lo fueron mucho antes las víctimas causadas en el bando republicano. Salvo que se piense que unas, las del bando vencedor, son de una calidad moral y humana superior a las del vencido. Pero no puede ser que existan en la España de hoy fuerzas políticas o sociales capaces de hacer esos distingos."

El País, editorial del 17 de diciembre de 2006. Hoy no puede alegarse lo que nosotros decíamos el pasado 29 de julio:

"...aun trazando un límite sustancial en el golpe de Estado franquista de julio de 1936, el reconocimiento de las víctimas del lado republicano durante la guerra no debe excluir el de los fusilados y desaparecidos del otro bando, sin que pueda alegarse que unos ya tuvieron reconocimiento durante 40 años y los otros no. Esto es cierto, pero de lo que se trata ahora es de un reconocimiento por la España democrática de todas las víctimas; de sustituir la guerra de esquelas por el compromiso de la piedad compartida."
Xavier Pericay tenía razón al reivindicar que la democracia española reconozca a su abuelo:
"yo también tenía un abuelo, materno en este caso, que fue asesinado en los primeros meses de Guerra Civil. Era médico en Gerona, médico católico y conservador. Él también, en sus últimas voluntades, dejó constancia de su creencia en Dios y de su inocencia. Pues bien, él también tiene una dignidad que reparar y una memoria que restituir. Y, como él, cuantos corrieron la misma suerte. Y poco importa si el régimen salido de aquella barbarie les rezó un responso o puso su nombre en una lápida. Lo que cuenta es el régimen actual, esta democracia que nos hemos dado todos los españoles y a la que se debe la recién creada comisión."
-
------------------------------------
-
Santiago Carrillo: "Cuando escucho a algunos obispos me viene a la memoria 1936".
-
Woody Allen: "Cuando escucho a Wagner me entran ganas de invadir Polonia".
-
Un ejemplo práctico de en qué consiste la memoria histórica: Hoy, Carrillo le cuenta a Juan Cruz en El País cómo fue lo de Paracuellos del Jarama:
"Hubo una Guerra Civil, me tocó quedarme en Madrid, cuando todo el mundo se marchaba. Pensaban que Madrid caería en tres días, se fue el Gobierno, pero dejaba en la cárcel a dos mil y pico militares sublevados. Las tropas franquistas habían llegado a 200 metros de la Cárcel Modelo. Si liberaban a esos militares, decían los técnicos, significaba que quedaban libres dos cuerpos del Ejército, y se perdía Madrid. Y hubo que trasladarlos sin que tuviéramos la tranquilidad necesaria para una operación de ese tipo, ni fuerzas de seguridad para custodiarlos y protegerlos de las iras de la gente. La aviación franquista bombardeaba Madrid, había un odio terrible... Y en el camino, ya fuera de mi jurisdicción [como miembro de la Junta de Defensa de Madrid], alguien sorprendió al convoy y lo atacó; los milicianos antifascistas que los custodiaban no se sintieron con valor para jugarse la vida salvando la de aquellos que al fin y al cabo eran sublevados. Y se produjo esa tragedia..."
-
La casualidad existe. Por eso los convoyes de presos fueron sorprendidos y atacados en siete ocasiones entre el 7 de noviembre y el 4 de diciembre de 1936. Las siete veces ese alguien esperó al convoy en Paracuellos del Jarama, otras tantas exterminó a los presos y los enterró en el mismo lugar.
-
No se tiene noticia de que entre los milicianos que "custodiaban" a los presos hubiese ninguna baja, ni que se produjera ninguna entre los asaltantes. Tampoco de que nadie tomara la decisión de llevar a los presos por otra carretera, ya que la de Paracuellos tenía tantas sorpresas.
-
Carrillo conoció el primer "ataque" al convoy el 8 de noviembre, de labios de George Henny, delegado de la Cruz Roja internacional y de Felix Schlayer, encargado de Negocios de la Embajada de Noruega. Pero, ¿qué iba a hacer él si la gente tiene unas costumbres tan arraigadas?

42 comentarios:

Hasta ahí podíamos llegar dijo...

"el derecho de las víctimas del franquismo -las causadas por este régimen durante la Guerra Civil y a partir del 1 de abril de 1939- a que se las trate como lo fueron mucho antes las víctimas causadas en el bando republicano. Salvo que se piense que unas, las del bando vencedor, son de una calidad moral y humana superior a las del vencido. Pero no puede ser que existan en la España de hoy fuerzas políticas o sociales capaces de hacer esos distingos."

________________________________________

Naturalmente. Todos sabemos desde hace muchos años que los vencedores morales fueron los republicanos y que la calidad moral y humana de estos era muy superior a la de los fachas, los moralmente derrotados en la guerra civil. No podía ser de otra manera: aquellos luchaban por las libertades y estos por la esclavitud.

Hemeroteco dijo...

Hoy, en El Correo, una aportación interesante, la de José Mª Ruiz Soroa

feroz dijo...

Yo les recomendaría a todos los desenterradores, empezando por ZP, que se vayan a hacer un curso de vudú a Haití para perfeccionar su macabra afición.

La mujer de Lot se convirtió en estatua de sal por mirar hacia atrás. Nosotros llevamos el mismo camino, con este gobierno empeñado en desgastar a la oposición, en lugar de solucionar los muchos problemas que tenemos, pero como Rodríguez cree que España va de puta madre, se puede permitir jugar a arqueólogo y que los problemas se solucionen solos.

julia dijo...

Buenos días.
Lo de la calidad moral y humana, "hasta aquí, etc, etc" estaba muy repartida. Nada que añadir a lo que dice y trae el blogmaster, ejemplo, en mi opinión, de compasión y rigor.

Ayer sólo pude ver parte de "Informe Semanal". Pinochet y la memoria de la Guerra Civil, fueron dos de sus reportajes. ¿Algún recuerdo par quien fue nuestra más importante representante en Europa? lo pregunto, que no lo sé.
En su memoria, este artículo de hoy en el ABC,

Loyola
JON JUARISTI

HACE un siglo la habrían definido como una profesora de energía y esa fue la impresión que me dio en casa de Begoña Castellanos, en Las Arenas, cuando ambos supimos al instante que aquél era el comienzo de una buena amistad. Como escribe Claudio Magris, nos enamoramos genéricamente de nuestras coetáneas. Uno se casa con quien se casa, y la edad es ahí un factor secundario, pero con el tiempo va descubriendo que está indisolublemente unido desde el nacimiento a las mujeres de su generación, porque ellas son para nosotros el misterio eternamente insondable y la mitad del cielo. Los vascos que veníamos de la izquierda descubrimos que podíamos ser amigos de nuestros convecinos de la derecha en el seno de la horda viril, y supongo que a ellas les pasó otro tanto en un ámbito exclusivamente femenino y, por efecto del Zeitgeist, obligadamente feminista. En mi caso fueron decisivos Germán Yanke y Jaime Mayor Oreja, por ejemplo, pero no se cerraría mi ciclo personal de reconciliación democrática hasta que me encontré con Loyola de Palacio.
Cuando, como tantos otros, tuve que irme de mi tierra natal, Loyola se empeñó en que siguiera ejerciendo de vasco en Madrid y me preparó un programa riguroso de inmersión cultural. No consiguió arrastrarme a las actividades teatrales en Euskal Etxea ni a las conferencias de la Sociedad Bascongada, pero me hizo acompañarla, el primer domingo de mi feliz exilio, al concierto del coro de Marquina en San Ignacio de los Vascos. Creo que fue para ella una decepción que yo decidiera tomarme unas vacaciones étnicas permanentes y que declinara incluso su invitación a recibir el nuevo milenio en Urrijate, su casa familiar en el riñón de Vizcaya. Nacida en Madrid, Loyola quería al País Vasco con una pasión filial que sólo he percibido en otro vasco extremoso de esos a los que hay que permitir que nazcan donde les dé la gana, porque sin ellos lo mejor de la historia vasca contemporánea sería inexplicable: como Julio Caro Baroja, Loyola de Palacio descansa hoy bajo el suelo maternal que tanto y tan limpiamente amó, lejos de cualquier insensato exclusivismo.
Me miraba con reprobación cuando yo me reía del orgullo con que hablaba de su estirpe vasca o de su entusiasmo por la Salve Ederra o los toros de Azpeitia, pero en el vasquismo de Loyola no había nada de superficial. Era la suya una pasión reflexiva, alimentada de continuo por el ansia de comprender la tragedia de nuestro pequeño país sin renunciar a sus afectos ni a sus convicciones. Había en ella una honda fibra unamuniana que pensaba el sentimiento y sentía el pensamiento, y diré, de paso, que pocos han conocido la obra de Unamuno tan profundamente como Loyola. Sin embargo, con independencia de que sus preocupaciones intelectuales estuvieran marcadas por muchas y tempranas lecturas del escritor bilbaíno, su carácter estaba en las antípodas de la solemnidad circunspecta y deprimente de los unamunianos clónicos. Se ha hablado mucho estos días de su valentía, de su entereza, de su enorme fuerza de voluntad, de su entrega al trabajo. Es cierto, pero si yo tuviera que destacar un rasgo de la personalidad de Loyola, mencionaría, sin dudarlo un segundo, su constante alegría, que manaba, irrefrenable y generosa, de un amor intenso al mundo: a su familia, a sus amigos, a su tierra y a la libertad. Un amor de raíz cristiana, por supuesto, pero -o quizá por eso mismo- también carnalmente volcado hacia la naturaleza. Conmovían los acentos con que describía sus labores de jardinera y horticultora en Urrijate o sus excursiones por la sierra de Grazalema, en el esplendor de la primavera. Todo en Loyola rebosaba energía, pero también gratitud y alabanza de la vida.
Algo de esa gratitud es la que me gustaría mostrar, más allá del dolor de estos días, a un destino que me concedió la suerte, el privilegio y, en definitiva, el lujo de la amistad de Loyola de Palacio. Que nuestra tierra vasca te sea leve, amiga querida e inolvidable

Gorkataplines dijo...

Con razón la tribu odia a muerte a juaristi: es muy bueno. Gracias por pponerlo, Julia.

En cuanto a Informe Semanal, no te puedo decir si hablaron de Loyola. En cuanto vi que la cosa iba de huesos, again, me pasé a "La costilla de Adán" en la 2, obra maestra de Cuckor y de K. Hepburn y S. Tracy que disfruté como un niño. No hay color.

el pastor de oaxaca dijo...

El Gobierno pasa a la ofensiva. Todo va bien, otegi es un pájaro de mal agüero que no se entera:

Titulares de la prensa del día de autos:

El Diario Vasco: El Gobierno y ETA cruzan mensajes para intentar salvar la crisis del proceso de paz.

El Mundo: El Gobierno convencido de que ETA no romperá la tregua.

El País: Los partidos políticos confían en que el diálogo político se desbloquee en enero.

Codazo: Los titulares de tres en tes, ua, ua

julia dijo...

Gorkataplines, ayer estaba echando una ojeada a la película, pero la dejé, la había visto hacía muy poco, y una vez pasada mi escena favorita -cuando Judy Holliday dispara a su marido, y luego se echa en el suelo au lado, feliz de verle vivo y de poder echarse otra vez junto a él- puse otra peli en el DVD. A lo que iba. Me viene ahora a la cabeza un cierto parecido entre Loyola de Palacio y K. Hepburn. Sus personalidades, y aquellas casas familiares, en Markina una, en un lugar (creo) de la costa este de EEUU, la otra; en fin, lo que representaban ambas de acogedor y de sensación de libertad para su familia y amigos.

luigi dijo...

P(Juan Cruz). ¿Qué le parecieron los libros de Ian Gibson y de Jorge Martínez Reverte sobre este episodio?

R(Santiago Carrillo). No me he explicado por qué Gibson, que es un progresista, publicó antes de unas elecciones un libro en el que se ponía en cuestión mi conducta.


¡¡¿¿Cómo puede un progresista hacerme ésto un progresista??!!

Hemeroteco dijo...

Hoy, en ABC, Stanley G. Payne:

El objetivo de la Ley de memoria histórica es trazar una linea tajante entre "buenos" y "malos"

Hemeroteco dijo...

Julia, no había visto lo suyo en mi entrada anterior, pero es espléndido. Ayer yo sí volví a ver La costilla de Adán y tuve esa misma asociación de ideas con Katharine Hepburn: mujeres que no necesitaron paridad para sobresalir en un mundo hecho a la medida de los hombres y que, por eso mismo, hicieron progresar la causa de las mujeres. Imaginarse a Loyola de Palacio y luego pensar en la puesta en escena de Vogue para escenificar la paridad de las chicas Zapatero da como risa.

Gorkataplines dijo...

Pues sí, Julia. Kate vivió toda su vida en Nueva Inglaterra, donde nació. Hace unos años pasé por allí y me quedé con las ganas de pasar a saludarle, nunca sabré si me hubiera mandado al cuerno. El caso es que me había leído su biografía y la admiro mucho como actriz y como mujer. Una mujer fuerte, trabajadora, deportista, ilustrada y con fuertes convicciones liberales en una época en la que se suponía que las mujeres no debían abrir la boca, nada que ver con otras actrices que acabaron como juguetes rotos en Holywood. Kate murió con 93 años en la casa familiar en Connecticut.

Creo que la comparación con Loyola está muy bien traída. En cuanto a la mejor escena, para mi es cuando la mujer forzuda que Kate ha llevado al estrado para demostrar que las mujeres están a la altura de los hombres levanta con una mano a Spencer Tracy, al día siguiente la portada de la prensa es un dibujo de la escena y el titular: el Fiscal alcanza nuevas alturas.

julia dijo...

Me alegro de la coincidencia, Hemeroteco y Gorkataplines. Pues no sé, Gorkataplines, mi segunda escena favorita es cuando Spancer Tracy quiere hacerle a ella pasar el mismo miedo que tuvo el marido de su defendida. La pistola, que al final resultó ser de chocolate, y la cara de cachondeo de Spancer Tracy cuando empezó a dar cuenta de ella.

Igual le hubiera prestado -como decimos aquí- su visita. Hay otra biografia reciente, o más bien una conversación. No recuerdo ahora el nombre del autor, pero el libro creo que tiene un par de años, y está bastante bien. Si no lo conoce, lo busco. Se cuenta, no recuerdo si como cierta, una única y brevísima conversación entre K. Heppburn y la viuda de Spencer Tracy, recién fallecido éste. Digna de una película de Stanley Donen. Por ello, no sabría decir si es triste o, al fin y al cabo, alegre..o viceversa.

Saludos y hasta más ver. Aquí llueve pero una mañana de domingo sin salir a la calle, no es una mañana de domingo.

Ratón de videoteca dijo...

Ma sumo a la celebración de Katharine Hepburn y Loyola de Palacio, pero creo recordar, amiga Julia, que la pistola era de regaliz. Ese ha sido uno de los motivos de que nunca haya simpatizado con Spencer Tracy. ¿Cómo se podía masticar un pedazo de regaliz como el c´ñón de una pistola y pkn er la misma cara que si se estuviera comiendo chocolate? Pues con las mujeres le pasaba lo contrario. Tenía a la Hepburn y ponía la misma cara que si le hubiera tocado en suerte Pilar Bardem.

julia dijo...

Don ratón, ¿era de regaliz? qué asco. Pero qué buen actor era mi Spencer. En cuanto a lo que dice sobre lo que le pasaba con las mujeres, casi me callo, que no sé, porque...¿quién entiende a los hombres?.
Ahora sí, saludos.

louella parsons dijo...

Acaba de publicarse un libro titulado "Cien razones por las que dejé de ser español" de Jose Mari Esparza Zabalegi,

Dice el autor que el objetivo del libro es tratar de "la desaparición del país de los vascos". Una situación que, a su juicio, sólo tiene una solución: "Nos queda probar la independencia". De este objetivo asegura que "ningún país se ha arrepentido de haberla logrado, sobre todo si se emancipó de España".

También dice Esparza que "hemos ensayado todas las fórmulas de supervivencia con España. Ninguna de ellas ha frenado la pérdida de la lengua, territorios, cultura, derecho o idiosincrasia vasca. Con España, Francia y la American way of life, desapareceremos".


¿Desapareceremos? ¡De p..madre! Quizás así lo étnico deje de predominar sobre la libertad.

Fan total de Goslum dijo...

Hoy, en el blog de Arcadi Espada:

2] Escrito por: goslum - 17 Diciembre 2006 11:10 AM

DIARIO DE UN PRESIDENTE DE GOBIERNO
DICIEMBRE. (105)

Muchas muertes últimamente: Pinochet, Lauren Postigo, Loyola de Palacio. Pienso pocas veces en la muerte. Pero quiero que coloquen una frase en mi lápida: "La muerte me llegó en el momento más inoportuno, justo en el instante en que me disponía a seguir viviendo." ◊◊◊ El proceso de paz de nuevo. Cada vez me cuesta más argumentar sobre ello. Y mira que me esfuerzo en buscar lindos adjetivos y bellos sinónimos para explicarme. Tenacidad, temple, unas palabras que si fueran acogidas con la misma buena voluntad con que yo las he pronunciado, seguro que ayudaría a darle un respiro al proceso. Pero, claro, se interpretan malintencionadamente como si yo pretendiera desfigurar la realidad de la situación. Deberían ponerse en mi lugar, porque a ver, ¿qué otra cosa podría decir alguien ante un proceso que ni avanza, ni se interrumpe, ni está estancado y ni mucho menos retrocede? ◊◊◊ Ayer, hablaba con Moratinos sobre los excesos que se cometen en las fiestas de Navidad, y me comentó algo que me dejó de una pieza: "Pues yo cada año peso lo mismo: dos kilos más" ◊◊◊ No me gusta la costumbre que tiene Sonsoles de añadirle gaseosa al vino. "Es para rebajarlo, querido". Pero, mujer, la gaseosa no rebaja el vino, lo humilla ◊◊◊ Yo creo que en el fondo Putin es un incomprendido. El tiempo lo recordará como un verdadero innovador de la política. ¿Quién sino sería capaz de desplegar 8.000 policías para vigilar a 1.800 manifestantes?… Claro, ahora entiendo a lo que se refería cuando una vez me habló de una idea revolucionaria consistente en el control individualizado de manifestantes ◊◊◊ Oigo sin querer una conversación de mi hija mayor que se hall
a hablando por el móvil: "Pues, chica, yo esta tarde pensaba en no hacer nada, pero me da una pereza…" ◊◊◊ Más de una vez María Teresa me ha animado a decirles a los demás lo que de verdad pienso de ellos, pero siempre le contesto que eso tiene la desventaja de que los demás me verían como realmente soy. Y un presidente de gobierno debe guardar las formas ◊◊◊ Dicen que soy anticlerical porque he legalizado el matrimonio homosexual y agilizado los trámites del divorcio. No saben lo mejor: cuando no puedo dormir me pongo a contar obispos ◊◊◊ Mis frases de la Alianza de Civilizaciones: "Lo que me molesta de los ricos es que cuando explican algo lo hacen siempre con todo lujo de detalles" ◊◊◊ Recibo otro regalo. Un libro. "La segunda guerra pírrica", de Donald Rumsfeld ◊◊◊ Acaba de filtrarse a la prensa que este es ya el tercer año que no permito que se coloque un belén en La Moncloa. Y es que, ciertamente, nunca le he visto la gracia a conmemorar el montaje okupa de un establo ◊◊◊ Me cuentan que Rodríguez Ibarra está firmemente decidido a demandar a Federico Jiménez Losantos, Pedro J. Ramírez, Casimiro García-Abadillo, el diario El Mundo y la cadena COPE, por las acusaciones de que cedió un despacho de la Junta de Extramadura a Rafael Vera. Dado el número de particulares y medios a los que se enfrenta, ha decidido, acompañado de varios abogados, recogerse durante un par de días, quizás, en el mejor lugar del mundo para que los letrados se inspiren: una casa rural en Burgos, en plena Sierra de la Demanda.

Lido gatito dijo...

Julia, tiene razón don Ratón. La pistola era de regaliz. Como yo detesto, de toda la vida, esa golosina, nunca comprendí la cara de delectación de Spencer masticando el cañón del arma falsa.

Le añadiré, para su deleite (no se lo creerá, pero comparto la feble impresión que deduzco de usted sobre los hombres, aunque no por ello me alinee fácilmente en las filas de un feminismo que en nuestro país ha tenido no pocas taras), una aportación genial que hace años se publicó en "El museo del recorte", de la revista Fotogramas:

"En la Cadena Tal, a la XX horas, emisión de la divertida comedia de George Cukor: " La cosilla de Adán "

En cuanto al artículo de Jon Juaristi, verdaderamente emocionante. "Pensar el sentimiento y sentir el pensamiento". No se puede expresar mejor, en siete palabras, tan elevado contenido, digno de figurar como lema filosófico para el indispensable amejoramiento de nuestra condición humana.

Lindo Gatito dijo...

Estimadísima gente, Argonautas en general.

No me resisto a pegarles aquí un debate que se suscitó en esta nave, pero en su Diario de Bitácora del día 15 de diciembre de 2006, sólo que con anotaciones que traspasaron las fronteras del día.

Es que no quiero que se queden ustedes sin enterarse, por lo que les ruego paciencia y, sobre todo, templanza.

La cosa es larga, lo sé, pero harto interesante. Si no tienen tiempo o aguante, cópienselo a Word y léanlo más tarde, paladeando el contenido, que verán ustedes es de una cosecha única.

El riff-raff lo inauguró, inocentemente, la Argonauta Louella parsons , que a las 10:16 PM dijo:

No se lo pierdan:
El lehendakari Juan José Ibarretxe ha instado a los jóvenes a apoyar el proyecto de "Y vasca" porque "sirve para unir a los vascos a los dos lados del Pirineo"


Semejante atrevimiento indignó a un Usuario Anónimo, que ya en la franja horaria del día siguiente, replicó, airado a las 12:46 AM:

Louella, haz un favor a los debarras (sic), olvídate de ellos, que ni son tontos ni idiotas. Si no los aprecias, no los insultes. Si Loyola no ha estado expuesto en el ayuntamiento, por algo será. Y las generaciones futuras valorarán, o no, lo que tú dices. Pero tus profecías suenan patéticas.
Y que hay vascos a ambos lados de los Pirineos es indudable ¿no te venía eso en la enciclopedia?


Después entró otro usuario anónimo que, evidentemente, no podía ser el mismo. Este felino replicó entonces, a las 12:59 AM:

Lindo gatito dijo...
Los debatarras, Usuario Anónimo, son tan tontos e idiotas como en cualquier parte, la parte que les toque. En Deba tienen su cuota de miserables, como en toda tierra de Dios. En cuanto a la Enciclopedia, no insulte usted a la Ilustración, tan poco relacionada con las enciklopedias.

A lo que, a las 1:21 AM, Usuario Anónimo contestó:

lindo gatito, eso mismo quería decir yo, que la cuota de miserables es la misma en Deba que en Chinchón, por decir un sitio. Y si en Deba hacen ciertas cosas, y en Chinchón las hacen distinto, algo distinto habrá, no la cuota de miserables.
La Enciclopedia que a mí me tocó estudiar se fijaba más bien en otros temas como Numancia, la Reconquista, la Cruzada Nacional, la Falange... En cambio, en el período de la Ilustración se comenzó a documentar exhaustivamente la cultura vasca a ambos lados de los Pirineos. Y no tengo ninguna duda de que en la Enciclopedia con "c" que Vd pueda tener en su casa, que dudo mucho que tenga alguna, viene recogida tal "curiosidad".


Mordaz, este U.A..

Ya en la Bitácora del día 16 de diciembre de 2006, por si el debate podía continuar en esa singladura, estando este Lindo Gatito en viaje por un trozo hermoso de la pérfida España, desde un ordenador amigo, contestó a las10:45 AM:

Al Usuario Anónimo de ayer noche, 1:21 A.M.:
Duda usted de que yo tenga enciclopedia alguna en mi casa. Hace usted bien. No la tengo en casa, sino en el garaje. Paseo con ella por los bidegorris de mi ciudad.


Añadiendo, cinco minutos más tarde

¿Lo ve, 'Anuario Usónimo'?
He dicho "ayer noche", cuando era "hoy". Dificultades con los adverbios de tiempo, que se congelan al pasar por los Pirineos.


Pero antes, en la Bitácora anterior, a las 8:30 AM, intervino el Argonauta Feroz, mediando en la disputa:

Porfa, Usuario, dinos en cuantas páginas de la Enciclopedia de Diderot y D'Alembert se mencionaba a la vasta cultura vasca. Voltaire, decía que los vascos eran un pueblo que bailaba en las estribaciones de los Pirineos. Lo que no decía era lo que bailaban, a lo mejor pensaba que bailaban flamenco, vaya usted a saber.

Para evitar confusiones, te aconsejo que uses como nick el nombre de algún pensador vasco que mencione tu enciklopedia, Perurena, por ejemplo.


El Usuario Anónimo se encalabrina y a las 5:10 PM (se ve que tuvo mucho trabajo en el Google) declara:

Feroz, que no hubiera vacoparlantes (sic) ni a uno ni a otro lado de los Pirineos es lo que a ti (sic) te gustaría. Pero parece que haberlos, haylos, y que seguirán habiéndolos. Como sabes, muchos de los actuales niños de éstos territorios (¿patrios?, para qué denigras lo que según tú es cañí?), y de los de allende el bidasoa, son monolingües (sic) euskaldunes inicialmente y tienen al español o francés como su lengua adquirida. Hay (sic) qué pena. Por lo demás, sólo una mención de lo que sucedía en el período de la Ilustración en tierras vascas, pero como a ti (sic) te dará igual, pues por mí que te follen.(sic, por la madre que me parió)
"La Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País nació en Azkoitia (País Vasco), el día de Navidad de 1764, en virtud de la decisión de un selecto grupo de personalidades del País Vasco, de impulsar cuantas acciones fueran posibles para fomentar la educación, la riqueza, la cultura y el progreso general del País.

Entre los fundadores desempeñó papel principal D. Xabier María de Munibe e Idiaquez, octavo Conde de Peñaflorida, con sus aportaciones personales y económicas.
Tanto él como otros de los 16 fundadores, habían sido educados en Colegios de los Padres Jesuitas (sic) en Francia con posteriores vivencias en el extranjero, lo que les permitió conocer directamente todo el movimiento cultural europeo hoy conocido como el de la Ilustración, en el Siglo de las Luces.

El éxito fue tan notable que el propio Rey Carlos III concedió a la Bascongada el rango de Real Academia, con fecha 8 de abril de 1765, aunque ya dos meses antes habían celebrado su primera Asamblea General.

Como está sobradamente reconocido por cuantos historiadores han trabajado en su estudio, la Bascongada, con su ejemplo, sirvió de modelo para la creación de numerosas Sociedades Económicas en los diversos territorios de la Monarquía española."


A lo que este Lindo Gatito, siempre desde ordenador ajeno, contestó a las 1:14 AM, ya un pelín amoscado, justo es reconocerlo:

Usuano Ariónimo, tiene usted más morro que Esther Kañadas.

¿En que idioma celebraban sus reuniones los "Caballeritos de Azcoitia", gente ilustrada de la que poco hablan en el Partido Fhürer de la CAV?

Pues en español, dándole a los latines para no perder comba.

En lo tocante a su audaz "Por mí que te follen", sólo me resta felicitarle. Hacía falta algo de sutileza en esta Bitácora. Ha venido usted a cubrir un hueco necesario.


Poco después, a las 1:20 AM, en el Cuaderno de ayer, lanzo una bengala a guisa de aviso, por si la ve el Argonauta Jokin, en comisión de servicio en el “Karpathia”:

Amigo Jokin, ya sé que es muy tarde pero si me lee, le ruego que se dé una vuelta por la Bitácora de ayer y lea sin respirar lo que un "Anónimo" le contesta al argonauta Feroz al respecto del conde de Peñaflorida. Yo es que estoy tan contrito que en vez de maullar me está dando por piafar.

Nuestro buen y eruditoJokin, de quien todos apreciamos sus precisiones lingüísticas, debía de haber acabado la guardia, porque no respondió (O estaba en plena dilucidación sobre ciertos contenidos gráficos de Veleia, quizás en plena eucaristía báquica para ser convenientemente iluminado)

La última aportación a este singular litigio es de las 12:19 PM, de Usuario Anónimo, que ha resultado ser Usuaria Anónima, para no ser injustos con el “género”. En ella alude a nuestro Capitán don Santiago y hace énfasis en el arte del fornicio, lo que me lleva a una conclusión de la sabiduría popular, que a la luz de esta pelotera adquiere inusitados matices: “La jodienda no tiene enmienda”

¿todos Vds son los mismos, no? aquí hay cuatro fachas mal contados; replico a uno y me contesta el otro. Los caballeritos hablarían en lo que hablaban, tampoco discutíamos eso. Pero han llegado Vds a tal cerrazón mental que son capaces de negar la evidencia, porque eso es lo que les jode, que se siga hablando euskera, porque, si no, en qué se iba a diferenciar éste pueblo del murciano, por decir algo. Hay una frase célebre de Don Santiago, el patrón de este blog, que ya en sus tiempos de camarada del otro Don Santiago, Carrillo, con el que ahora tanto se mete, decía lo de "aquí hay que follar en euskera", como diciendo, "vah, se habla euskera para presumir, pero a la hora del follar...". Eso se lo he oído yo misma. Pues sí, se sigue follando en euskera, aquí y en el otro lado de los Pirineos. Y qué le voy a decir, está muy bien lo que dicen para que estimemos el gran aprecio que profesan a uno de los "tesoros culturales" de España (y de Francia también no?). Siga Vd soltando perlas, porque aún no me he enterado que quiere decir en realidad.

Como verán, he renunciado ya a los “sic” para que no se me acalambren los dedos, pero no me dirán que la cosa no tiene su enjundia, facundia y verecundia. Puro cacao maravillao, oigan.

Lindo Gatito dijo...

Hay un para de "sics, sin embargo, que aparentemente no tienen justificación, al quedar automáticamente corregidos por el corrector del Word. Tal que así fueron escritos "Monolingues" y "Jesuítas", como podrán comprobar si acuden al día señalado.

Gibson, el amante de las ensaladas dijo...

«Estoy a favor de la memoria histórica; hay que dejar a los perdedores de la guerra civil que busquen a sus víctimas» l«Los españoles gritan porque nadie escucha»

IAN GIBSON HISPANISTA Y ESCRITOR
Oviedo, Rafael SARRALDE
El irlandés Ian Gibson (Dublín, 1939), nacionalizado español en 1984, ha hecho fortuna literaria persiguiendo caminantes (Machado), cabezas llenas de pájaros raros (Dalí) y púgiles de la escritura caídos en la lona franquista (Lorca). Ahora tiene en lista de espera para una nueva biografía a otro ilustre de las artes del siglo XX: el cineasta Luis Buñuel. Residente del antes castizo, ahora mestizo, barrio madrileño de Lavapiés, el popular hispanista concedió el pasado viernes una entrevista a LA NUEVA ESPAÑA, durante un hueco de su visita a Oviedo para promocionar «Ligero de equipaje», su exitosa biografía sobre Machado.
-Memoria histórica: sí o no.
-Sí, sí. Es absolutamente normal que treinta años después de la muerte de Franco se afronte tranquilamente el horror de la dictadura y de la guerra. En mis viajes por España no he visto sed de venganza, aunque la derecha nos acusa (hablo en plural porque yo también me mojo) de ser unos «guerracivilistas», de ser unos «revanchistas». Pero yo sólo he visto dolor y unas inmensas ganas de justicia de mucha gente.
-¿Cuáles son los límites? ¿Se pueden excavar todas las fosas?
-Cuando la gente lo pida, sí. Esto no debería depender de los ayuntamientos. Es una cuestión de Estado. Cuando la derecha se opone a que se toque el tema demuestra una gran falta de magnanimidad. Los ganadores de la guerra tuvieron cuarenta años para buscar a sus víctimas. Después de la muerte de Franco, la izquierda se portó muy bien con la derecha para facilitar la instauración de la democracia. La izquierda perdió mucho. Pero ¿qué perdió la derecha? Demos ahora tiempo a los perdedores.
-La familia de Lorca se niega a que se remueva la fosa común en la que fue enterrado.
-Ya, pero en esa fosa hay al menos otras tres personas más. Debería decidir el juez. No sabemos con total seguridad si García Lorca está allí pero hay miles de personas en todo el mundo que quieren saber si ése es su lugar de enterramiento. No entiendo la oposición de la familia. García Lorca es la víctima más famosa de la guerra civil. Es el poeta español más amado. Sería lógico que el Estado democrático se inmiscuyera en este asunto.
-En Oviedo hay un busto dedicado a Franco. ¿Qué habría que hacer con él?
-Deberían quitarlo y meterlo en un museo. En una democracia, no se puede tener la cabeza de un asesino a la vista de todo el mundo. Lo que hizo Franco después de la guerra fue un genocidio: más de 60.000 muertos. Sólo paró al comprobar que Hitler y Mussolini no iban a ganar la Guerra Mundial. Me parece fatal que la Fundación Príncipe de Asturias estuviera ubicada hasta hace poco en una calle con el nombre del General Yagüe. ¿No tiene sensibilidad la Fundación? Este hombre fue el responsable de la matanza de Badajoz. Tendrían que desaparecer los símbolos y los nombres de las calles del franquismo. Hasta que no se curen todas las heridas, España no será el gran país que podría llegar a ser.
-¿El origen de tantas disputas actuales está en nuestros desacuerdos sobre la historia?
-Sí. Lo que ocurre es que aquí circulan dogmas sobre la esencia del país. El punto de vista oficial discrepa radicalmente de las nuevas investigaciones historiográficas. Todo lo que rodea a la Reconquista se asume como verdad histórica, pero es puro mito.
-¿Covadonga?
-No hablo de mitos. No es mi tema de investigación. Y Covadonga, como Santiago, es puro mito. Aunque no soy historiador profesional, tengo mis ideas y abogo por la España mestiza, como Américo Castro. La España auténtica es la de la mezcla de culturas, genes y religiones.
-¿Dónde se encuentra?
-La encontramos en la Edad Media. Los españoles tuvieron una civilización única en el mundo y han pasado por encima de ella. Me parece alucinante que teniendo un idioma con 4.000 palabras árabes en su léxico no se enseñen ni los rudimentos más básicos del árabe en la escuela. ¿Por qué?
-¿Por qué?
-Porque hay amnesia. Porque hay una negación profunda del pasado. Cuando alguien dice que los musulmanes no eran españoles y que había que echarlos de la Península estás oyendo el punto de vista de un dogmático porque aquellos musulmanes eran tan españoles como los cristianos. Llevaban aquí casi mil años.
-¿No hay una sobredosis de «España»?
-Totalmente de acuerdo. Esos que dicen que España se rompe hablan de mitos. ¿Qué pasaría si los vascos deciden por mayoría absoluta que quieren formar un Estado? Me parecería un error para ellos pero no sería el fin del mundo. Una vez le dije a Pilar Primo de Rivera (hermana de José Antonio): «Un día vendrán los marcianos y España no será España». Empezó a gritar. Ocurren cosas negativas. Nadie habla en España sobre Portugal. En el mapa del tiempo se borra Portugal. Es tremendo que vivamos de espaldas a los portugueses.
-Uno de cada tres portugueses no vería mal la unión entre los dos países.
-Se podría plantear en el futuro una posible República Federal Ibérica. Porque ¿quién me dice a mí que España tiene que ser una Monarquía parlamentaria? ¿Y por qué los Borbones, que son franceses y que vinieron tras una guerra, tienen que estar aquí? Ya lo he dicho: aquellos que creen en esencias se mueven en terrenos dogmáticos. España no puede tener una esencia monárquica, como si se tratara de una herencia divina. Habrá que discutirlo antes, supongo.
-Y esa querencia tan española por el enfrentamiento: ¿es porque nos va la marcha o porque somos idiotas?
-Hombre, os va mucho la marcha. Aquí no se escucha bien. Si me gusta tanto Machado es precisamente porque es una persona dialogante: preguntar primero y luego escuchar. Pero lo que quiere el español es hablar. No hay más que ver los bares: la gente quiere gritar para imponer su propio punto de vista porque nadie escucha. Recuerdo la última visita del Papa Juan Pablo II a Madrid. Estuve en la misa en la Castellana. Al oír el tremendo ruido que estaba haciendo la gente, dijo: «El Papa también quiere hablar». Es genial.
-A propósito de Machado: ¿cuál de las dos Españas le hiela el corazón?
-Me lo hiela la España dogmática y esencialista. El catolicismo español no es como el francés. Aquí hemos tenido una Iglesia rancia y dogmática. Cañizares y Rouco son muy fachas. Yo aprecio más el talante y el discurso de Ricardo Blázquez. ¿Por qué la Iglesia no puede ser más afable y menos agresiva? El cristianismo también es poner la otra mejilla pero eso no lo hace nadie. Pese a lo se diga, aquí nadie amenaza a la Iglesia. Lo único que pedimos es la separación de Iglesia y Estado. Está en la Constitución. Y no queremos cruces en los colegios. En Francia nadie se queja. Aquí se acaba el mundo.
-¿Desde cuándo vive en España?
-Desde el año 78.
-¿Y le siguen sorprendiendo nuestras cosas?
-Me sigue sorprendiendo la increíble vitalidad de los españoles. Y es algo que me aterra.
-¿Perdón?
-Hay una vitalidad que si no se encauza bien puede ser autodestructiva. No hay más que ver el ruido de la calle y la forma de conducir de los españoles.
-Ya hay carné con puntos.
-Menos mal. A la gente le sigue pidiendo el cuerpo un poco más de velocidad pero tiene miedo a las multas.
-¿Usted se siente a gusto entre tanto ruido?
-Supongo que mis genes celtas me llevan a sentirme a gusto en este país.
-¿Cuándo pensó: éste es el sitio en el que quiero vivir?
-Nada más llegar. Pero le confesaré algo: tengo mi alma dividida entre España y Francia. Son dos tipos de latinidad que me gustan mucho. Podría haber vivido en Francia pero ellos lo tienen todo hecho. No es como España, un país en el que con su historia discontinua, de la que habló Azaña, todo está por hacer. Por eso hay tantos hispanistas a lo largo del mundo. Pero cuidado: hay más gente en Inglaterra haciendo libros sobre Italia que sobre España. Así que los españoles no deberían sentirse tan especiales.
-Hay escritores que sitúan el origen de la guerra civil en la Revolución del 34 en Asturias.
-Ésa es una forma de legitimar el golpe de Franco. Los «neocon» de la historia española nunca explican el contexto de aquella Revolución, en la que, por otra parte, se hicieron muchas cosas mal. España, en 1934, era un pueblo analfabeto. En los dos primeros años de la República se crearon más de dos mil escuelas pero aún había mucha gente que no sabía leer. Hitler había alcanzado el poder en Alemania. Y con la entrada en el Gobierno de la gente de Gil Robles, muchos del electorado de izquierdas pensaron que España iba a convertirse en un Estado fascista.
-Ha escrito sobre Paracuellos del Jarama. O he entendido mal o ha llegado a decir que comprendía aquella masacre.
-Claro que la entiendo. Volvamos al contexto: el Gobierno acababa de salir hacia Valencia y existía un vacío de poder y la sensación de que Madrid se había dado por perdida. Hay dos mil presos del otro bando en la cárcel Modelo y las tropas fascistas están a las puertas de la prisión. Si hubiesen sido liberados, inmediatamente se habrían incorporado a las filas de los atacantes. El Gobierno dejó instrucciones para que los trasladaran a Valencia, pero, en un momento de tantas carencias y desorden, se tomó la decisión de matar a muchos de ellos. Además, las bombas italianas y alemanas no dejaban de golpear la ciudad, y existía entre la gente un odio feroz hacia los que habían empezado la guerra.
-¿Pero justifica la matanza?
-No es que comparta lo que pasó allí, que fue terrible y atroz. La justifico porque entiendo que el pánico era demasiado grande y el peligro de tener tantos oficiales enemigos dentro era indiscutible. A los presos se les había dicho que se pasaran a los republicanos, y se negaron.
-¿Estaba Carrillo detrás de las matanzas?
-Eso no está demostrado. Habría que conocer minuto a minuto lo que pasó entre la salida del Gobierno y los fusilamientos de los dos días siguientes. Pero si me pongo en la piel de aquel Carrillo, pienso: tengo 22 años, soy el dirigente más importante de las Juventudes Socialistas, que se habían unificado con las comunistas, hay que defender Madrid, una ciudad abandonada por el Gobierno, y tenemos a estos oficiales fascistas en prisión. Pero él no ordenó aquellos asesinatos.
-Machado es, además de poeta, una potencia simbólica.
-Cierto. Machado no es sólo un gran poeta, es un gran pensador y un hombre metido en política. En la guerra tuvo un papel extraordinario defendiendo la legalidad republicana. No era marxista sino un viejo republicano que denunció la traición de Inglaterra y Francia.
-Hay quien sostiene que Franco ganó la guerra por la inhibición de Chamberlain.
-Probablemente. Machado denunció la traición de los franceses y los ingleses y les recordó que, como descubrirían tiempo después, a Hitler no se le podía apaciguar.

feroz dijo...

Ian Gibson: "Podría haber vivido en Francia pero ellos lo tienen todo hecho. No es como España, un país en el que con su historia discontinua, de la que habló Azaña, todo está por hacer." Ya, ya. Como que los franceses son tontos y van a dejar que un extranjero vaya a darles lecciones sobre su país. Eso sólo pasa aquí, que cualquier pelagatos, si tiene suficiente caradura y hace la pelota a quien corresponde, puede dárselas de experto, como su paisano el cura Reid, sin ir más lejos.

No digo que no existan hispanistas serios, como J.H. Elliot, Stanley G. Payne y tantos otros, pero el tal Gibson me parece un pícaro que nos ha tomado bien la medida y ha sabido montárselo bien.

luigi dijo...

¿Pero no decía Carrillo, en la entrevista con Juan Cruz, "que no se explicaba por qué Gibson, que es un progresista, publicó antes de unas elecciones un libro en el que se ponía en cuestión mi conducta"? pues o no leyó bien o el progresista Gibson ha cambiado de opinión.

Anónimo dijo...

hoy de nuevo toca "memorias". Copypasteemos:
LA VIDA ENTERRADA DE UN MANDO DE LA REPÚBLICA

Francisco Gómez Palacios, el oficial republicano cuyo papel en la Guerra Civil ha sido sacado a la luz por su hija tras setenta años de olvido, sobrevivió sin carné de identidad hasta 1972 y con categoría de muerto para el régimen: incluso su mujer cobraba como viuda. El jefe de la columna Uribes-Palacios hizo zanjas para ganarse la vida y fue apartado de una empresa por su pasado.

Alfons García/Valencia/Levante diario

La derrota de las tropas republicanas en 1939 truncó la vida de Francisco Gómez Palacios, el militar valenciano que había ocupado «importantes y destacados mandos» en «el Ejército rojo» -así lo refleja su sentencia de muerte- y cuya historia ha permanecido en el olvido durante setenta años, hasta que su hija menor, Mari Paz, ha decidido sacarla a la luz impulsada por la línea de recuperación de la memoria histórica abierta por la colección La Guerra Civil en la Comunidad Valenciana, que distribuye Levante-EMV. Conmutada la pena capital y tras cinco años de cárcel, el militar y profesor que había alcanzado el grado de teniente coronel en tiempos de guerra empezó a ganarse la vida abriendo zanjas en Alcàsser, donde su mujer y sus hijas se habían instalado gracias a la ayuda de amigos comunistas. Fue el primero de varios trabajos con los que sobrevivió sin ser nadie para el régimen franquista.

«No tenía ni carnet de identidad. No lo tuvo hasta 1972», explica Mari Paz, su única hija viva. Para los ganadores de la contienda era un muerto a casi todos los efectos (la vigilancia más o menos discreta duró años). No es una metáfora: su mujer cobraba una pensión de viudedad -mínima, señala la hija- y tenía acceso a la farmacia militar para ella y las niñas. Para él, no. Tampoco podía viajar al extranjero.
Lo pudo hacer en 1939. Tenía un pasaje para México, pero sólo para él. Su esposa, Clotilde, y las pequeñas debían reunirse con él quince días después, pero no se fió. Y se entregó, con la esperanza de sobrevivir, ya que no tenía denuncias directas de sangre. Había sido sólo un mando militar.

feroz dijo...

Me había dejado algo en el tintero del amigo Gibson, que dice que la iglesia española era rancia y dogmática y eso viniendo de la agnóstica Irlanda. Está claro que nos toma por tontos, porque no hay más que leer "Las cenizas de Angela" o ver algunas películas irlandesas para conocer el grado de ultracatolicismo que se gastaban por la verde Eire. "Apartaté que me tiznas, dijo la sartén al cazo".

Se ruega a los diversos Anónimos que se estrujen un poco las meninges y salgan de su anonimato, más que nada para poder distinguirlos y contestar debidamente a sus mensajes.

louella parsons dijo...

lindo gatito:

gracias por su trabajo de recopilación. Me he reído mucho. El asunto, así todo juntito, es divertidísimo, sobre todo, con sus anotaciones al márgen.

Espero que la usuaria anónima no lea mi post de la 1:44 (perdón por el taco que incluyo). Si está convencida de que los cuatro fachas que andamos por aquí desearíamos que no se hablara euskera (¿no es de aurora boreal?) ahora nos acusará de promover que desaparezcan del mapa el euskera, la espatadantza, el txistu y los aizkolaris.

Muy bueno, lindo gatito, el apunte de que efectivamente no tiene una enciclopedia en su casa porque la tiene en el garaje.

Gorkataplines dijo...

Vaya lenguaje de camionera el suyo Louella! Me he quedado de piedra. Debe ser un reflejo de la crispación de la sociedad en los tiempos que corren.

En cuanto al usuario/a anónimo/a que afirma que aquí le tenemos manía al vascuence y a lo vasco, es como cuando Ibarreche dice que los españoles están contra los vascos o Pérez Carod dice que los españoles odian a los catalanes... de qué vascos y qué catalanes hablan? De todos? De algunos? De ellos? Representan ellos a todos los vascos o catalanes? Ibarreche se arroga la vasquidad de todos los vascos? Es él acaso la que ha sido ungido con la esencia milenaria de la "Nación" vasca? Porque lo que es a mi no me representa en absoluto semejante marciano y creo que no soy el único. Pero, joder qué pesados son con ese discurso victimista los que no han hecho otra cosa en su vida que propiciar con su comportamiento, tirando la piedra y escondiendo la mano, que haya víctimas de verdad, de las de caja de pino y silla de ruedas.

(Perdón por el lenguaje, pero se me ha pegado el de Louella)

Anónimo dijo...

lido(sic) gatito said, hay un para (sic) de "sics (sic)... Mejor no miro más.
Es Vd un propagandista de los que ya no quedan, de los que sin querer hacen publicidad gratuita. Puede Vd repetir su recopilación en días sucesivos por si suscita más debate que hoy. Yo encantada. Pero encima lo hace Vd fatal, porque se equivoca hasta en el inicio del "riff-raff". Le corrijo, el inicio fué éste:
Louella parsons said...

Hace unos meses, el etasuno Jokin Gorostidi fue enterrado en Deba después de que su féretro fuera expuesto en el Ayuntamiento recibido con aurreskus de honor, con la ikurriña ondeando a media asta y con sus fanáticos seguidores desfilando delante del cadáver, que no olvidó colocarse la pegatina de la ETA en la solapa para ser enterrado con ella, en un ambiente de exhibicionismo etarra intolerable.

Hoy Loyola de Palacio ha sido enterrada en Deba. Quizás los habitantes de este pueblo no alcancen nunca a entender lo que significa la libertad y la dignidad. Serán las generaciones venideras las que sabrán valorar el coraje de los que lucharon por la libertad en el País Vasco y será entonces cuando los debatarras se enorgullezcan de tener a Loyola enterrada en su pueblo".

Por si fuera poco, demuestra Vd su supina ignorancia apuntando un (sic) a debarra, digna de su enciclopedia en el garaje, porque los naturales de Deba son debarras, no debatarras. Aunque para Vd sean deba+etarras. Suspenso sin apelación posible para Vd. Ridículo total.
Es curioso que empieza louella, sigue el lobo feroz, aparece lindo gatito,...De qué me suena a mí lo de "enjundia, facundia y verecundia. Puro cacao maravillao". Yo diría que lo escuchaba hace muchos años. No será Vd don Santiago Matamoros polifacético...no me diga que es Vd capaz de camuflarse en tantos apodos para parecer que éste blog es más leído que la biblia, sería el colmo.
A Louella, me gustaría hacerle notar que el tal Jose Maria Esparza es navarro, no vasco según Vd, concretamente de Tafalla. Y eso que parecía que las huestes de Don Del Burgo controlaban aquello. El mal se extiende....

Anónimo dijo...

gorkataplines, cariño, ya sabemos que no es de tu cuerda. Pero es el presidente de los vascos, mientras no le ganéis en las elecciones, y te representa a tí tambien, quieras o no. ¿O no es tu presidente?. ¿O no eres tú vasco? ¿No aceptas el resultado de las urnas? Mas marciano eres tú.

Gorkataplines dijo...

Honey, I love you too. Y tienes razón, Juanjo es el presidente de mi comunidad autónoma, no te discuto eso. Pero es imposible que me sienta representado por alguien que utiliza todos los resortes que le brinda la democracia para cargársela en provecho única y exclusivamente de los de su tribu, a la que estoy muy orgullosos como vasco de no pertenecer.

Louella Parsons dijo...

Gorkataplines: yo también estoy orgullosa de no pertenecer a esa tribu que reivindica que nuestra identidad étnica es la que nos da derecho a la soberanía. Y por eso se ponen como locos a euskaldunizarnos a todos y crear olentzeros, a ver si cuanto más étnicos, más posibilidades hay de independizarnos.


A la U.A.: ¿dónde he dicho yo que Esparza sea vasco?

desmemoriado dijo...

Copypasteando:
En 1998 el Parlamento alemán aprobó una ley "sobre la anulación de las sentencias nacionalsocialistas injustas". No ha habido estallido jurídico.
JOAN B. CULLA (El País, 15/12/2006)
Dicha norma, que lleva la firma de aquel peligroso izquierdista llamado Helmut Kohl, proclama en su artículo 1.1: "esta ley anula las resoluciones condenatorias posteriores al 30 de enero de 1933 que, en violación de las ideas más elementales de la justicia, fueron dictadas por motivos políticos, militares, racistas, religiosos o ideológicos con objeto de imponer o preservar el régimen injusto de los nacionasocialistas. Se sobreseerán los procedimientos en los que se basan aquellas resoluciones".
Esta ley se promulgó no en la Alemania ocupada de la posguerra, sino en una Alemania reunificada y plenamente soberana, 53 años después de la caída del Tercer Reich; es decir, con una dilatada retroactividad. Esta ley, por otra parte, encomendaba la tarea de revisión judicial y reparación histórica no a una "comisión de sabios", sino a las fiscalías territoriales, e incluía en anexo una relación exhaustiva de 59 disposiciones legales nazis cuya aplicación se consideraba injusta y nula en derecho.
Y bien, ¿tienen ustedes noticia de que, desde 1998 acá, se haya producido en la República Federal Alemana algún "estallido jurídico", de que su sistema judicial esté al borde del colapso o la seguridad jurídica se haya desmoronado? Por el contrario, yo diría que, aleccionados por su historia, los alemanes han apostado por una democracia de calidad, mientras que aquí abundan los partidarios de una democracia de todo a cien.

Peñaflorida dijo...

La Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País nació en Azkoitia (País Vasco), el día de Navidad de 1764, en virtud de la decisión de un selecto grupo de personalidades del País Vasco, de impulsar cuantas acciones fueran posibles para fomentar la educación, la riqueza, la cultura y el progreso general del País.

Fueron presidentes de la misma Fernando del Valle Lersundi y su hermano menor, Álvaro del Valle- Lersundi. Abuelo y tío abuelo de Loyola de Palacio.

Hemeroteco dijo...

Gran artículo de Victoria Prego en el Blog de Arcadi Espada.

PREGUERIAS

El acordeonista temerario

La ley de la memoria histórica va a acabar enredando al Gobierno en un largo proceso que herirá al paísLas víctimas del Frente Popular exigirán también su rehabilitación por parte de la España democráticaUna avalancha de reclamaciones abocará a abrir una segunda Causa General sobre la guerra y el franquismo

VICTORIA PREGO

Como la ley está en marcha y como, pase lo que pase, el Gobierno no la va a retirar porque sería tanto como reconocer su error, no tiene otra salida que tirar para adelante, a ver si en la fase de negociación con sus socios habituales encuentra la fórmula que le permita salvar la cara.
Es verdad que este proyecto de ley que tiene un nombre larguísimo pero que será siempre conocido como Ley de la Memoria Histórica ha reculado mucho desde el momento de su concepción hasta hoy, en que ha entrado en una declarada búsqueda de la concordia y la reconciliación y en un ejercicio de buena voluntad que resulta, desgraciadamente, inaplicable.

La idea de esta ley nace al mismo tiempo que la victoria electoral del Partido Socialista, cuando Zapatero anuncia su intención de «reparar la dignidad y restituir la memoria» de quienes sufrieron cárcel y represión por defender unos valores y unas ideas determinadas. Habló el presidente como si nunca hasta ese momento nadie en España hubiera hecho nada al respecto y dejaba ver así uno de sus más acreditados defectos: el de comportarse como si creyera que la Historia y la política no existían hasta que él llegó al poder.

Pero fueron sus declaraciones, su mensaje y determinados comportamientos públicos los que permitieron a los partidos de la izquierda extrema, IU y ERC entre otros, hacerse la ilusión de que iban a poder ajustar cuentas con la Historia. Joan Tardá lo explicó muy bien en julio de 2004 en un artículo en La Vanguardia: «El hecho más lamentable de la Transición fue la impunidad que otorgó a los crímenes contra la Humanidad cometidos por el franquismo y la amnesia histórica que impuso. Por eso, una vez retornado el republicanismo a las Cortes, una de las condiciones de ERC para facilitar la investidura del presidente Zapatero, cuyo abuelo militar murió ejecutado por los militares insurrectos, fue incorporar la recuperación de la memoria republicana y antifascista a la hoja de ruta del Ejecutivo».

Desde aquellos momentos todas las iniciativas de esa izquierda extrema han apuntado en la misma dirección con la exigencia de que se haga una revisión del pasado, se bendiga como impecablemente democrático, pacífico y limpio de cualquier desmán el período republicano y como acreditados defensores por la libertad a quienes lucharon en ese bando durante la Guerra Civil. Y, al contrario, que no sólo se condene por ilegal y delictivo el franquismo sino que se ignore el derecho a la rehabilitación moral, al reconocimiento y al honor de todos aquellos que apoyaron las posiciones de Franco durante la contienda y fueron víctimas de asesinatos, torturas y juicios y ejecuciones irregulares por parte del Frente Popular durante la guerra.

El Gobierno no ha hecho semejante cosa, pero la ley que ha puesto en circulación es de tal naturaleza y amplitud que, de mantenerla hasta el final, le va a dejar peligrosamente enredado en un proceso amplísimo al que no se le ven los límites y que herirá al país entero.

Una vez que el Gobierno ha incluido en su ley- porque no es cierto que ignore este punto- el deseo de «dar satisfacción a [todos] los ciudadanos que sufrieron, directamente o en las personas de sus familiares, las consecuencias de la tragedia de la Guerra Civil o de la represión de la Dictadura», no puede ignorar que los familiares de los miles de españoles asesinados durante la guerra por las milicias del Frente Popular van a querer reclamar también el reconocimiento de la España democrática a quienes padecieron la persecución y represión de signo contrario a la que ahora algunos manejan como única existente.

Y, en ese caso, debe saber que es insostenible el argumento dado por quienes, situados a su izquierda e incluso dentro de las filas de su propio partido, descartan tener que ocuparse de esos otros españoles con el argumento de que «ya fueron rehabilitados y homenajeados durante el franquismo». Es insostenible por dos razones. La primera, porque si se declara y considera el régimen de Franco un sistema ilegal porque nace de una rebelión militar contra un Gobierno democráticamente elegido, no se le puede luego reconocer -precisamente para dar por resarcidos los sufrimientos y la memoria histórica personal de las otras víctimas- una legitimidad que previamente se le ha negado.

No se puede negar legitimidad al franquismo para las condenas y reconocérsela sin embargo para las reparaciones. O sí o no. Si no, no se puede ignorar el derecho de los muertos inocentes del otro lado a que la España constitucional reconozca, en idénticas condiciones que los demás, su historia y sus padecimientos y les devuelva el consuelo y el honor que la democracia también a ellos les debe.

La segunda razón que hace insostenible esta pretensión de IU y de ERC y que obliga al Gobierno a combatirla es que, de aceptar los planteamientos de esa izquierda, volvería a repetirse en nuestra historia, 30 años después de haberla querido superar, la vergonzosa existencia de víctimas de primera y de segunda. Las de primera serían los represaliados por el franquismo durante la guerra y durante la existencia del régimen, que tendrían todo el reconocimiento y el honor por parte de la democracia española desde el comienzo de la Transición y a iniciativa de todos los gobiernos desde 1977 hasta hoy.

Y las de segunda serían las víctimas del Frente Popular, que sólo contarían con el reconocimiento de un régimen declarado ilegítimo por esa democracia que opta por ignorarles. No sería sostenible que los republicanos damnificados por la guerra y el franquismo tuvieran el honor de la democracia y los otros quedaran preteridos en el oscuro lugar que esa misma democracia ha asignado por unanimidad parlamentaria al régimen de Franco.

Y, como ésa sería otra ofensa histórica que de ninguna manera el Gobierno y su vicepresidenta buscan ni desean, aunque sí pueda ser la pretensión de otros, el resultado es que esta ley , al querer cobijar finalmente a todos, va abrir la vía a una avalancha de reclamaciones de uno y otro lado, todo lo cual equivale y obliga a una revisión general del franquismo y de la guerra.

Esta ley permite y alienta, por ejemplo, a que los familiares de los casi 5.000 enterrados en las siete fosas comunes de Paracuellos sumen su reclamación a la reclamación de los familiares de personas que yacen en otras fosas comunes de toda España para que las administraciones públicas faciliten el que se abran esas tumbas, se proceda a la exhumación de los cadáveres y a su posterior identificación para facilitar luego su enterramiento. Porque no sería imaginable que nadie se atreviera a autorizar las demandas de unos y a denegar las de otros.

Y, aunque en ese sentido la ley no hace ningún distingo entre las víctimas de aquellas dos trágicas Españas, hay que preguntarse si todas estas y otras posibilidades están previstas en la intención del texto. Por lo que se refiere, por ejemplo, a esa «Declaración de reparación y reconocimiento personal» que, como si fuera un diploma de desagravio, la ley propone para quienes durante la guerra y el franquismo padecieron condenas, sanciones, persecuciones o muerte «llevadas a cabo por cualquier organización o grupo», la ley del Gobierno advierte inmediatamente que «será necesario que los comportamientos en su día enjuiciados o sancionados resulten conformes a los principios y valores constitucionales». Y eso significa que ninguno de los cientos de asesinos que poblaron las dos retaguardias de España durante la guerra y ninguno de los torturadores que medraron en la posguerra y en el régimen podrán pretender que se les reconozca su condición de víctimas.

Pero ¿quién lo decide y en base a qué datos? ¿Cómo la Comisión Interministerial encargada de tan ingente tarea sería capaz de llegar a conclusiones sólidas y no sometidas a polémica nacional en los casos dudosos? Y ¿qué hará ante las alegaciones que presenten contra algunas pretensiones rehabilitadoras quienes se consideren víctimas de las víctimas?

La conclusión inevitable es que el planteamiento de esta ley conduce de bruces al país a una revisión global de lo sucedido, con el agravante de que tendría que hacerse caso por caso y a lo largo de un proceso interminable que, por supuesto, desbordaría con mucho la capacidad y la resistencia de ese Consejo de Cinco Sabios en cuyas manos descansaría la terrible tarea de reimpartir justicia histórica. Acabaríamos abordando al final una Causa General realizada por la democracia.

Pero eso, desde luego, no va a cerrar las heridas sino que las va a mantener abiertas por muchos años más. Las esquelas publicadas desde uno y otro lado han sacado a la luz una realidad que estaba atenuada: nadie, ni los rojos ni los azules ni los intermedios, ha olvidado. Han perdonado, pero si se trata de rescatar su memoria, ahí volverán a estar todos: ellos, sus hijos o sus nietos. Seguro.

El problema es que «todo el acordeón abierto no lo aguantamos entre las manos», como dijo Felipe González cuando se le reclamaba que persiguiera a todos los civiles y todos los militares que hubieran estado de alguna manera implicados en tramas golpistas. Si aquel acordeón no se aguantaba entre las manos del país, no digamos el que ahora se nos pone delante, con un fuelle que abarca nada menos que 40 de los más trágicos y amargos años de nuestra historia.

Quiéralo el Gobierno o no, esta ley puede ser el tercer gran error de su legislatura. El primero fue la aprobación sin consenso del Estatuto de Cataluña. El segundo error es el estar llevando a cabo las conversaciones para lograr el final del terrorismo sin contar con el apoyo de la oposición. Y el tercero es la presentación de esta Ley de Memoria Histórica que tiene buena voluntad pero poco acierto porque un proyecto de esta naturaleza no se puede plantear sin contar con el acuerdo de la otra gran formación política española. Tres errores levantados sobre la falta de consenso por un presidente de Gobierno que, como acordeonista ha decidido ser mucho más audaz, hasta llegar a resultar temerario, que todos quienes le han precedido en el cargo.

Anónimo dijo...

gorkataplines: el fútbol es así, son 11 contra 11 y dura 90 minutos. Es irrelevante que Vd individualmente se sienta representado o no por Juanjo, o por Zp. ¿Cree Vd que yo me siento representada por Aznar, o por Maria San Gil?. Ya sabe lo que hay que hacer.
Louella: al ser Vd. vasca (supongo), y tenerse el tal Esparza por vasco (evidente por lo que cuenta de su libro), e incluir Vd el "¿desapareceremos?", me ha parecido entender que Vd da por hecho que él es vasco. Pero si no es así, quédese en simple aclaración. Él es navarro, y se quiere independizar.

feroz dijo...

U.A. ¿para follar en euskera llevas un tanga con la ikurriña?

Anónimo dijo...

lobo feroz, yo sin nada, o es que usa Vd el tanga de su novia como condón? Eso tiene que escocer. No me extraña su irritación.

abuela de piolín dijo...

Si hay algo que no soporto de los nacionalistas es que están todo el día conjugando el verbo ser:

Yo soy vasco, tú eres vasca, él es vasco, nosotros somos vascos...

¿Cómo se puede ser tan profundamente imbécil para perder el tiempo en semejante chorrada?

Coño, es que es desde que se levantan. Hmmm, veo que hoy me he levantado más vasco que ayer. ¡Pero menos tonto (o tonta) que mañana!

Gorkataplines dijo...

El fubol será asín, pero nadie me quita que esté enfadado con el mister.

lindo gatito dijo...

Bon debarras!, Anónima Usuaria

Estoy encantado con hacerle a usted “publicidad gratuita”, como dice. Pero si quiere, podemos ponernos de acuerdo en el precio.

Descuide usted, que mi recopilación no la repetiré más. No me gusta abusar de la paciencia de las amistades que uno se va forjando por aquí, junto alguna que otra enemistad horripilada como la suya.

Que lo hago fatal y que me equivoco… No sabe usted hasta qué punto, crispada dama.
No tengo la guía de verdad revelada alguna y eso tiene un precio, que muy gustoso estoy dispuesto a pagar en el breve lapso de vida que me haya tocado, a diferencia de ustedes, los vascos que no datan (Arzallus), que tantas revelaciones nos hacen al resto de los mortales que sólo pertenecemos a una raza: la humana.

Gu ta gutarrak, obsesiva señora. ¿Su gran lema desde el paleolítico (Ibarretxe)?
Permítanos a los demás andar un poco más a tientas y a locas, ya que ir a ciegas y a tontas es un poco más conflictivo y destructivo para la tan postergada armonía social.

Me corrijo, sin duda, gracias a usted, del comienzo de la porfía. Tiene usted razón. Como también la tiene en señalar mi supina (y prona, también) ignorancia en cuanto a los patronímicos euskaldunes. Es que, ¿sabe usted? Sólo soy un puto maketo, con perdón (por lo de maketo). Mi cóctel hemoglobínico es de tal magnitud que no hubiese pasado por ningún filtro sabibiano, con ascendientes gallegos, asturianos, leoneses y andaluces. A pesar de ello y de la opinión de Josu Ortuondo sobre la especificidad genética vasca, algo ha debido de fallar porque he conseguido engendrar con una vasca de interminable retahíla de apellidos con pedigrí y ausencia total del famoso factor RH, una prole hermosa, sana e inteligente, bella como las metáforas de Lorca (otro maketo… es que hay muchos, buena mujer)

De modo que le acepto de buen grado su precisa información sobre los “debarras”. Suspenso sin apelación posible para mí y ridículo total, efectivamente. Llevo un buen rato en un rincón lamiéndome la patita, sobre todo por ese tono apodíctico émulo del Dios vengativo que precipita a la condenación eterna, “sin apelación posible”, al alma descarriada, aunque sea por un patinazo.

Pero lo que no le acepto de ninguna manera y que le señala a usted como una maestra de la infamia y la insidia, por lo que tendría que lavarse la boca con lejía si tuviese un ápice de vergüenza, es esa insinuación bellaca que usted añade: “…Aunque para Vd sean deba+etarras”

Muchos de ustedes, tan orgullosos de sus “raíces”, son unos expertos en ignominias semejantes, propias de almas inquisitoriales que se creen propietarias de esencias singulares. No sé lo que opinará usted de Sabino Arana, señora, pero por los datos que hasta ahora nos va proporcionando no sería aventurado deducir que la figura del prócer nacionalista no le es del todo antipática.

Y hablando de hacer el ridículo, asuma usted su cuota por la esperpéntica alusión al señor Matamoros, cuyos programas televisivos no he frecuentado nunca.

En esta Bitácora mi único apodo es el que encabeza este y todos mis mensajes.

El suyo es mucho peor, ya que puede confundirse con las decenas de intervenciones ocasionales que por aquí se producen, aunque usted siga optando con pertinacia por un anonimato ignoto, como si tuviese temor de estar metiéndose en jaula de leones, cuando pocos sitios encontrará más civilizados que esta nave del Capitán González. Señora.

feroz dijo...

U. A. lo decía por aquello de conseguir el ambiente patriótico adecuado. No estoy irritado en absoluto, y para terminar, me gustaría saber si llevas "flequillo abertzale", porque ya que no usas seudónimo, por lo menos que nos imaginemos tu aspecto.

Melò Cucurbitaciet dijo...

Encuentro ciertamente romántico esa propuesta de usar, con ternura, la lengua vasca para hacer el Amor. En verdad que tengo fijado en el recuerdo las súplicas del pueblo de Sodoma y Gomorra en un bello film en vascuence ("Lagunduu, laguunduuu"), aunque en esos momentos tan salaces, ¿cómo sería?

- ¡¡Aiaba, aiba, iaba, iaba YEPAAAAAAAAAAAAA!!!

Melò Cucurbitaciet dijo...

Me he dejado la intervención de la maitetxu:

-¿Pasa pues?