12 diciembre, 2006





























Babel, capital de España

Santiago González

Sólo sé que no sé nada», decía el buen Sócrates y tenía más razón que un santo. Lo demuestra el hecho de que impartía sus clases gratis, cuando los sofistas ya habían generalizado en la Grecia clásica la costumbre de cobrar a sus alumnos por desasnarlos.

A veces da la impresión, mi querido presidente, de que el proceso negociador es un guirigay de tamaño considerable, como si todo lo hubiese organizado Pasqual Maragall. Esto es muy desmoralizador para la tropa: Si Sócrates, que era un sabio, no sabía nada, ¿qué sabrán estos que nos gobiernan? Repasemos: El portavoz de su partido en el Parlamento vasco dijo el sábado que el Gobierno que usted preside intentó reunirse con ETA, pero que el encuentro no fue posible porque ETA, como si fuera Bush, no se dignó devolverle la llamada.

Pastor, el Buen Pastor, debió de recibir algún toque porque muy poco después precisó que sus declaraciones eran a título personal, en una revelación sorprendente. Uno cree que había dicho la verdad y eso no es algo que requiera representatividad. La verdad es la verdad, la diga la asamblea de porqueros o el gran Agamenón en solitario. Y héte aquí que José Blanco le afeó la conducta de modo lapidario: «Hay mucha gente que no sabe de lo que habla y los que sabemos, no hablamos».

Otro error. Es obvio que Pastor sí sabe lo que dice. Tal vez no sepa cuándo debe callar, pero ése es otro concepto. Más afinaba Txema Montero, que veía el proceso en globo en una entrevista de 'El Diario Vasco', donde exponía razonadamente su temor de que ETA vuelva a matar y opinaba que todos hablamos demasiado: «Tenemos que hacer un esfuerzo de lenguaje frente al exceso retórico. Recuerdo lo que decía El Quijote de los vizcaínos y, por extensión, de los vascos: 'cortos en palabras y largos en hechos'».

Incluso él. ¿Por qué dice que si el proceso descarrila, «la única responsable de su fracaso será ETA»? La banda será la única culpable de sus acciones terroristas y de sus crímenes, pero del éxito o del fracaso del proceso serán responsables quienes lo diseñaron, supongo. Por otra parte, lo que sí escribió Cervantes a propósito del caso que nos ocupa fue: «Al buen callar llaman, Sancho», pero la cita de Montero no es de 'El Quijote', sino de Tirso de Molina, que en el primer acto de 'La prudencia en la mujer' hace decir a don Diego López de Haro, fundador de Bilbao: «Vizcaíno es el hierro que os encargo,/ corto en palabras, pero en obras largo».

Hay mucho lío, presidente. Lo que debía haber sido una estrategia para confundir a los terroristas y a sus partidarios tiene confundidos a los propios dirigentes de su partido, como si hubiera vuelto Yavéh a practicar el truco del Génesis: «¿Ea pues!: descendamos, y confundamos allí mismo su lengua, de manera que el uno no entienda el habla del otro». Y en ello estamos.

--------------------------------------

32 comentarios:

Nahum dijo...

Don Santiago, que no es 13 de diciembre aún...

Cambie el día de su cabecera.

Verdad, revelación; el proceso de paz: cuando el verbo se hizo confusión.

desde babel, un sabihondo dijo...

Conceto, D. Santiago, conceto.

Rigor Mortis dijo...

Plas, plas, plas...! poco que añadir. Sólo que la confusión sobre la delicada materia que nos ocupa es y era, precisamente, el "proceso de paz". Ya se veía venir, menos los cegatos -con perdón de la ONCE y otras minorías-, claro, que no ven nada. Y cuando hablan, tartamudean y se abroncan mútuamente.

Ella dijo...

La confusión no es la conecuencia; la confusión es la táctica. La estrategia es que no nos enteremos hasta que sea demasiado tarde. No es torpeza; es maldad.

Ella dijo...

Quería decir: La confusión no es la "consecuencia"..

Nuevoenelcorral dijo...

Estos, desde luego, no son sabios son sabiondos. Se las saben todas para confundir, para enredar, para malmeter. Se las saben todas para sacar siempre provecho para ellos mismos.
No tiene vergüenza.

Jokin dijo...

No se pierdan a Bernard-Henri Lévy hoy en el Mundo.


Un test para la izquierda
PINOCHET Y CASTRO

Por BERNARD-HENRI LÉVY

Por fin. Esta vez, Augusto Pinochet se murió de verdad, en su cama, tranquilamente, llevándose a la tumba sus crímenes y el secreto de sus crímenes.


Amargura de los supervivientes. Tristeza de los hijos y las hijas de las víctimas, que saben, como Michelle Bachelet, la actual presidenta del país, que el hombre que destrozó sus vidas ya no podrá responder, jamás, de sus atrocidades.

Y derrota, una vez más, de esa justicia internacional que, a pesar de la testarudez de algunos, a pesar del juez Baltasar Garzón, a pesar del juez Juan Guzmán, a pesar de las asociaciones chilenas y extranjeras de defensa de la democracia, ha sido humillada e, incluso, burlada, por una defensa tanto más potente cuanto sabedora de que contaba con poderosos aliados apenas disimulados.

Ay de las condolencias de una Margaret Thatcher, queriendo dejar claro, sin avergonzarse por ello, de que la ayuda de los servicios secretos chilenos durante la guerra de las Malvinas bien valía, para ella y para los suyos, unos cuantos miles de ajusticiados, torturados hasta la muerte y asesinados.

Ay del vociferante silencio de un ex secretario de Estado y Premio Nobel de la Paz, al que todos conocemos y que él mismo sabe -al menos, después de la película de Christopher Hitchens El Proceso de Henry Kissinger, que le sigue por todas partes, como una sombra, como un remordimiento- que pesan sobre él serias sospechas de complicidad con la que será durante mucho tiempo una de las más sangrientas dictaduras de Latinoamérica.

Pinochet impune. Pinochet apagándose así, dulcemente, rodeado de los suyos, en paz, en el día -¡oh símbolo!- internacional de los Derechos Humanos, es una vergüenza para Chile, para el mundo y para todos nosotros.

Y, además, es la mejor noticia del año para todos los Mladic, Karadzic y demás Mengistus [Haile Mariam, dictador de Etiopía], para esos serial killers con galones, nunca realmente amenazados, que pasan sus días apaciblemente. Uno, en un monasterio griego. El otro, en casa de su amigo el [presidente de Zimbabue Robert] Mugabe. Todos alegres y conscientes del mensaje que les transmite la muerte en paz de Pinochet. A los que se escandalizan, como yo, de esta impunidad de un asesino de Estado, les advierto que hay otro dictador que está a punto de sufrir la misma suerte y que, en contra de lo que le pasó a Pinochet, ni siquiera ha sido objeto de un intento de inculpación. Este otro dictador se llama Fidel Castro. Su reino habrá durado no 17, sino 50 años. Un reino que presenta un balance del que lo menos que se puede decir es que, a fin de cuentas, aguanta perfectamente la comparación con el de su rival y gemelo fallecido.

Cien mil prisioneros políticos experimentaron, en un momento u otro, su Gulag versión tropical. Entre 15.000 y 17.000 fusilados (frente a los 3.200 asesinados y 28.000 torturados en Chile), cuyo único pecado fue oponerse, más o menos abiertamente, a la línea o, a veces, al capricho del Líder máximo omnipotente.

Cientos de miles de exiliados (un número parecido al de los exiliados chilenos), obligados a irse a vivir a Miami o a otras partes, so pretexto de que eran judíos, o cristianos, o homosexuales, o simplemente demócratas y creyentes en las virtudes de la prensa libre. Sin hablar de las decenas de miles de balseros que se ahogaron intentando escapar, en lanchas de fortuna, de este infierno en la tierra, en que se convirtió, desde muy pronto, la isla de Cuba.

Sé que las cifras -extraídas especialmente del Libro negro del comunismo, dirigido por el profesor del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CRNS) Stephane Courtois- no lo dicen todo. Y entiendo que haya que evitar, por la claridad del análisis, lo que algunos llaman la tentación de la «amalgama».

Y sin embargo, los hechos son los que son y ahí están. Así como la evidencia del crimen. Y la incoherencia de esas almas pías, de las que estoy dispuesto a apostar que se agolparán, llegado el momento, en las exequias del monstruo sagrado, con la misma energía con la que, hoy, deploran el fracaso de la Justicia en lo que al Caudillo chileno se refiere. ¡Vamos ya, camaradas y amigos! ¡Un poco de coherencia! ¡Un pequeño esfuerzo, por favor, si quieren ser realmente demócratas y republicanos! Os queda, nos queda todavía un poco de tiempo para, como homenaje a todos los ajusticiados de todas las dictaduras de Latinoamérica, desear que Fidel Castro comparezca ante un tribunal por sus crímenes.

Os queda, nos queda un tiempo ya muy corto para reafirmar que ser de izquierdas, hoy en día, a comienzos de este siglo XXI, es tratar de la misma manera a Pinochet-el-facha que a Castro-el-rojo. Y acabar, de una vez por todas, con el sucio teorema contra el que ya advertía Albert Camus: buenos y malos muertos, víctimas sospechosas y verdugos privilegiados.

Esto es un test. Un auténtico test. Por mucho que los dos dictadores, el de La Habana y el de Santiago de Chile, sean dinosaurios y supervivientes de la edad antigua, nos ofrecen, sí, en la manera en la que reaccionamos y reaccionaremos a la desaparición de uno y del otro, la oportunidad para que cada cual verifique la situación de sus reflejos, de sus nervios, de su sensibilidad y de su cultura política.

Nos esperan otras citas. Con otros tipos de barbarie más modernas, más inesperadas, ante las que nos cantarán la misma cantinela presuntamente progresista y antiimperialista. Será una oportunidad de oro para ver si hemos aprendido, o no, las lecciones de la ecuación Castro-Pinochet.

Jokin dijo...

Sobre el artículo del Capitán, pues eso, lo que yo decía. Que esto del Proceso es como el cuento de la buena pipa.

- ¿Quieres que te cuente el cuento de la buena pipa?

- Sí.

- Yo no te digo ni que sí ni que no, sino que si quieres que te cuente el cuento de la buena pipa.

Así ad infinitum...

Sinsorgadas dijo...

Confusionismo

Que llamen a Arrabal, que no a rebato,
pues el proceso debe ser discreto,
con mucha distracción, con vericueto
y cachaza de mulo maragato.

Pero con tanta gente, al(de)aparato,
ansiosa de mostrarnos su careto,
largando sin prosodia ni "conceto",
el lío va a mal lío , cada rato (¡disparato!).

louella parsons dijo...

En El Correo: "Azkuna pide control para que «nadie se forre» con el nuevo San Mamés"

Es increíble con qué naturalidad se da por hecho que si no hay control, hay comisión.

el pastor de oaxaca dijo...

Uy que lío! El talibán español se nos ha escapado otra vez. Puede que no tengamos pruebas para condenarlo por talibán, pero debería caerle la perpetua por pretender convencernos de que se fue a Afganistán a estudiar el Corán. Como si no hubiera una escuela de ulemas más cercana.


El País de hace un rato:

Detenidas 11 personas en Ceuta en una redada contra el terrorismo islámico

Tras conocer la noticia por Radio Nacional de España, ELPAIS.com informó de esta operación policial a sus lectores a partir de la información fragmentaria que aparecía en varias agencias de noticias. Acto seguido consultó a uno de sus periodistas en Ceuta, que le aseguró que Hamed Abderrahaman Ahmed estaba entre los detenidos. Pese a ello, este dato no se publicó en un primer momento a la espera de que el mencionado periodista la confirmara por una tercera fuente. Una vez hecho esto, se publicó en la página. Sin embargo, minutos después otro periodista del diario que seguía la operación con la policía en Ceuta llamaba a la redacción para negar que Ahmed estuviera entre los detenidos. Desde aquí se procedía a comprobar estas informaciones contradictorias. Una vez visto que efectivamente su nombre había sido incluido por error entre los arrestados, se procedió a subsanar el error en la noticia y mediante esta nota aclaratoria. ELPAIS.com pide disculpas por la confusión tanto al afectado como a sus lectores.

Alma Cántero dijo...

En El Correo: "Azkuna pide control para que «nadie se forre» con el nuevo San Mamés"

¿Se vestía San Mamés con pieles de oso?
Tal vez sea un guiño erudito la frase del señor alcalde.

el pastor de oaxaca dijo...

alma cántero, lo que quiere decir el alcalde es que el nuevo San Mamés tendrá calefacción y aire acondicionado y no será necesario que el público se ponga el goretex o el visón para ver los partidos de Atlhetic en Segunda.

Que son ustedes unos malpensados de la ostia!

Anónimo dijo...

Pues yo quiero "un forro" para ir a San Mamés, con este frío...

Sinsorgadas dijo...

Adivina el personaje.

Ese pelo, esa frente, es de tendero;
de tendero de comic: Manolito
dispuesto a vender a su amiguito
las sobras de un retal perecedero.

Sabine dijo...

Aquí está Sabine de nuevo, después de su aventura por las Vascongadas. Bonita tierra, gentes amables. La pena es no haber podido utilizar esos modernos cajeros, están tan bien quemados que me ha sido imposible entender el procedimiento a seguir para que me dieran dinero. Sabine no miente. Simplemente recomendar una lectura: "Ensayo sobre la ceguera" de Saramago.
Volviendo a la cotidianeidad, ¡cómo está este País!.¡¡¡¡ Qué Fuerte!!! La verdad es que, el que me da realmente lástima, es ese señor al que llaman Pepiño. ¿Qué será de su vida después de la política? Porque todo tiene su momento... ya le puede durar su jefe. Torres más altas han caido.

Alma Cántero dijo...

Una modesta proposición:

Oyendo(a)Saramago, me estomago.

OdioaSaramago dijo...

Sabine, no llore más y sobre todo no invoque a Saramago. Cuando vaya a Euskolandia lleve cash. Cuando a los niños se les educa en la adoración del fuego y de Marijaia pasa lo que pasa. También, con un poco de suerte, encuentra un cnstitucionalista que le presete dinero para ir a un cajero en la muga.

Rigor Mortis dijo...

Querida Ella: está usted de lo más platónica. O casi. El dilema no es entre maldad o ignorancia. Qué va. Esta pandilla de cretinos del proceso confuso con ignorante y malvados. Ya dejo a otros platónicos más preclaros si son ignorantes porque son malvados, o viceversa. Yo, en esta materia del huevo y de la gallina, soy escéptico.

Entre tanto, mi solidaridad de "no enterado" con José Antonio Pastor, lapidado por el aparato por un lapsus imperdonable de sinceridad, aunque muy humano. Al fin y al cabo, el apestoso aparatchik vizcaíno sólo pretendía cubrirse por el próximo fracaso de el Proceso, cantando la gallina antes de que le pregunten.

Y ya puestos, ¿no es escandaloso que de las cuatro personas, cuatro, oficialmente "que saben" de la marcha del Proceso, a saber, ZP, Rubalcaba, Pepiño y Patxi Nadie -por favor, repriman las sarcásticas risotadas-, haya dos que no pertenecen al Gobierno, y son meros aparatchiks? ¿No es eso, como planteamiento, un desvergonzando secuestro de la cosa pública? En una democracia normal, ¿no deberían estar al tanto de El Proceso también, por lo menos, el Fiscal General, el Presidente del Poder Judicial y el Jefe de la Oposición, dejando fuera a Pepiño y a Nadie? Sugerencias, por favor.

el preceptor egipcio de veleia dijo...

rigor mortis

Es usted un exagerado: ¡mira que pensar que Patxi Nadie es una de las cuatro personas que está en el secreto de la cosa! ¡Qué más quisiera él! Uno menos a dejar fuera.

luigi dijo...

Si Rubalcaba era el que verificaba el asunto y certificó la verificación, verificando lo verificado, cómo es que ahora dice que eta no acredita que deja el terror.

Otro militar en el Blog de Arcadi Espada dijo...

[211] Escrito por: MariscalZhukov - 12 Diciembre 2006 04:28 PM

A mí con Pinochet y Franco, con Castro, Pol Pot y Ceaucescu, con Stalin y todos sus lacayos aquí en España durante la república y fuera de España durante casi medio siglo más, con Hitler, Mengele y Kaltenbrunner, con Beria, Yagoda, Yazov y Dzershinski, con Pepe Díaz y nuestros muchos chicos de las checas de Madrid y Barcelona, con todos ellos me pasa como con una sarta de cretinos mucho más inofensivos de momento. Nunca me divertirá su muerte, siempre jugaré con la deliciosa quimera de que no hubieran nacido.

Louella Parsons dijo...

Acabo de oir en las noticias de Antena 2 (emisora pública portuguesa de música clásica) hablar de "separatistas vascos" refiriéndose a ETA/Batasuna.

el pastor de oaxaca dijo...

Louella Parsons dijo...
Acabo de oir en las noticias de Antena 2 (emisora pública portuguesa de música clásica) hablar de "separatistas vascos" refiriéndose a ETA/Batasuna.

7:08 PM
---------

Desde que mi compadre, el pastor lusitano Viriato, finó de manera ignomisiosa a causa de la traición, esos vecinos atlánticos que tenemos no dan una a derechas. No deberíamos tenérselo muy en cuenta. Seguro que es la influencia nefasta de Saramago, otro que no vota a Madrazo porque no le dejan, que si no...

Carmen de T. dijo...

Louella,

Máxima difusión a esto:

Carta a Louis Arbour, Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, solicitando que Naciones Unidas abandone la expresión “presos políticos vascos”

En España no hay “presos políticos vascos”, sino terroristas de ETA juzgados con todas las garantías que cumplen condena.

“El Sr. Manfred Nowak, Relator Especial contra la Tortura, en su Informe a la Comisión de Derechos Humanos sobre “Derechos Civiles y Políticos, incluidas las cuestiones de la detención y la tortura”, de 21 de marzo de 2006, en la página 63, párrafo 292, al referirse a los presos de ETA y en relación a España, los califica como “presos políticos vascos”.

Nos parece inaceptable que en pleno Siglo XXI todavía existan en Naciones Unidas, personas que, como el Relator del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para la Tortura, desconozca la situación real del Estado que visita y se permita calificar como “presos políticos” a personas que no son sino terroristas.”

Puedes adherirte a la petición firmando la carta a Louis Arbor.

http://www.bastaya.org/www2/doc/CartaComisionDDHH/index.htm

louella parsons dijo...

Pastor: No se lo tendré en cuenta, al fin y al cabo, somos casi hermanos.
¿Sabía usted que el actual PIB de la Comunidad de Madrid es igual al PIB de todo Portugal?

louella parsons dijo...

Carmen de T., está hecho.
Gracias.

lindo gatito dijo...

Amigo Rigor... ¿Aparatchik? ¿Que tienen "chik" el "aparato"? Rumio el significado profundo hasta la esclarecedora intervención de Tierno Piolín, que en estos días de forzado ayuno internauta le he echado de menos (como a todos los demás, que nadie tenga la menor pelusilla).

En cuanto a sus dudas con respecto al huevo y la gallina, a mí me resultaron esclarecedoreas, en su día, las palabras de Alan Watts: "La gallina es el medio del que se vale el huevo para convertirse en otros huevos"

Y si aparece Julia por aquí, sepa, querida amiga, que su oferta joyera de Stanley Donen me ha conmovido hasta el calcañar. No sé... deberíamos organizar algún día un simposio de argonautas, con el Capitán a la cabeza, en algún templo del buen yantar (me sé yo una sidrería en la Calle Gascona, corazón carballón de pura cepa, que no hubiera desdeñado el propio Lúculo)

Ella dijo...

Ay, rigor mortis, que digo yo que si dejamos fuera a Pepiño y a Nadie, fíjese lo que nos queda: el verificador y el iluminado. O sea, que mientras no podamos dejar fuera a los cuatro, cuantos más estén el la cosa (se olvida usted del próximo nobel de la paz, según propuesta de Miguel Buen, el insustituible Eguiguren)mejor que estén muchos, porque así, peleando entre ellos el protagonismo, están más distraidos y tienen menos tiempo para perjudicarnos a todos.

Y gracias por lo de platónica. Tiene usted razón, como me conoce: lo mío es platónico. Pero no es por mi culpa...

qtyop dijo...

louella parsons dijo...

En El Correo: "Azkuna pide control para que «nadie se forre» con el nuevo San Mamés"

Es increíble con qué naturalidad se da por hecho que si no hay control, hay comisión.
----------------

Lo increíble es la naturalidad con la que se presupone que control es impedir que alguien
[un prójimo, se entiende] 'se forre'. Y es que ya se sabe, forrarse es verbo defectivo:
no se conjuga en primera persona ---ni plural ni singular---. Precisamente por eso,
resulta siempre una actividad sospechosa.

Del control de legalidad al control de forralidad.

julia dijo...

La copia es suya, Lindo Gatito, en persona o por el correo del Zar. No es mala la idea del simposio, al contrario, a ver qué dice el capitán. Un abrazo.

Qtyop, apúntese, hombre. Me alegro mucho de verle. Otro abrazo para usted y saludos para todos.

Jokin dijo...

Mmmm, Lindo Gatito y Julia... ciertamente no es mala idea eso del simposio. Aunque eso trastocaría un poco el sentido metafórico que veníamos manejando en el blog. Ya no seríamos los Orfeo, Heracles, Asterión, Polifemo, Íficlo, Admeto, Álope y así hasta los 54 argonautas que según el relato de Apolonio de Rodas partieron a la Cólquide en busca del vellocino de oro -además del Capitán Jasón, claro está-.

Seríamos, más bien, los Alcibíades, Aristófanes, Erixímaco, Fedro y el resto de partícipes del simposio socrático que Platón narra en "El banquete". Este paralelo tampoco estaría mal, ya en los diálogos una de las funciones de Sócrates es la de gai-jartzaile o ponedor de temas de discusión, precisamente la que hace nuestro Capitán cada mañana.

Propongo que en ese banquete fluya el vino, favorecedor de la charla, y levantándonos, por turnos, expongamos cada uno solemnemente y por medio del 'lógos', nuestras dianoias en torno a cuestiones trascendentales como, no ya la naturaleza del amor, sino de la pazzz, la amistazzz, la libertazzz, la lealtazzz, el proceso y su discurrir, la Alianza de las Civilizaciones y las mesas paralelas, perpendiculares o concomitantes.

Un saludo,

Jokin