16 octubre, 2006


Rosa Díez en www.bastaya.org
16 de Octubre de 2006


No seré cómplice


Entrevista a José Antonio Pastor, Portavoz parlamentario del PSE y Secretario General del PSE en Vizcaya. Gara, 5/02/2006.


- Pregunta.- El Comité Nacional de este sábado abordaba que si va a haber medidas de flexibilización en la situación de los presos, que se consulte a las víctimas...

- Respuesta.- Es una reflexión que aparece en uno de los documentos de trabajo. La situación política vasca tiene dos momentos importantes. El momento en que se puede iniciar el proceso de paz, pero evidentemente hay un día después. Y ese día después, ese proceso de reconciliación que no a a ser fácil, necesita del concurso de las más de mil víctimas del terrorismo y necesita también de ejercicios de generosidad y de flexibilidad por parte de todos. Hay que entender el criterio de las víctimas, que básicamente piden que se les reconozca el daño causado y se les pida perdón, pero por otra parte también hay que pedirles una cierta dosis de generosidad, en ambos sectores, que si se quiere los personalizamos en las víctimas y en los presos de la banda terrorista ETA que, de una forma u otra, en función de las circunstancias de cada uno y a lo largo del tiempo, deberán de ir reintegrándose con cierta normalidad a la vida política. Claro, es muy dificil conjugar dos mundos que han estado tan apartados y en el que unos han sido víctimas y otros básicamente verdugos, y eso va a exigir muchas dosis de dioplomacia, generosidad, mabni izquierda y sentido común. Es cierto que a las víctimas hay que escucharlas y tenerlas en cuenta a la hora de plicar estas políticas, pero no pueden convertirse en un agente político activo en un proceso de paz; no lo han sido en ningún proceso del mundo.

Entrevista de Patxi López en el Correo, 15/10/2006.

"...También digo que si vamos a los planteamientos máximos es difícil que lleguemos a un acuerdo. El País Vasco hay que definirlo entre todos, no unos contra otros, y eso implica entender parte de las razones del adversario y buscar un denominador común." (Está hablando de lo que habrá que discutir en la mesa extraparlamentaria sobre el futuro modelo político con la que denomina izquierda abertzale, o sea, con Batasuna-ETA. Está pues hablando de "las razones" de ETA, a quien denomina "adversario" y con quien cree que hay que llegar a un "denominador común". No concreta a qué habrá de renunciar la democracia para llegar a un punto de encuentro con el totalitarismo.)

"... Pedir 96 años por dos artículos" (está hablando de la rebaja del fiscal en la petición de pena al asesino múltiple de Juana Chaos, acusado de amenazas de muerte directas y personales contra funcionarios de prisiones y miembros de la judicatura) "creo que a todo el mundo puede parecerle excesivo." Dos artículos. Así se le llama ahora a las amenazas de muerte firmadas por de Juana Chaos. Particular forma de entender la libertad de expresión. Quizá haga escuela.: "Sólo decía que quería matarles... expresa una opinión"...)

-------------------------------------
La primera entrevista citada motivó mi artículo titulado "Carta abierta al Presidente del Gobierno", publicado en El Mundo el 19/02/2006. En él llamaba la atención del Presidente Zapatero sobre esas declaraciones y sobre dos conceptos contenidos en el documento aprobado en el Comité Nacional.-- máximo órgano del PSE--, en el que se denominaba a los verdugos como "aquellos que la justicia determinó que eran los asesinos", mientras que las víctimas pasaban a ser "quienes tienen la consideración de víctimas".

Le decía que había cosas que no necesitaban de comentarios adicionales. Que no estábamos ante un debate teórico o táctico. Y que las cosas dichas suponían de hecho equiparar a víctimas con verdugos. Que resultaba desolador e inaceptableque un dirigente del Partido Socialista hablara de "dos mundos que han estado tan apartados", como si ambos fueran igualmente responsables de la situación, como si las víctimas hubieran llegado a serlo por un problema de incompatibilidad política o personal con sus verdugos... ¡Qué más hubieran querido las víctimas todas que estar verdaderamente separadas de sus verdugos, de su pistola apoyada en el ojo o en la nuca, del coche bomba que estalló a su paso...

Ese artículo finalizaba pidiendo amparo al Presidente del Gobierno ante lo que se veía venir:

"...he comprendido Presidente que si nosotros callamos, los que defienden la ignominia y la rendición desde las filas de nuestro propio partido siguen avanzando. Por eso he decidido enviarte esta carta. Presidente, durante treinta años de nuestra vida, ante cada muerto, ante cada viuda, ante cada madre, nos hemos prometido memoria, dignidad y justicia. Presidente, vamos a cumplir nuestra palabra. No vamos a estar callados. No vamos a permitir, sin hacer oir nuestra voz, que se construya un escenario en el que nuestros propios compañeros traicionen lo más sagrado. No nos han matado para esto. No nos han perseguido para esto. Tenemos hijos, Presidente. Durante toda su infancia hemos tenido que quitarles, día a día, el miedo. No vamos a permitir que en ellos se repita nuestra historia. Por eso, Presidente, no nos vamos a callar.

Presidente, hay cosas que sólo tú puedes hacer. O evitar que se hagan. Creo que ha llegado el tiempo de decírtelo.
Un abrazo. Rosa Díez."
-----------------

Todo lo que hacemos en la vida tiene consecuencias; y el artículo las tuvo. En el PSOE no pasó nada. Los dirigentes del PSE siguieron actuando y hablando en el mismo tono, desde las mismas premisas, con el mismo relativismo, sin ningún tipo de prejuicio. López reconoció como "interlocutor político imprescindible" a Batasuna y se reunió con ellos-- tras obtener el aval público del Presidente-- en un céntrico hotel de San Sebastián. Atrás quedaron todas las declaraciones de distintos dirigentes del PSOE y/o del Gobierno diciendo que "nunca se reunirían con Batasuna mientras ésta no fuera legal". El Presidente decidió dar por verificado el "alto el fuego permanente" y se lo contó a los periodistas en una sala del Congreso de Diputados. Los socialistas decicieron llevar el "proceso de paz" al Parlamenteo Europeo, convirtiendo así a ETA en agente político, interlocutor del Gobierno en la mesa de negociación. Los socialistas siguieron adelante en la constitución de una mesa extraparlamentaria, en la que discutirán el "nuevo marco político" para el País Vasco. Y ya como colofón-- más que nada por no cansarles, hay muchas otras cosas destacables en estos meses-- el Secretario General del PSE nos anuncia que para que se produzca ese acuerdo histórico para "acabar con cuarenta años de violencia" hay que "entender parte de las razones del adversario". Y llama a las amenazas directas de muerte pronunciadas por de Juana Chaos "dos artículos".

¿Consecuencias? Sí; a mí me cesaron como miembro de la Comisión de Libertades Públicas del Parlamento Europeo. Entonces creí que esa decisión se tomo principalmente por razones personales, aprovechando una coyuntura favorable. Hoy, a la vista de todo lo ueha venido ocurriendo, ya no lo creo así.

Un partido político es mucho más que sus dirigentes. Ser miembro del Partido Socialista es formar parte de un colectivo humano heredero de una historia centenaria de lucha por la libertad, la igualdad y justicia. Soy militante del PSOE. Pero me declaro insumisa ante la política que mi partido lleva a cabo en relación con lo que ha pasado a denominarse "proceso de paz". Apelo a mi libertad de conciencia. Soy socialista; no seré cómplice. El silencio lo es.
---------------------------------
-
A los madrileños les vale cualquier cosa
--
Rafael Simancas:
--
"Bono era una opción, pero tenemos más y mejores."
-
¡Qué raros son! ¿Por qué no pondrán al mejor candidato desde el principio?
-
Eso mismo se preguntaban los invitados a las bodas de Caná respecto al vino que sacaron al final de la comida. Pero es que el personal desconoce la lógica narrativa de los hechos milagrosos.
------------------

15 comentarios:

MariscalZhukov dijo...

Hace muy bien este tal Pastor en pedir generosidad a los miembros de la banda.

Hay que entender el criterio de las víctimas, que básicamente piden que se les reconozca el daño causado y se les pida perdón, pero por otra parte también hay que pedirles una cierta dosis de generosidad, en ambos sectores, que si se quiere los personalizamos en las víctimas y en los presos de la banda terrorista ETA que, de una forma u otra, en función de las circunstancias de cada uno y a lo largo del tiempo, deberán de ir reintegrándose con cierta normalidad a la vida política.

-------------------------------
En realidad, a estas horas y sin haberme puesto todavía los galones, lo que me pide el cuerpo es cagarme en los muertos de ese miserable del PSE y todos sus cómplices.

De momento, eso.

julia dijo...

Buenos días. Después de leer a Simancas no he podido evitar acordarme de aquello "Si ellos tienen ONU, nosotros tenemos DOS". Ya sé, ya, que no es lo mismo, pero me he acordado.

Estupenda Rosa Díez. Estaba oyendo ahora a Carlos Herrera hablar sobre lo de Juana Chaos. Dentro de nada dirán que está en la cárcel por delitos de opinión, decía.

Gorkataplines, gracias por la información. Conozco los dos kioskos, voy a menudo a Llanes. Tomo nota para no volver a comprar en uno de ellos.

El hombre tranquilo dijo...

Artículo de Arturo Pérez Reverte en El Semanal (15/10/2006)

La guerra civil que perdió Bambi

En mi familia perdieron la guerra. Mi padre hizo poco para ganarla, pues la pasó en artillería antiaérea, jugando al ajedrez entre bombardeo y bombardeo. Pero mi tío Lorenzo, que se alistó con dieciséis años y volvió de sargento y con agujero de bala a los diecinueve, se comió el Ebro y Belchite. Quiero decir con eso que, por nacer doce años después de la guerra, tuve información oral fresca: combates, represión, cárceles, paseos a manos de milicianos o falangistas, y cosas así. Soy de Cartagena, donde la cosa estuvo cruda. Tuve además, como casi todos los españoles, a parientes en ambos bandos; y allí lucharon y también fueron fusilados por unos y otros, en aquella macabra lotería que fue España.

Poseo, por tanto, elementos casi de primera mano sobre esa parte de la memoria que ahora tanto agitan. Y nunca me tragué lo de buenos y malos: ni cuando niño las hordas rojas, ni de mayor los fascistas de fijador, brillantina y correaje. Tuvimos de unos y otros, naturalmente. Y a la guerra siguió una dictadura infame, ajena a la caridad. Pero hay un par de puntualizaciones necesarias. Una es que, españoles todos, llenos de los rencores, las envidias y la mala baba de la estirpe, canallas y asesinos lo fuimos en los dos bandos. Otra, que casi todos se vieron envueltos en aquello muy a su pesar; y que, entusiastas y héroes aparte –a ambos lados los hubo con igual coraje y motivos–, la mayor parte estuvo en las trincheras de modo aleatorio, según donde tocó. La prueba es que hubo más deserciones –pasarse, decían– por volver al pueblo con la familia, que por ideología nacional o republicana.

Por eso estoy hasta los cojones de que me vendan burros teñidos de azabache. Si de pequeño no creí lo de la Cruzada y la espada más limpia de Occidente, no pretenderán que me trague ahora lo del pueblo en armas en plan Bambi: aquí la buena gente proletaria, y allí espadones y señoritos. Mi padre y mi tío, verbigracia, eran chicos de buena familia, pero defendían a la República. Entre otras cosas, porque el pueblo eran muchos pueblos y muchos hijos de vecino, y cada cual, según le iba o donde caía, era de su padre y de su madre. Por mucho que, a falta de argumentos actuales, de inteligencia política, de cultura, de ideas claras y de otra cosa que no sea el hoy trinco votos y mañana veremos, ciertos habituales de los telediarios estén empeñados en ganar por la cara, setenta años después, las guerras que perdieron sus abuelos, o los míos. Y no sé hasta qué punto la demagogia y el fraude calarán en jóvenes a quienes eso queda muy lejos; pero ya empiezo a estar harto de tanto bocazas y tanto cuento chino. Una cosa es que aquellos a cuyos parientes fusilaron por rojos puedan, al fin, hacer lo que hicieron otros en los años cuarenta: honrar los huesos de sus muertos. Otra, que se falsee la Historia para reventar al adversario político de ahora mismo, suplantando la realidad con camelos como aquel grotesco Libertarias que rodó hace años Vicente Aranda, poblado de angelicales milicianos. Por ejemplo.

Así que ya está bien de mezclar churras con merinas. Tengo verdaderas ganas de oír, en boca de estos cantamañanas aficionados no a desenterrar muertos, sino rencores, que el franquismo sometió a España a una represión brutal, cierto; pero que, de haber ganado la República, sus fosas comunes también habrían sido numerosas. Que ya lo fueron, por cierto, aunque ahora se cargue todo en la ambigua cuenta de los incontrolados. Y no digamos si hubieran vencido los tipos duros del partido comunista, entonces férreamente sujeto al padrecito Stalin; pregúntenselo a don Santiago Carrillo, que de ajustes de cuentas con derechas e izquierdas sabe un rato. Y en cuanto a los nacionalismos radicales –esos miserables paletos que tanta manteca han sacado de la guerra civil, y la siguen sacado–, sería útil recordarles que al presidente Companys, por ejemplo, cualquier gobierno izquierdista fuerte y consecuente lo habría fusilado también, acabada la guerra, por traidor a la República, a la Constitución y al Estatuto. Y del pueblo vasco que acudió a defender la libertad, curas incluidos, como un solo gudari y como una sola gudara, podemos hablar despacio otro día, porque hoy se me acaba la página. Incluidos los tercios de requetés donde se alistaron de abuelos a nietos apellidados Iturriaga, Onaindía, Beascoechea, Elejabeitia, Orueta o Zubiría; a quienes ni siquiera Javier Arzalluz –la jubilación más aplaudida de la historia reciente de España– podría llamar españoles maketos de mierda.

luigi dijo...

Y este Pastor, ¿tiene algún plan para la reintegración de las víctimas en la vida política?, como supongo que se refiere a los supervivientes y a los familiares ¿es que no estaban integrados en la vida política?¿dónde estaban según él?, los asesinados no podrán hacerlo, seguro.

Deseando estoy que López nos cuente en qué tenían razón los asesinos.

Explicador dijo...

Hay una explicación para la aparente tontería de Simancas: Cuando hablaba con Pepiño y le preguntó: "A quien ponemos?", Simancas respondió: "Poned al bueno, poned al bueno".
Luego ya se sabe lo que pasa con la cobertura de los móviles. Pepe entendió: "Poned al Bono, poned al Bono" y ahí se lió la madeja.

Tierno Piolín dijo...

Lindo Gatito, al ver el comienzo de la campaña catalana, me viene a la cabeza una definición etimológica de Cataluña, que, en ciento modo, le afecta:

Cat= gato en inglés
A l'uña= construcción análoga a "a l'ast" (Pollo), "a la llauna" (Bacalao)

Lo que podría traducirse por "gatos de uñas" o "gatos a zarpazos", si queremos dotar a la exprsión de sobrecarga enfática.

¿Alguna explicación alternativa, mi inteligente felino?

Ella dijo...

En esto de los candidatos los socialistas madrileños empiezan a parecerse a Grucho, eso que Santiago suele citar: Aquí están mis principios; pero si no le gustan, tengo otros.

Son unos fantasmas que no tienen ni el más mínimo respeto por la gente. No es sólo que se esté notando hasta la saciedad que no tienen candidato, que el partido funciona manu-militari, que la ejecutiva de Madrid no pinta nada...Es que además salen a hacer el ridículo; deben de creer que puesto que a ellos nadie les tiene respeto- puede que les tengan miedo, por eso de que el que se mueve no sale en la foto- también pueden faltarle al respeto al conjunto de los ciudadanos. Y sale Simancas a decir bobadas. Mejor calladito. Mucho más guapo. No es fácil hacer más el ridículo que lo que lo están haciendo.

María dijo...

Tengan en cuenta que para decir todo esto tienen trabajando a los intelectuales orgánicos como Pepe Blanco que ha descubierto que se puede distinguir entre lo urgente y lo importante y "básicamente" las víctimas no son ni lo uno ni lo otro.

Jokin dijo...

¿Y qué quería decir Pastor con eso de "básicamente verdugos" en vez de "verdugos" a secas? No estaría de más que nos lo explicara.

Por cierto, D. Santiago, estos malabarismos dialécticos de Pastor y López, en declaraciones al Gara, me dan pie a comentar una de las grandes buenas noticias que hemos tenido en las librerías este año: el "Alemania: Jekyll & Hyde", de nuestro comúnmente admirado Sebastian Haffner. Creo que este libro se nos había quedado en el tintero.

Sólo dos citas, que cada cual podrá paralelizar con la presente situación como mejor guste:

"Brüning y Papen, los dos últimos Jefes de Estado de centro, intentaron jugar con los nazis a un juego táctico que sólo demostró lo carentes de instinto que ambos eran. Porque con gente que no se atiene a las reglas del juego no puede uno andar jugando sin caer en la simple y llana idiotez."

Y, ahora que en el debate político "mesa" se ha convertido en una palabra alada:

"Es trágico que los hombres de estado europeos no hayan reconocido instintivamente y a su debido tiempo este peligro [el peligro de que con Hitler no valen los parches provisionales]. Desde el primer día tras su toma de poder, este hombre fue, de jure y de facto, en todo punto diplomáticamente reconocido, y se sentó a negociar de igual a igual en MESAS [mayúsculas mías] con gente cuyo primer deber habría tenido que ser encerrarle. Ahora nos encontramos en medio de la catástrofe. Lo único que podemos hacer para salvarnos es trabar a Hitler del cuello, vivo o muerto".

Estas palabras fueron ecritas y publicadas en Gran Bretaña por un alemán ario en 1940.

Un saludo,

Jokin

Lindo gatito dijo...

Mi muy estimado ‘Tierno Piolín’, sus pesquisas semánticas no andan lejos de la realidad porque tienen relación, en alguna manera, con el origen de la palabra “Cataluña”.
Hemos de remontarnos, nada menos, que al desembarco en la Emporidae romano-ibérica (la actual Ampurias) de Cneo Cornelio Escipión ( cuyo hermano Publio sería el llamado “El Africano”) para vigilar la intendencia de la que se nutría Aníbal, que le había dado la manía de los elefantes como monturas de guerra, pese a la poca manejabilidad de dichos animales y a pesar de que, en el fragor de las batallas, los bichos se encalabrinaban de puro terror y hacían verdaderas masacres entre los propios cartagineses que morían aplastados por las patazas del las empavorecidas bestias.
Los habitantes de Ampurias advirtieron enseguida una peculiar manía del general romano quien, sin duda nervioso por sus responsabilidades, se mordía las uñas con tenacidad… y cuando se le habían agotado las posibilidades roedoras con las propias, se hacía traer a un esclavo que se sometía dócil y pacientemente al mordisqueo del Cónsul.
Tal costumbre caló hondo en las gentes sencillas de la colonia y, tal vez por un afán de emulación de las clases más elevadas, el caso es que pudo verse cómo se convertía en rutina el vicio solitario de “catarse las uñas”, como se le decía entonces.
En los alrededores de Montserrat (nombre derivado de una muchacha de vida alegre, Montse, que suministraba su industria por aquellos aledaños y a quien a pesar de que todo el mundo le decía lo “errada” que era su vida, muchos de sus severos admonitores no tuvieron el menor problema en regalarse con los favores de la chica), en excavaciones arqueológicas (“Arqueos lógicos”, según nuestro Presidente) se han encontrado incluso vasijas decoradas con trocitos de queratina en forma de media luna, procedentes sin duda de las uñas de los artesanos.
Esa tradición cayó en el olvido hasta que fue rescatada por Ramón Berenguer IV, que la extendió a todas sus posesiones, incluyendo el Rosellón y las Baleares.
La relación con su acertada visión etimológica, ‘Tierno Piolín’, viene precisamente del hecho de que mientras Ramón (por cierto: de él viene también el término “ramonear”, o sea; “mordisquear las ramas”) se mordía sus poco cuidadas pezuñas, pensativo, acariciaba en su regazo a un gato un poco fierecilla, famoso por soltar zarpazos inopinados a todo pelota que se le acercaba al príncipe con falsos halagos hacia la prestancia del felino, amagando caricias que eran repelidas al instante.
De modo que ahí tiene usted todo el misterio, mi apreciado amigo: “Cata la Uña” ha devenido en la actual Nació, en la que muchos de sus lugareños, por una buena cantidad de motivos, están volviendo a recuperar la ancestral práctica de roerse el extremo coriáceo de los dedos.

.................................................................................................................

Fuentes consultadas:

- Origen e Historia de la Cataluña Universal, de Martí Petofort (uno de los Setze Jutges )
- Sobre la ungulación de las especies, de Carles Darwin Sobreagut (Hijo natural que el famoso naturalista tuvo con una florista de la Ramblas)

Ella dijo...

Jokin, gracias por las citas y por el libro que recomienda. Tiene razón, se nos había pasado. Las citas no podían estar mejor elegidas y resultar más adecuadas al presente momento político.

louella parsons dijo...

Don Santiago:

leo las declaraciones de López y le aseguro que, aunque siempre he creído que la claudicación ante ETA estaba firmada hace tiempo, no me imaginaba que la forma de ir trasladándola a la sociedad iba a ser tan descarada y obscena.

Estos políticos, ya desprovistos de cualquier principio moral, regirán nuestro destino político en los próximos tiempos. Junto a los asesinos.

¿Nos queda alguna oportunidad para evitarlo?

Yo creo que no.

Gorkataplines dijo...

Louella.

Va a ser tan obscena como lo permita la sociedad.

Ellos van pasito a pasito, para que no se note mucho, y van sondeando la respuesta de la sociedad, especialmente de los suyos, de sus votantes. Y si ven que la cosa cuela, que los suyos tragan, pues dan otro pasito, y si ven que la cosa escuece mucho, pues paran un poco y sus anestesistas, que tienen una legión, siguen anestesiando mañana, tarde y noche y por tierra, mar y aire, y vendiendo el producto, que no es otro que lo blanco es negro y que dos y dos son cinco, (1984 de Orwell en estado puro) y así en diferentes etapas, poco a poco, pero sabiendo a donde van y sin dar un paso atrás. Esto lo han copiado de los ancionalistas.

Para cuando nos damos cuenta, Otegui se ha convertido en un hombre de paz, los de las pistolas pasan, de momento, a ser "básicamente verdugos", para "acabar con cuarenta años de violencia" hay que "entender parte de las razones del adversario" y se llama a las amenazas directas de muerte de De Juana Chaos, "artículos".

Lo que traguemos, así de obsceno va a ser "el proceso" y parece que los españoles tenemos más tragaderas que Gargantua, estamos en alerta roja y la gente preocupada por el Real Madrid.

Esto es lo que hay.

louella parsons dijo...

gorkataplines:

pasito a pasito, los que nos oponemos a esta claudicación seremos marginados y silenciados y, como dice un amigo mío, terminaremos siendo como "Los otros", invisibles en una sociedad que ha tragado sin rechistar la inmundicia de sus gobernantes.

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Rico vinillo, por cierto,
el que servís en Caná...
Pero no ha sido un acierto
el sacarlo cuando está
acabando la comida:
Y es que la buena bebida
se ha de sacar lo primero...
Luego, la gente se cuece
y ya, con lengua de cuero,
no se hace aprecio del gasto,
que lo mismo le parece
lo más fino y lo más basto.

Pues, con lo del Candidato
por Madrid...es parecido:
Aunque resulte elegido
San Isidro Labrador...
yendo de segundo plato,
es caballo perdedor
y le harán pagar el pato.

Un saludo, don Santiago