26 septiembre, 2006


--
--
Caja de herramientas

Santiago González
-
Era una tradición, mi señor Zapatero, que en todos los mítines de Batasuna se produjera la presencia simbólica de ETA. Uno o dos encapuchados subían al escenario y daban fuego a una bandera española. Todos suponíamos que al bajar de la 'performance' se quitaban la capucha y se sentaban entre el público como batasunos sin graduación. Probablemente lo eran.
--
Lo del sábado, en cambio, fue otra cosa. Una organización ilegal convocó un acto ilegal, como dijo Otegi del mitin de Anoeta. Allí parafraseó la intervención de Arafat en 1974 ante la ONU: "la izquierda abertzale viene con una rama de olivo en la mano. Que nadie deje que caiga al suelo." Aquel fue, presidente, el momento fundacional de lo que ustedes llaman el proceso de paz. En su día me llamó la atención la elipsis de Otegi, que no dijese lo que tenía la izquierda abertzale en la otra mano. Cabía deducirlo de la frase original, la del 'rais': "y el fusil de combatiente de la libertad en la otra". El líder palestino hablaba en metáfora. Pero el trío invitado a Aritxulegi no entiende las sutilezas del lenguaje figurado y se presentaron con armas de guerra. Desde el sábado ya sabemos lo que lleva la izquierda abertzale en la otra mano: un fusil de asalto g-3.
--
La cuestión, presidente, ya no es que sea el sexto comunicado de ETA tras la tregua, cada uno más amenazante que el anterior, hasta llegar a éste. Tampoco que hayan trasplantado al comunicado casi exactamente la letra de la primera estrofa del 'Eusko gudariak': "gerturik daukagu odola/ bere aldez emateko". No se fíe, presidente. Afirman que tienen su sangre lista, pero en realidad amenazan con verter la ajena. El asunto es que, por primera vez, la presencia de ETA no ha sido simbólica. No eran sólo unos encapuchados leyendo un comunicado. Eran un comando terrorista, bastaba fijarse en sus herramientas.
--
El mitin fue, en consecuencia, un acto terrorista con todas las de la Ley, si me perdona la aparente paradoja. Los fusileros leyeron su amenaza, hicieron unos disparos y se fueron. ¿Un acto de consumo interno? Aviso concluyente a navegantes, que no es lo mismo. El sábado, ETA escenificó un acto de ruptura de eso que llaman 'el proceso' y, de paso, se hacía con el protagonismo absoluto de la noticia el domingo. Ni siquiera el Alderdi Eguna pudo competir con ETA, ni su presentación del candidato Montilla. Ya le tenía yo advertido en una carta de hace tiempo que negociar con terroristas tiene estas cosas: que la iniciativa cambia de manos en los primeros compases.
--
Veremos dentro de poco si ETA cierra lo que ellos llaman "el proceso democrático", pero hay algo que ya está claro: el resultado de este proceso no va a ser lo que se aprobó en el Congreso en mayo de 2005: el fin del terrorismo sin contrapartidas políticas a cambio.Esto tiene mala pinta, qué quiere que le diga.

21 comentarios:

julia dijo...

"El mitin fue, en consecuencia, un acto terrorista con todas las de la Ley, si me perdona la aparente paradoja."

Gracias, D. Santiago, por llamar a las cosas por su nombre. Buenos días.

Anónimo dijo...

Ahora vendrán días con declaraciones 'duras' y 'firmes' del Psoe, hasta que se vaya olvidando el incidente para después volver con lo de 'no cerraremos ninguna puerta', etc. Como no hay memoria inmediata, les funcionará.

louella parsons dijo...

"Una manu sua faciebat opus altera teneba gladium"

Si el Estado baja la guardia, no será posible defender nuestra "fortificación".

louella parsons dijo...

corrección: "et" entre opus y altera;
"tenebat"

(las prisas)

negrito del africa tropical que cultivando cantaba el canto del loco dijo...

El usuario anónimo dijo...
Ahora vendrán días con declaraciones 'duras' y 'firmes' del Psoe, hasta que se vaya olvidando el incidente para después volver con lo de 'no cerraremos ninguna puerta', etc. Como no hay memoria inmediata, les funcionará.
-----
¿Declaraciones duras, dice? Ya, le van a dejar a Iñaki de Juana sin postre mientras dure la huelga de hambre, aunque luego le compensarán por ello.

Vuelva a leer El País de hoy. Titular a cuatro columnas:

El Gobierno advierte a ETA de que el terrorismo callejero bloquea el proceso.

Ese podía ser el titular válido para el 22 de abril, el día que le quemaron el negocio a un concejal de UPN en Barañain. Hoy ya no. Cuando un comando de ETA ha hecho una exbición de armamento en público el Gobierno no puede salir tirando a ETA de las orejas por la kale borroka. Llega tarde. Hoy ya estamos jugando en otra liga, pero el Gobierno no ha llegado todavía al partido.

Vuelvo a El País de hoy:

"El Ejecutivo sitúa tanto el acto de Oiartzun como el rebrote de la kale borroka -que tiene un fuerte componente de protesta por la situación de los presos etarras- en la línea anunciada por ETA en su comunicado del 18 de agosto, y secundada por los portavoces de Batasuna, de presionarle para que ceda en el proceso".

Y ahora hago un flash back y me marcho a El Pais del 17 de septiembre:

"El reciente rebrote de la kale borroka (terrorismo callejero) en el País Vasco no tiene como objetivo presionar sobre el proceso de paz, sino protestar por la situación del militante de ETA, Iñaki de Juana".


¿En qué quedamos? Lo más cojonudo es que el firmante de los dos textos es la misma persona.

Ella dijo...

Quedamos en que hay que decirlo todo para que el consumidor escoja en función de su estado de ánimo o de sus simpatías por una u otra versión. Quedamos en que hay que dar vesiones de los hechos, en vez de contar la realidad. Aunque ésta a veces se les cuela, como en el editorial de El País de hace dos días (el domingo, concretamente) en el que el editorialista nos contaba que no era cierto lo que decían los terroristas de que el ejecutivo no había cedido, que había cedido manteniendo las reuniones a pesar del rebrote de la kale borroka y reuniéndose el López con Batasuna-- con el consentimiento del Gobierno,decía el editorial--, a pesar de que ésta seguía siendo una organización ilegal... Busquen el editorial. Merece la pena.

Asi que quedamos en eso: a gusto del consumidor. Es lo que pasa cuando tienes unos gobernantes sin ningún tipo de límite ni prejuicio: que vale todo.

Memoriosa dijo...

Negrito, completamente identificada. ¿Que le pasa a Luis R. Aizpeolea? Antes era un buen periodista.

Hemeroteco dijo...

Ella, va por usted:


EDITORIAL
A los seis meses
EL PAÍS - Opinión - 24-09-2006

Transcurrido medio año desde el inicio del alto el fuego permanente de ETA, es esa permanencia la que parece estar en el aire, pese al optimismo del Gobierno, que considera que la decisión de abandono de las armas es irreversible. Las noticias contradictorias de los últimos días son un reflejo de las ambigüedades de un proceso que parte de interpretaciones diferentes de su significado: proceso pactado de paz, para el Gobierno; de cambio del marco político, para ETA y Batasuna.

Como ilustra el caso irlandés, una cierta ambigüedad suele ser componente inevitable del arranque de este tipo de iniciativas; pero a medida que se ha ido acercando el momento de adoptar decisiones comprometidas, los equívocos han quedado al descubierto. A fin de evitar vacíos peligrosos, el Gobierno ha tratado de acelerar un acuerdo con ETA que oficializara el carácter irreversible de su abandono de la violencia, paso previo para cualquier otro movimiento, según la resolución del Congreso; pero ETA ha interpretado esa voluntad como un intento de atrasar indefinidamente la negociación política (la Mesa de partidos), y ambas cosas han llevado a un aparente bloqueo.

Al mismo tiempo, Batasuna, al parecer presionada por unas bases que se habían creído al pie de la letra el discurso triunfalista de sus líderes, parece haber dado marcha atrás en su disposición a presentar unos nuevos estatutos, de acuerdo con la Ley de Partidos, para recobrar la legalidad. En las últimas semanas, ambas cuestiones, la exigencia de ETA sobre la mesa de partidos y la de la legalización, han convergido en una: Batasuna plantea que se reúna ya (o se acuerde reunir) una mesa "sin exclusiones", es decir, con su presencia en ella: sería una forma de legalización de hecho a través de su reconocimiento como interlocutor aceptado por los demás partidos. La convocatoria de ese foro sin la previa comprobación de que la retirada de ETA es definitiva sería el trofeo de Batasuna ante sus bases: la demostración de que había quebrado la lógica de la resolución del Congreso e impuesto su concepción del proceso.

Batasuna lleva semanas transmitiendo (en sus contactos con otros partidos y en declaraciones públicas) dos mensajes: que ellos ya han cumplido al conseguir el alto el fuego permanente, mientras que la otra parte se ha instalado en el inmovilismo: ni fin de las detenciones, ni paralización de los juicios, ni legalización, ni mesa de partidos; y que si esto no cambia, ETA podría replantearse el alto el fuego. Aparte de que son dos mensajes contradictorios, es falso que el Gobierno y el PSOE no hayan realizado concesiones: Zapatero dio por verificado el alto el fuego pese a las cartas de extorsión, y aceptó respetar la decisión de los vascos, si bien en el marco de la legalidad; y Patxi López se entrevistó con Otegi, a modo de reconocimiento de una Batasuna ilegal como interlocutor necesario.

La amenaza del último comunicado de ETA y la negativa de Batasuna a seguir la vía de la Ley de partidos suponen un paso atrás respecto a lo que parecía establecido: que una Batasuna refundada y respetuosa con las reglas de juego asumía todo el protagonismo político (en la linea del discurso de Otegi en Anoeta), y que ETA se limitaba a pactar los términos de su retirada.

No puede haber una negociación política tutelada por una banda armada, y de ahí que en los últimos días se haya planteado la cuestión de si en estas condiciones (en pleno rebrote de la violencia callejera) era posible mantener el encuentro con ETA anunciado por Zapatero. La posición del Gobierno parece ser la de que el propio encuentro permitirá clarificar la posición de ETA y desbloquear el proceso. Y ello porque cree contar con datos de que ETA no tiene alternativa al abandono pactado de las armas, y de que la decisión de no volver a matar ya está tomada, aunque no la de su autodisolución. Sólo el tiempo demostrará el fundamento de esa convicción, aunque es cierto que sectores nacionalistas llevan meses sosteniendo lo mismo y añadiendo que una decisión rupturista de ETA no sería hoy seguida sin rechistar (como en el pasado) por una Batasuna que se vería condenada a la ilegalidad permanente. Sea o no así, es cierto que en estos seis meses no ha habido atentados personales y tampoco contra bienes de empresarios sometidos a extorsión, como los registrados en vísperas del alto el fuego. Y que cada día que pasa sin atentados es más improbable su regreso, una vez que se ha instalado en la sociedad vasca la idea de que el ciclo de la violencia ha terminado.

Para deslegitimar las pretensiones impositivas que todavía separan el alto el fuego de la disolución de ETA es decisivo ahora el papel del nacionalismo democrático. El PNV de Imaz viene manteniendo que primero es la paz y luego la negociación política, y que el acuerdo que resulte tendrá que ser inclusivo de la pluralidad vasca. Postura bien diferente de la defendida hace dos días por Ibarretxe en el debate sobre política general: volvió a mezclar confusamente paz con aceptación de su programa soberanista y a plantear extrañas propuestas que eximan a Batasuna de acatar la legalidad como los demás partidos.

________________

En general estoy de acuerdo con todas sus opiniones, pero creo que habría que afinar un poco más en esto. Lo significativo es que LRA contradiga a LRA, porque la contradicción es la esencia de la democracia y refleja la absoluta incoherencia conceptual del autor de esta frase (o una parecida), que es alo mismo tiempo, la fuente omnipresente y única de LRA. El editorial del domingo refleja que no todo el Pais se escribe según el capricho matutino del indigente de La Moncloa. Eso es un motivo de esperanza, aunque sea leve, no una razón para reprocharle incoherencia.

Nebrija kiskillosa dijo...

El domingo quise entrar en el cuaderno de Pepe Blanco, para hacerle notar una incorrección gramatical, concretamente una falta de concordancia de número: La desesperación del PP los conduce al ridículo.

En tono muy correcto y constructivo le indiqué las dos maneras correctas de escribirla frase:
La desesperación del PP lo conduce al ridículo, o
La desesperación de los dirigentes delPP los conduce al ridículo.

No pasé el filtro. Por eso, hoy ya no lo intento. Este genio da cuenta hoy de una entrevista o comparecencia de Aznar en la Televisión portuguesa. El número 2 del PSOE cita al expresidente del Gobierno:

"No rechazé ninguna tregua porque no quise". Así, con zeta y con un par. Manda huevos, los estragos de la LOGSE.

abuela de piolín dijo...

jajajaja, tu quoque? Yo les advertí hace unos días de una falta de ortografía bastante flagrante. La corrigieron, pero no pasaron el comentario, que era absolutamente piolinesco y nada insultante. Para la próxima vez, ya sé lo que corresponde: ImprPant antes y después y con el comentario a otra parte... Que por lo menos se les decolore el rostro.

jreverte dijo...

Hay en marcha una iniciativa de la Moncloa para aplicarles a los maltratadores la misma medicina que a los terroristas. El problema es que no están organizados, que sepamos. Por el momento, está en marcha el discurso básico: "si sigues pegando a tu mujer, no será posible que hablemos". Terminante, ¿no? Tiemblan.

Anónimo dijo...

Ejemplos como Pepiño Blanco, Carmen Calvo o los concursantes de gran hermano, ponen, además, de manifiesto que la cultura y la educación no son imprescindibles para labrarse un porvenir.

Ella dijo...

Oiga, lo de la Z en "rechazé" no me lo puedo creer.... Es que significaría que lo escribe ÉL MISMO, y no Rocío, esa a la que aludió que llevaba miles de horas preparando el blog...

Gorkataplines dijo...

El mejor ejemplo de que cualquiera puede labrarse un porvenir: "Sonsoles el que tu y yo estemos aquí (en la Moncloa), es una prueba de que cualquiera puede llegar a ser Presidente del Gobierno".
Algo parecido a lo anterior dijo ZP, ese hombre hecho a sí mismo.

avergonzada dijo...

Por favor, no sean tan duros con lo del "empezé": yo antes no dudaba, y ahora, con los años, me lo tengo que pensar...de hecho, el otro día escribí "lazito" y un amigo creyó que quería hcer una gracia, pero qué va...claro que yo no hubiera podido ser Presidenta del Gobierno. ¿O sí?

avergonzada dijo...

Perdón, "rechazé". Lo que no hize yo ayer en el super, con una oferta de Ribera del Duero. En fin. Tal como están las cosas, lo de darse a la bebida, es casi lo mejor.

Oriana dijo...

Hoy voy con retraso pero no puedo resistirme a preguntaros unas cosa. Si es cierto que es Batasuna la que está presionando a ETA y no al revés para ponerse duros antes de negociar con ZAPATERO ¿ estaría OTEGI y la GOIRIZELAIA debajo de esas capuchas el otro día pegando tiros en el monte? eihhhnn?

Nebrija Kiskillosa dijo...

jreverte, tiene usted razón. Basta trasponer este lenguaje absurdo del "proceso" a la delincuencia común y se ve lo grotesco del asunto.

Por cierto, ¿es usted de los reverte de toda la vida?¿Javier o Jorge? Losn dos me gustan, pero tengo una debilidad especial por Gálvez.

Pepe Blanco sudando ante el cuaderno dijo...

Los adetos del PP no se adatan desde que perdieron las eleziones y no tienen claros los conzetos. ¿O se dice konzetos?

Ripley dijo...

A PARTIR DE 2007
Un mando a distancia limitará el acceso de los menores a las máquinas de tabaco
Los clientes deberán demostrar que son mayores de edad para comprar cigarrillos

negrito del africa tropical que cultivando cantaba eol coro de los esclavos felices dijo...

Noticia escuchada esta noche en RNE:

En Berlín han cancelado la representación de una ópera de Mozart para no ofender a los musulmanes. En la obra, el protagonista sale con un saco en el que lleva las cabezas de Zeus, Jesús, Buda y Mahoma. Y no quieren ofender a los moros. A los demás que los zurzan.

Nota de dignidad: el ministro alemán del Interior ha protestado por la cancelación, por la pérdida de libertades que supone.