19 noviembre, 2007


Culpa y responsabilidad

Santiago González

Televisión Española exhibió ayer el vídeo grabado por las cámaras de seguridad de los juzgados de Getxo hace ocho días. Sólo hay en él una secuencia de interés, en la que los dos terroristas actuantes colocan sendos artefactos explosivos: el primero, a las puertas de los juzgados. El segundo, en una papelera situada a escasos metros, al pie de las escaleras que conducen a la entrada.

La historia es conocida: una llamada advirtió a la Ertzaintza de la colocación de una bomba a las seis de la mañana del domingo, con la intención de que una segunda causara una carnicería entre los artificieros de la Policía autonómica. La Ertzaintza acude rápida al lugar y desactiva la primera bomba, que no había hecho explosión por un fallo mecánico. El segundo artefacto, que no fue detectado hasta ocho horas después de la llamada, estuvo en la papelera mientras docenas de ertzainas, periodistas y políticos iban y venían dentro del radio de acción de la bomba.

Las primeras declaraciones del consejero de Interior explicaron que el atentado se había maquinado en Francia y abundaron en la reclamación de la capacidad de investigar en el país vecino. Fue más lacónico al dar detalles sobre el agujero de seguridad que expuso a muchas personas a un peligro cierto durante mucho tiempo. Es verdad que “esto no es una ciencia exacta”, como dijo Balza, pero toda imprecisión admite grados y está claro que la mañana del día 11 los protocolos de seguridad, que están entre los más altos de Europa, según el propio consejero, no se aplicaron. El Departamento lo reconocía implícitamente una semana después, al relevar al ertzaina que debía revisar el vídeo de seguridad. Algo tendrá que ver en esto el hecho de que la consejería de Justicia sustituyera el año pasado a muchos vigilantes de las cámaras de seguridad por auxiliares carentes de formación. No es comprensible que no se estableciera un cordón de seguridad en toda el área o que no se revisara cada papelera, cada seto, cada lugar susceptible de servir de escondrijo a un artefacto. El problema no es sólo que el agente encargado de supervisar los vídeos se relajara en su tarea. Roza el surrealismo que durante ocho larguísimas horas nadie, ningún responsable se interesara por la información que aportaban las cámaras de seguridad, cuántos eran, qué aspecto tenían, si iban enmascarados, si podía calcularse su estatura aproximada y un etcétera de cuestiones de cierto interés para la investigación.

Hay una explicación bastante simple para hechos como estos: una de las primeras consecuencias de un proceso de negociaciones con una banda terrorista es que la Policía se afloja la faja. No sólo la autonómica; también la otra y los vigilantes jurados y las víctimas potenciales que han vuelto a las viejas rutinas y horarios y ya no miran bajo el coche antes de arrancarlo, es ley de vida.

Examinemos este caso a la luz de la doctrina establecida por el presidente del Gobierno en la reunión de la Ejecutiva Federal de su partido. Junto a una obviedad, que la culpable de la violencia es ETA, hizo el diagnóstico más inane de una organización terrorista que jamás haya hecho gobernante alguno: “ETA ha demostrado que es cobarde e incapaz, que sólo sabe usar la violencia sin objetivo y sin estrategia”. Parece innegable que los terroristas ahora salen peor cualificados, pero, ¿qué quiere decir ‘cobardes’?¿De veras cree el presidente que los terroristas no tienen objetivos ni estrategia?¿Qué significa “dejar siempre de lado, entre demócratas y en el debate político, lo que significa el terror”?

Lea el artículo completo


-------------------------------------------------------------------------------------------------

Memoria de terciopelo (6)


Sobre la bondaz. De cómo José Luis supera la excelencia porque tiene la vista puesta en la santidaz. Aproximación a la ontología de José Luis


El primo de Rajoy no es el único primo de la política española. Suso ha descubierto para el mundo al primo del presidente:

El pescador... Tiene una tranquilidad ontológica (¡sic!). Esa calma pone muchas veces nervioso a su entorno, los que estamos y le interpelamos. Él siempre piensa que la vida acaba reajustándose, que los problemas surgen y acaban reajustándose. En él ese pensamiento no es por el paso del tiempo, la experiencia, sino estructural. Ya era así. José Luis es como era. Y sigue siendo como es. (José Miguel Vidal Zapatero, primo)
No se admiren todavía, porque Vidal Z. se queda corto. El propio José Luis lo había superado el 15 de diciembre de 2004. Aquel día compareció Pilar Manjón ante la comisión de investigación del 11-M en el Congreso. Al terminar su declaración, el presidente fue a buscarla. Y le dijo:

"He seguido su intervención desde mi despacho. Gracias a usted soy mejor de lo que soy",

declaración con la que Zapatero superó a la Mismísima Zarza Ardiente del Sinaí. Yavéh dijo a Moisés: "Yo soy el que soy", pero jamás se le habría ocurrido decir: "soy mejor de lo que soy". El imposible (ontológico) vencido.

En la competición política hay tendencia a respetar poco al adversario. Siempre que me he sentado delante de un tablero de ajedrez con alguien enfrente he sentido un gran respeto, porque compite la inteligencia pura, abstracta. (José Luis Rodríguez Zapatero)

Fue creciendo separando el grano de la paja. Por ejemplo, el hecho de tratar con periodistas que no eran muy proclives al PSOE: ahí estaba estableciendo su idea de pluralismo informativo. (Julián Lacalle, artista del gerundio)

Allí (en la Fiesta de la Rosa del PSC del Baix Llobregat) se lo comían. De hecho, a Maragall no le hicieron ni caso. Y José Luis se volvió y me dijo: "¿Te das cuenta del hambre de líder que hay en este partido?" (Carme Chacón, mujer impresionada)

A mí no me gusta que mis hijas pongan el telediario por la noche y vean a su padre insultando a la gente, insultando a un partido político o insultando al Gobierno. No entiendo así la política. [Cada cual con su responsabilidad y ésta está suficientemente cubierta por Pepe Blanco en el partido. En el Gobierno, lo hace Mª Teresa, que no tiene hijas] (JLRZ by himself)

Es verdad que España está muy ideologizada, entre otras cosas porque todos tenemos la guerra Civil todavía en la mochila. Yo misma soy nieta de un abuelo que vivió la guerra con quince años, que vivió el campo de concentración, la cárcel y el exilio, y yo no puedo abstraerme de eso. (Carme Chacón, carne de memoria histórica)

A veces hay que cuidarse de los hooligans. Cuenta Julián Lacalle que en cierta ocasión, un periodista amigo le espetó: "Vosotros tratáis con delincuentes, (...) porque Pedro J. es un delincuente". José Luis fue inteligente y actuó como cuando la sopa y se levantó a hablar por el móvil. Yo contesté:

"Mira, esta es una nueva etapa. Desde el PSOE tenemos que estar abiertos a todos los medios, sabiendo quién es quién, sabiendo quién es la SER, quién es El País ... "

Lógicamente, luego nos pidieron disculpas y aquello fue un mal momento, una salida de tono de un buen periodista. Es otra demostración de su consigna:

"No, no voy a dar caña, [a pesar de la metáfora del pescador de mi primo] voy a dar ejemplo".
Ah, la prensa amiga. Carme Chacón la veía así cuando estaban en la oposición:

Vivimos en la oposición comités federales en que la SER nos acababa de llamar de todo por las mañanas; como Iñaki te dijese cualquier cosa estabas listo, y todos teníamos devoción por Iñaki.




121 comentarios:

Yossarian dijo...

Creo que fue Czesław Miłosz el que comentaba en 'Otra Europa' que cuando uno se plantea escribir sobre su vida, ha de abordar el dilema entre escribir en ellas todo lo relevante y pasar por alto aquello que te deje en mal lugar. Miłosz no cayó en la cuenta de que ese problema se resuelve si es otro (un fanboy, me refiero) el que te las escribe. Así, se limpia de la biografía de El Elegido todo rastro de inactividades frente a gales, filesas, malesas y demás.

Feroz dijo...

Noticia en el Pravda:

Hungtington, jódete

Me da la impresión de que, en las "naciones sin Estado" ibéricas, los apellidos con la Z bien puesta (más los García, que son la excepción que confirma la regla) ganan por goleada a los apellidos "autóctonos".

En Galicia, en cambio, esos apellidos son tan gallegos como los tejos, porque allí no han ido inmigrantes de otras partes de España. Pero los gallegos sí se han movido por el mapa.

Estamos más mezclados de lo que les gusta reconocer a los nacionalistas, y eso es una suerte, porque de la endogamia nacen tarados.

ikewana dijo...

Pero esto, ¿no era mentira? ¿No estuvieron vertiendo toda clase de calumnias contra los que afirmaban que se estaban reuniendo con asesinos? ¿No era este el gobierno de la transparencia y de la verdaZ, porque necesitá´bámos un gabinete que no nos mintiera?

La certificación de la verdad: se reunían antes de estar en el gobierno.

¿Les "juzgarán" sus acólitos con la misma rigurosidad que al anterior gobierno del PP? Por lo de las mentiras, digo.

No hay "un par" para ser ecuánimes.

Saludos matutinos.

ikewana dijo...

Como verán por los posts de los hooligans del imparcial medio de comunicación, que les mintiese "su" gobierno durante años, se la trae al pairo.

La mentira, la falta de transparencia y la manipulación sólo son defectos en gobiernos de "derechona"; de los otros, no se tienen noticias de que lo sean. Defectos, digo ;)

Saludos.

PS
esto explica a las claras que haya quien sólo hable de los temas que le interesan. Aquí, se retrata cada uno como lo que es. Unos "interesantes" y otros…

…"interesados".

luigi dijo...

Buenos días a todos,

Sor Carme y la devoción por el Padre Iñaki (aunque nos llamamba de todo por las mañanas).

porka miseria dijo...

"Antes partía que doblá" (¿Luigi? No. Maleni)

ikewana dijo...

Rodríguez confiesa en su libro de madera que con Endesa hizo política nacional, como otros

Cuantas veces lo negaron, tantas veces nos mintieron.

¿VerdaZ, o no?

Saludos.

Anónimo dijo...

Buenos días. No se puede ser tan insulso y anodino ni queriendo. Lo de Z tiene que ser una pose.
sepp

Anónimo dijo...

Vuelvo aterrado tras leer el titular de Público en edición digital : "Madrid, la comunidad más díscola con la ley".
¿Y las banderas? ¿Y la enseñanza en español? ¿Y la obligación de rotular en la lengua autóctona? Y, y, y ... ¿no son actitudes discolas con la ley?
sepp

brainstorm dijo...

Hola Rostro Pálido, gracias por el resumén de la Semana Semana de Pasión Laica de Nuestro Señor Prestige de ayer.

ikewana dijo...

Anónimo sepp:
fíjese que titula "comunidad" con minúscula, lo que hace referencia a los ciudadanos que en la Comunidad residen ;)

Y luego habla de "región". ¿Se atreverían con lo mismo para con Cataluña, País Vasco…?

brainstorm dijo...

Yo, cuando hablo con gente de izquierdas (o incluso con votantes del PP adictos a El País y el telediario de la uno) valoran la mentira del PSOE como muestra de inteligencia. En el PP como demostración de su estupidez y malicia.

Yo lo llamo propaganda.

el hermano mediano de ikewana dijo...

Es una pena que José LuiZ esté abducido por la ontología, y no por la deontología.

el hermano mediano de ikewana dijo...

A mí no me gusta que mis hijas pongan el telediario por la noche y vean a su padre insultando a la gente, insultando a un partido político o insultando al Gobierno. No entiendo así la política. (JLRZ by himself)

¿Aceptamos "extrema derecha" (o viceversa, que el orden de los factores…) como animal de compañía?

Feroz dijo...

Sepp, para dejar de ser anónimo pinche en Otros y luego ponga su nombre de usuario.

Anónimo dijo...

anónimo que no sabe os ve a todos seducidos por "La Vida Ejemplar del Redentor" según San Suso de Toro y no caeís que los terroristas domésticos son unos chapuzas sólo superado por el ertzaina que para demostrar que el origen del fallo de la bomba cazabobos de Getxo estaba en el mal estado del fulminante, para comprobarlo lo golpeó contra la mesa... Quizás sea de mal gusto pero todo es posible en Graná

suso con los folios desordenados dijo...

Todo fluye, pensó José Luis mientras comía almendras con tranquilidad odontológica En el ajedrez compite la inteligencia pura, y siempre he sentido gran respeto por los que saben cómo se mueven los dichosos caballos. Sin embargo, en la vida los problemas surgen pero la realidad acaba reajustándose. La acción humana es, por tanto, inútil, y la inutilidad es mi especialidad. Ahora entiendo que soy mejor que lo que soy, y quizás llegue a ser presidente. Mientras tanto Felipe hablaba sin parar ante la mirada vacía de José Luis, que seguía, con tranquilidad ornitológica, sorbiendo su sopa como un pajarillo. Más tarde, fue a la Fiesta de la Rosa del Bajo Llobregat. No me gusta que mis hijas m vean por la tele insultando al adversario, pensaba mientras la gente lo aclamaba y Chacón se excitaba visiblemente. Debo, pues, quitar la tele o hacer ministro a Bermejo. No obstante, todo se solucionará por si solo, y es inútil preocuparse por los granos y las pajas, cosas todas ellas de la adolescencia.

ikewana dijo...

Siempre que me he sentado delante de un tablero de ajedrez con alguien enfrente he sentido un gran respeto, porque compite la inteligencia pura, abstracta. (José Luis Rodríguez Zapatero)

Ejemplo evidente del "think tank" de este personaje (digo personaje en tanto a la "sobrenaturalidad" que él mismo se arroba en la inmensa obra literaria en que recrea su existencia), y que deriva en un "think small" simplista, populachero, directo y efectista.

Cualquiera que haya jugado al ajedrez "trascendiendo" el amateurismo de una partidilla entre amiguetes, sabrá que la idea de "ajedrez = inteligencia pura" es una auténtica falacia. La memorización de movimientos es tan importante, o más, que la analítica en esta actividad. Que un jugador sepa cómo responder a una salida determinada, que conozca las modalidades de ataque y sus variantes es fundamental en el ajedrez. Ningún practicante llegará a nada si no es capaz de responder mecánicamente a ciertos movimientos.

Es verdad que es comunmente aceptado que el ajedrez es la manifestación suprema de la inteligencia, que un contendiente es "superior" a otro si es capaz de vencerle en un tablero de escaques. Es tan verdad como que quien así piensa, no conoce los entresijos de este "deporte"* más que de una manera superficial y apriorística. Lo que no nos extraña en este personaje creado por y para consumo de una gran masa de electores que conectan directa e incondicionalmente con esta manera de pensar: "think small: es más rápido"

Saludos de Ike (antes, doblao; ¡que partío!)
* me viene a la mente la aseveración de aquel consejero (?) de gure Gobierno Vasco que afirmaba que el ajedrez no es deporte porque no se sudaba (sic) ¿Será porque es un deporte de "inteligentes"?

Feroz dijo...

Hermann, über alles

Heladio dijo...

Es curioso como se van quemando los conceptos y los argumentos.

Se han dado cuenta de que la palabra "Paz" ha desaparecido del slogan electoral del PSOE y también de cualquier discurso?

La "Paz" ya no interesa, por lo que parece.

Anónimo dijo...

Anónimo que no sabe os dice que es una broma, que es mentira, ¿cómo se ocurre pensar que el ertzaina que resultó herido en la mano fue porque probaba el fulminante golpeándolo contra la mesa?. Sois unos crédulos, eso os pasa por la leer la biografía, en lo que todo lo inimaginable aparece, y luego os lo creéis todo. Después votais lo que votais.

Lobo dijo...

Buenos días.
¿Alguien con mediano sentido común podría creerse una nueva tregua de ETA, si se produjese?
¿Alguien con mediano sentido común puede creerse "algo" de esta hornada de socialistas?
Y ahora que suenan de nuevo esquilas de vacas flacas...
Me echo a temblar sólo de pensarlo.

churruca dijo...

Titular de Púbico:
ZAPATERO SE ERIGE EN ADALID DE LA CONVIVENCIA FRENTE A RAJOY
¡Coño!, ¡qué rancios suenan estos modernos!. Adalid de la convivencia. ¡Nada menos!.
A este paso, Rodríguez y Pepe Blanco aparecerán en los carteles como el Capitán Trueno y Crispín.
A propósito de la muy profesional actuación de la policía autonómica de los vascos y las vascas, conviene recordar las declaraciones de Balza que la semana pasada (14/11) trajo Louella Parsons a cubierta:
Louella Parsons dijo...
Brillante descubrimiento de Javier Balza, consejero de Interior de GV:

“Da miedo la existencia de una organización terrorista con el claro y firme propósito de atentar contra distintos estratos de la sociedad vasca".
12:14 PM

Si el jefe de la policía anda aún así de despistado, poco tiene de particular que sus subordinados metan semejantes pifias.

ikewana dijo...

Una de cánticos de sirenas y rojos senadores

Dicha reforma, además de la igualdad en la sucesión de la Monarquía, debería introducir en la Carta Magna la adaptación a la nueva Unión Europea, la denominación de las Comunidades Autónomas y, "por supuesto", recalcó el presidente de la Cámara Alta, la "acuciante" necesidad de reforma del Senado para que el Estado Autonómico sea más "eficaz y eficiente".

Para este viaje, javi, no hacían falta tus alforjas. Con lo que tú conoces del nacionalismosabes de sobra que tu propuesta es absurda.

Pero, claro javi, no se trata de ser racional, sino de "vender motos"…

Saludos.

rostro pálido dijo...

Para el piadoso Brainstorm y la, a mi parecer, demasiado laica respecto a Lo Laico remeridad:

Hoy culmina la Semana de Pasión Laica de Nuestro Señor Prestige. Por fin es Lunes de Pascua de Resubvención.

Hoy conmemoramos la redención ecologista que nos ha llevado al despacho y coche oficial, en el caso de los elegidos, y a múltiples subvenciones para la clase de tropa.

La liturgia nos anima a expresar la alegría: vistámonos con colores y corazones de Ágatha Ruiz de la Prada, pongámonos pieles de Elena Benarroch (pieles progresistas y solidarias: los animales antes de ser enviados, felices, al cielo de los mustélidos, son anestesiados con vídeos de Sor Lucía Etxebarría).

Eso sí, se prohibe expresar en voz alta el comprensible deseo de una nueva venida del Mesías (otro Prestige), porque podría ser utilizado por la herejía con malas intenciones.

AlGor, yo no soy digno de que entres en mi casa, pero un vídeo tuyo bastará para salvarme.

ikewana dijo...

Decíamos ayer…

rostro pálido dijo...

Y ahora una cariñosa colleja al patrón, con todo el respeto:

¿Getxo? Eso... ¿Qué eh lo que eh?

ikewana dijo...

…y comprendemos hoy.

Sursum corda! dijo...

LA EJECUTIVA SOCIALISTA VASCA NIEGA EL ENCUENTRO
Dirigentes del PSE y ETA se reunieron en octubre, según un informe de la Policía
'Pakito' y Henri Parot podrían estar detrás de este contacto para dar lugar a 'un gesto'
'ETA hará un gesto encaminado al fin del terrorismo en fechas próximas a las elecciones'
La reunión tuvo lugar la semana del 15 al 21 en una localidad entre Alemania y Austria


Jesús Eguiguren, presidente de los socialistas vascos, tuvo un papel muy activo en las anteriores negociaciones con ETA. (Foto: Pablo Viñas)
Actualizado lunes 19/11/2007 10:03 (CET)
ANTONIO RUBIO
MADRID.- "Por parte de miembros del Partido Socialista de Euskadi se continúan los contactos con miembros de la banda terrorista ETA, concretamente la pasada semana se celebró una reunión en una pequeña localidad situada entre las fronteras alemana y austriaca".

Ése es el primer párrafo de un informe policial clasificado de 'confidencial' enviado por Miguel Ángel Fernández-Chico, director adjunto operativo de la Dirección General de la Policía, a los expertos antiterroristas.

La Comisión Ejecutiva del PSE-EE, por su parte, ha emitido una nota en la que señala que es "radicalmente falso" que los socialistas vascos mantuvieran el mes pasado reuniones con representantes de la banda terrorista ETA, según informa Efe.

El documento consta de un único folio, que describe pormenorizadamente la estrategia que piensa desarrollar la banda terrorista ETA en los próximos meses y de cara a las elecciones generales de marzo de 2008.

Consta en un informe 'confidencial' enviado por el director adjunto de la Policía a los expertos antiterroristas
El encuentro tuvo lugar en la semana del 15 al 21 de octubre. Hay que recordar que Jesús Eguiguren, presidente de los socialistas vascos, tuvo un papel muy activo en las anteriores negociaciones con ETA y en la proclamación de la tregua de marzo de 2006.

En otro párrafo del texto se recoge cómo piensa la banda terrorista ETA ayudar al PSOE para que gane los comicios de marzo: "Para conseguir que el PSOE obtenga la victoria, ETA hará un gesto encaminado al fin del terrorismo en fechas próximas a las elecciones".

El informe-análisis no concreta el "gesto" de la organización terrorista con los socialistas, pero todos los indicios apuntan a que ETA podría decretar una nueva tregua antes de las elecciones de marzo de 2008.

'La única esperanza'
El análisis reflejado en el documento policial subraya los motivos por los que ETA, aparentemente, no quiere causar muertos con sus atentados: "Ya que la única esperanza de la banda es que el PSOE gane las elecciones, tras las cuales tienen posibilidades de llegar a un alto el fuego consiguiendo buena parte de sus objetivos y la liberación de los presos".

El informe termina con la reflexión de que "la situación actual tanto demuestra a la banda terrorista que no es posible continuar con la violencia"
La referencia a los presos es la que ocupa mayor espacio en el informe-análisis policial. En uno de sus párrafos, el autor del documento aclara el momento, situación e importancia que tiene el colectivo de los presos de ETA en la negociación. "Los verdaderos interlocutores de la banda terrorista serían Henri Parot y Francisco Múgica Garmendia (Pakito) y que el colectivo de presos es quién -sic- la última palabra en las negociaciones".

El informe termina con una reflexión sobre el momento actual: "Todo ello es debido a que la situación actual tanto en el País Vasco como en el resto del país demuestra a la banda terrorista que no es posible continuar con la violencia".



La noticia en El Mundo

el hermano mediano de ikewana dijo...

"¿Getxo? Eso... ¿Qué eh lo que eh?"

La parte "abertzale" de Algorta, exlcuído el Puerto deportivo ;)

el hermano mediano de ikewana dijo...

"ETA hará un gesto encaminado al fin del terrorismo en fechas próximas a las elecciones'

¿Podría ser este el origen del desmedido optimismo de nuestra deidad sonriente presidencial, al decir que van a ganar las elecciones con mayoría absoluta?

Monsieur de Sans-Foy dijo...

El artículo de hoy del Patrón trae a la palestra el aspecto más espeluznante, más surrealista, de la sociedad en la que vivimos. (Después de ver el último vídeo del PSOE, iba a escribir "sociedaZ", pero ya saben que esta atracción zetal me resulta insoportable)

ETA ha vuelto -es un decir- a la violencia. Tanto el gobierno de la nación como el gobierno vasco lo reconocen -no hay más huevos-
Otra cosa es qué están haciendo estos gobiernos.

Por primera vez en nuestra historia, el Gobierno Zapatero puso toda la carne en el asador para persuadir a la sociedad de que ERA BUENO HABLAR CON ETA.
Los resultados no han acompañado tan loable intento, pero nadie ha reconocido que la estrategia fuera errónea. Mutis por el foro.

Hoy, el diario EL MUNDO revela la existencia de un informe policial sobre los contactos entre el PSE Y ETA EN OCTUBRE.
(El PSE contesta que "chinito no sabel", por supuesto)

No se apuren. La sociedad apañola no va a rasgarse las vestiduras. Los votantes del PSOE,bien macerados durante toda la legislatura, se encogerán de hombros, y si les insistes, te replicarán cabreados que "Aznar también lo hizo".

Si eso pasa con el partido del Gobierno ¿Cómo vamos a pedir a la muchachada nacionalista de Ibarretxe que combata a ETA?

Mi reflexión es de Perogrullo: Tenemos lo que votamos. Y en marzo, elecciones.

Un saludo al patrón y a la marinería.

ikewana dijo...

Una de demócratas de toda la vida

el hermano mediano de ikewana dijo...

"España es el mejor país del mundo, según la ocedeé, para ser niño", perora el nuevo vídeo progubernamental del ZPOE con voz de televisiva cámara de café…

¿Ocurrencias?

ostra dijo...

Buenos días. Calentamiento global en Madrid: 2 grados.

Nuevo vídeo del PSOE. Duelen los ojos. No le han hecho ni p*t* caso a Cebrián.

ostra dijo...

¿CompetitividaZ?

el hermano mediano de ikewana dijo...

"España es el mejor país del mundo, según la ocedeé, para ser niño", perora el nuevo vídeo progubernamental del ZPOE con voz de televisiva cámara de café…

Oh, ¡qué sorpresa! No es el mejor país para ser niño…

"El segundo es el primero de los perdedores" (dicho de la sabiduría deportiva)

El Cerrajero dijo...

Pobrecico Iñaki Hediondo, señala con el dedo y, como mucho, se le posa una mosca.

Que duro haber sido y saber que se acabó para siempre.

Anónimo dijo...

BueniZimoZ diaZ a todoZ y, tambien a todaZ:

La verdad es que el frustrado atentado de ETA contra la Administración de Justicia del domingo 11, del 11, a las 11 (casi), ha dado pie a muchos comentarios. Los más desafortunados han venido del entorno nacionalista, de donde procedían también los silencios más estruendosos.

El lunes 12 Balza echaba la culpa del atentado a Madrid, porque, decía, "creía" que el atentado se había preparado en Francia, donde la Erchancha no puede actuar ... y denunciaba el "boicot" contra nuestrrrrra Policía. La misma tesis ha mantenido subliminalmente en la entrevista de ayer en El Correo, venía a decir que otro gallo nos cantaría si pudiera tener a 300 Erchainas investigando en el sur de Aquitania ...

Este Balza debe creer que Sarkozy es gilipollas. En Francia el nacionalismo vasco es una anécdota ¿va a permitir Sarko que 300 peneuvistas radicales (ya nos imaginamos el criterio de selección de Balza) le hagan la cama?. ¡Anda ya, moreno!

Tampoco ha habido ninguna mención estos días, desde la óptica nacionalistas (ni desde alguna otra) al hecho de que el atentado frustrado de Guecho nos haya venido sin solución de continuidad de los ataques de los nacionalistas-no-terroristas a la Admon. de Justicia por el procesamiento de Ibarreche ... unos han puesto el objetivo (aun sin pretenderlo ¿?, aunque saber, sabían lo que podría ocurrir) y otros la bomba.

Por último, si se ha sancionado al agente que no inspeccionó los videos del Juzgado de Guecho, ¿no incumplió también su obligación el mando que no supervisó la actuación de su subordinado?, ¿habrá mas sanciones, dimitirá Balza? ... who knows!, pero no lo creemos.

Ferchu (bilbainodepro)

ikewana dijo...

Algunos de los trabajadores que están deseando venir a Zespaña, a disfrutar de nuestros grandes salarios: médicos y sanitarios

titulados

trabajadores metalúrgicos

y everybody en general

2004-2008: con Z de Zarandajas.

Saludos, antes doblao ¡qué partío!

el hermano mediano de ikewana dijo...

"300 Erchainas investigando en el sur de Aquitania ..."

sí, mejor que vayan allí, no vaya a ser que investiguen en el "hegoalde" (vulgo "por aquí") y se "encuentren" algo, asi, de sopetón.

ikewana dijo...

y everybody en general

ostra dijo...

¿ResponsabilidaZ ?

Usi dijo...

esto explica a las claras que haya quien sólo hable de los temas que le interesan. Aquí, se retrata cada uno como lo que es. Unos "interesantes" y otros…

…"interesados".


Usted no se quiere, Ikewana. Primero, por contradecirse ("aquí cada cual habla de lo que quiere, ¡faltaría más!"). Soy consciente de lo difícil que debe serle mantener un criterio fijo, pero se puede conseguir. Pero no se quiere, sobre todo, por definirse a sí mismo de esa manera.

Saludos,

Usi.

Usi dijo...

Por cierto:

Como verán por los posts de los hooligans del imparcial medio de comunicación, que les mintiese "su" gobierno durante años, se la trae al pairo.

Este tipo de falacia ya la mostré otro día. La puede buscar en la wikipedia si quiere, es fácil de detectar.

Saludos,

Usi.

navarth dijo...

He leído este fin de semana el libro “ETA contra el Estado” de Sánchez-Cuenca (que me prestó amablemente Horrach) y, para mi sorpresa, lo he encontrado muy interesante. El problema está al final, en el epílogo titulado “Un modelo para el País Vasco” en el que pretende haber encontrado una solución mágica para que ETA desaparezca: sencillamente, que un Gobierno central flexible reconozca el derecho de autodeterminación de los vascos. Pues podíamos haber empezado por ahí. No, no, no, aclara Sánchez-Cuenca. Lo que propongo “(...) no equivale a un reconocimiento del derecho de autodeterminación de los vascos. Simplemente, establecería que ante una manifestación inequívoca de la voluntad de los vascos de separarse del resto de España, habría que poner los medios para hacer efectiva esa voluntad”. Eso sí “sólo si quedan arrinconadas las posturas más cerriles o intransigentes (es decir, las que no estén de acuerdo con Sánchez Cuenca) tendrá alguna posibilidad de éxito la propuesta que estoy defendiendo aquí” Pues vale.

Una vez escuché a Mikel Buesa una teoría según la cuál Zapatero había basado su negociación con ETA en la lectura de este libro, y no es difícil imaginárselo entusiasmado ante el hallazgo de que hay una solución, sencilla y con aspecto de descubrimiento científico, para acabar con el terrorismo y pasar a la Historia. Si esta hipótesis fuera cierta, no sería descabellado pensar que, si ganara las elecciones, Zapatero ofrecería al lendakari la posibilidad de secesión con dos condiciones: 1) la desaparición de ETA y 2) una mayoría cualificada de vascos a favor de la secesión. Después, con tranquilidad ontológica, obviaría las dos condiciones que él mismo habría impuesto, y estaría dispuesto a reconocer la secesión con una ETA en activo (o en activo hasta 10 minutos antes de la consulta) y con una mayoría simple a favor de la separación. Previsiblemente, se obviarían cuestiones molestas como, por ejemplo, qué ocurriría con Álava si los secesionistas no constituyeran una mayoría. Navarra, desde luego, estaría incluida en el paquete. ¿Y después? La economía de los territorios secesionados caería posiblemente en picado, lo que sería fuente de nuevos agravios contra España. Esto quizás hiciera desistir a otras regiones que, no hay que descartarlo, quizás buscaran la posibilidad de una secesión subvencionada por España. Zapatero asistiría a todo esto tan ensimismado y entretenido como un niño con una Nintendo, y el nivel de responsabilidad que asumiría ante los acontecimientos será similar.

Anónimo dijo...

"España es el mejor país del mundo, según la ocedeé, para ser niño"

Sonsoles, no te imaginas los cientos de miles de niños que podrían ser Presidentes de España.

John Falstaff dijo...

Caray con Suso. Pone otra declaración "suya" y descubrimos que tampoco sabe jugar al ajedrez. No hace falta que Ikewana se esfuerce en demostrar qué sea el ajedrez. El ajedrez inteligencia pura ...
Yo sigo pensando que Suso es el negro vengativo, cada día me convenzo más.... no puede ser real esta papilla...

papagena dijo...

Por lo que veo el único posible interés del libro de Suso de Toro sobre el Presidente Rodríguez es el confirmar el narcisismo y la falta de preparación y de ideas del Presidente y el echar unas risas.
Podría haber sido muy interesante. Bastaría con que le hubiera preguntado a José Luis cosas como por ejemplo desde cuando, bajo su responsabilidad de Secretario General, el PSOE estaba manteniendo contactos con ETA.
Puesto que Suso no pregunta y José Luis no responde, deberán ser otros los que nos hagan conocer esos datos.
Me gustaría que Santiago investigara y comunicara luego el resultado de esas investigaciones.
A mí se me plantean muchas dudas sobre el grado de abyección del Presidente Rodríguez.
Sabemos que tras los asesinados de la T4, el PSOE de Zapatero no rompió sus conversaciones con ETA. Eso ya lo sabemos.
Zapatero es responsable del PSOE desde agosto de 2000. Ernest Lluch fue asesinado el 21 de noviembre de 2000. Yo querría saber si ya habían empezado las conversaciones PSOE-ETA.
Lo que creo que a día de hoy nadie duda - pero la verdad es que no sé si se podría probar ante un tribunal- es que la ETA que intentando asesinarlo dejó lisiado a Eduardo Madina es la ETA que llevaba ya varios encuentros con los enviados de Zapatero. Zapatero visitó a Eduardo en el hospital y siguió con sus visitas y sus relaciones con ETA.
También es seguro, y me resulta extraño que quienes abominan de Zapatero no lo repitan constantemente, es que mientras Zapatero hablaba con ETA, ETA planeaba el asesinato de Joseba Pagazaurtundua; mientras Zapatero seguía escuchando a los asesinos, ETA asesinaba a Joseba. Y tras el asesinato, Zapatero siguió hablando con gentes de ETA a las que llegó a llamar, más tarde, gentes de paz.
Queremos saber. Yo quiero saber si son así los hechos. Si es así de enorme la abyección de José Luis Rodríguez.

ikewana dijo...

Oigo retahílas "ad hominem" por estribor…

Se acabó la sentencia, se acabó todo.

Saludos desinteresados, al respective.

cortocircuito dijo...

"Zapatero asistiría a todo esto tan ensimismado y entretenido como un niño con una Nintendo, y el nivel de responsabilidad que asumiría ante los acontecimientos será similar". Extraordinario, Navarth.

Respecto al libro, resulta preocupante que se haya escrito algo así. No tanto por el grado de servidumbre intelectual que revela quien se rebaja a la tarea de perpetrarlo (ese juntapalabras lacayuno con ínfulas de intelectual de corte), sino por el vacío desolador que se pone de manifiesto en sus páginas.
¿Como digerir este inane ejercicio de narcisismo tan próximo al culto a la personalidad propio de las peores satrapías comunistas?
¿Qué pensar de un sistema que evidencia carecer de los filtros necesarios para impedir que sujetos de la catadura moral y las peculiaridades psicológicas de Zapatero se encaramen al poder?
¿Qué crédito concederle a una sociedad que lo apuesta todo a un proyecto vacuo, pueril y sectario hasta la médula, sustentado en una permanente operación de márketing?
¿Cómo seguir confiando en aquellas viejas enseñanzas que decretaban que las ideas y los valores han de prevalecer sobre la plana superficie de las apariencias?
¿En qué cree la gente que vota a este hombre, un irresponsable, un oportunista enamorado del papel que representa?
¿Cómo sentirse parte -sin experimentar arcadas- de esta sociedad desarticulada, mansa y dada a la simulación hasta unos niveles verdaderamente patológicos, inoperante frente a la impostura y que, sin oponer resistencia, se rinde complacida frente al entusiasta ímpetu de los peores?

Usi dijo...

Oigo retahílas "ad hominem" por estribor…

Bueno, ya ha detectado la segunda en la que incurría en su post. Ahora le falta la primera.

Saludos,

Usi.

ikewana dijo...

¿A quién quieren engañar?

Merecemos un gobierno que no nos mienta.

Saludos.

John Silver, más corto, dijo...

"España es el mejor país del mundo, según la ocedeé, para ser niño".

Por eso tanto adulto apañol vive y piensa como un niño. La fase superior de la "sociedad del bienestar" es el " estado de infantilidad". Y Rodríguez Zapatero, el adolescente, de presidente.

Bustingorri dijo...

La Generalitat prepara 25,6 millones de euros para abrir una red de embajadas en todo el mundo.
---------------
Pregúntense siete veces por qué Cataluña cada vez está más lejos de la Comunidad de Madrid y más cerca de Malawi.

luigi dijo...

España es el mejor país del mundo para ser zapatero.

el hermano mediano de ikewana dijo...

luigi dijo...
España es el mejor país del mundo para ser zapatero.

O su evangelista de cámara

ikewana dijo...

MARTINGALA - Cruceta del estay de violín.

Saludos.

Yossarian dijo...

España es el peor país del mundo para ser español.

ikewana dijo...

Hoy, primer lunes después de la Semana Semana de Pasión Laica de Nuestro Señor Prestige, llueve en Galicia.

Divino Algor, tú que escuchaste nuestras súplicas serás alabado eternamente. Creemos en tí, Algor, en el climaterio cambiante, el calor sofocante, la divina madera de zapatero, el regaliz de palo y el amarillo chubasquero. Aceptamos vivir en este purgatorio de pertinaz sequía, también goleadora para nuestro sagrado Athletic que tantas glorias cosechara para solaz de euskaros mocetones. Y amaremos a tu representante en España, el Rodríguez maderero, calderero, fraile y espía, como el chivo de la fiesta pagana de los irredentos infieles, a los que acosaremos sin descanso en la cruzada por tus creencias.

Hoy llueve en Galicia.
Hoy Suso se moja.
Hoy cojo una tiza.
Hoy Blanco se zafa.

Santo, santo, santo eres tú Algor, dueño del eter y las desaladoras, amo del clima, descendiente de Mariano el de Medina, Mario el Picazo y el pelma de Brasero. Sólo tú podrás iluminarnos con tu luz, ya que Sor Soles ya no puede. Sólo tu gran sabiduría podrá evitar el caos total y librarnos, así, del apocalipsis, now.

Así sea, por las elecciones y las elecciones de nuestras elecciones, amén.

Ribereña dijo...

John Falstaff dijo...

Yo sigo pensando que Suso es el negro vengativo, cada día me convenzo más.... no puede ser real esta papilla...

---------

Sea o no real Zapatero la ha dado por buena, le ha gustado el resultado del collage. Sigo repitiendo que no sé que es peor, si que sea cierto lo que se cuenta o que las invenciones le parezcan buenas y convincentes al hagiografiado. Y qué decir de sus corifeos, ¿dónde tienen el sentido común y el buen gusto?

ostra dijo...

Hoy Álvarez recorre la línea del AVE entre Antequera y Málaga.

"En el tramo entre Antequera y Málaga se han registrado problemas en Valle de Abdalajís, después de que las obras de un túnel afectaran a un acuífero y se produjeran filtraciones.

Sin embargo, esta cuestión ya está plenamente resuelta, según han indicado fuentes del ADIF, empresa responsable de la obra. Una de las vías de escape de agua ya está totalmente sellada y por la otra apenas se registran fugas."


Pues sí...

observador dijo...

enhorabuena al patrón por el nivelazo de la nave y los remeros.

reuters dijo...

Cuidado: genios pensando!

La subcontratación de sabios en los países de origen -no van a ser sólo los senegales- ha demostrado hoy su eficacia. Ibarretxe ha dado una rueda de prensa con dos sabios USA subcontratados para traernos la paz.

Uno de los genios ha propuesto que determinados municipios sean declarados "zonas de paz".

No ha explicado que pasará al día siguiente: ¿irá el comando de ETA a poner una bomba y el jefe de la banda les dirá 'vale, pero no la pongáis en Getxo que es zona de paz? En las zonas de paz, me imagino porque el sabio no lo ha especificado, no se podrán hacer atentados, pero ¿podrán residir los terroristas y preparar bombas para colocar fuera de la demarcación? Es que si no lo aclaran luego se va a montar un pollo del carajo. ¿Se castigará la vulneración de las zonas de paz como se castiga en USA fumarse un cigarrillo? Eso también debería saberse.

Yossarian dijo...

Del sabio foráneo contratado ad hoc no se esperan resultados, Reuters. Igual que cuando uno queda con una tía, basta con que aparezca para que el interesado se ponga cachondo. Doy por hecho que Juanjosué y el lendacari estaban hoy babeando de nuevo con ese ponga-un-sabio-a-su-vera tan de moda hoy. Ello, aunque pocos supieran de la existencia del sabio con anterioridad a ser nombrado sabio por un sujeto cuya existencia, por lo demás, el sabio desconocía un cuarto de hora antes.

John Silver, más corto, dijo...

Para Rodíguez, el p. respetuoso que no sabe de Nación ni de intereses nacionales, todas las aspiraciones, ¿todas?, son respetables. Si la aspiración del PSE es pactar con HB, y aún mejor con Eta, para montar el tripartito Basko, ¿como negarse a que sigan conversando? Luego se procederá según conveniencia del momento...
Y la nave,¡va!

Anónimo dijo...

Tenemos una epidemia de Narcisos, (Rodríguez, la Malena A., el juez Baltasar, el superjuez Bermúdez con señora, eta-etb-etc) y acaban de caer las primeras nieves en los montes. ¿Qué será cuando pase la primavera?

albatros dijo...

Flop, flop, flop...

Maleni a un periodista en Abdalajís: "Ese informe se lo acaba de inventar usted"

Pospaicequenó.

Tomo 11 del estudio de impacto ambiental, 1999, dicen.

Ostra, si esto lo pilla una televisión de ámbito nacional o un artista del youtube y lo une a toda la retahíla de mentirillas de RZ con Zeta de Rodríguez o de M con M de Maleni, les hacía puede que no un roto, pero sí un descosido.

Fijo.

John Silver, más corto, dijo...

John Falstaff dijo...

"Yo sigo pensando que Suso es el negro vengativo... "

Si es el negro, es el negro del Narcisus. (J. conrad dixit)

Sursum corda! dijo...

¡Eeeeh! ¡Cuidado, consejeros sueltos!

El truco de las "zonas de paz" me temo que es el de las zonas de impunidad donde la ley no se aplica y el Estado queda más lejos, si cabe.

La cosa consiste en desmontar pieza por pieza el Estado de Derecho dando a los terroristas una legitimidad de "parte beligerente" a la busca de la resolución del conflicto por la vía del diálogo... ¡un momento! ¡yo antes no hablaba así!

Bueno, que no se me olvide: condeno el franquismo, el calentamiento global y saludo a nuestro querido vigilante, que nos estará mirando.

John Silver, más corto, dijo...

En el blog de D. Arcadio se dijo...

"Hace una semana, por cierto, Suso de Toro fue
entrevistado en El País (Galicia) a propósito de su
último libro. Como ya sabes, ha sido el propio
escritor el que ha venido a decir que esa obra es una
alfombra roja que él extiende sobre Zapatero, el de
los pies ligeros (Aquiles, ¡pero sin talón!). Que es,
vamos, un libro "de parte". El titular de esa
entrevista, por lo tanto, es antológico: "Sempre me
sitúo nun lugar no que son incómodo para o poder". "

No sólo no tienen abuela. Tampoco tienen espejo, estos modernos Narcisos

Docwall dijo...

Después de leer lo que les pasa a la Txakon, a la de la Bega, a Sonso y supongo que a tantas otras afiliadas, sigo sin entender qué rayos es lo que excita a las mujeres. Quizá por éso llevo tanto y tanto sin comerme un colín.
Doc

albatros dijo...

Sir John (Falstaff), esa misma sensación de "se está riendo de él" tuve yo al leer la siguiente entrevista (disculpe la brevedad):

GRANDES REPORTAJES
El viaje de Zapatero
Cuando ganó las elecciones hace dos años era un enigma. Hoy es una realidad. Se encuentra en el ecuador de su legislatura y ante el reto histórico de poner fin a ETA. Su lema: no decepcionar al ciudadano. El escritor fue su sombra durante tres días clave. Así ve al presidente del Gobierno
JUAN JOSÉ MILLAS 23/07/2006
Aquel día nos despertamos con la revelación de que los intereses de Zapatero coincidían punto por punto con los de ETA. Así apareció en los periódicos, que citaban fuentes del PP cuyos líderes confirmaron y amplificaron la noticia a través de las emisoras de radio, mientras desayunábamos. La revelación funcionó a la manera de un Apocalipsis de bolsillo que alivió la contrariedad de que el mundo, pese a ser el 6-06-06, no se hubiera acabado. El fin del mundo tiene un extraordinario tirón electoral que había venido explotando en régimen de monopolio el PP. Lo normal, pues, es que ofreciera algo a cambio. Y ahí estaba: Zapatero y ETA eran siameses.
Todos pensamos que el Gobierno, tras este descubrimiento escandaloso, se iría al carajo. Inconcebiblemente, no ocurrió nada, en parte porque el fin del mundo no es lo que era y en parte porque España no existía. Así lo había asegurado también Rajoy unos días antes sin que nadie le prestara atención. “Este hombre”, dijo refiriéndose a Zapatero, “ha borrado a España del mapa”. Y no la había borrado de cualquier manera, sino con la minuciosidad de un psicópata, desmembrándola región a región y escondiendo sus extremidades en la nevera, para devorarlas poco a poco.
No era todo: un columnista, apenas unos días antes de la fecha del fin del mundo, había escrito que la capacidad de Zapatero para el Mal (así, con mayúscula) carecía de límites; otro, que era un tontiloco al que atribuía sin embargo poderes especiales para acabar él solo con el Estado de derecho. Uno más lo comparó con Harry Potter, asegurando que vivía, junto a su mujer e hijas, rodeado de búhos. Alguien nos advirtió de que sus formas suaves ocultaban a un lobo sediento de sangre. Un profesor, no recordamos ahora mismo de qué materia, lo describiría como “un hombre resentido, simulador, visceral, con obsesiones políticamente inconfesables”. Rajoy, solo o en compañía de otros, había dicho de él una y otra vez que era un inconsistente, un tonto, un inútil, un bobo, un incapaz, un acomplejado, un cobarde, un prepotente, un mentiroso, un inestable, un desleal, un perezoso, un pardillo, un irresponsable, un revanchista, un débil, un arcángel, un sectario, un radical, un chisgarabís, un maniobrero, un indecente, un loco, un hooligan, un propagandista, un visionario, un chapucero, un excéntrico, un disimulador, un estafador, un agitador, un fracasado, un triturador constitucional, un malabarista, un mendigo de treguas, un traidor a los muertos… Había asegurado que no tenía programa, que no tenía equipo, que no tenía proyecto, que no tenía ideas, que no tenía agallas (el buen gusto le impedía añadir que no tenía pilila). Pese a tantas y tan graves carencias, se le atribuían empeños heroicos, como el de pretender ganar la Guerra Civil con setenta años de retraso.
El domingo anterior a este martes negro, una caricatura del diario El Mundo mostraba a Zapatero regando una planta (la de la paz) con las aguas fecales procedentes de una manguera que salía de una alcantarilla. La manguera estaba dibujada de tal forma que parecía al mismo tiempo la cola de una rata estratégicamente colocada en el cuerpo del presidente del Gobierno. Se sugería así que reinaba en las cloacas, como uno de los más célebres enemigos de Batman y de Robin. “Este presidente”, escribía un catedrático en Abc, “adolece de una inanidad intelectual indisimulable, casi espectacular”. Álex Vidal-Quadras, en La Razón, le atribuía el empeño de “resucitar el clima cainita de la II República”. Santos Juliá escribía en EL PAÍS: “Hay que mirar muy atrás para encontrar un presidente de pensamiento tan débil, pero tan rebosante de lo que, a falta de mejor definición, acostumbramos a llamar instinto de poder”. José García Abad atribuía a Felipe González la siguiente frase, referida a Zapatero: “Éste sigue con su idea… Que no pasa nada… Que no pasa nada… Y se nos cae el invento. Está loco…”.
Si tuviéramos que hacer una relación de los calificativos (con frecuencia contradictorios) aplicados a José Luis Rodríguez Zapatero desde diferentes sectores y a lo largo de estos dos años de Gobierno, necesitaríamos un volumen de la Espasa. Y ello sin contabilizar los lanzados desde las manifestaciones de la derecha que salió a la calle en varias ocasiones, unas a favor del matrimonio (cuya destrucción, junto a España y el Estado de derecho, era uno de los objetivos de Zapatero); otras, a favor de Dios (que, increíblemente, estaba perdiendo la batalla también frente a este individuo de formas educadas), y, otras, en contra de su política antiterrorista, pues llevábamos ya tres años sin muertos, dos de los cuales se podían imputar, evidentemente, a su gestión. Asimismo, durante este periodo se había derogado una norma no escrita, dictada por Aznar y aceptada por las fuerzas políticas y la ciudadanía, según la cual el responsable de un crimen era el criminal. Ahora, si alguien lanzaba un cóctel molotov contra un cajero automático, el responsable era, indefectiblemente, Zapatero. En cuanto a los comunicados de la banda, gozaban también, al contrario de lo que ocurría en otras épocas, de más credibilidad que los del Gobierno. Si el 11-M se calificaba de miserables a quienes creían a Otegi en vez de al ministro del Interior, ahora los miserables eran quienes creían al ministro del Interior en vez de a Otegi. Lo que decían ETA o Batasuna iba a misa. Y, hablando de misas, hasta los obispos, que no se habían manifestado jamás, nunca, por nada, pese a las imperfecciones del mundo, abandonaron ostentóreamente (cortesía de Gil y Gil) sus palacios y tomaron las calles con sus gafas de sol para rasgarse las vestiduras frente a las cámaras de la tele.
Entre unos y otros, habían convertido a Zapatero en un superhéroe inverso, en un canalla, si ustedes quieren, pero un canalla con cualidades sobrenaturales contra el que no habían aparecido un Batman, un Supermán, ni siquiera un Hombre Araña capaz de hacerle frente. Las fuerzas del bien, representadas por Rajoy, Acebes y Zaplana (tres flojos), sólo podían rezar el rosario y encargar novenas frente a una población que parecía anestesiada. Tanto era así que Zapatero ni siquiera necesitó defenderse de la evidencia de haberse puesto al servicio de ETA. Más aún, ordenó a su gente que no respondiera a aquella imputación que, de ser cierta, constituiría un delito de colaboración con banda armada.
Cuando la tarde del 6-06-06 Rajoy anunció en el Congreso que daba por rotas las relaciones con el Gobierno de España, España, España, el presidente del Gobierno subió a la tribuna de oradores y le respondió con educación, con cortesía, con amabilidad, invitándole una y otra vez a sumarse al resto de la Cámara para terminar con la violencia. Por no responder, Zapatero no respondió ni a Esperanza Aguirre, que ese mismo día le echó en cara que aún no hubiera pedido perdón por los “Gulag” de Stalin. Zapatero le podía haber contestado que Manuel Fraga, felizmente reinsertado sin haber pedido perdón por sus crímenes, fue uno de los colaboradores más activos de la banda armada de Franco antes de presidir el PP. En lugar de eso, calló y ordenó a los suyos tender puentes con el adversario. Al día siguiente, un José Blanco lívido, si se me permite la redundancia, pedía públicamente disculpas al PP si se le había ofendido en algo.
Un hombre del que se afirmaba simultáneamente que era listo y tonto, grande y pequeño, alto y bajo, ingenuo y malicioso, bondadoso y perverso, vanidoso y humilde, calculador y visceral, etcétera, era, literariamente hablando, un mito. Y con la actitud sobrecogida del que espera a un mito le aguardaba yo la mañana del domingo 21 de mayo en el helipuerto del palacio de la Moncloa, para acompañarle a Barakaldo, donde daría un mitin. Aunque habían anunciado que las temperaturas a mediodía serían altas, ahora hacía un fresco que combatíamos frotándonos las manos mientras íbamos de un lado a otro de la pista. En esto, apareció un coche con los cristales ahumados del que descendió un individuo normalmente constituido, con expresión de sueño. Al darle la mano, observé que se había dejado al afeitarse tres o cuatro pelillos de difícil acceso debajo de la nariz y que tenía un pequeño derrame en el ojo derecho. Costaba creer que se tratara de José Luis Rodríguez Zapatero, pues no se advertía en él ningún atributo sobrenatural. O sea, que mucho ruido y pocas nueces.
Aunque, para ruido, el que había dentro del helicóptero de las Fuerzas Armadas que nos trasladó a Torrejón, donde tomaríamos una aeronave. El viaje desde Moncloa a la base aérea apenas dura 10 minutos, pero resultan inolvidables por el estruendo de las aspas y también por el olor a gasolina, que coloca mucho, una cosa por otra. Le pregunté a Zapatero si el helicóptero de Bush sería tan agresivo y me dijo que no estaba seguro, pero que creía que no. Luego fingimos mantener una conversación, pues aunque ni yo le oía a él ni él a mí, sonreíamos mucho y asentíamos sin parar como cuando hablas con alguien cuyo idioma no entiendes y no te atreves a decírselo. De vez en cuando, mirábamos por la ventanilla. Madrid tenía el aire característico de un domingo por la mañana, sin tráfico, sin humo, sin nervios: un mundo de café con leche y periódicos desplegados sobre las mesas de las primeras terrazas veraniegas. Le pregunté qué iba a decir en Barakaldo, donde los socialistas celebraban el Día de la Rosa, y me dijo que iba a dar un par de titulares.
–Ya he aprendido a dar titulares –añadió con ironía–. Al principio creía que bastaba con dar ideas. Pero me decían que no, que había que dar titulares.
De modo que él se dedicó a lo suyo y yo a lo mío. Pero tuvo más éxito él en lo suyo que yo en lo mío, pues triunfó en el mitin, donde la gente se mató a aplaudirle, y logró ser cabecera de todos los telediarios. Yo, en cambio, no di con ningún signo que delatara su alianza con los poderes infernales. Y después de triunfar, en vez de quedarse a comer con los amigotes, volvió a casa, para pasar el resto del domingo en familia. Todo muy decepcionante, incluido el discurso con el que arrebató los aplausos, en el que no insultó a nadie ni se cagó en nada ni ridiculizó a sus adversarios. Recordó con emoción a los muertos, dijo que los valientes son los que usan la palabra, pues sólo el miedo recurre a la fuerza, y tras lanzar un mensaje de esperanza a los asistentes, asegurándoles que lo iban a conseguir, que iban a ver el final de la violencia, anunció que a lo largo del mes de junio acudiría al Congreso para anunciar el principio de los contactos con ETA. Todo en un tono muy civilizado, muy reflexivo, asegurando que la fórmula para obtener resultados era una combinación de paciencia democrática más valentía.
Ya en el avión, durante el viaje de vuelta, decidí meter el dedo en una zona de su biografía sobre la que sabemos poco. Rodríguez Zapatero fue diputado por León durante 20 años. Eso quiere decir que pasaba prácticamente la mitad de la semana en Madrid, completamente solo, alejado de su familia y sin nadie que le controlara. Era como vivir una vida dentro de otra. Sabemos a lo que se dedicaba en la vida de afuera. ¿Pero en la de dentro? ¿Adónde iba por las tardes, al salir del Congreso? ¿Qué hacía al llegar al apartamento o al hotel? ¿Qué libros había en su mesilla? ¿Qué pensaba cuando se despertaba en medio de la noche y durante una fracción de segundo no sabía si estaba aquí o allí? ¿Cómo imaginaba que sería el resto de su vida? ¿Cómo, el resto de la nuestra? La historia de la literatura está llena de individuos que en situaciones semejantes se aficionan al satanismo, al bricolaje, a los burdeles o a la investigación sobre el movimiento continuo. Convencido aún de encontrarme frente a un mito, me dio por imaginar que durante aquellos años le había ocurrido algo esencial que explicaría, de un lado, la existencia de sus superpoderes, y, de otro, el hecho de que los dedicara a la propagación del mal.
Pero me quitó la idea de la cabeza enseguida. Dijo que no le había ocurrido nada esencial durante aquellos años. Había llegado a Madrid, desde León, con lo esencial puesto. Añadió que paraba siempre en hoteles, porque la idea del apartamento le desagradaba, y que su dedicación al Parlamento era tal que no le quedaba tiempo para otra cosa. No era un diputado conocido, pero sí reconocido, pues echaba muchas horas en el despacho y trabajaba bien, según los cronistas parlamentarios de la época. Cuando salía, era, por lo general, de noche, y o bien se iba a cenar con los compañeros o bien se metía en un cine de la Gran Vía. Al salir del cine, entraba en el VIPS, tomaba algo y compraba la prensa del día siguiente, con la que se iba al hotel como un niño con zapatos nuevos. Recuerda, el de leer la prensa del día siguiente antes de acostarse, como uno de los grandes placeres de la época.
Intenté extraer alguna conclusión sobre esta afición a sacar unas horas de ventaja a sus contemporáneos, pero tampoco me ayudó. En vez de alimentar el mito, como Dios manda, se empeñaba en destruirlo, comportándose como un sujeto normal. Así las cosas, la conversación comenzó a languidecer. Me pareció, sin embargo, que miraba por la ventanilla del avión con expresión nostálgica, como si se acordara de algo perdido o muerto. Se trataba de una expresión que ya le había visto en el coche oficial. Estuvo de acuerdo conmigo en que echaba de menos aquellos días en los que podía caminar solo por la calle, un placer del que no había vuelto a disfrutar desde que ganara el congreso de su partido. Tal vez, cuando se asomaba al mundo por la ventanilla, contemplaba una versión de sí en la que continuaba siendo un desconocido que compraba la prensa del día siguiente en VIPS. Tal vez se veía saliendo del cine, caminando, Gran Vía abajo, hacia uno de los hoteles –el Prado, el Suecia, el Carlton, el Inglés– que entonces frecuentaba. Tal vez se imaginaba entrando en la habitación, quitándose la chaqueta y la corbata. Podemos verlo sentado en el borde de la cama, telefoneando a su mujer, para ver cómo estaba todo por León. Dice que sí, que llamaba mucho a su mujer, varias veces al día. Por lo demás, no le molestaba estar solo. Siempre ha apreciado un cierto grado de soledad.
El avión de las Fuerzas Armadas en el que viajábamos tenía, pese a sus comodidades, un aire un poco cuartelero. Las almendras y la cerveza que nos sirvieron sabían a cantina. No se puede ganar una cosa (ni las elecciones) sin perder otra. Se lo comenté a Zapatero y me dijo que la vida era así, una curiosa mezcla entre la nostalgia y la esperanza.
–Cuando nació mi hija mayor, por ejemplo, yo estaba asistiendo al declive de mi partido. Una cosa muere y nace otra. Un primo carnal mío, al que mi padre quería mucho, murió a los nueve años, cuando yo estaba a punto de nacer. Y mi madre falleció cuando tomaba las riendas del partido. La muerte y la vida van juntas. Siempre es así. Sentí mucho lo de mi madre porque nadie, como ella, habría disfrutado tanto de esta época. Yo era su ojito derecho –añadió riéndose con un punto de malicia.
Nos despedimos en Moncloa, después de otra sobredosis de gasolina y ruido, y yo me fui a casa completamente decepcionado. No había conseguido ver al diablo ni al arcángel ni al brujo ni al psicópata que, de acuerdo con mi documentación, habitaban sucesiva o simultáneamente en el cuerpo de ese hombre. Pero sí había dado titulares, pues también los periódicos del día siguiente abrieron con sus palabras en el mitin de Barakaldo.
José Luis Rodríguez Zapatero lleva dos años gobernando, pero parece que lleva quince debido a la velocidad diabólica (nunca mejor dicho) que ha impreso a su legislatura. Trabaja con la tenacidad de un aficionado al bricolaje y llega con el destornillador a todas partes. A la rapidez con la que cumplió la promesa de traer las tropas de Irak, se sumó la creación de un Consejo de Ministros paritario desde el que ha sacado adelante la ley contra la violencia de género, la de igualdad, la de matrimonios homosexuales, la de dependencia, la del tabaco, la de reproducción asistida… Éstas son algunas de las más conocidas, porque afectan a la vida cotidiana de grandes colectivos y han acaparado la atención de los medios. Pero también en lo aparentemente pequeño se percibe la actividad del destornillador. Así, durante este tiempo se ha suprimido la tartamudez como causa de exclusión en el acceso al empleo público; se ha incrementado en un 30% la inserción laboral de personas con discapacidad; se ha aprobado la ley que reconoce la lengua de signos (una antiquísima reivindicación del colectivo de sordos) y la de asistencia gratuita jurídica a personas con discapacidad. Ha mejorado la ley del divorcio (ya no es necesario que haya un culpable)… De entre sus perversas pasiones, la de la igualdad es la que más le obsesiona y a la que más tiempo dedica.
Lo curioso, con todo, no es que Zapatero dé la impresión de gobernar desde hace quince años, sino que Rajoy parece que lleva treinta años en la oposición. Y al día siguiente de haber perdido el último debate sobre el estado de la nación parecía que llevaba treinta y uno. Ni los propios socialistas comprendían muy bien qué le había ocurrido al que pasa por ser el mejor orador de la Cámara. La justificación más extendida era que Rajoy había perdido por negarse a hablar de terrorismo. Pero esa justificación resultaba terrible, pues confirmaba la idea, muy extendida, de que si al PP le quitas ETA se queda sin discurso.
El 31 de mayo, segunda jornada del debate sobre el estado de la nación, conseguí un pase especial para moverme a mis anchas por el Congreso. A las nueve en punto me encontraba en la tribuna de invitados. Miré hacia abajo y no vi a nadie, excepto a Zapatero y a María Teresa Fernández de la Vega, recién duchados y planchados los dos. Enseguida apareció Marín y tres o cuatro parlamentarios más. Poco a poco, la marea subió y a eso de las once había media entrada.
El segundo día del debate carece del morbo del primero, pero es excelente para apreciar el estado de ánimo de los grupos. La Cámara tiene la forma de un vaso en cuyo borde superior se encuentra la tribuna de invitados. Lo que se veía al mirar hacia abajo desde ese borde eran los restos del naufragio del grupo parlamentario popular. Los escasos asistentes de esa formación flotaban a la deriva entre un desolado mar de sillas. Recordé un verso de Virgilio, en La Eneida: “Aparent rari in gurgite vasto” (aparecen pocos náufragos en el vasto mar). Al mediodía entró en escena Rajoy, braceando penosamente hacia su escaño, que se había convertido en un resto de la embarcación con el que mantenerse a flote. Mientras el orador de turno hablaba, algunos de los que habían naufragado con él se acercaban nadando al pecio del dirigente popular e intercambiaban algunas palabras antes de regresar a su pedazo de madera.
Leyendo los periódicos, te dabas cuenta de que lo único que había hecho Zapatero para ganar el debate había sido poner enfrente de Rajoy un espejo. A cada crítica del dirigente popular, Zapatero le había respondido recordándole lo que hizo el PP, cuando gobernaba, en esa materia. Finalmente, le dio la puntilla con una frase capicúa muy apropiada para las vísperas de un Apocalipsis fallido: “Es usted, señor Rajoy, un profeta del desastre, pero un desastre como profeta”. Punto y aparte.
Tras echar una cabezada en mi silla de la tribuna de invitados (un periodista de La Vanguardia me pilló y lo publicó en su crónica), poco antes de la hora de la comida me acerqué a la zona del Gobierno, colándome en el despacho del presidente sin pedir permiso, a ver qué pasaba. No pasó nada. Lo encontré tomándose unas almendras con coca-cola en vez de sorprenderlo esnifando una raya de coca. Cogí una almendra del platillo, para analizarla más tarde, y le pregunté sagazmente cómo se encontraba (no lo puedo remediar, soy un tipo incisivo). Me dijo que el debate sobre el estado de la nación era un poco agotador, como jugar dos partidos de fútbol seguidos, pero se sentía en forma. Le pregunté entonces cómo se explicaba el costalazo de Rajoy y me dijo que un debate de esas características no se pierde o se gana porque tengas una buena o una mala tarde, sino porque hayas entrenado durante todo el año.
–Y Rajoy –añadió– ha venido sin entrenar. Se pasó el primer año de oposición hablando del 11-M y llegó al segundo sin respiración, y muy averiado respecto al Estatuto catalán. Su problema, ahora se ha visto, es que sólo tenía una oportunidad y se la ha jugado a la desesperada. En política las cosas no pasan porque sí. La política tiene una lógica aplastante. Se ha caído porque se tenía que caer.
En ese momento le llevaron la comida, y, aunque no me pidió que me marchara, lo hice por iniciativa propia, para aflojar un poco la presión y que se confiara. Tarde o temprano lo descubriría metiéndose un pico de heroína o hablando con Luzbel. Pasaban de las dos de la tarde y a las cuatro comenzaba de nuevo el debate. Pero no me fui lejos. Salí al pasillo y estuve merodeando por los alrededores del despacho, a la espera de alguna señal. Todo el mundo, excepto las secretarias del presidente, que pidieron unos bocadillos, se había ido a comer. No había moros en la costa, con perdón. En esto, escuché la voz de Zapatero, a través de la puerta del despacho que daba al pasillo. Hablaba por teléfono con alguien. Pegué el oído, convencido de que le iba a sorprender pactando con Josu Ternera el modo en que el Gobierno entregaría las armas a ETA, pero estaba resolviendo un asunto doméstico, algo relacionado con sus hijas. Me sorprendió que un tipo empeñado en acabar con la familia tuviera aquellas preocupaciones, pero lo cierto es que ya empezaba a dudar de todo.
Por la tarde, cuando terminó el debate sobre el estado de la nación, lo acompañé a Moncloa. Esa noche daba una entrevista en directo para un programa muy conocido de la televisión catalana. Su equipo estaba preocupado, pues podía ser el remate a dos días demasiado intensos. Pero no pasó nada. Zapatero llegó, se dio una ducha, se fotografió con las maquilladoras, habló por el móvil (es un vicioso del móvil), dio la entrevista, y aquí paz y después gloria.
Tras despedirlo a la puerta de su casa, un coche me llevó a la mía. En la radio había una tertulia de periodistas. Escuchándolos, daba la impresión de que quien había ganado el debate había sido Rajoy. Como tengo complejo de inferioridad, estuve a punto de dudar de mis sentidos. Al llegar a casa, en vez de acostarme, entré en Internet y revisé atentamente los titulares de la prensa de ese día y del anterior, advirtiendo de súbito la falta de apoyos mediáticos de Zapatero. Los periódicos de la derecha apoyaban sin excepción a Rajoy, intentando rebajar la magnitud de su descalabro, cuando no negándola, pero no había uno sólo que aplaudiera la actuación de Zapatero. Comparado con Aznar, que, además de manipular sin rubor los medios públicos, creó con el dinero de todos los españoles un gigantesco grupo mediático a su servicio, Zapatero se encontraba, desde el punto de vista mediático, desnudo. En parte, por voluntad propia, pues ni siquiera había intentado utilizar los medios públicos, como si no los quisiera o no diera importancia a su influencia. Esto puede chocar con una idea muy instalada según la cual hay una prensa que es mera correa de transmisión de sus iniciativas, pero basta repasar con cierta objetividad los titulares de estos dos años, así como los artículos de opinión, para comprobar lo que decimos. Hay, desde luego, unos medios que están más cerca de los planteamientos del PSOE que de los del PP, pero la figura de Zapatero no goza, ni de lejos, de los favores de los que gozó en su día Felipe González ni de los que disfrutó Aznar.
Pensé: Zapatero pertenece a una generación cuyos hermanos mayores forman parte de la del 68, caracterizada por ser una generación tapón. La generación del 68 siempre ha mirado con cierta displicencia a la del 80, cuyos componentes no se habían tenido que enfrentar al franquismo, no habían sufrido la clandestinidad, no habían leído los mismos libros (quizá ni siquiera habían leído). La gente del 80, desde el punto de vista de la gente del 68, eran unos flojos. No estaban politizados, no eran agresivos, pedían las cosas por favor y, en vez de asesinar a sus hermanos mayores, los habían observado siempre con admiración. Se me ocurrió que quizá la indiferencia, cuando no la hostilidad, con la que Zapatero era tratado en los mismos medios que tanto habían protegido a González se explicaba en términos generacionales, y llamé a José Andrés Torres Mora para comentárselo.
José Andrés Torres Mora es sociólogo y diputado del PSOE por Málaga. Pertenece a la generación de Zapatero y fue su jefe de gabinete desde que accedió a la secretaría general del PSOE hasta que ganó las elecciones. Su despacho, que se encontraba al lado del de Rodríguez Zapatero, estaba lleno de libros de teoría política. Si pasabas por allí, salías con tres o cuatro manuales de republicanismo debajo del brazo. Torres Mora habla como si hubiera alguien durmiendo, en un murmullo. Al principio ni le escuchas porque te parece mentira que de unas maneras tan sosegadas pueda salir algo medianamente agudo. Pero si prestas un poco de atención, resulta que pronuncia una o dos frases afiladas por minuto. Me confirmó, desde la sociología, que las dificultades de Zapatero con los medios se explicaban en clave generacional.
–La generación de Felipe González –añadió– tiene un gran relato sobre sí misma, un relato épico. Nosotros somos una generación sin relato. Más aún: nuestra generación no hace relato, no relata, no escribimos, no hay cosas nuestras. No estuvimos detenidos, no conocimos el mayo del 68, no contribuimos a construir una democracia que apreciábamos, pero en la que no había sitio para nosotros, pues cuando intentamos irnos de casa, no había un mercado laboral en el que refugiarnos. No podíamos ser ciudadanos porque no se puede ser ciudadano en casa. Se es ciudadano en la calle, en el trabajo, en el ágora, en el Parlamento. Sin embargo, y como dijo Zapatero en su día, nuestra lengua materna es la democracia. Por eso entendemos a la generación de Felipe mejor que ella a la nuestra. Nosotros, para salir adelante, nos hemos tenido que mover en ángulo ciego de la sociedad. Adelantamos a Bono en el congreso del PSOE por ese lado, lo mismo que a Aznar. Ni Bono ni Aznar se lo podían creer, porque ni nos habían visto llegar. Y no necesitamos a los medios como los necesitaron Felipe o Aznar porque nosotros conectamos con el ciudadano gracias a la fuerza que nos da creer en lo que decimos. Esa fuerza nos conecta con el mundo. En ese sentido, Zapatero inauguró una tendencia nueva cuando hizo, desde la oposición, su primer debate sobre el estado de la nación. En vez de dirigirse a los periodistas, se dirigió a los ciudadanos. El resultado fue que los periódicos dijeron al día siguiente que había perdido el debate. A los pocos días, la encuesta del CIS lo dio como ganador. ¿Por qué se equivocaron los medios? Porque estaban en manos de una generación que no le entendía. Nosotros creemos en las palabras que decimos; esto nuestro no es un experimento de laboratorio, sino una convicción. En ese sentido, la generación de Felipe fue una generación antipolítica, muy pragmática, pero antipolítica. Les estamos muy agradecidos porque modernizaron España y nos colocaron en Europa. Pusieron las bases para convertir a este país en lo que es. Pero eran antipolíticos en el sentido de que tendían a separar el pensamiento de la acción. Separar el pensamiento de la acción significa que unos piensan y que otros actúan, y los que piensan no hablan con los que actúan, no hay diálogo. Eso equivale a expulsar el pensamiento democrático con la coartada de que hay una verdad política preexistente al debate. Nosotros creemos que la realidad social es el punto de partida y que el acuerdo es el punto de llegada. Somos una generación de políticos porque estamos convencidos de que las decisiones mejoran cuanto mayor es la obligación pública de explicarlas. Creemos que hay que devolver el poder al demos, al pueblo, y eso los ciudadanos lo perciben sin necesidad de grandes estrategias de comunicación. Lo que hace fuerte a Zapatero es su apoyo social. Conecta con la gente, no con los medios. De otro lado, nosotros hemos sido con la generación de nuestros mayores más generosos que ella con nosotros. Tenemos en el Gobierno a María Teresa Fernández de la Vega, a Rubalcaba, a Solbes. Y tuvimos a Bono…
Mi siguiente cita con Zapatero era el domingo 4 de junio (estaba empeñado en hacerme trabajar los domingos). Le acompañaría a Lleida, donde participaría en un mitin a favor del sí en el referéndum sobre el Estatuto catalán. Zapatero estaba ilusionado con ese viaje porque iríamos en el AVE de Cascos, un tren de alta velocidad paradójico (va despacio).
–Cuando viajo de una ciudad a otra, siempre veo las cosas desde el helicóptero o desde el avión –me dijo–. El AVE me permitirá verlas al nivel de suelo.
Se equivocaba: nada más entrar en el vagón lo condujeron a un departamento con aspecto de caja fuerte en el que los asientos estaban colocados de espaldas a las ventanillas.
–Siempre impidiendo que vea usted la realidad –le dije.
–Así son las cosas –respondió resignado, abriendo un periódico.
A mí me venía bien aquella especie de caja fuerte porque no le permitiría distraerse con el paisaje. Aunque el departamento estaba preparado para cuatro personas, íbamos él y yo solos, uno enfrente del otro. Es muy difícil quedarse a solas con un presidente de Gobierno. Ahora es la mía, pensé observándole los tobillos, para ver si tenía pies de cabra, uno de los síntomas que delatan la presencia del diablo. Pero advertí, pese al filtro de los calcetines, que los tenía normalmente conformados. Por lo demás, estaba alegre, descansado, bromeando sobre sí mismo con aciertos surrealistas.
–Hoy me he levantado delgado –dijo– porque ayer nadé mucho y cené poco.
Como no había manera de que se comportara como un mito para darme una satisfacción y resolverme de paso el reportaje, le pregunté cómo se defendía del proceso de mitificación al que estaba siendo sometido por sus adversarios, pero también por la gente más cercana a él, que lo adoraba. Me dijo que no corría ningún peligro de creerse las exageraciones de los amigos ni las de los enemigos, que eso les ocurría a los que tenían más pasión por el poder que por la política.
–Pero mi pasión –añadió– es la política, no el poder.
–¿Eso explica también su relación con los medios? –le pregunté tras hacerle partícipe de mis conclusiones (y de las de Torres Mora).
–En parte, sí. Los medios son una forma de hacer política desde el poder, porque quieren poder, pero no quieren transformar la sociedad. ¿Tienen los medios alguna vocación transformadora, de cambio? Tiene mucho más afán de cambio la ciudadanía. Por eso, yo trabajo cada día más pensando en los ciudadanos que en los periodistas, tanto en mi forma de actuar como en la de comunicar. Y esto constituye un acto de fe democrática. La fe en la democracia informa cada acto de mi vida. La idea es que mandan los ciudadanos. En mi campaña electoral dije varias veces que me proponía quitar poder a los poderosos y entregárselo a los ciudadanos, y a eso es a lo que me dedico. El único poder que tiene el 90% de los ciudadanos es su voto, cada cuatro años. Los poderosos, en cambio, votan todos los días. Y esta convicción hay que llevarla a todas partes. Te voy a poner un ejemplo muy claro, el de la energía nuclear, que va a provocar un debate muy importante. En nuestro programa, que coincidía con un deseo muy fuerte de la ciudadanía, se incluía la reducción de centrales. Ya hemos cerrado una. Es evidente que hay problemas de energía, y que quizá aumenten por el precio del petróleo. Pues bien, nosotros, en ese contexto, vamos a hacer un calendario de cierre de centrales. Esto va a generar mucha polémica porque la mayoría política, estoy seguro, va a apostar por la energía nuclear. La energía nuclear es la respuesta sencilla. Yo, sin embargo, creo que hay que hacer crecer las energías alternativas. Y eso, cuando lo haces por convicción, trasciende, con independencia de lo que digan los medios. Los ciudadanos desconfían con razón de la energía nuclear porque no está resuelta la seguridad ni está resuelto el problema de los residuos. Además, una cultura que contempla un límite a la energía nuclear es una cultura que pone freno también a los proyectos militares. No sólo tenemos Irán como problema. Hay otros países que van a caer en esa tentación. Siempre se empieza con fines civiles y de ahí se pasa a los militares.
Al hablar, inclina el cuerpo hacia mí e invade con frecuencia mi burbuja. Cuando algo de lo que dice le entusiasma, me golpea la rodilla, para subrayarlo. En las pausas, echa el cuerpo hacia atrás, hasta alcanzar el límite del respaldo y desde allí me observa como el pintor observa una pincelada de su cuadro. Más que hablar al interlocutor, lo utiliza como un lienzo sobre el que dibuja apasionadamente sus ideas. Da la impresión de que puede ver el efecto que han producido dentro de su cabeza. Después de valorar ese efecto, adelanta otra vez los brazos y el cuerpo hacia el oyente, rompe de nuevo su burbuja, le mira francamente a los ojos y vuelve a la carga poniendo más convicción o más matices o más datos, todo ello en función de unos cálculos que ha llevado a cabo mientras te observaba. No se advierte en él ninguna afectación, ninguna reserva, ninguna distancia. A los diez minutos te olvidas de que estás hablando con el presidente del Gobierno.
–Yo –está diciendo ahora– procuro cumplir cada día mi compromiso con los ciudadanos porque eso es lo único que me preocupa. De hecho, el grado de cumplimiento de nuestro programa, cuando termine la legislatura, va a ser espectacular. Ya lo es a dos años vista. Quizá el grado de reconocimiento de los medios no esté a la altura del grado de cumplimiento, pero a mí me parece bien que sea así, porque no estamos aquí para que los medios nos halaguen, sino para cumplir el mandato de los ciudadanos. A veces, en el Consejo, algún ministro se queja de que los telediarios de TVE no nos tratan bien. Y yo les digo que hemos ganado las elecciones para esto, para que los telediarios de la televisión pública sean, al fin, independientes. Si quieres que te traten mejor, hazlo mejor. A mí las satisfacciones más grandes no me las producen los aplausos, sino el hecho de ver a los demás felices. Un hombre en el poder no es un hombre en su destino. Lo que importa es el destino del país al que sirve. En eso consiste la visión republicana de la vida. La norma es muy sencilla: austeridad con uno mismo y generosidad con los demás.
Al observar que está El Mundo entre los periódicos que acaba de hojear, le pregunto si no le ha molestado la caricatura citada más arriba, en la que se le tacha de rata de albañal.
–En absoluto. Estas cosas no me llegan –asegura sonriendo–. Y cuanto más alejadas están de la realidad, menos me llegan.
–¿Qué le llega entonces? ¿Qué le emociona?
–Me emocionan, por ejemplo, los subsaharianos. El problema de la inmigración ocupa mucho mi pensamiento porque vivo respecto a él en una contradicción absoluta. Sé que no podemos dejarles pasar, pero mi deseo sería ofrecerles trabajo a todos. Y tenemos que encontrar fórmulas para resolver eso. También me preocupa mucho la generación de los llamados mileuristas. Por eso, al debate sobre el estado de la nación llevé una serie de medidas dirigidas a estas personas. Un país tan rico como España ha de tener a esta generación, que representa el arranque del siglo XXI, absolutamente comprometida con el proyecto político del futuro. Dentro de quince años serán ellos lo que tengan que cambiar el país, y no será posible si no les hemos hecho sentir afecto por lo público. Hoy tienen poco afecto porque, perteneciendo a una generación mejor formada que la mía, encuentran dificultades para salir a la vida. Y el problema no es que tengan que esperar cinco o seis años para acceder a un piso, que lo es y estamos trabajando en ello, el problema es que nosotros no nos podemos permitir el lujo de que las ideas con las que esa generación va a cambiar el mundo lleguen a la sociedad con cinco o seis años de retraso. Me gustaría que esa generación estuviese tan politizada como lo estuve yo. Yo sentía tanta pasión por la política como por mi mujer. Creía tanto en ella como en mi mujer. Yo sentí que la democracia del 78 estaba hecha para mi generación, para mí, que voy a pasar, al contrario de mi padre, el 80% de mi vida en democracia. Yo soy la primera generación que ha disfrutado de España. Tenía 16 años cuando las primeras elecciones. Iba con mi hermano por León repartiendo propaganda de izquierdas porque teníamos la impresión de habernos ligado a la chica más guapa del mundo, que era la democracia. Y esa creencia nos salvó. Por eso considero tan importante que esta otra generación sienta también afecto por lo público, que crea en la política, en la democracia.
–¿Y lo está consiguiendo?
–Claro que sí. De hecho, en las próximas elecciones el voto joven va a ser decisivo.
–Por cierto que, hablando de su hermano, con el que repartía propaganda, creo que tanto él como su padre estaban más a la izquierda que usted.
–Mi hermano era del PC, y muy activo, y mi padre había colaborado con el PC en la clandestinidad. Recuerdo que en mi casa había una multicopista de esas. ¿Cómo se llamaban?
–¿Vietnamitas?
–Eso es, una vietnamita. Pero mi padre ya votó al PSOE en el 77. Marx es un extraordinario pensador y un excelente analista del capitalismo. Pero le falta reflexión sobre la democracia. El monopolio económico produce efectos negativos. El origen de la izquierda se encuentra en los valores de la Revolución Francesa, que es una revolución ciudadana porque se enfrenta a quienes en esos momentos monopolizan el poder: la nobleza y el campesinado. De ahí salen todos los valores de la izquierda. Lo malo es que habitualmente se piensa más en términos de poder que de democracia. Quienes piensan que al poder se puede llegar de cualquier manera (a través de la lucha armada, por ejemplo) también piensan que se puede ejercer de cualquier manera. Y eso no puede ser. El Muro de Berlín fue un argumento excelente para la derecha. Era tan bueno que Berlusconi todavía lo utilizó en las últimas elecciones. Ahora la derecha no tiene fantasmas con los que azuzarnos para ejercitar el poder. Por eso utiliza a Bin Laden. Pero nadie se cree que Bin Laden pueda debilitarnos tanto. No tiene el poder que había al otro lado del Muro. Lo que da fuerza a un proyecto democrático es la transparencia, la deliberación democrática, el debate. El poder tiene que tener todos los controles del mundo. Cuantos más controles tenga, mejor. Por eso puse tanto empeño en dar libertad a los medios públicos Ahora bien, yo creo que los medios deberían aportar más ideas de cambio. Aportan poco en esa dirección. Y se equivocan, porque un medio de comunicación puede dar muchas satisfacciones a los suyos, pero carecer de influencia social.
–Acaba de hacer frente al debate sobre el estado de la nación. Dentro de unos días se votará el Estatuto catalán. Además, ha asegurado que de un momento a otro anunciará en el Parlamento el inicio de los contacto con ETA. ¿No hay una concentración excesiva de asuntos capitales en muy poco tiempo?
–La política es el control de los tiempos. La política es tiempo, mucho más en una sociedad cuyo volumen de información al día es impresionante. Hay que pensar no sólo cómo dices las cosas, sino cuándo las dices. Siempre hay un margen aleatorio de error, siempre se corre algún riesgo, pero estamos aquí también para correr riesgos. Antes de ganar las elecciones, comenté con algunas personas que me iba a tocar la tarea de poner fin a ETA, no porque yo tuviera cualidades especiales o porque dispusiera de unos recursos que no hubiera descubierto nadie, sino porque era el tiempo de acabar con ETA. No gané el congreso de mi partido por ser José Luis Rodríguez Zapatero, sino porque había llegado el momento de los Zapateros. Pues bien, ahora ha llegado el momento de desatar este nudo. Si a esa certeza le pones unas gotas de sentido común y de intuición (y esto se da por descontado en una persona muy bregada políticamente como yo), lo normal es que las cosas salgan bien.
Cuando le recuerdo una idea muy extendida en determinados ambientes según la cual es más beneficioso (incluso electoralmente) mantener a ETA como una enfermedad crónica que intentar eliminarla, me dice que ese tipo de análisis pertenecen a aquellos que aman el poder por encima de la política y cuyo deseo es perpetuarse en el poder.
–Mi experiencia de estos dos años en el Gobierno –añade– es que el poder es un buscador incansable de excusas para demorar la solución de las tareas difíciles. Yo no estoy dispuesto a caer en ese vicio. Por eso tomo decisiones cuando creo que es el momento de tomarlas. Evalúo los riesgos y mido las consecuencias, desde luego, pero en esta evaluación jamás intervienen cálculos electoralistas. No te puedes imaginar hasta qué punto esos cálculos pueden retrasar las decisiones importantes. En el problema de ETA, si no hubiera elecciones dentro de dos años, estaríamos todos de acuerdo. Fíjate, por ejemplo, en el asunto de las pensiones. Yo llevo 20 años oyendo que no se pueden subir las pensiones porque el sistema no aguanta. Pues las hemos subido y no sólo aguanta, sino que mejora. Si se hubieran cumplido las profecías de los agoreros, el sistema de pensiones habría saltado a mediados de los noventa.
–¿Qué más ha aprendido durante estos dos años?
–He aprendido a estimar aún más a la ciudadanía común, en la que hay un verdadero afán de cambio, y a ignorar a los que justifican tanto. Y veo con ironía ese aire de superioridad que transmiten algunos como Rajoy: “Usted no sabe nada, usted es un insolvente, usted no tiene proyecto, ni equipo ni ideas…”. Me divierte. Mira, yo no estaba de acuerdo con Aznar, pero Aznar tenía un proyecto político. Rajoy es como el recuelo del café. Es un hombre de hace 30 años, incluso del siglo XIX. ¿No te lo imaginas perfectamente en el casino, pasando la tarde?
Cuando llegamos a Lleida, un colaborador se acerca a él y le dice que tiene que bajarse el último del tren.
–Siempre me tengo que bajar el último o el primero, pero aún no he averiguado de qué depende –me confía con expresión divertida.
A pie de vagón le están esperando Montilla, Maragall y las autoridades locales. Tras los saludos de rigor, la comitiva se dirige a una sala de la estación habilitada para un pequeño ágape. Antes de llegar a la sala, aún en pleno andén, Zapatero ve entre el público a un grupo de limpiadoras a las que se acerca, rompiendo el circuito establecido. Son ocho o diez chicas a las que besa y con las que bromea unos instantes antes de preguntar cuántas de ellas son catalanas. Sólo hay dos. El resto son inmigrantes. Zapatero registra el dato y continúa el recorrido.
Dedicó gran parte del mitin a los jóvenes, a los mileuristas de los que me había hablado en el tren. Dijo que ellos gobernarían mejor que él porque entenderían su tiempo mejor que él. En contra de la tentación, tan extendida, de vaticinar que con uno se acaba el mundo, Zapatero asegura siempre que lo mejor está por llegar.
Ese día regresamos a Madrid en avión, desde Zaragoza. Después de que nos sirvieron las almendras y la cerveza cuarteleras, le dije si pensaba a veces en el día que dejara de gobernar y si no le daba miedo salir mal de La Moncloa, lo que parece que es, hasta ahora, el destino de todos los que han pasado por ella.
–Lo peor –bromeó– no es cómo salen, sino en lo que se convierten después.
Enseguida, cambiando de gesto, como diciendo ahora en serio, añadió:
–Soy psicológicamente muy distinto a Aznar o a Felipe González. Me veo, una vez que termine esta etapa, tranquilo, trabajando para el Consejo de Estado, ayudando en lo que pueda y, sobre todo, dando algunas clases a los alumnos de Políticas, para decirles la verdad sobre este mundo. No me veo opinando ni intentando dar clases a mi sucesor de cómo se es presidente. Los ex presidentes creen que hay que enseñar a ser presidente, lo cual en democracia es absurdo. Hay que aprender a ser presidente, pero no se enseña a serlo. Además, lo que se aprende sin estudiar no se olvida.
Cuando estamos llegando a Madrid, me pregunta si es muy difícil escribir un reportaje. Le miro con desconfianza, dando por supuesto que se trata de una pregunta retórica, pero él pone un gesto de estar a la escucha que me conmueve, de modo que empiezo a mostrarle mi cocina. Cuando llevo un rato hablando, me doy cuenta de lo absurdo de la situación, pero él continúa prestándome una atención desmesurada. Así que le explico cómo reúno los materiales, cómo los articulo, cómo intento ponerlos al servicio del sentido… Todo ello con una sensación insoportable de cazador cazado.
Zapatero ganó el debate sobre el estado de la nación celebrado los días 30 y 31 de mayo. Según la encuestas del CIS, a la pregunta de quién cree usted que ganó el debate, el 50,2% de los encuestados respondió que Zapatero, frente al 14,3%, que atribuyó la victoria a Rajoy. Una goleada que los medios no reflejaron al día siguiente ni de lejos. El 18 de junio, el pueblo catalán dio al Estatuto un sí abrumadoramente mayoritario con una participación escasa, aunque superior a las de otras consultas de este tipo. Y el 29 de junio, por fin, Zapatero anunció en el Congreso el comienzo de las conversaciones con ETA. No le cabía en la cabeza, me había dicho, que hubiera una fuerza política que no quisiera participar en este esfuerzo por acabar con la violencia. No podía entenderlo y siempre tuvo la esperanza de recuperar a Rajoy. Por ello demoró el anuncio, aunque lo llevó a cabo dentro del mes de junio, como había prometido el día de nuestro primer encuentro, en el mitin de Barakaldo. Para no subrayar la soledad de Rajoy en aquel momento histórico, hizo el anuncio en una comparecencia ante la prensa, en vez de en el hemiciclo, y ordenó a su gente que no hiciera una sola crítica al jefe de la oposición ni al PP. Era jueves, día de pleno parlamentario.
–Qué va usted a hacer ahora? –le pregunté al acabar la conferencia de prensa.
–Irme al pleno a trabajar, es un día cualquiera.
Se fue al pleno, se sentó en su sitio y logró de este modo impregnar de cotidianidad un hecho histórico. En apenas cinco semanas había resuelto tres asuntos que podía haber sacado adelante en dos legislaturas sin que nadie se lo reprochara.
José Luis Rodríguez Zapatero se encuentra en medio de la legislatura y en la mitad de su vida. Le apasiona su trabajo, tiene una vida familiar apacible y un optimismo sin límites sobre las posibilidades del país en el que le ha tocado vivir. En los aviones y en los trenes en los que viaja se sigue respirando el mismo ambiente informal que hace dos años, cuando llegó al poder. La gente del equipo está atenta a sus responsabilidades, pero jamás se la ve tensa.
–Soy –me diría para explicarme cómo logra crear esa atmósfera– el presidente de la democracia que menos distancia ha marcado con sus subordinados. Soy poco jerárquico, lo que a veces puede parecer anárquico. Nunca he echado a nadie una bronca, jamás. Cuando algo no me gusta, me callo. Esa es la máxima reacción de disgusto que me permito. Es fundamental que la gente se encuentre bien, que sienta que reconoces su trabajo y sabes lo que hace. Me cuentan las cosas tres y cuatro veces, porque yo recibo información por vías muy distintas. Jamás le he dicho a un colaborador que ya sé lo que me quiere contar.
Cuando hace dos años ganó las elecciones, decíamos de él que era un enigma. Hoy, en muchos ambientes (también fuera de España), es un mito. Entre el enigma y el mito, oculto o protegido por ambos, cabalga un hombre de izquierdas, excepcionalmente dotado para la política (que no para el poder) y empeñado en cumplir el punto más importante de su programa electoral: no decepcionar a los votantes. A la hora de cerrar estás líneas, y según la última encuesta del instituto Opina, Zapatero sacaba 20 puntos de ventaja a Rajoy en valoración ciudadana. Y una parte significativa de los votantes del PP aseguraba preferir que ganara el PSOE. Pero Rajoy continuaba predicando el fin del mundo con una pasión que evidenciaba su deseo de que sucediera, pues sólo en un escenario apocalíptico podía germinar su mensaje.

Sursum corda! dijo...

¿Pero esto tíos dicen que escriben?

"Al día siguiente, un José Blanco lívido, si se me permite la redundancia," J. J. Millas

Pues sí, se le permite, pero será en otra parte, que no ahí.

Sursum corda! dijo...

Zapatero: "–Ya he aprendido a dar titulares –añadió con ironía–. Al principio creía que bastaba con dar ideas. Pero me decían que no, que había que dar titulares."

Chico listo.

Sursum corda! dijo...

JJMillas ¿en qué planeta vive?

"Hay, desde luego, unos medios que están más cerca de los planteamientos del PSOE que de los del PP, pero la figura de Zapatero no goza, ni de lejos, de los favores de los que gozó en su día Felipe González ni de los que disfrutó Aznar."

Jajajajajaja. El sectarismo en fáciles lecciones.

albatros dijo...

Pido disculpas por haber recordado tan brutalmente la hondura política de quien nos gobierna y la altura moral de quien le entrevista.

"Eso" también es España, manque nos pese.

Sursum corda! dijo...

España va bien. No, mejor. Todo va bien, todo va mejor que bien, requetebién.

Esa es la filosofía Zapatero y aduladores. No hay problemas y todo lo que dice Rajoy son profecías del desastre.

Y como la gente quiere ver normalidad, se le anuncia normalidad.

Lo malo de la realidad es que tiene su color aunque te empeñes en mirarla con gafas de color de rosa, y resolver los problemas consiste, en primer lugar, en verlos y no en querer disimularlos. Tampoco iba a haber crisis inmobiliaria y los pisos, se decía, nunca han bajado de precio.

No va a haber problemas en el mejor de los mundos posibles, pero acaba por haberlos y es ENTONCES cuando los Zapateros pierden las elecciones. Mientras tanto, no despertéis a España, España duerme.

Sursum corda! dijo...

albatros, gracias.

Es largo pero es revelador: el reportaje de un periodista superficial sobre un político superficial.

John Silver, extracorto, dijo...

Basta con leer el final para saber que toda esa deposición, traída en el pico de albatros, es ajena a la realidad, si no pura mentira:

"Pero Rajoy continuaba predicando el fin del mundo con una pasión que evidenciaba su deseo de que sucediera, pues sólo en un escenario apocalíptico podía germinar su mensaje."

En lo más parecido a un escenario apocalíptico para el balneario europeo, casi 200 muertos y bronca callejera, llegó Rodríguez a eso que dicen no es el poder. Es curiosa esa tendencia, de los psikofantes progres, a mentar la cuerda en casa del ahorcado.

churruca dijo...

“Cuando hace dos años ganó las elecciones, decíamos de él que era un enigma. Hoy, en muchos ambientes (también fuera de España), es un mito.”

Este Millás es un visionario. Efectivamente, el niño del panegírico es un mito. Porque mítico es lo que ha conseguido en sólo cuatro años.

Psikopatías dijo...

Satírico

Al niño del panegírico,
melindroso con lo empírico
pues está a gusto en lo onírico,
le pone ponerse lírico.

brainstorm (o igual me quedo en el pelos, revueltos) dijo...

¿Mentar la soga en casa del ahorcado? No, en política lo que se lleva, cuando se hace algo inaceptable, es acusar al contrincante de lo hecho.

navarra dijo...

Entonces,¿por qué el político superficial está a punto de obtener la mayoría absoluta en las próximas y decisivas elecciones?

Piadoso pelos dijo...

¿Porque tiene 5 de las 6 TVs?

churruca dijo...

Porque el mensaje superficial tiene éxito, y los efectos de sus majaderías tardarán aún en ser percibidos en toda su extensión.
Así, Rajoy y en general cuantos no aprobamos lo que el niño del panegírico está haciendo, somos presentados como catastrofistas. Y la orquesta del Titanic sigue entreteniendo a todos los que aún no se han enterado de que el barco va camino de hundirse.
Hacer el tonto en un país económicamente sano como España tiene sus ventajas; la juerga puede durar más. Pero mucho me temo que otros cuatro años más de Rodríguez y le echamos el cierre a esto.

John Silver, más corto dijo...

¿Tambien Rub-al-kaaba está incubando un alzheimer?:

"Yo no lo sé, no lo he visto. Desde luego yo no he leído un informe con esa ridiculez. No lo he leído porque me acordaría. Es una cosa tan falsa y tan ridícula que me acordaría. Pero sí recuerdo haber visto en un confidencial hace algunas semanas eso, por tanto, por ahí anda. Era un rumor que anda por ahí. Pero no he visto ningún papel oficial sobre eso".

John Silver, más corto, dijo...

Naparra dijo...

"próximas y decisivas elecciones"

Me inquieta. Son decisivas como de costumbre, o son verdaderamente decisivas. Sin rodeos, ¿son las últimas?

pelos dijo...

Y entonces tampoco se frenará zapaterismo si sigue controlando el 83,33% de la propaganda que llega a la población.

El populismo tampoco se frenó en Argentina por el ir a peor. Siempre se puede seguir empeorando.

John Silver, más corto, dijo...

Churruca dijo....

"Pero mucho me temo que otros cuatro años más de Rodríguez y le echamos el cierre a esto."

¡Cuidadao! No le van a llamar catastrofista. Le van a llamar Urraca.

Anónimo dijo...

Esbozo de moderna vida ejemplar. Un nuevo Caro baroja tiene aquí materia para un capítulo de "Modernas vidas por oficio":

Victoriano Ceballos Fernández, presunto cabecilla de la trama de corrupción destapada por el juez Santiago Torres en el Ayuntamiento de Madrid, se convirtió en funcionario municipal en 1984 a través de un concurso que convocó y adjudicó su cuñado, Saturnino Zapata, por entonces concejal de Personal perteneciente al PSOE, según han adelantado La Razón y ABC.

Sursum corda! dijo...

navarra:

El presidente superficial hace, cómo no, un análisis superficial de los problemas y les da una receta superficial.

Es un poco largo pero en este párrafo hay mucho de esa superficialidad.

"El único poder que tiene el 90% de los ciudadanos es su voto, cada cuatro años. Los poderosos, en cambio, votan todos los días. Y esta convicción hay que llevarla a todas partes. Te voy a poner un ejemplo muy claro, el de la energía nuclear, que va a provocar un debate muy importante. En nuestro programa, que coincidía con un deseo muy fuerte de la ciudadanía, se incluía la reducción de centrales. Ya hemos cerrado una. Es evidente que hay problemas de energía, y que quizá aumenten por el precio del petróleo. Pues bien, nosotros, en ese contexto, vamos a hacer un calendario de cierre de centrales. Esto va a generar mucha polémica porque la mayoría política, estoy seguro, va a apostar por la energía nuclear. La energía nuclear es la respuesta sencilla. Yo, sin embargo, creo que hay que hacer crecer las energías alternativas. Y eso, cuando lo haces por convicción, trasciende, con independencia de lo que digan los medios. Los ciudadanos desconfían con razón de la energía nuclear porque no está resuelta la seguridad ni está resuelto el problema de los residuos. Además, una cultura que contempla un límite a la energía nuclear es una cultura que pone freno también a los proyectos militares. No sólo tenemos Irán como problema. Hay otros países que van a caer en esa tentación. Siempre se empieza con fines civiles y de ahí se pasa a los militares."

Pues bien. El presidente superficial reconoce que va a haber problemas con el petróleo, que la energía nuclear va a ser apoyada por parte de la clase política, pero como la gente cree que hay problemas de seguridad y de residuos, pues se le da la razón a la gente, que es la que vota, y ya está.

No se dice si lo de las energías alternativas es técnicamente o económicamente posible ni si se adecua a las necesidades de la industria o del transporte. Lo importante es que como el lo dice con convicción, lo dijo Blas, punto redondo.

Lo último de asociar energía nuclear con guerra es tan superficial como asociar la siderurgia con las divisiones acorazadas o la fabricación de botas con las de infantería. Pero queda bien cara a la galería desinformada, a la que NO SE INFORMA sino que se le da la razón en sus miedos y prejuicios o se le alimentan.

Sursum corda! dijo...

Sí, tiene narices que diga que no tiene los medios a favor, cuando la mayoría son unos aduladores de Zapatero o reparten caña al PP.

luigi dijo...

El político superficial de mayorías electorales profundas.

Usi dijo...

No había visto El Mundo, hoy, revelándose una vez más como el Gara de los terroristas del 11-m. ¿Qué se diría si se concediera a los etarras los espacios que les cede El Mundo hoy? ¿Y con esos titulares? ¿Y con esos comentarios?

Saludos,

Usi.

vivalagente dijo...

Sursum corda:Yo también creo,desde mi ignorancia, que la energía nuclear en manos de algunos mandatarios megalómanos puede ser muy peligrosa. Ningún tipo de éstos va a renunciar a la posibilidad de tener armas nucleares una vez que tengan la tecnología necesaria.
Y luego está el peligro de que cuanto más países tengan armas nucleares más fácilmente pueden caer en manos de grupos terrroristas.

MariscalZhukov dijo...

Como viejo bolchevique me encanta ver acojonada a la burguesía catalana ante el acoso de los camisas parda antisistema auspiciados y protegidos por su consejero del interior antisistema. Cómo se les rompen los escaparates es conmovedor. ¡Tan libres ellos!Es todo como una pequeña fiesta entre amigos hasta que empiece a haber muertos. Nadie se alarme, que serán accidentes entre gentes que quieren todos lo mismo: paz y patria catalana. La mujer de Saura presidrá exequias como quien asiste a la entrega de los campeonatos de castellets.

Cuando se enfaden unos u otros ya aparecerá el pistolerismo aunque solo sea por tradición.

Bremaneur dijo...

Sin duda alguna, éste es el mejor libro de Suso de Toro, ya que no lo ha escrito él. Por lo que parece, se limita a transcribir opiniones ajenas. Qué chasco. Yo quería análisis en profundidad, algo duro, un esfuerzo intelectual enorme que le llevara a Suso a relajarse antes de empezar, cerrando los ojos y pensando para sí mismo: "Relájate, el esfuerzo será enorme, empieza por vaciar tu mente..."

Feroz dijo...

Frase del marmolillo:

“Es usted, señor Rajoy, un profeta del desastre, pero un desastre como profeta”.

¿Cuántas de las profecías de Z se han cumplido?

Anónimo dijo...

MariscalZhukov dijo...

Ayer, de madrugada, alguién tiró un producto inflamable en el único Distrito Municipal de Barcelona gobernado por IC. Las llamas acabaron con unos despachos de la planta baja.

Hace escasos meses intervinieron los artificieros para desactivar un paquete sospechoso.

Este Distrito es el que cuenta con el número más elevado de casas okupadas.

¿Casualidad? o primeros síntomas...

Feroz dijo...

Practican la dialéctica de los puños y las pistolas, pero no los llaman neonazis

luigi dijo...

Balza, el consejero que no quería saber demasiado.

Sursum corda! dijo...

vivalagente: "Yo también creo,desde mi ignorancia, que la energía nuclear en manos de algunos mandatarios megalómanos puede ser muy peligrosa."

Lo cree usted, lo creo yo, lo cree mucha gente y es de sentido común.

Tenemos un peligro real de que países "poco civilizados" se fabriquen sus bombas nucleares y tengan ganas de usarlas. Ahí tenemos a Ahmadineyad en Irán, a Kim Il Jong en Corea del Norte, a un Chávez aspirante, a Pakistán, a cualquiera que usted diga.

En eso no hace falta decirle que tengo las mismas preocupaciones que usted o mayores. Pero lo de Zapatero no va por ahí sino por el uso civil de uranio para producir electricidad. Y ESO es lo que él procura no explicarle a usted para que usted crea que se trata del peligro de las armas atómicas.

Y no tiene nada que ver.

Necesitamos energía y todo eso de las energías renovables está muy bien, pero al menos por ahora es INSUFICIENTE.

Cuando le dicen que un aerogenerador tiene un megavatio de potencia, o sea, mil kilovatios, si usted tiene una potencia contratada de pongamos 5 kilovatios de potencia en su casa, significa que ese aerogenerador produce energía para abastecer a 200 casas como la suya.

Pero lo que no le dicen es cuánto tiempo funciona ese aerogenerador, cuántos días no hace viento, o hace demasiado y el aparato se para. Ponga usted la mitad y se queda la cosa en 100 familias por aparatito. E imagine que no hay alternativa y se para el viento ¿Se puede parar todo y no sólo nuestra luz del salón?

Lo malo es que la industria necesita energía sin parar y hacen falta mucho más del doble de aerogeneradores para garantizar la potencia necesaria.

De los paneles fotovoltaicos ni hablamos porque producen energía carísima.

Así que si el petróleo se encarece ¿qué hacemos?

Yo tengo en casa todo eléctrico y vengo a gastar un promedio de 2,3 euros diarios. Si la energía costase el doble pagaría 4,6. Podría dejar pequeños gastos y apenas importaría. Lo malo es que todo sube en cadena. Sube el coste de las industrias, de los transportes, de los alimentos, de todo lo que consumimos, de cada vez que nos desplazamos. Y eso, vivalagente, sí es demasiado serio como para frivolizar como Zapatero acerca de la energía nuclear y las fuentes renovables.

Zapatero tampoco le dirá que mientras gobernó el Partido Socialista en Francia funcionaron las centrales nucleares sin ningún problema y que éstas producen, según creo, más del 50% de la energía eléctrica que se produce en ese país.

Quizá muchas de esas cosas ya las sabía usted, pero no creo que Zapatero se las vaya a contar al que no las sepa. Yo prefiero encarar los problemas cuando aún tienen solución y asumir las dificultades cuando puedo hacerlo, antes de que las circunstancias me obliguen.

catalina dijo...

Del blog de Antón Uriarte, la mayor herejía que puedan oir; agárrense fuerte y no lo repitan muy alto,

un homenaje al carbón

"Tuesday, July 25, 2006
Carbón limpio

Las grandes revistas que moldean el subconsciente colectivo nos han ido metiendo la idea de que la era del carbón se acabó. A base de machacarnos con imágenes efectistas, como la de la mirada de desolación que transmite este minero en la portada del Time de Marzo de 1978. Gloria al minero y repudio al carbón: por sucio, anticuado e ineficiente. Mejor una placa fotovoltaica en la ventana, un molinillo en el tejado y una central nuclear en el patio.

Pero no. Resulta que esta semana el Time, la nave capitana del emporio Time-Warner-CNN, da un quiebro y publica un importante artículo de dos páginas titulado Coal's Bright Future (El futuro brillante del carbón). Me alegro que por fin se reconoce que el carbón es un combustible barato, abundante, bien repartido y cuyas existencias conocidas dan aún para varios siglos.

Al fin se acepta la posibilidad de seguir utilizando carbón con nuevas técnicas, que permiten bajar considerablemente las emisiones. A mí no me parece nada peligroso el incremento atmosférico del CO2, pero bueno, si no se quiere emitir ese gas, hace ya tiempo que varias compañías van poniendo en práctica centrales térmicas piloto que lo consiguen. En las más adelantadas el carbón se gasifica antes de ser quemado en turbinas de ciclo combinado (centrales IGCC). Emiten menos CO2 que el de una turbina de ciclo combinado de gas.

También se desarrollan y se practican ya sistemas de enterramiento geológico del CO2 producido, que de esta forma no llega a emitirse. En esta página del IPCC se encuentra una amplia información.
posted by Antón Uriarte @ 9:47 AM"

catalina dijo...

Que conste, ahora que no nos oye nadie, que condeno con energía la dictadura de Franco, pero que me estoy volviendo una rendida carbonófila.

Jokin dijo...

Oigan ustedes, ¿y hoy no hay hora bruja?

Yo que le quería regalar a Ikewana uno de los clásicos de mi infancia...

Perdido en mi habitación

catalina dijo...

Más sobre el carbón y la generación alternativa de electricidad, de nuevo Antón Uriarte:

Saturday, July 22, 2006
El carbón al rescate

Según los datos de Red Eléctrica Española el otro día, el 17 de Julio, se batió en España a las 13,26 de la tarde el record veraniego de demanda de energía elctrica (40,730 Mw). Los miles de aerogeneradores que van cubriendo el paisaje de la península apenas fueron capaces de suministrar el 1,5 % de la electricidad requerida en ese minuto y a esa hora.


Qué timo es éste ? No hay día que no salga a la carretera y no me cruce con un camionazo transportando de aquí para allá uno de esos monstruos (no son molinos, son gigantes).


El último que me crucé era de General Electric, la multinacional americana que también se ha sumado al carro del negocio tras la compra hace unos años de la sección eólica que llevaron a la quiebra los estafadores de Enron (lean esta noticia del 2000 y ríanse un poco : http://www.jccm.es/prensa/historicos/textos/np17462214062000.htm


Por otra parte, durante el mes de Junio pasado de nuevo fue el carbón el que vino al rescate. Fue la principal fuente de energía eléctrica en España haciéndose responsable del 30,3 % de la producción de electricidad.


posted by Antón Uriarte @ 2:07 AM"

catalina dijo...

Perdone, JOKIN,

es verdad que es la hora bruja.

¿Pero donde están los oficiantes mayores?

luigi dijo...

Y mi petición para la Hora Bruja de esta noche es I wish, por Stevie Wonder, gracias.

(¿no han conectado hoy los DJ Ike Bros?).

Jokin dijo...

Bueno, Catalina, pues hoy tendremos que ser tú y yo los disc-jockeys.

Por lo pronto, a mí me gustaría observar que me pareció totalmente ignominioso que hace un par de años se nombrara al "Mediterráneo" de Serrat como la mejor canción española de los últimos cincuenta años, por encima incluso -¡sacrilegio1- de Hijo de la luna

catalina dijo...

JOKIN, aquí está LUIGI, menos mal.

Es que yo traigo cosas de papás y mamás que la marinería luego pone en solfa... con lo estupendo que era el sonido californiano de esas parejitas.

luigi dijo...

Catalina, pinche usted lo que desee con toda confianza, esta noche parece que los dj´s residentes faltan así que hagánse con los controles.

catalina dijo...

Algo completamente distinto: la calidad de la grabación no es buena, pero si les han visto en directo, ya saben cómo se las gastan estos muchachos,

In memoriam, BALLETS DE MONTECARLO

Sursum corda! dijo...

catalina:

Ya que hablamos de energía, le(s) pongo dos enlaces interesantes.

Energía solar para dummies y Menestros de Industria(I). Potencia y Energía


Energía Solar II ¿Y cuánto ocupa?

Sursum corda! dijo...

Perdonen.

Compruebo que los enlaces funcionan "a veces" como los aerogeneradores, pero son correctos.

Inisitan si es posible. Me parecía un poco demasiado copiar los dos textos aquí.

catalina dijo...

Gracias SURSUM, mañana lo veré despacito porque ya es muy tarde.

Saco al gato que se ha vuelto a colar en la cocina, doy un vistazo por la cubierta y al camarote, que hace un frío que pela.

Gracias también LUIGI.

Buenas noches a todos.

Sursum corda! dijo...

Pues va...

Energía solar para dummies y Menestros de Industria(I). Potencia y Energía



Hace unos días pudimos ver una noticia relativa a la enésima petición por parte de los mandos de grandes empresas europeas del sector energético para abrir de una vez y seriamente el debate sobre el futuro de la industria nuclear.
Podemos ver la reseña de la misma gracias a uno de los blogs de e-pesimo. El motivo inicial de la reunión era homenajear a la fallecida Loyola de Palacio. Llama la atención en primer lugar, por lo acertado de la misma, la frase de Loyola que citó la presidenta de Areva: "...(en el sector energético) la energía nuclear no es la solución, pero no hay solución sin energía nuclear".
Como no podía ser de otra forma el prestigioso menestro sr. Clos, basándose sin duda en sus vastos conocimientos, su dilatada experiencia y su fina intuición arrojó un jarro de agua fría sobre las expectativas de la gente sensata allí reunida negando nuevamente la posibilidad de aumentar el parque de generación nuclear. Aprovechó para lanzar la primicia de que iban a aumentar el cupo previsto para el 2.010 de generación de electricidad mediante energía solar (en el RD 661 de mayo pasado se fijaba un tope de 371 MW para la fotovoltaica y 500 MW para la solar termoeléctrica) ampliando el objetivo hasta 1.200 MW. En este punto de la noticia viene la simpática coletilla que apunta "...y espera que, en 2010, se generen ya por esta vía 1.200 megavatios, por encima, por ejemplo de la central nuclear de Trillo". No sé si tal afirmación es de la cosecha del propio menestro o del periodista (que tampoco sería de extrañar), pero viene bien para explicar la diferencia entre los conceptos de "potencia" y energía", que con tanta frecuencia se confunden al hablar de estas cuestiones.
Hago un inciso para apuntar que en realidad todo esto se estudia (en fin, quiero decir que se estudiaba) en el bachillerato y sin duda los inteligentes y formados lectores que pasan por aquí lo conocen de sobra. No obstante, sea para refrescar conocimientos, sea para ampliarlos, vamos a ello:
La energía, medida en el Sistema Internacional de unidades en Julios (J), es una magnitud absoluta, independiente del tiempo. Por ello, cuando se habla de la energía producida por una central, si se quiere ser no ya preciso sino coherente, es imprescindible añadir una referencia temporal. Es decir, se debe indicar "tal central ha generado la cantidad X de energía en un año (o en un día o en segundo)". Si no se aclara esto, la trampa es evidente, una central pequeña puede generar la misma cantidad de energía que una grande ..... a base de trabajar más tiempo.

La potencia en cambio, lleva implícito el factor temporal. Su unidad es el Watio (W) que es la potencia necesaria para generar un Julio en un segundo (W = J/s). Como el Watio es una magnitud pequeña, se suele hablar de miles de Watios (kilowatios = kW) o de millones de Watios (Megawatios = MW). A menudo veréis escrito (en periódicos de forma confusa, en vuestro recibo de la luz de forma exacta) la unidad kWh (kilowatiohora). Bien, pues el kilowatiohora no es una unidad de potencia sino una unidad de energía, y se corresponde con la cantidad de energía generada (o consumida) por una central (o por un consumidor) en una hora.
Por ello, y según anticipábamos arriba, decir que has consumido (o generado) 300 kWh (recordemos, hablamos de energía), así sin más, no es decir mucho si no ponemos marco temporal. Por ejemplo, "este mes en mi casa hemos consumido 300 kWh (300 kWh/mes)" es un consumo normal, pero podiais haber consumido esos mismos 300 kWh (esa misma energía) en un año y seriais unos tipos ahorradores o en un día y seriais unos derrochadores (como el ecolojeta Gore en su casa).
Volvamos a lo de arriba que ya me estoy explayando mucho y es viernes. Cuando se dice que en el 2.010 las centrales solares "generarán" lo mismo que Trillo, se dice una verdad a medias (o sea, una mentira de las peores).

El motivo es sencillo. La central nuclear de Trillo tiene una potencia nominal algo superior a 1.000 MW, es decir y aunque parezca de perogrullo, produce 1.000 MWh cada hora (1.000 MWh/h). Ahora bien (más perogrullo), los produce cada hora que funciona (que está en marcha). Como dicha central (como todas las nucleares) funciona casi todas las horas del año (aprox. entre un 94%, y un 97% dependiendo de los ciclos de recarga del combustible) y como el año tiene 8.760 horas (si alguien no sabe hacer el cálculo, que se afilie a las JJ. SS., que algo de sabiduría se le pegará), trabajando un 95% de las horas, la central de Trillo generará al año la bonita cifra de 8.322.000 MWh.
Ahora bien, esos 1.200 MW de potencia solar ¿producirán lo mismo que Trillo?. Pues hombre, aquí está la trampa, esa potencia es la potencia máxima de las placas solares, es decir, la que producirían en Julio, con el Lorenzo pegando en todo lo alto y la península libre de nubes. Para calcular la energía producida al año (MWh) tendremos pues que conocer cuantas horas se pueden obtener esos 1.200 MW, cuantas se producen menos (800 MW, 600 MW.....) y cuantas se produce NADA (esto es fácil, cada noche). Para el cálculo de las horas y potencias de radiación solar, que será traducida a kW eléctricos en las placas fotovoltaicas, existen diversas tablas y mediciones (incluso en la página web de la NASA están disponibles datos de radiación solar medidos por satélite para el mundo entero). Para la península ibérica, nos movemos entre las 1.700 y 1.900 horas equivalentes al año. Es decir, la producción total anual equivaldrá a trabajar una media de unas 1.800 horas a la potencia indicada de 1.200 MW. Usando la calculadora tenemos una producción anual de unos 2.160.000 MWh ¿Es eso "producir" lo mismo que Trillo? Ustedes mismos.
A primera vista, el lector inteligente se dará cuenta de lo que esto implica. Para producir al año la misma cantidad de energía, la potencia instalada en placas solares deberá ser unas cuatro veces superior a la potencia instalada en centrales nucleares (o de gas o de carbón).

¿Os parece chungo? Bien, pues es aun peor. Resulta que tenemos la mala costumbre de consumir electricidad también por la noche, cuando está nublado, etc. Y asimismo resulta que la energía eléctrica tiene la mala leche de que no se puede almacenar (en baterías para el móvil, sí, pero a gran escala, es más complicado). Como la producción eléctrica debe adecuarse al consumo y a las placas solares les da por ponerse a funcionar (o pararse) a casi todas a la vez, resulta que tenemos un (otro) problema. Hay que transformar la energía solar en "algo" almacenable cuando las placas producen y tirar del almacén para volver a convertir ese "algo" en electricidad cuando de noche las placas estén a régimen cero zapatero y nos dé por levantarnos a hacer pipí.
Una solución de futuro sería transformar la electricidad en hidrógeno, almacenarlo y luego volver a producir electricidad de forma eficiente mediante las famosas pilas de combustible. Aparte del coste de inversión necesario, la pérdida de energía en el conjunto de transformaciones es elevada. La única opción hoy día para almacenar electricidad a gran escala son las centrales hidroeléctricas de bombeo (reversibles): Se dispone un embalse arriba y otro abajo, cuando se produce más electricidad de la consumida, la turbina hidráulica gira al revés, actúa como bomba, y envía agua del embalse más bajo al más alto. Cuando el consumo aumenta, el agua pasa del embalse de arriba al de abajo, generando electricidad en la turbina. El problema es que debido a las pérdidas por rozamiento en la tubería y la ineficiencia propia de la turbina tanto en el proceso de bombeo como en el inverso, resulta que en este proceso, casi la mitad de la energía se pierde.
Es decir, en un sistema con generación masiva de energía por centrales solares en el que la energía consumida por las noches debería almacenarse habría que generar casi un 50% más de la consumida para cubrir tanto dichos consumos como las pérdidas en los almacenamientos. Volviendo al ejemplo anterior, para compensar los 1.000 MW de Trillo, en realidad necesitamos unos 6.000 MW instalados de placas solares.
El lector avispado (y paciente) que llegue hasta aquí, comenzará a darse cuenta de las implicaciones (en pasta y en cantidad de placas solares necesarias) que tendría la sustitución de las malvadas centrales nucleares por simpáticas placas fotovoltaicas.

Si el tiempo y la autoridad (in)competente no lo impiden, profundizaremos en el asunto en otra ocasión.



--------


Energía Solar II ¿Y cuánto ocupa?
Debo abrir este artículo reconociendo que había dejado un pequeño anzuelo para ecolojetas informados en la anterior entrega dedicada a este asunto.

Hablaba de la necesidad de incrementar aproximadamente en un 50% la generación de electricidad solar si queremos atender también los consumos nocturnos. Este incremento era debido a las pérdidas originadas en las centrales hidráulicas de bombeo, único medio viable actualmente para el almacenamiento masivo. Este almacenamiento es ineludible para la producción fotovoltaica, pero se puede evitar con la novedosa tecnología de la generación termoeléctrica, podría decir alguien que hubiera leído el informe de Greenpeace "Renovables 2.050" en el que este sistema de generación resulta ser aparentemente una panacea.

Veamos un poco en que consiste eso de la generación solar termoeléctrica. Como casi todos ya sabemos (menestros aparte) la energía solar se aprovecha hoy día de dos formas. Por una parte están los colectores solares útiles para calentar agua, incorporados en edificios de nueva construcción, que aprovechan la radiación solar transformándola en energía térmica. Por otra, las placas fotovoltaicas, que transforman directamente la radiación en electricidad. Leí hace poco que, según una encuesta, gran parte de la población cree que esta es la forma más económica de producir electricidad. Es curioso pues que las compañías eléctricas no generen toda su producción a partir de dichas placas ya que vendiéndo la electricidad al mismo precio obtendrían mayor beneficio. Más aun teniendo en cuenta que la generación de tales kWh solares está primada por el Estado (o sea, por nuestros impuestos) no con un 20%, un 30% ó un 40% como otras renovables, sino con más del 500% (no me he equivocado en los ceros). Aquí podéis comprobarlo.

En fin, supongo que la gente debe creer que es cosa de la maldad intrínseca de tales siervos del capitalismo ultraliberal depredador que prefieren curiosamente disminuir sus beneficios siempre que puedan disfrutar perjudicando al planeta y calentándolo globalmente.

Pero no nos dispersemos y expliquemos en que consiste eso de la generación solar termoeléctrica. En una primera etapa, se transforma la radiación solar en energía térmica. Es decir, lo mismo que en los colectores de agua de los tejados, pero a lo bestia. Mediante sistemas de concentración por espejos se intenta que el fluido calentado alcance temperaturas alrededor de 400ºC. Hay dos tipos de tecnología utilizables (más o menos) comercialmente: Heliostatos y captador central y colectores cilindro-parabólicos.

Desde hace algunos meses está funcionando una planta, denominada PS 10 cerca de Sevilla con la primera de esas tecnologías. Un montón de espejos concentran la radiación solar en un captador situado en lo alto de una torre de 100 metros de altura y allí se produce vapor a alta presión y temperatura que se envía a una turbina con su correspondiente ciclo térmico, muy parecido al de una térmica de carbón con su caldera o una nuclear con su reactor. Aunque antes había proyectos más o menos experimentales se trata de la primera planta comercial de estas características.


Asimismo ya se está construyendo cerca de Guadix la primera planta comercial española (en el mundo, en funcionamiento, tan solo las hay en los malvados y nada ecológicos EEUU) con la tecnología de colectores cilindro parabólicos. En este caso la radiación también se concentra (mediante unos espejos alargados) en una tubería que contiene aceite térmico. Este aceite llega a alcanzar temperaturas de 400ºC y la gracia consiste en que el calor puede utilizarse para producir vapor (y éste a su vez enviarlo a una turbina) o almacenarse. Si luego por la noche el calor almacenado se recupera, se puede producir vapor (y de ahí, electricidad) en horas nocturnas cuando los colectores ya no reciben radiación.




¡Estupendo! Hemos resuelto el problema del almacenamiento eléctrico y las pérdidas por bombeo inherentes al curioso capricho de querer tener electricidad también por la noche. ¿Seguro que está resuelto? Falta un pequeño detalle. Los astutos ecolojetas manejan las cifras a menudo con medias anuales y resulta que la radiación media aprovechable en el mes de Julio puede ser cuatro veces superior a la del mes de Enero. Y el calor, lo podemos almacenar una noche, pero no meses. Si diseñamos la instalación para el mes de Julio, en Enero nos quedaremos a oscuras a media tarde. Si la diseñamos para Enero, tendremos que cuadruplicar costes y en Julio nos sobrarán equipos. Conclusión: diseñaremos algo intermedio y seguiremos necesitando los embalses. En épocas intermedias nos quedaremos a la par y en Julio enviaremos a los embalses la electricidad sobrante que se usará en Enero. Seguimos pues necesitando producir un 50% más de lo que consumimos para cubrir las pérdidas de bombeo. Sobra decir que la maldita central de Trillo sigue produciendo sus 1.000 MW de noche y de día, en verano o en invierno, se nuble o haga sol.

Tras esta introducción, hagamos algunos números con el objetivo de calcular cual sería la superficie de terrreno a ocupar para abastecer nuestro consumo eléctrico con energía termosolar, gran panacea de futuro (para algunos fabricantes y algún listo que pasa por ahí). El consumo medio peninsular en el año 2.006 fue de casi 30.000 MW. Considerando las 8.760 horas del año y el incremento del 50% para cubrir las pérdidas de bombeo tenemos que habría que producir casi 400.000 GWh.


Lógicamente, una parte se podría cubrir con otras energías renovables, pero para dar un orden de magnitud, veamos que pasa si intentamos conseguir esta producción con energía solar termoeléctrica: La radiación media anual en la península (en zonas razonablemente soleadas, de Madrid para abajo) puede considerarse de unos 1.700 kWh/m2año (pueden consultarse las tablas de la NASA que ya habiamos citado). De esos kWh, con la tecnología solar termoeléctrica pueden transformarse en electricidad un 18%, es decir, unos 300 kWh/m2año. Señalemos que este rendimiento es optimista y señalemos también que es bastante superior al que se obtiene con las transformaciones fotovoltaicas (la media anual puede andar sobre el 10% para estas placas).

Debe tenerse en cuenta asimismo que lo que estamos calculando es la superficie de espejo, pero dada la forma de los colectores y su movimiento a lo largo del día para seguir el sol, hay que considerar una cierta separación entre ellos con el fin de evitar sombras, al menos en horas de alta insolación. Una cifra aceptada es que por cada metro cuadrado de espejo, se necesitan 4 metros cuadrados de terreno.

Si operáis todos los datos expuestos con sus correspondientes cambios de unidades (logsianos abstenerse) os resultará una superficie de terreno necesaria algo superior a los 5.200 km2. Vamos, para el que no se haga idea de magnitudes, casi la provincia de Alicante. Todos esos kilómetros cuadrados sembrados de espejos serían necesarios para atender el consumo actual. Por comparar, y aquí la cuenta está al alcance incluso de Zapatero (de Montilla o Pepiño, no creo), recordemos nuevamente que una central como Trillo tiene una potencia de unos 1.000 MW (y la tiene todo el año) y hemos apuntado un consumo medio de 30.000 MW. Sí. Lo habéis hecho bien, 30 centrales.

Y sin tener que preocuparse de qué hacemos con los alicantinos.

Con estos órdenes de magnitud y tamaños, ya podéis intuir por donde van los tiros en cuanto a la pa$ta. Eso lo dejamos para otro día, no sin aclarar que no trato de proponer un futuro energético exclusivamente nuclear, sino simplemente aportar algún dato normalmente desconocido para situar las alternativas en su sitio. El mix de generación actual puede sufrir alteraciones en el futuro (y sin duda en el medio y largo plazo las sufrirá). Pero es utópico plantear cambios radicales en su composición a corto plazo.

ostra dijo...

Catalina, por Gor, no se nos vaya a echar a perder.
(Y no lo digo por los Mamas y Papas ni por el sonido californiano)

Sursum corda! dijo...

Buenas noches.

Se los dejo por si no se abren. Y tenga piedad del gato. Se lo pido yo, pues ni lindo gatito ni pussy cat parece que esta noche asoman en hocico por aquí.

albatros dijo...

Esperando a Algor

Jokin dijo...

Yo creo que a ustedes lo que les pasa es que no les dieron en el cole los tebeos del Profesor Tximista, aquel científico loco del Cadem que te decía a qué horas podías encender las bombillas o encender la calefacción. Todavía hasta hace poco salía en un comic de el Correo explicándonos cómo usar la energía sin incurrir en el derroche.

Ustedes deben ser de una generación anterior a la mía. Con el Profesor Tximista no andarían ustedes así de perdidos.